Artículos ajenos

(Año 2020 - Primer semestre)

 

Relación de artículos ajenos de interés sociopolítico, con un resumen y comentario, por orden cronológico. El texto completo pinchando el título

SE HACE CAMINO AL ANDAR

Porvenir al borde del precipicio. Sami Naïr (30/03)

Sintética y realista reflexión sobre el futuro de la UE:

“Europa se encuentra, pues, al borde del precipicio por falta de voluntad de renovación de su proyecto global; sobrevive solo por fuerza de inercia. Y ya es hora de hablar claro: salvo una refundación que privilegie el crecimiento y la solidaridad social, el proyecto vigente conduce ineluctablemente a una ruptura sistémica de la Europa de hoy. Cobrarán fuerza los argumentos a favor de una Europa con dos o más velocidades. ¿Es, tal vez, lo que buscan algunos países del norte europeo?”

Referencia web original: https://elpais.com/elpais/2020/03/29/opinion/1585498846_285716.html

La tormenta perfecta de autoritarismo. César Rendueles (29/03)

Una buena advertencia sobre las dinámicas autoritarias que se están generando en esta crisis sanitaria-económica:

“¿Qué ocurrirá cuando se levante el confinamiento y la catástrofe económica que se avecina empiece a dar lugar a movilizaciones laborales o sociales? ¿Jueces y policías se dejarán arrastrar por la inercia represiva creada durante el estado de alarma? ¿Se seguirá apelando a la excepcionalidad de la situación y a la unidad frente a la catástrofe? ¿Continuarán las metáforas bélicas para exhortarnos a acatar las decisiones del Gobierno?

En muchos lugares del mundo la derecha radical se está imponiendo como una alternativa al derrumbe de la globalización neoliberal, ofreciendo una promesa de orden y retorno a los viejos buenos tiempos anteriores a la Gran Recesión. Las inmensas conmociones económicas que va a desencadenar la pandemia del coronavirus son un escenario perfecto para una extrema derecha capaz de conjugar un programa económico posneoliberal con una gestión inteligente del rencor social y el miedo colectivo. En realidad, un país en cuarentena se parece mucho a las distopías políticas de la nueva ultraderecha: el Ejército en la calle, llamamientos a la unidad nacional, limitación del poder autonómico, comunitarismo represivo y ruedas de prensa en prime time a cargo de un general cuyos comunicados parecen un diálogo desechado de La escopeta nacional.”

Referencia web original: https://elpais.com/elpais/2020/03/27/opinion/1585301613_468266.html

¿Aprenderemos?. Fernando Luengo (27/03)

Siete lecciones como enseñanzas de los discursos erróneos que circulan a propósito de la crisis que comienza:

“Algunos dicen que esta pandemia es una oportunidad, para aprender de nuestros errores, para no transitar caminos que sabemos erróneos, para que se abran paso nuevas ideas, en definitiva, para introducir transformaciones que anticipen y nos protejan de catástrofes como la que estamos padeciendo. ¡Ojalá sea así! Algunas lecciones que deberíamos tener muy en cuenta para avanzar en esa dirección.”

Referencia web original: https://blogs.publico.es/fernando-luengo/2020/03/27/aprenderemos/

Plantar cara en defensa de un proyecto viable de unidad europea. Gabriel Flores (27/03)

Una crónica realista que resalta que ‘el proyecto de unidad europea no dispone de más reservas para seguir adelante ni puede permitirse más errores de tal magnitud’:

“Europa ha vuelto a fallar en la lucha común contra la pandemia del coronavirus. Y está a punto de cometer otro error estrepitoso y puede que definitivo en la imprescindible tarea de dotarse de herramientas, políticas y financiación que aceleren el proceso de reactivación económica tras la pandemia y la recuperación de empleos, salarios y capacidades productivas de futuro. El proyecto de unidad europea no dispone de más reservas para seguir adelante ni puede permitirse más errores de tal magnitud.

En quince días habrá otra cumbre y los líderes europeos volverán a verse las caras. Mientras tanto, el Gobierno de coalición progresista tendría que dedicar más esfuerzos y recursos en contener la pandemia, garantizar una asistencia sanitaria de calidad (obligando a que la sanidad privada se haga cargo responsablemente de los cuidados de las personas contagiadas que necesitan hospitalización) y una vida digna para los sectores más vulnerables, sin excepciones. Plantar cara a las pretensiones de Holanda y Alemania es un primer paso necesario, pero será insuficiente si no se multiplican los afanes en explicar el significado y los contenidos europeístas y democráticos de la resistencia y en tejer alianzas en los parlamentos español y europeo con el conjunto de fuerzas políticas y Estados miembros de la UE para dar cuerpo y sostén a un verdadero proyecto de unidad europea que merezca la pena ser vivido y apoyado.”

Referencia web original: https://www.nuevatribuna.es/articulo/global/covid19-cumbreeuropea-desacuerdo-paisessur-norteeuropa-alemania-holanda-austria-finlandia-austeridad/20200327133705172714.html

Virulencia contra las mujeres. Más agenda feminista. María Eugenia R. Palop y Laura Gómez (25/03)

La situación actual evidencia la importancia de los cuidados y la labor de las mujeres. Queda mucho por hacer:

“En fin, aunque el Gobierno en España está escuchando a las mujeres como no lo había hecho en décadas, aún nos hace falta un nuevo paquete de medidas sociales con el que enfrentar las urgencias específicas que sufren a diario. Las mujeres tienen que formar parte, además, de la definición de ese paquete y de los equipos que articulan los protocolos de intervención, para que no se obvie el impacto diferencial que marcan los roles de género. Y en esos equipos no pueden faltar las voces de quienes ponen el cuerpo todos los días: las trabajadoras del sector sanitario, las trabajadoras domésticas, las del sector informal, y las mujeres migrantes y refugiadas a las que hay que asegurar el acceso a los servicios de salud, empleo, alimentación e información, prestando especial atención a quienes pueden ser objeto de trata con fines de explotación laboral y/o sexual. Por fortuna la agenda feminista ha llegado para quedarse y lo que nos exige ahora es que revirtamos integralmente el marco en el que nos veníamos moviendo empezando por cuidar de quienes nos cuidan y nos han cuidado, y asegurando la dimensión de género en todas las respuestas que estamos dispuestos a dar.”

Referencia web original: https://www.eldiario.es/euroblog/Virulencia-mujeres-agenda-feminista_6_1009709064.html

La enfermedad de la desigualdad. Judith Butler (25/03)

Una denuncia clara a la política de Trump y las desigualdades de todo tipo:

“El virus por sí solo no discrimina, pero los humanos seguramente lo hacemos, modelados como estamos por los poderes entrelazados del nacionalismo, el racismo, la xenofobia y el capitalismo… La propuesta de salud universal y pública revitalizó un imaginario socialista en los Estados Unidos, uno que ahora debe esperar para hacerse realidad como política social y compromiso público en este país. Desafortunadamente, en el momento de la pandemia, ninguno de nosotros puede esperar. El ideal ahora debe mantenerse vivo en los movimientos sociales que están menos interesados en la campaña presidencial que en la lucha a largo plazo que nos espera. Estas visiones compasivas y valientes que reciben las burlas y el rechazo del realismo capitalista tenían suficiente recorrido, llamaban la atención, provocando que un número cada vez mayor, algunos por primera vez, desearan un cambio en el mundo. Ojalá podamos mantener vivo ese deseo.”

Referencia web original: https://ctxt.es/es/20200302/Firmas/31494/coronavirus-bernie-sanders-desigualdad-enfermedad-judith-butler.htm

El “helicóptero monetario” llega a EEUU mientras Alemania obstaculiza la imprescindible respuesta comunitaria. Gabriel Flores (25/03)

La UE se juega gran parte de su futuro en su política ante esta crisis:

“Este jueves, 26 de marzo, Europa se la juega en la nueva reunión del Consejo Europeo que celebrarán los Jefes de Estado o de Gobierno de la UE. Y en esa reunión se jugarán también las posibilidades de un poder europeo capaz de proteger el presente y el futuro de la ciudadanía europea y de la UE y su capacidad de influir en el nuevo mundo que surgirá de la crisis de la globalización y del modelo capitalista neoliberales a la que estamos asistiendo. No se trata de copiar la propuesta y las medidas aprobadas por el Senado estadounidense, no exentas de contraindicaciones, incertidumbres, incógnitas, elementos cuestionables o falta de concreción, sino de copiar su ambición y su espíritu de afrontar las tareas excepcionales que requiere un momento excepcional…

Mientras Europa no demuestre en la práctica su determinación en la defensa de un proyecto de unidad europea capaz de responder a las necesidades de las grandes mayorías sociales y de promover un modelo de convivencia, solidaridad y cooperación respetuoso con los Derechos Humanos y la justicia social, seguiremos estando al pairo frente a los embates y retos que nos plantea la decadencia de los modelos de capitalismo y globalización neoliberal que han imperado en Europa y en el mundo durante las últimas cuatro décadas. Hay que estar muy atentos a lo que suceda en el próximo Consejo Europeo.”

Referencia web original: https://www.nuevatribuna.es/articulo/global/helicoptero-monetario-llega-eeuu-mientras-alemania-obstaculiza-imprescindible-respuesta-comunitaria/20200325174207172646.html

Las enseñanzas del coronavirus. Joan Coscubiela (24/03)

Una buena reflexión: ‘Esta catástrofe nos brinda una gran oportunidad para abordar un cambio social de envergadura. Aunque antes tenemos que rearmarnos ideológicamente.’

“Esta crisis, a diferencia de otras, viene originada por una pandemia de la que nadie se siente protegido, ni en términos de salud, ni en el plano económico. Ahora, el coronavirus ya no distingue entre las cigarras del sur de Europa y las hormigas del centro y el norte, el imaginario que de manera perversa se impuso en la gran recesión. Desgraciadamente va a continuar afectando mucho más a quienes menos tienen y a quienes menor protección disponen, pero nadie puede sentirse a salvo. Y eso comporta un gran incentivo para actuar de manera cooperadora. Por eso no deberíamos dejar pasar ni un día para desde ya, pero especialmente cuando le ganemos la partida al coronavirus, reflexionar sobre las enseñanzas que nos deja esta crisis y cómo las ponemos al servicio de un cambio social.”

Referencia web original: https://ctxt.es/es/20200302/Firmas/31471/coronavirus-oportunidad-cambios-crisis-medidas-joan-coscubiela.htm

Lo que se está ocultando en el debate sobre la pandemia. Vicenç Navarro (24/03)

Un diagnóstico realista con la apuesta por una reorientación de la política.

“No hay duda de que el futuro será distinto: cambiará el mundo. Y la tolerancia hacia las coordenadas de poder existentes se desvanecerá. Estamos siendo testigos del fin del neoliberalismo, fruto de la urgencia de cambio. La pandemia está mostrando la necesidad de cambiar profundamente las correlaciones de fuerzas dentro los Estados, a fin de eliminar la excesiva influencia de unos intereses particulares que obstaculizan alcanzar el bien común. Ello requiere un cambio en cada Estado y también en la manera en cómo estos Estados se relacionan entre sí; se hace necesario cambiar la orientación de la globalización actual, basada en el control del llamado "mercado" por parte de unas pocas manos, reconociendo la interdependencia entre los países y la necesidad una respuesta colectiva basada en el conocimiento científico, la voluntad popular y el bien común. De ahí que los adversarios de estos cambios sean los mismos factores que crearon la crisis climática y la pandemia: el neoliberalismo, promotor de los intereses de una minoría, y el nacionalismo populista, que antepone sistemáticamente los intereses particulares a los del conjunto. La gravedad del problema actual requiere unos cambios más sustanciales en el ordenamiento económico y político de las sociedades en las que vivimos de los que ahora se están considerando. La evidencia de ello es abrumadora.”

Referencia web original: https://blogs.publico.es/vicenc-navarro/2020/03/24/lo-que-se-esta-ocultando-en-el-debate-sobre-la-pandemia/

Hay alternativas. Pero queda poco tiempo para evitar una catástrofe. Juan Torres (23/03)

Una demanda de expansión económica y monetaria para afrontar la crisis:

“Apelo a la responsabilidad de este gobierno, a la de todos los partidos y responsables de las instituciones públicas. No pueden caer en el error de creer que esto es una situación temporal. El periodo de inactividad que ya se ha anunciado es letal con toda seguridad. Cuatro o cinco semanas de inactividad, sin ingresos, son demasiadas para docenas de miles de empresas y trabajadores. Hay que actuar con valentía y poner el dinero que haga falta en sus bolsillos sin mirar en estos momentos a cualquier otra consecuencia. Los españoles sabremos estar a la altura a la hora posterior de hacer cuentas y de asumir las medidas que sea necesario adoptar ante una calamidad como la que estamos viviendo y vamos a vivir, siempre y cuando se adopten con equidad, repartiendo las cargas conforme al sacrificio realizado y a nuestra diferente capacidad de pago. No se puede anteponer la ideología fiscal a las necesidades de sentido común de los españoles en un momento de emergencia.”

Referencia web original: https://blogs.publico.es/juantorres/2020/03/23/hay-alternativas-pero-queda-poco-tiempo-para-evitar-una-catastrofe/

¿Estamos en guerra? Santiago Alba Rico y Yayo Herrero (22/03)

Reflexiones oportunas frente al sesgo militarista inadecuado que tienen algunos discursos:

“No es una guerra, es una catástrofe. Para esta batalla no se necesitan soldados sino ciudadanos; y esos aún están por hacer. La catástrofe es una oportunidad para ‘fabricarlos’… El sacrificio al que se apela, tanto en la catástrofe como en la retaguardia de cualquier guerra, no es más que la intensificación de la lógica del cuidado, de la precaución, del sostenimiento cotidiano e intencional de la vida en tiempos de catástrofe, que son los mismos esfuerzos que hay que hacer para sostenerla cotidianamente… Esto no es una guerra, es una catástrofe. Al contrario que en una guerra, no hay ninguna causa superior que la salvación de todas y cada una de las vidas humanas. Venceremos sólo si no hay víctimas humanas. O son las menos posibles.”

Referencia web original: https://ctxt.es/es/20200302/Firmas/31465/catastrofe-coronavirus-guerra-cuidados-ciudadanos-ejercito-alba-rico-yayo-herrero.htm

La pandemia del capitalismo, el coronavirus y la crisis económica (I). Eric Toussaint (20/03)

Un amplio y documentado ensayo donde se explica la crisis de salud pública, la crisis bursátil, financiera y de la producción, la evolución de la crisis financiera estos últimos diez años, la actuación de los bancos centrales como bomberos pirómanos, la continuación de las caídas de los mercados bursátiles y el interrogante de quién se deshace en masa de esas acciones (y la respuesta: el 1% más rico).

Referencia web original: http://www.cadtm.org/La-pandemia-del-capitalismo-el-coronavirus-y-la-crisis-economica

El hocico fascista. Antonio Muñoz Molina (19/03)

Una justa crítica al lenguaje fascista que se cuela en los medios a propósito del coronavirus:

“Por eso provoca arcadas y escándalo que ahora vuelva a usarse con desenvoltura ese lenguaje. El hocico inmundo fascista asoma cuando el presidente del Gobierno de Cataluña escribe que “la raza del socialista catalán ha entrado en decadencia al mezclarse con la raza del socialista español”, o cuando Ortega Smith, dirigente de un partido legal en España que se financia con dinero público, asegura que sus “anticuerpos españoles” van a vencer al “maldito virus chino”, o cuando Donald Trump dice que el Covid-19 es “un virus extranjero”. No puede haber tolerancia, no hay término medio. Conceder un rango de normalidad a esa clase de afirmaciones es aceptar la infección mental más destructiva que ha conocido la especie humana.”

Referencia web original: https://elpais.com/cultura/2020/03/19/babelia/1584639495_397249.html

Las consecuencias del neoliberalismo en la pandemia actual. Vicens Navarro (17/03)

Un contundente análisis del impacto regresivo de las políticas neoliberales para el sistema de salud y los servicios públicos, con mayor desprotección popular y sobrecarga para las mujeres. Selecciono varios párrafos:

“La expansión del neoliberalismo ha contribuido a que, desde los años ochenta, el mundo haya visto nada menos que cuatro grandes epidemias (Ébola, SARS, MERS y ahora el COVID-19), siendo la aplicación de sus políticas (esto es, la desregulación de los mercados y su mundialización, así como las políticas de austeridad social) uno de los factores que más han contribuido a la expansión de tales enfermedades a los dos lados del Atlántico Norte…

De entre estas medidas, dos han tenido especial importancia: una ha sido, como acabo de citar, la desregulación del movimiento de capitales y del mundo del trabajo, creando una gran movilidad de personas y de productos de consumo a nivel global, con un debilitamiento de las políticas de protección del trabajador y del consumidor, así como una amplia desregulación de los mercados de trabajo. Y la otra intervención, perjudicial también para el bienestar de las clases populares, ha sido la reducción de servicios fundamentales para garantizar el bienestar de la población como los servicios sanitarios y los de salud pública, así como los servicios del 4º pilar del bienestar como escuelas de infancia y servicios a las personas dependientes como los ancianos, que son imprescindibles para aminorar el enorme impacto negativo de la epidemia en la calidad de vida de las poblaciones…

En realidad, tal subfinanciación explica la dualidad en los servicios sanitarios, con unos servicios privados (de mayor sensibilidad hacia el usuario, pero peor calidad en su atención) para el 20%-30% de la población de renta superior, y los servicios públicos para la mayoría (el 70-80% de la población). Los enormes recortes han aumentado el sector privado a costa de reducir el público, acentuando la polarización por clase social que caracteriza la sanidad española. De nuevo, los recortes en España han sido de los más acentuados en la UE-15…

Y otra gran debilidad es el escaso poder que tienen en España las agencias de salud pública, sesgadas a favor de los intereses y lobbies económico-financieros a costa de los intereses de los usuarios, trabajadores y clases populares…

La tercera debilidad es el escasísimo desarrollo de los servicios clave de ayuda a las personas dependientes y las escuelas de infancia, necesarios para la resolución de tal crisis…

En resumidas cuentas, la pandemia está mostrando las grandes insuficiencias del Estado del Bienestar español y sus servicios, resultado de su escasa financiación (de las más bajas de la UE-15) y su dualización por clase social, creando una polarización social que rompe con la necesaria solidaridad que se requiere para resolver los grandes problemas que la pandemia crea. El gran dominio que las fuerzas conservadoras (de sensibilidad neoliberal) han tenido y continúan teniendo sobre los aparatos del Estado y sobre el establishment político-mediático del país ha conducido a una situación que muestra los enormes déficits que persisten en España, y que han sido silenciados u ocultados por dicho establishment.”

Referencia web original: https://blogs.publico.es/vicenc-navarro/2020/03/17/las-consecuencias-del-neoliberalismo-en-la-pandemia-actual/

Europa se pega tiros en los pies. Juan Torres (17/03)

Un análisis sobre los errores de la UE, impulsados por una Alemania insolidaria (avalada por la representación española frente a la francesa, más europeísta):

“La Unión Europea se está volviendo a equivocar lo mismo que lo hizo en la crisis de 2008. Sólo que ahora su equivocación, su falta de liderazgo, su incapacidad para proporcionar respuesta a la emergencia sanitaria y a la muerte de millones de personas va a ser mucho más visible, de modo que va a ser más difícil que se pueda disimular la responsabilidad de sus dirigentes. Una responsabilidad que debería empezar a ser criminal si se reconociera de una vez que hay crímenes económicos contra la humanidad…

El Presidente Macron ha tenido al menos la vergüenza de hablar claro y de reclamar lo que en estos momentos conviene reclamar a su país y a toda Europa. Por lo que sabemos, sin embargo, el gobierno español se ha traicionado y nos ha traicionado cuando se ha alineado con Alemania y los demás países que se oponen a la inmediata puesta en marcha de un programa europeo de potente impulso fiscal. Es una torpeza que nos va a costar muy cara. La Unión Europea se está disparando en el pie. Se está condenando a muerte ella misma. Ha traicionado una vez más a los ideales que la vieron nacer.”

Referencia web original: https://blogs.publico.es/juantorres/2020/03/17/europa-se-pega-tiros-en-los-pies/

Lo que no se ha dicho de la epidemia de coronavirus. Vicenç Navarro (16/03)

Análisis de las tres dimensiones de la epidemia de enorme importancia para proteger a la población y que no aparecen en los principales medios. Resalto una de ellas:

“La indefensión de la población mundial está basada en el modus operandi de las empresas que controlan la producción de estos fármacos y vacunas. En realidad, la población debería concienciarse de que su salud y calidad de vida no pueden depender de empresas que, por definición, no tienen como principal objetivo mantener en buen estado esa salud y calidad de vida, sino que buscan ante todo, optimizar sus beneficios, característica del orden (o mejor dicho, desorden) económico internacional, que se reproduce en los mayores bloques económicos hoy existentes en el mundo, un "orden" responsable tanto de la crisis climática como de la crisis epidémicas que frecuentemente ocurren y que afectan primordialmente a las clases populares, tanto de los países pobres como de los países ricos.”

Referencia web original: https://www.nuevatribuna.es/opinion/vicenc-navarro/ha-dicho-epidemia-coronavirus/20200316192235172144.html

Coronavirus ante el liberalismo europeo. Sami Naïr (16/03)

Crítica a la mercantilización de servicios esenciales como la sanidad y exigencia de una construcción europea efectiva en situaciones de emergencia y para el interés general:

“En efecto, esta crisis demuestra la necesidad urgente de reorientar la construcción europea, por lo menos en dos niveles: preservar y proteger la existencia de sectores libres de toda mercantilización, es decir, todo lo que tiene que ver con el bien común. Y, de otro lado, urge abrir el debate sobre una coordinación política estructural intereuropea, que actúe con eficacia en situación de emergencia, dado que el Consejo Europeo aparece cada vez más involucrado en preservar intereses nacionales e incapaz de decidir en nombre del interés general.”

Referencia web original: https://elpais.com/elpais/2020/03/14/opinion/1584193267_588232.html

El virus y la economía (2): sin respuestas al problema de fondo. Juan Torres (13/03)

Un buen diagnóstico sobre las insuficiencias de las medidas económicas adoptadas hasta ahora:

“Lo que va a conseguir el BCE es lavar los balances de los bancos, rentabilizar la inversión de grandes poseedores de fondo y dar a los bancos una liquidez que no es seguro que vaya a empresas que lo necesiten…

Y para ello lo principal, como dije al principio del artículo, es seguir las directrices de los expertos en medicina y epidemiología. Creo que es imperativo cerrar filas con los gobiernos que tratan de seguir sus instrucciones. Pero mi obligación como un modesto analista de la economía es señalar que la pandemia comporta otro peligro: que se desencadene un crisis económica y financiera mundial que destruya miles de empresas, millones de empleos y riqueza en todo el mundo. A mi juicio, eso es posible porque las autoridades vienen tomando medidas equivocadas desde hace años que han creado fallos muy peligrosos en el sistema económico. O, más que equivocadas, que solo buscan el beneficio de una minoría.

Ahora han empezado a ser conscientes de que la pandemia no es sólo un peligro sanitario sino también económico y financiero y están tomando medidas. Pero mi tesis es que esas medidas, como he tratado de explicar, van a ser ineficaces para evitar esas consecuencias fatales de la pandemia sobre las economías. No digo que vayan a ser completamente inútiles, pero sí absolutamente insuficientes.”

Referencia web original: https://www.lapoliticaonline.es/nota/virus-economia-sin-respuestas-al-problema-de-fondo-coronavirus-juan-torres/

Retornos de Gramsci. Jorge Tamames (13/03)

Un comentario de varios libros sobre Gramsci y la actualidad (salvando algunas distancias) de su pensamiento. Lo que está claro es que hay que avanzar en una teoría crítica:

“El mundo actual se ha vuelto desconcertante para quienes se acomodaron al que le precedió. Volvemos a encontrarnos en un interludio, donde lo viejo agoniza pero lo nuevo no termina de nacer. La filosofía de la praxis es imprescindible para afrontar este impasse con destreza.”

Referencia web original: https://elpais.com/cultura/2020/03/12/babelia/1584030922_143267.html

La conversación democrática. Daniel Innerarity (11/03)

Innerarity es un demócrata perspicaz y convencido. Aborda aquí la complejidad de la actitud democrática más efectiva (moral y estratégica) ante la extrema derecha para superar el desconcierto existente. Lejos del irrealismo comunicativo de Habermas, muy dominante en el buenismo europeo, señala (indirectamente) las ventajas asimétricas de las relaciones de poder que condicionan los marcos (desigualitarios) de los simples debates con la derecha extrema. Siempre se deben adoptar procedimientos democráticos y respeto a los derechos y libertades. La cuestión es que los procesos discursivos, culturales y legitimadores son insuficientes para fortalecer la democracia si no se abordan otras reformas estructurales y de poder, especialmente cuando la extrema derecha ya no es minoritaria y ya tiene cierto control de posiciones de poder y de apoyo económico, como ocurre en varios países europeos y en EE.UU.

Además, si la actual globalización neoliberal y la deriva autoritaria de Trump debilita la democracia (y los marcos estatales) como participación cívica, habrá que adoptar medidas (democráticas) de regulación económica y renovación y democratización del poder y la gobernanza europea y mundial. Y otro ejemplo extremo: ¿La guerra antifascista y la resistencia popular siguen siendo un recurso (democrático y legítimo) para vencer al nazismo y el fascismo, tal como hicieron los aliados en la 2ª Guerra Mundial?. No se trata solo de convencer (sobre todo a las mayorías sociales) en la conversación frente a posiciones autoritarias, sino de vencer al autoritarismo con tendencias hegemonistas antidemocráticas, muchas veces, amparadas por núcleos de poder oligárquico (económico, institucional o neoimperialista), a los que hay que contraponer el ‘poder’ democrático, estatal, real y fáctico, no solo discursivo. Es decir, hay que adoptar medidas políticas y cívicas de todo tipo, no solo culturales y educativas -imprescindibles- ni principalmente punitivas -a veces contraproducentes-.

Se trata de ensanchar la democracia, así como desactivar sus conexiones ventajosas con determinadas estructuras de poder y aislar sus actuaciones antidemocráticas, siempre con exquisito rigor democrático, respetuoso con los derechos humanos y el Estado de derecho, aunque sin caer en la ingenuidad del idealismo discursivo. Destaco un par de párrafos:

“Siempre me ha parecido una ingenuidad aquello de Habermas de que en un debate termina por imponerse la fuerza del mejor argumento. Tenemos mil pruebas de que nuestra conversación democrática no está exenta de ventajas asimétricas y obstinación; y aunque estuviera perfectamente organizada, nada nos asegura de que fuera a ganar quien se lo merece. Nuestras razones para hablar incluso con quien hace todo lo posible para no merecerlo no son tanto de naturaleza moral como estratégica: porque hablar con ellos no les hace más fuertes sino todo lo contrario, y mejora nuestra cultura democrática, que es precisamente aquello que tratamos de potenciar…

La democracia liberal y las instituciones republicanas nacieron de la constatación de que en lo que consideramos como valores absolutos suele colarse algún interés ventajista, que nos sobra seguridad con respecto a las cosas que consideramos verdaderas y que la prohibición es un recurso de última instancia que debe ser cuidadosamente justificado. Si queremos proteger la democracia, hemos de protegerla también frente a las estrategias con las que pretendemos protegerla. La democracia solo se cuida con medidas democráticas.”

Referencia web original: https://elpais.com/elpais/2020/03/10/opinion/1583841588_048845.html

El derecho al tiempo, un elemento clave para acabar con las desigualdades de género. Ariadna Güell y Marta Junqué (7/03)

Importante abordar un campo crucial de la desigualdad: la distinta distribución del tiempo y los cuidados entre mujeres y hombres.

“El tiempo es uno de estos derechos que se encuentra distribuido de manera desigual en la Sociedad. Si queremos avanzar hacia una sociedad más justa, igualitaria y más saludable, hace falta reivindicar el derecho al tiempo propio, especialmente para aquellos colectivos para los cuales es escaso, entre ellos, el de las mujeres. Recordando la frase célebre de la filósofa y feminista francesa, Simone de Beauvoir, el derecho al tiempo es una forma de disfrutarlo individualmente y lucharlo colectivamente.”

Referencia web original: https://blogs.publico.es/otrasmiradas/30042/el-derecho-al-tiempo-un-elemento-clave-para-acabar-con-las-desigualdades-de-genero/

Ese oscuro objeto de deseo. Cristina Garaizabal (6/03)

Artículo donde se explica que ‘la censura no puede ser un instrumento de lucha feminista, y el Código Penal no es un buen aliado de las mujeres’. Selecciono su párrafo final:

“Apuesto por un feminismo inclusivo, radical, que cuestione las estructuras que reproducen la desigualdad, la exclusión y la marginación; que defienda firmemente las libertades para toda la ciudadanía y amplíe los márgenes de decisión de aquellos grupos más marginados y oprimidos; que tenga como centro a las personas excluidas y discriminadas por el sistema de géneros binarios; que apueste firmemente por la libertad sexual, sin moralinas o normativas que estigmatizan; y que tenga especial preocupación por los sectores más empobrecidos y excluidos del reparto de la riqueza.”

Referencia web original: https://ctxt.es/es/20200302/Politica/31266/sexo-deseo-feminismo-codigo-penal-cristina-garaizabal.htm

Barómetro social de España. Carlos Pereda - Colectivo Ioé (5/03)

Documentado estudio sobre la polarización de la riqueza en España. Selecciono varios párrafos:

"La EFF [Encuesta Financiera de las Familias, del Banco de España] recoge también las diferencias de renta[5] o ingresos anuales de las familias que, aun siendo grandes, son muy inferiores a las de riqueza. Así, mientras la mitad más rica de los hogares tenía en 2017 un patrimonio medio 13 veces superior a la mitad más pobre, la renta percibida por el primer grupo fue 3,8 veces superior (55.470€/14.630€). En valores agregados, el conjunto de la riqueza de los hogares en 2017, a partir de la EFF, fue de 4,57 billones de euros, siete veces mayor que la renta percibida por esos mismos hogares a lo largo del año (0,64 billones de €).[6] Quince años atrás, en 2002, el diferencial entre riqueza y renta era de 5,4 veces (2,86/0,53 billones de €), lo que indica que el crecimiento de la riqueza en manos de los hogares ha sido tres veces superior (+59,6%) al de la renta (+19,8%). Los hogares con renta o ingresos más altos disfrutan de un nivel de consumo superior en todos los órdenes[7] y además tienen capacidad de ahorro e inversión, lo que les permite incrementar año a año su patrimonio. En cambio, los hogares con menos ingresos a duras penas pueden hacer frente a sus necesidades, sobre todo del alquiler y de bienes duraderos, y con frecuencia necesitan endeudarse para conseguirlos, lo que acrecienta su empobrecimiento…

El resultado final es la polarización creciente de la distribución de la riqueza en los hogares españoles, que confirma la sexta EFF del Banco de España y ha sido denunciada recientemente por Philip Alston, relator especial sobre la pobreza extrema y los derechos humanos de Naciones Unidas: “Hay dos Españas muy distintas… junto a una España próspera, otra que está al borde de sobrevivir, con unos niveles de pobreza que reflejan una opción política que se ha diseñado en los últimos años. Entre 2007 y 2017 los ingresos del 1% aumentaron el 24% mientras los de quienes estaban por debajo del 90% crecieron un 2%… Es estado español optó por recaudar un 5% menos en ingresos fiscales, mucho menos que cualquier otro gobierno europeo, por lo que ha tenido menos fondos para destinar a la protección social, y eso es una opción política. Y también lo es el recorte del impuesto a las empresas y a las fortunas más ricas, en contraste con el fracaso de los ingresos mínimos y la escasa disponibilidad de planes de protección social” (Conferencia de prensa del 7 de febrero de 2020). A la vista de esta evolución, resulta inevitable cuestionar el modelo social, económico y político que mantiene y amplia tan grandes desigualdades.”

Referencia web original: https://barometrosocial.es/archivos/1584

Nos lo debemos. Isa Serra y Beatriz Gimeno (5/03)

Un buen alegato de un feminismo popular, crítico y unitario:

“El feminismo se llenaba de jóvenes que tomaban con determinación el relevo en los avances y en los debates de la Tercera Ola dando lugar a esta Cuarta Ola en la que nos encontramos inmersas. Es un movimiento feminista "pegado" a la vida porque las jóvenes no se resignan a no tener una vida digna y alzan la voz exigiendo vidas seguras y vivibles; que responde precisamente a la realidad de la mayoría de las mujeres, a la desigualdad, a los factores estructurales que perpetúan esas violencias y esa injusticia social. Un movimiento feminista que es más plural que nunca. Y esa pluralidad, que es riqueza activista y teórica, no siempre es fácil de gestionar en lo inmediato, aunque nosotras pensamos que, a la larga, nos hará más fuertes. Pero también es más plural porque se han incorporado con fuerza los intereses de sectores de mujeres precarizadas que estaban ausentes hasta ahora: este es un movimiento que habla con fuerza de la pobreza de las mujeres y de redistribución económica. Feminismo popular o del 99% vs feminismo del techo de cristal. España se ha convertido en el epicentro de ese movimiento y es un motivo por el que sentir orgullo de este país.”

Referencia web original: https://blogs.publico.es/dominiopublico/31128/nos-lo-debemos/

Cartografía ecosocial de las protestas rurales. Ángel Calle (3/03)

Un análisis del paso de la ‘España vaciada’ a un mundo rural lleno de protestas, con su pluralidad de intereses y dimensión política, así mismo con la oportunidad para abordar los grandes problemas no resueltos en el campo:

“El cabreo del mundo rural tiene que ver principalmente con dos embudos, el socioeconómico y el político. Hace décadas que nuestros sistemas agroalimentarios están gobernados por una gran distribución y una globalización neoliberal (tratados internacionales, la comida como mercancía, la PAC al servicio de las grandes explotaciones) que no recompensan a quienes producen nuestros alimentos. El segundo de los embudos se refiere a la crítica de las formas de representación en lo que respecta a mesas de negociación, desigualdades de género o a la búsqueda de reemplazos generacionales y de modelos productivos.”

Referencia web original: https://www.eldiario.es/ultima-llamada/Cartografia-ecosocial-protestas-rurales_6_1001309860.html

Las cifras detrás de la revuelta feminista del 8M. Laura Olías, David Noriega, Raúl Sánchez y Ana Ordaz (2/03)

Ilustrativo informe sobre las brechas laborales, salariales y de pensiones entre mujeres y hombres, el desigual reparto de los cuidados y del reconocimiento, así como el impacto de la violencia de género.

Referencia web original: https://www.eldiario.es/sociedad/DATOS-cifras-detras-revuelta-feminista_0_1001600568.html

Los impactos económicos de la crisis del coronavirus. Gabriel Flores (2/03)

Un diagnóstico que plantea interrogantes:

“¿Estamos al comienzo de una nueva recesión global de la actividad económica real o ante una sobrerreacción de las bolsas, producida por el efecto rebaño que contagia a los inversores cuando huelen situaciones de riesgo o por la acción de especuladores cortoplacistas que potencian las revueltas aguas de la aversión al riesgo, porque el pánico vendedor también puede ser muy rentable? Aún no lo sabemos. En el terreno económico, más allá de un mercado bursátil que evidencia de nuevo su transformación en un casino global y su incapacidad para valorar y gestionar riesgos o asignar eficientemente recursos, el coronavirus aún puede llegar a ser muchas cosas: un simple grano de arena que desacelerará un poco más de lo previsto el crecimiento de la economía mundial en el primer semestre de 2020 o la gota que colme el vaso de las fragilidades que acumula el modelo capitalista neoliberal y acabe provocando un largo periodo de estancamiento o una nueva recesión mundial.”

Referencia web original: https://www.nuevatribuna.es/articulo/actualidad/coronavirus-recesion-mundial-impactos-economicos-caida-bolsas-pandemia/20200302115812171615.html

Malditos políticos. Albert Recio Andreu (1/03)

Un agudo análisis de las dificultades transformadoras y la necesidad de una perspectiva alternativa más profunda:

“Cambiar las cosas en el sentido que promueve la gente de izquierdas, los movimientos sociales, requiere transformaciones en muchos ámbitos. Lo más sencillo es cambiar las leyes cuando se cuenta con votos suficientes, pero un cambio real exige transformaciones en muchos ámbitos. Desconocer la existencia de todas las estructuras intermedias que modifican y cuestionan las políticas públicas es apostar por el riesgo de las políticas. Hace ciento cincuenta años la izquierda podía pensar que con una simple toma del poder político bastaba. Quizá en esta ilusión iba de pacotilla el virus del autoritarismo como forma de superar todos los obstáculos. Pero hoy una política transformadora está obligada a reconocer la densidad de los aparatos técnicos, la complejidad del propio Estado y, en consecuencia, a incluir una reflexión y una propuesta que incluya una línea de acción política y de reformas en estos espacios. Es algo que debe ser considerado tanto por la gente de izquierdas que accede a espacios de poder político como por los activistas sociales en cuya pelea cotidiana se enfrentan a políticos, empresarios y a diferentes cuerpos técnicos (no solo a la Administración sino también a eso que se llama “sociedad civil”, y que muchas veces no es más que la expresión organizada de diversas élites). En los próximos años, parte de los avances o retrocesos sociales se jugarán en este terreno.”

Referencia web original: http://www.mientrastanto.org/boletin-188/notas/malditos-politicos

¿A qué juega el feminismo? Maggy Barrère Unzueta (1/03)

Un buen diagnóstico de algunos problemas de enfoque, actitudes sectarias y orientación del movimiento feminista:

“Pero no nos adentremos en debates académicos, que no es el lugar ni el momento. Lo importante ahora es destacar que, con todo lo triste que resulta el espectáculo narrado, la tristeza no es lo peor. Lo peor del TERF y del abolicionismo impositivo es el pavor que produce en términos políticos. Y ello por dos motivos: por quiénes lo representan y por el contexto en el que tiene lugar. Las caras más visibles del TERF y del abolicionismo impositivo son feministas teóricamente potentes —no se les puede negar eso— pero, sobre todo, son feministas con un gran peso en el partido de mayor poder en la actualidad. No es necesario subrayar lo que eso significa en cuestión de leyes y políticas públicas. La cuestión en juego va más allá de la adopción de una mirada interseccional en las actuales leyes y políticas para la igualdad de mujeres y hombres. Claro que ésta es necesaria. Es más, sería impensable —o al menos así quiero creerlo— que a la hora de afrontar la cuestión de la brecha salarial entre mujeres y hombres no se tuviera en cuenta la que se da entre las propias mujeres (inmigrantes, trabajadoras en el servicio doméstico, limpieza y cuidados) o, por poner otro ejemplo, no se contara con las mujeres musulmanas a la hora de tomar decisiones —no sólo, pero especialmente— sobre el uso del hijab.”

Referencia web original: http://www.mientrastanto.org/boletin-188/notas/a-que-juega-el-feminismo

Integración y segregación de la población inmigrante en España ¿realidades paralelas?. Nuria Moreno-Manzano (febrero de 2020)

Un interesante y documentado estudio de la Fundación Alternativas. Expongo su Presentación. Se puede realizar la descarga completa.

“La diversidad resultante de los más de treinta años de recorrido de España como país de inmigración no tiene vuelta atrás, siendo este uno de los cambios socioculturales más importantes del periodo democrático. La población migrante en España es enormemente heterogénea, cambiante en su composición pero predominantemente en edad laboral, con una distribución por sexos que se ha ido equilibrando con el tiempo y una presencia creciente de niños y jóvenes. Arroja además llamativas diferencias en su distribución espacial, con una importante concentración urbana y costera, siendo una realidad muy poco perceptible en buena parte de los municipios de la España interior. La integración social de las personas de origen migratorio, como todo proceso bidireccional, responde a un delicado equilibrio de experiencias, percepciones, actitudes y políticas que discurre no sin altibajos. El balance de nuestro país en este campo, en todo caso,es relativamente satisfactorio en su conjunto, incluso teniendo en cuenta el impacto de la crisis. Especialmente favorable resulta la evolución de la posición jurídico-administrativa de las personas de origen migratorio. No obstante, integración y segregación coexisten. Como puntos más débiles de la situación de las personas de origen extranjero deben señalarse la elevada segregación laboral y su peor situación socioocupacional, que se refleja en un riesgo de pobreza muy alto. Igualmente preocupantes son los indicadores relacionados con el nivel y rendimiento educativo y la importante segregación residencial. Ello demanda el refuerzo de los objetivos de educación inclusiva y de las políticas activas de empleo, así como la potenciación de la agenda urbana contra la segregación en los barrios, ejes primordiales de cualquier estrategia de integración social.”

Referencia web original: https://www.fundacionalternativas.org/laboratorio/documentos/documentos-de-trabajo/integracion-y-segregacion-de-la-poblacion-migrante-en-espana-realidades-paralelas

Refundar el capitalismo (otra vez). Joaquín Estefanía (28/02)

Equilibrado comentario a once libros recientes sobre este tema, en el que citando a Stiglitz señala que ‘evolucionamos de manera resuelta hacia una economía y una democracia del 1%, por el 1% y para el 1%’:

“Del conjunto de los libros analizados se desprende una idea fuerza: un alegato contra el capitalismo abusivo de nuestros días, que gobierna para las élites. Existe el poder de reconstruir los cimientos del capitalismo, pero no posee una alternativa viable, y las que se han intentado poner en práctica han resultado peores y, en algunos casos, mucho peores.”

Referencia web original: https://elpais.com/cultura/2020/02/28/babelia/1582891433_869353.html

Las consecuencias del escaso poder de la mujer en España. Vicenç Navarro (27/02)

Largo, argumentado y clarificador diagnóstico. Destaco varios párrafos:

“Las desigualdades de renta familiar son mucho más grandes que las desigualdades individuales de renta. De ahí que la mujer que está en peores condiciones sea la mujer perteneciente a la clase trabajadora (incluyendo a lo que se llamaba el "ama de casa"). El gran aumento de las desigualdades ha afectado sobre todo a la mujer que pertenece a dicha clase, y ello tiene consecuencias para las familias. La polarización de las rentas individuales se reproduce como polarización de las rentas familiares, polarización que es incluso más acentuada entre las familias que entre las personas, debido a que entre las mujeres de las clases sociales de renta media-alta y alta hay más mujeres casadas e integradas en el mercado de trabajo, tienen menos divorcios y habiendo menos madres solteras, y tienen esposos con mayor cualificación y salarios que las mujeres de clase trabajadora. De ahí que esta polarización de rentas familiares sea más acentuada que las diferencias de renta individuales.

Este crecimiento de las desigualdades de renta familiar explica que los niños, niñas y adolescentes de familias de clase trabajadora (sobre todo la no cualificada) cada vez estén más alejados a nivel socioeconómico de sus homólogos en las clases de renta superior, debilitándose las posibilidades del ascenso social que permitiría la famosa igualdad de oportunidades, que debería darse pero que no existe…

La recuperación de la democracia permitió cambios enormemente positivos para la calidad de vida de las familias, cambios liderados en su mayoría por las izquierdas del país. Entre estos cambios, uno de los más importantes fue el establecimiento del Servicio Nacional de Salud. Pero la incorporación del neoliberalismo en el argumentario y prácticas políticas de las corrientes mayoritarias dentro de las izquierdas retrasó e incluso revirtió algunos de estos cambios. De ahí que sea esencial que, además de revertir estos retrocesos, se amplíe tal Estado del Bienestar para mejorar la calidad de vida de las mujeres, de los hombres, de los niños y niñas, de los y las jóvenes y de los ancianos y ancianas. Pero ello no ocurrirá sin movilizaciones y la presión popular. La democracia representativa requiere de formas directas de presión que neutralicen la influencia de los lobbies conservadores que configuran el proceso de decisión de los gobiernos. La historia de España está llena de ejemplos.”

Referencia web original: https://blogs.publico.es/vicenc-navarro/2020/02/27/las-consecuencias-del-escaso-poder-de-la-mujer-en-espana/

Lo que queda del postmodernismo. Fernando Broncano (23/02)

Interesante y equilibrado ensayo filosófico sobre un balance necesario.

Referencia web original: https://laberintodelaidentidad.blogspot.com/2020/02/lo-que-queda-del-posmodernismo.html?

"Nuestro modelo de vida ha generado una economía caníbal que se sostiene devorando otros cuerpos y territorios". Entrevista a Yayo Herrera (22/02)

Una decidida apuesta por el ecofeminismo:

“La mirada del ecofeminismo nos ayuda a entender cómo funciona, se sostiene y mantiene la vida. El ecologismo nos ha hecho conscientes de la ecodependencia, de esa necesaria conexión con la naturaleza y la imposibilidad de vivir sin ella. Desde el feminismo, aprendemos la interdependencia y que el sostenimiento de la vida es una cuestión de corresponsabilidad entre comunidades, instituciones y personas. El diálogo entre ecología y feminismo es muy fructífero y rico.”

Referencia web original: https://www.noticiasdenavarra.com/actualidad/sociedad/2020/02/23/modelo-vida-generado-economia-canibal/1025387.html?f

"La idea de que el mercado es eficiente y un motor de competitividad es absolutamente errónea". Entrevista a Joseph E. Stiglitz (22/02)

Interesante. A destacar su apuesta por el crecimiento sostenible (no por el decrecimiento) para garantizar el aumento del nivel de vida de los miles de millones más precarizados del mundo, la regulación de la economía capitalista, la importancia del nuevo empleo, especialmente verde, su distanciamiento de la renta básica universal y su defensa del sistema público de pensiones.

Referencia web original: https://www.eldiario.es/economia/Joseph-Stiglitz_0_997401132.html

Unos presupuestos comunitarios para una Europa de ir tirando. Gabriel Flores (22/02)

Un diagnóstico realista. Selecciono varios párrafos:

“La Unión Europea sigue sin levantar el vuelo. Y el más reciente ejemplo de ese ir tirando carente de ambición es esta fallida cumbre extraordinaria sobre el presupuesto que financiará los proyectos y políticas comunes de la UE en el periodo 2021-2027…

A la mayoría social que en Europa se declara europeísta le cuesta cada vez más reconocerse en esta UE que desde hace años carece de políticas europeístas creíbles e integradoras que protejan a su ciudadanía y atiendan las necesidades comunes y las específicas de cada socio… La UE y el euro solo pueden desarrollarse si garantizan que los beneficios de la integración económica y los costes asociados a sus deficiencias institucionales se reparten de forma más equitativa o menos injusta entre los socios y entre los diferentes sectores sociales de cada Estado miembro…

Europa no va hacia el desastre ni hacia un futuro luminoso. Simplemente, sigue deslizándose perezosamente hacia una lenta decadencia y una creciente inoperancia en la escena mundial. Y es en esos márgenes de previsible evolución en los que tendrán que actuar, pensar sus tareas y diseñar su acción política, sindical, social o cultural las fuerzas que quieran impulsar el cambio posible del proyecto de unidad europea y, por extensión, de un orden mundial globalizado.”

Referencia web original: https://www.nuevatribuna.es/opinion/gabriel-flores/presupuestos-comunitarios-europa-ir-tirando/20200222193730171361.html

Reconstruir y avanzar. Pablo Iglesias (20/02)

El vicepresidente segundo del Gobierno explica la apuesta por los derechos sociales:

“Ha llegado la hora de levantar un nuevo contrato social que garantice los derechos de la ciudadanía y profundice la democracia”

Referencia web original: https://elpais.com/elpais/2020/02/19/opinion/1582134162_334278.html

Contra el punitivismo y la censura, memoria e imaginación. Clara Serra (16/02)

Buena crítica al punitivismo y defensa clara de la libertad de expresión. Faltaría precisar mejor la estrategia eficaz contra la ofensiva ultraderechista y la defensa y reparación de las víctimas del franquismo (aparte de la memoria y la educación) y hacer un feminismo no solo desde la cultura (‘deseo e imaginación’), sino transformador de las relaciones sociales desiguales, discriminatorias y de poder:

“Lo que nos dejamos por el camino cuando recurrimos a las recetas fáciles del Código Penal son todas las políticas de memoria más eficaces para transformar nuestro sentido común y fortalecer la democracia… Si el objetivo de un Gobierno antifranquista es construir un sentido común en el que la apología del franquismo esté socialmente penalizada, el objetivo de un Gobierno feminista es trabajar por una sensibilidad colectiva en la que el machismo callejero esté colectivamente censurado… Contra la judicialización de la política, tenemos que aprovechar las posiciones institucionales para llenar las calles y los colegios de memoria histórica y para hacer feminismo desde el deseo y la imaginación.”

Referencia web original: https://www.eldiario.es/zonacritica/punitivismo-censura-memoria-imaginacion_6_996410354.html

"El feminismo no es solo representación, sino también redistribución de la riqueza". Irene Montero (15/02)

Una larga entrevista donde desgrana su opinión sobre todos los temas relacionados con el ministerio de Igualdad y otros aspectos de actualidad. Destaco dos aspectos:

¿Las diferencias que existen entre las feministas del PSOE y de Unidas Podemos son solo generacionales o nucleares a la hora de tomar decisiones en las políticas de igualdad en un Gobierno de coalición?

Hay diferencias y hay muchos puntos en común. Y me interesa reforzar esa parte de común porque creo que las medidas del acuerdo alcanzado para el Gobierno de coalición son muy ambiciosas y muy transformadoras. Están planteando en común, si las tenemos todas en cuenta, una ley integral de diversidad de trato y de igualdad étnico-racial, el desarrollo del Pacto de Estado contra la violencia de género, la consideración de todas las formas de violencias machistas, todo el eje de la redistribución de la riqueza e igualdad retributiva, los permisos de paternidad y maternidad iguales e intransferibles….

En conjunto, todas esas políticas, también la ley LGTBI y la ley trans dibujan un salto cualitativo en lo que las instituciones pueden hacer para reconocer o para estar a la altura del movimiento feminista que tenemos en España. Por tanto, no solamente tenemos diferencias, que algunas existen. Hay muchísimos puntos en común y lo que creo es que, como en todo Gobierno de coalición y como pasa también en el movimiento feminista, hay muchos debates que van a estar vivos permanentemente. El debate de la prostitución es uno de ellos. Siempre ha estado vivo en el movimiento feminista. No es tarea de este Ministerio resolver ese debate, sino ver cómo a nivel institucional podemos hacer políticas que garanticen derechos de todas las personas, en concreto los derechos de las mujeres. Y cómo podemos contribuir también al avance del feminismo, sabiendo que no se agota en la institución, sino más bien al contrario. Quien lleva la voz cantante, no solamente en España sino a nivel internacional, es la sociedad civil, son las mujeres organizadas en torno al movimiento feminista de toda su diversidad.

¿Qué sapo –si me permite la expresión– no estaría dispuesta a tragarse Irene Montero como ministra en defensa de sus principios por el hecho de pertenecer a una coalición de Gobierno?

En el momento en el que una acepta que solamente gobernando es posible transformar algunas cosas y además acepta hacerlo en un Gobierno de coalición en el que está en minoría... Obviamente hay cosas por las que yo creo que este Gobierno no tendría que pasar, por ejemplo por hacer recortes, por hacer políticas que vulneren derechos. Es decir, para mí todo eso serían cosas que creo que vulnerarían los principios básicos con los que este Gobierno de coalición se funda. Pero a partir de ahí, nuestro compromiso es cabalgar contradicciones y ser muy honestas con la gente.

Nosotras tenemos unos principios, tenemos un programa con el que nos presentamos a las elecciones y con el que recibimos unos votos que nos han permitido ser decisivos para formar un Gobierno de coalición, tenemos sobre todo un acuerdo de coalición en el que lógicamente hemos hecho cesiones, pero creo que podemos estar orgullosos con el Partido Socialista y tenemos la posibilidad de durante cuatro años gobernar para cambiar la vida de la gente. ¿Nos vamos a encontrar con contradicciones? Sí. Creo que lo importante es no ocultarlas, contárselas a la gente y que sea la gente la que después decida si merece la pena gobernar, transformar la vida de las personas aunque a veces vengan contradicciones o si no merece la pena. Y quien mejor nos lo puede decir es la gente. Así que yo creo que ese es el reto que tenemos que demostrar: que merece la pena gobernar, a pesar de las contradicciones, porque se pueden mejorar las cosas y a la vez ser muy honestas cuando tengamos contradicción en reconocer que hay cosas que vamos a hacer que son cesiones. Claro que sí, es que gobernamos con otros. Si no, tendríamos que pedirle a la gente que nos dé mayoría absoluta para gobernar solo nosotras. Y aun así, creo que no se acabarían las contradicciones.”

Referencia web original: https://www.eldiario.es/politica/renuncia-gobierno-coalicion-consciente-correlacion_0_995651205.html

La nueva normalidad. Javier Pérez Royo (15/02)

Una interpretación realista: Hay una mayoría de progreso plural y sólida respecto del conjunto de las derechas. Pero hay que reforzar la voluntad política para consolidarla. Los sueños bipartidistas y de desconsideración a una amplia corriente crítica, democratizadora y de izquierdas son contraproducentes para la estabilidad del gobierno de coalición, así como para encauzar el conflicto catalán. Hay que dar respuesta a la reforma institucional, además de a la política social y territorial, con la normalización de una nueva etapa de cambio de progreso:

“En el Congreso de los Diputados, desde las elecciones generales de diciembre de 2015 ha habido una mayoría parlamentaria para que el PSOE pudiera formar Gobierno. Es una mayoría bastante estable. Siempre por encima de los 180 escaños y con tendencia a estar por encima de los 190. Se trata de una mayoría muy heterogénea, pero bastante sólida, en la medida en que carece de alternativa. O mejor dicho, la posible alternativa es la que le proporciona solidez. El miedo a la alternativa de la derecha, acrecentado con la llegada de VOX, ha permitido la formación de Gobierno al PSOE y lo protege frente a una posible censura. El problema para Pedro Sánchez es que "a la contra" no se puede gobernar. Hay que gobernar en positivo, poniendo en práctica un programa de Gobierno y, para ello, la heterogeneidad de la mayoría parlamentaria es imprescindible, pero es una dificultad. La gobernabilidad hay que ganarla "partido a partido".

Un cierto aprendizaje de esta manera de gobernar lo tuvo Pedro Sánchez durante el año de gobierno tras la moción de censura. Aprendizaje insuficiente, como evidenciaría su reacción tras el resultado de las elecciones generales del 28 de abril de 2019. El "sueño" del bipartidismo y de la posibilidad de conseguir un porcentaje de voto superior al 30% que le proporcionara una "prima" en el número de escaños le condujo a la insensatez de la repetición electoral, que ha estado a punto de costarle la investidura. El resultado de las elecciones del 10 de noviembre puso fin de manera inmediata a la ensoñación. Lo que era imposible antes del 10 de noviembre, pasó a ser inevitable el 11. El resultado del 10 de noviembre "vacunó" al PSOE frente al espejismo de la vuelta al bipartidismo. Nada permite indicar que el PSOE puede situarse muy por encima de los 120 escaños en el futuro en el que es posible hacer predicciones y, en consecuencia, gobernar va a exigir sumar con otros partidos.

Ese es el aprendizaje de esta legislatura. Con la convicción de que es así para el futuro por tiempo indefinido. El pasado anterior a 2011 no va a volver. La complejidad de la sociedad española y su expresión institucional tiene que aprender a ser tratada de manera diferente a como lo ha sido en el pasado. Si no se consigue, es el propio sistema político ordenado a través de la Constitución de 1978 el que no va a poder sobrevivir.”

Referencia web original: https://www.eldiario.es/contracorriente/nueva-normalidad_6_996060393.html

¿Por qué Bernie es la alternativa feminista? Nancy Fraser Liza Featherstone (14/02)

Buena y argumentada defensa del candidato a la presidencia de EE. UU., Bernie Sanders, por sus planteamientos feministas y de cambio de progreso. Selecciono varios párrafos:

“La campaña de Sanders no trata los “asuntos de las mujeres” como si fueran simples complementos. Al contrario que las propuestas de la mayoría de sus rivales, las de Bernie implican que las reformas en la organización del trabajo asalariado deben ir acompañadas de reformas en la organización de la prestación de cuidados no remunerados, y viceversa. En ese sentido, expresan una verdad feminista fundamental: los dos ámbitos están tan estrechamente interrelacionados que ninguno de los dos puede ser transformado por separado, sin tener en cuenta al otro. Solo una transformación coordinada de ambos puede conseguir la participación total y equitativa de la mujer en la sociedad…

Estas elecciones presentan una disyuntiva clara. ¿Cuál es nuestro objetivo prioritario o más urgente: colocar a una mujer en la Casa Blanca y esperar que los beneficios nos salpiquen a todas o sumarnos y ayudar a desarrollar una campaña que priorice directamente las necesidades y esperanzas de la gran mayoría de las mujeres? ¿Cuál es el verdadero significado del feminismo y de la igualdad de las mujeres: la paridad de hombres y mujeres de las clases privilegiadas, es decir, igualdad de oportunidades para dominar a todos los demás, o igualdad de género en el conjunto de una sociedad organizada para beneficiar al 99%?

Las feministas tenemos el deber especial de oponernos a aquellas progresistas neoliberales que hay en nuestras filas: esas que se contentan con codearse con los plutócratas que se entusiasman con “ir hacia delante” [como el título del libro Vayamos adelante. Las mujeres, el trabajo y la voluntad de liderar, de Sheryl Kara Sandberg, directora operativa de Facebook] y “romper el techo de cristal”, mientras abandonan a la mayoría de las mujeres a la depredación corporativa. También deberíamos oponernos a quienes instrumentalizan las demandas vinculadas a cuestiones de género, utilizándolas no para beneficiar a las mujeres, sino para perjudicar a Sanders, dividir a la izquierda e impulsar a las camarillas conservadoras que nos han fallado repetida y cruelmente.

Referencia web original: https://ctxt.es/es/20200203/Firmas/31012/Nancy-Fraser-Liza-Featherstone-Sanders-feminismo-primarias-democratas.htm

Sobre mesas y diálogos. Xosé M. Nuñez Seixas (12/02)

Una aproximación sensata sobre cómo articular la plurinacionalidad:

“Finalmente, antes o después, habrá que debatir sobre el sujeto de soberanía, auténtico nudo gordiano de la cuestión, más allá de dimes y diretes acerca de la política lingüística, los gestos simbólicos, las banderas y las escuelas. Si solo el pueblo español en su conjunto decide, o si la ciudadanía de Cataluña (y tal vez mañana la de Euskadi, en un futuro lejano tal vez Galicia…) puede decir cuál es su futuro. En ese punto, más allá de las formulaciones concretas en clave político-institucional, quizá ambas partes hiciesen bien en recordar que la soberanía es poder supremo, ciertamente; pero que las trabas prácticas a su ejercicio son tantas como sagradas sus formulaciones. Que una consulta puede incluir múltiples opciones, y definir umbrales cualificados para definir mayorías amplias. Que las constituciones se pueden interpretar y modificar, ciertamente; y que cualquier acuerdo de convivencia en una comunidad política pasa por la lealtad a medio y largo plazo a esa comunidad, cuya naturaleza puede ser variada.

En tiempos de retorno del Estado nación en Europa, bueno sería que desde uno de sus márgenes se tornase a afirmar que existen fórmulas de acomodación de la diversidad de identidades nacionales, a través de políticas del reconocimiento y de descentralización, que pueden ser exploradas. Y que, en definitiva, la soberanía es un principio básico, pero que no tiene por qué ser un tótem que se erija en obstáculo del fin primordial de la política: hallar soluciones pragmáticas a situaciones concretas. Paso a paso, quizá hablando se entienda la gente.”

Referencia web original: https://elpais.com/elpais/2020/02/10/opinion/1581358258_850263.html

Faltan políticas feministas en el mercado laboral. Carmen Heredero (10/02)

Buen diagnóstico sobre los límites institucionales para el avance en la igualdad real de las mujeres, con una exigencia de políticas feministas efectivas:

“En la práctica, los planes de igualdad resultan, por lo general, un mero trámite a cubrir, ajeno comúnmente al conjunto de la plantilla -y también a las propias trabajadoras-, que ni tienen conocimiento de su existencia.

En definitiva, en el mundo de las empresas -grandes, medianas o pequeñas- la legislación favorable a las mujeres tiene difícil acceso. Esas pequeñas proclamas de igualdad que suelen expresar los gobiernos alrededor del 8 de marzo no consiguen romper el muro empresarial que considera que “en mi empresa mando yo” y, menos aún, si a la vez se dictan -o se mantienen- leyes generales abusivas, como las últimas reformas laborales que, esas sí, tienen perfecta aplicación en cada empresa.

Pues bien, si hoy nos planteáramos una conclusión, tras 12 años de la Ley de Igualdad en el ámbito laboral, en mi opinión, esta no puede ser otra que la de la necesidad de superar una legislación carente de verdadera voluntad de cambio. Seamos coherentes con nuestros deseos de combatir la discriminación femenina, legislemos la obligación de la adopción de medidas que realmente consigan pasar de la igualdad legal a la igualdad real. Ahí tiene este gobierno progresista un buen marco de trabajo. Cúmplase de verdad lo que la Ley de Igualdad señala como Objeto en su artículo 1, “hacer efectivo el derecho de igualdad de trato y de oportunidades entre mujeres y hombres”.

Referencia web original: https://www.nuevatribuna.es/articulo/actualidad/politicasfeministas-mercadolaboral-brechasalarial-discriminacionlaboral/20200210191542170990.html

Prioridades en la agenda política. Luis Ayala (9/02)

Una estrategia justa y razonable para reducir la desigualdad social:

“Son amplios, por tanto, los márgenes de mejora del sistema de prestaciones e impuestos desde el objetivo de la equidad. Una estrategia global de reducción de la desigualdad debería incluir, además, el refuerzo de los servicios públicos y la reparación de los daños causados por los recortes de la crisis. Aunque el gasto sanitario tiene un efecto claramente redistributivo, esos recortes hicieron que disminuyera su progresividad en algunas funciones. Asistimos, además, a un mayor uso de determinados servicios por los hogares de mayor renta y al efecto negativo de los copagos…

Siendo conscientes de las restricciones que imponen las reglas de equilibrio presupuestario y de las reacciones y conflictividad política que pueden implicar las reformas, pensar que las carencias apuntadas pueden resolverse en un breve plazo es poco realista. Poner las bases, sin embargo, para el progresivo acercamiento a la media europea en los indicadores de desigualdad no sólo es posible sino imprescindible para evitar poner en riesgo nuestra cohesión social, la calidad de la democracia e, incluso, la fortaleza del crecimiento económico.”

Referencia web original: https://elpais.com/economia/2020/02/06/actualidad/1580989473_715672.html

No es cierto que la pobreza en el mundo esté descendiendo. Vicenç Navarro (6/02)

Una crítica al análisis optimista, los enfoques erróneos y sesgados y los discursos legitimadores del poder establecido y sus políticas neoliberales que esconden sus efectos de desigualdad y empobrecimiento de las mayorías sociales:

“Estos y muchos otros ejemplos muestran que no es correcta la imagen optimista que los grandes grupos económicos y financieros que configuran el sistema económico mundial están promoviendo. La realidad es muy diferente a la que promueven. De ahí que sea fundamental que la Agenda 2030 de las Naciones Unidas cambie su orientación y desarrolle alternativas, pues su despliegue podría ayudar a cambiar el dominio que el neoliberalismo todavía tiene en muchas agencias e instituciones nacionales e internacionales. Y la aparición en España de un gobierno de coalición de izquierdas puede contribuir en gran medida, junto con otros gobiernos similares presentes o futuros que haya en otros países, a desarrollar políticas públicas alternativas orientadas a eliminar cualquier forma de explotación, principal causa del enorme crecimiento de las desigualdades y de la pobreza en el mundo.”

Referencia web original: https://blogs.publico.es/vicenc-navarro/2020/02/06/no-es-cierto-que-la-pobreza-en-el-mundo-este-descendiendo/

35 años de leyes para privatizar las aulas: de la LODE a la LOMCE. Daniel Sánchez Caballero (5/02)

Buen informe crítico sobre la mercantilización del sistema educativo y sus consecuencias de deterioro de la escuela pública, segregación escolar de clase social y legitimación del individualismo competitivo con cultura neoliberal:

“Esta mercantilización de la educación está modelando una escuela más sectaria, menos social y que poco a poco va perdiendo el papel de ascensor social que sí ha llegado a ejercer. Lo dicen los profesores, que lo ven, y lo dice la estadística. En España, el 69% de los hijos de familias con estudios superiores irá a la universidad mientras que el 56% de los descendientes de familias que no pasaron de la secundaria obligatoria (16 años) se quedarán en el mismo punto, según datos de la OCDE. Más: los descendientes del 20% de las familias más pobres necesitarán cuatro generaciones enteras para alcanzar el nivel de vida medio en el país. La segregación campa por las escuelas…

Pero el mercado laboral dual que se está conformando (unos cuantos trabajos bien remunerados arriba, una mayoría de empleos que no requieren de demasiada formación) no es capaz de absorber a todos estos estudiantes formados [con máster] y el resultado es que España el país de Europa con más universitarios en trabajos que no necesitan esa cualificación. Somos campeones en sobrecualificación: uno de cada tres empleados ha estudiado bastante más de lo que exige su puesto. Por el camino, miles de euros gastados en una formación que quizá no se utilice nunca.”

Referencia web original: https://www.eldiario.es/sociedad/leyes-privatizar-aulas-LODE-LOMCE_0_992151628.html

Una (ligera) envidia. Ignacio Sánchez-Cuenca (5/02)

Un reconocimiento del talante democrático de cómo se ha encarado esta controvertida decisión sobre el Brexit y de la tensión entre soberanismo y democracia:

“A mí me parece, más bien, que la política británica, pese al caos de estos años, ha vuelto a demostrar su fuerte raigambre democrática. Aunque, en lo personal, esté más próximo a los defensores de la permanencia, no puedo dejar de sentir una (ligera) envidia por cómo el sistema político británico ha afrontado el problema.”

Referencia web original: https://www.infolibre.es/noticias/opinion/columnas/2020/02/05/una_ligera_envidia_103548_1023.html?

¿Qué hacer, tras la tentativa de huelga general?. Luis Alejos (4/02)

Buena radiografía del limitado alcance y el sentido político soberanista de la huelga general (fallida) en Euskadi y sus implicaciones para la división del movimiento de pensionistas y un movimiento popular unitario:

“Pasado el intento de huelga general en Euskadi y Navarra, toca replantearse la situación y el porvenir, sobre todo en relación con el movimiento de pensionistas. La huelga ha dejado profundas heridas, veremos si cicatrizan. No sería el primer movimiento social que se escinde en el País Vasco a causa de un proceso similar. Quienes impulsaron la huelga no se conforman con la valoración autocomplaciente, anuncian una segunda parte que sacudiría los inestables pilares del movimiento de pensionistas, haciendo que sea cada vez menos autónomo…

La huelga del 30E se salda en Euskadi y Navarra con un retroceso de la capacidad movilizadora de ELA y LAB, salvo en algunas comarcas de Gipuzkoa. El liderazgo de EH Bildu se refuerza en sus áreas de influencia, sin que el discurso soberanista cuaje fuera de esas zonas. Se debilita el movimiento de pensionistas supeditado a intereses sindicales y partidistas. Pierde autonomía al difuminarse entre los colectivos que integran la denominada Carta de Derechos Sociales de Euskal Herria. El anuncio de una “primavera roja y de lucha”, sin saber si era una ocurrencia, un intento de huelga indefinida, o un proceso soberanista como el catalán, no augura un ambiente favorable a la estabilidad política ni a los intereses del movimiento de pensionistas.”

Referencia web original: https://www.eldiario.es/norte/vientodelnorte/hacer-tentativa-huelga-general_6_992210783.html

El virus realmente peligroso es tu racismo. Violeta Assiego (4/02)

Una llamada antirracista:

“La discriminación a la comunidad china y asiática no ha llegado a nuestro país a raíz del coronavirus. Más bien, a partir de este ha dado la cara pues lleva años instalada en la vida cotidiana de muchísima gente de origen o aspecto asiático que aguanta comentarios y clichés humillantes. Fomentar la desinformación sobre el coronavirus es pasar por alto todo esto. Fomentar la alarma social sobre una comunidad sobre la que se depositan tantos prejuicios, más allá de la irresponsabilidad, es fomentar un virus mucho más peligroso que el del coronavirus, es fomentar el racismo. Y esto no es nada anecdótico, si no pregúnteselo a Chenta Tsai.”

Referencia web original: https://www.eldiario.es/zonacritica/virus-realmente-peligroso-racismo_6_992210802.html

La segunda Restauración se enfrenta a su primera crisis. Javier Pérez Royo (4/02)

Una reflexión sobre la crisis del papel de la Monarquía y los intentos de recuperación de su credibilidad institucional después de su intervención contra el nacionalismo catalán:

“La monarquía ha quedado emparedada entre un rechazo frontal de los partidos nacionalistas y el intento de apropiación de la institución por los tres partidos de las derechas españolas. La ausencia de los nacionalistas en el discurso del Rey del pasado lunes con lectura de manifiesto incluido frente al aplauso prolongado de cuatro minutos y los gritos finales desde la bancada de las derechas lo dice todo. El PSOE, Unidas Podemos y el PNV están intentando que se pueda salir de esa situación de emparedamiento, ya que, de lo contrario, no será posible que España pueda tener una Constitución Territorial operativa. De que se consiga esto último va a depender la supervivencia del sistema político español con su Monarquía restaurada.

Este va a ser el eje en torno al cual va a girar la legislatura que acaba de empezar. A pesar de los esfuerzos que se están haciendo por dejar la Monarquía fuera del enfrentamiento político, me temo que ya no va a ser posible. Una vez que el Rey decidió participar el 3 de octubre, ya no puede quedar fuera. Ha ligado su destino a la respuesta que se pueda pactar para tener una Constitución Territorial que sea aceptable en el conjunto de las "nacionalidades y regiones que integran España".

Es importante que el Rey se mantenga en la rectificación que ha iniciado con sus dos últimos discursos. Es la única manera en la que puede contribuir a que se pueda llegar a alcanzar el pacto de naturaleza constitucional que España necesita y del que depende la supervivencia de la institución monárquica.”

Referencia web original: https://www.eldiario.es/contracorriente/segunda_restauracion-enfrenta-primera-crisis_6_992210776.html

Fuese y no hubo nada. Apuntes sobre los costes por venir del Brexit. Gabriel Flores (4/02)

Un análisis del impacto económico y político del Brexit y de las perspectivas negociadoras con la Unión Europea:

“Los mayores impactos ocasionados por el largo y tortuoso proceso del Brexit, desde el referéndum celebrado el 26 de junio de 2016, hace tres años y medio, han sido de naturaleza política e institucional. En el terreno económico, puede que alguna décima de la generalizada desaceleración del crecimiento del PIB en 2018 y 2019, tanto en el RU como en las economías comunitarias, esté vinculada a las expectativas de un Brexit caótico: el aplazamiento de inversiones previstas, cierta degradación del comercio mutuo o la perspectiva de desorganización de las cadenas de producción transnacionales han podido tener una mínima incidencia en esa lentificación del crecimiento. En todo caso, los costes económicos causados por la mucha incertidumbre de la ruptura han sido muy pequeños, pese a los interesados o ingenuos anunciadores de catástrofes.

La crispación social, en cambio, se extendió hasta el último rincón del RU, contaminó con sus réplicas el debate político y ensanchó las brechas generacionales, territoriales y nacionales preexistentes. ¿Podrá el RU reconstruir un nuevo consenso nacional en los próximos años? No será fácil ni rápido. Las incertidumbres y los riesgos siguen siendo muchos. El RU sale tocado, con una sociedad más dividida y una clase política desprestigiada. Nada hace prever que las negociaciones con la UE, que comenzarán en los próximos días para acordar las futuras relaciones entre ambas partes, vayan a restaurar confianzas perdidas o a facilitar que el nuevo Gobierno conservador presidido por Boris Johnson pueda cumplir sus promesas de mayor soberanía, bienestar o reactivación económica y ofrecer un nuevo proyecto de país a la ciudadanía británica. Hay que tener en cuenta, además, que la deriva hacia un Brexit duro sigue siendo un escenario posible, por muy irracional y perjudicial para las dos partes que pueda ser.”

Referencia web original: https://www.nuevatribuna.es/articulo/global/fuese-hubo-nada-apuntes-costes-venir-brexit/20200204114053170760.html

Cómo el pensamiento económico dominante, causante de tanto sufrimiento, se reproduce: Davos. Vicenç Navarro (3/02)

Una aguda y necesaria crítica:

“Frente a esta situación, amplios sectores de este mundo de las grandes empresas económicas y financieras, incluyendo su Vaticano, Davos, se sienten amenazados, y su respuesta, en este momento, parece estar más encaminada a intentar canalizar el enfado popular a través de los movimientos de ultraderecha –a fin de parar a las izquierdas– que no a hacer sacrificios para evitar o reducir el enfado popular. Hay que recordar que en los años treinta del siglo XX la ultraderecha representada por el fascismo fue la respuesta del mundo empresarial frente a la amenaza que representaban las izquierdas contestatarias con el sistema que estaba en crisis. Las ultraderechas utilizaron entonces y utilizan ahora los temas identitarios y culturales (el nacionalismo extremo, el imperialismo nostálgico, la homofobia, el odio al otro, el racismo y el machismo) para ocupar el espacio que ocupaba antes el conflicto central del mundo del trabajo contra el mundo del capital. Y esto es lo que está ocurriendo hoy. Para ocultar su clasismo, intentan desviar la atención del conflicto capital-trabajo hacia otras áreas que podrían tener capacidad de movilización en amplios sectores de la población en contra de las fuerzas contestatarias con el capitalismo…

La famosa frase de todos los neoliberales ha sido que “no hay alternativas”, una afirmación que es muy fácil de demostrar (aunque muy difícil de presentar en los medios) que no es cierta. Hay siempre alternativas. Y para ello hay que romper con el “determinismo económico” (sustituido con gran frecuencia por el determinismo tecnológico) y luchar por esas alternativas. El mayor problema que existe hoy es la sensación de impotencia que tiene la población en contra de lo poderes económicos y financieros, los cuales están convencidos de que no hay otra manera de organizar las relaciones sociales y económicas. Pero España acaba de demostrar como en tan solo seis años un partido inexistente ha pasado a gobernar el Estado con otro partido de izquierdas, abriendo toda una serie de esperanzas que podrán materializarse si la población se moviliza.”

Referencia web original: https://www.nuevatribuna.es/opinion/vicenc-navarro/como-pensamiento-economico-dominante-causante-tanto-sufrimiento-reproduce-davos/20200203125053170730.html

Pensar desde el Sur. Juan José Tamayo (1/02)

Ilustrativo comentario a tres libros del sociólogo portugués Boaventura de Sousa Santos que ‘cuestiona el discurso impuesto desde el Norte y reivindica horizontes alternativos al capitalismo, el colonialismo o la democracia liberal’:

“El libro [El pluriverso de los derechos humanos] se propone identificar los límites y las imposibilidades del discurso hegemónico, establecer un diálogo entre los derechos humanos y el pluriverso de los saberes y las luchas de resistencia y reconocer otras narrativas de la dignidad y otras concepciones de la humanidad, que abran nuevos horizontes emancipadores. Los tres libros proponen “nuevas gramáticas de la sorpresa” (Joan Subirats) e invitan a mirarnos en “espejos extraños” para descubrir que “otro mundo es posible” ¡y necesario!”

Referencia web original: https://elpais.com/cultura/2020/01/30/babelia/1580398515_378436.html

“Es un problema que el feminismo parezca una suma de individualidades”. Entrevista a Justa Montero (diciembre)

Una larga e interesante entrevista en la que expone la diversidad y la pugna interna sobre el sentido del feminismo y reclama una posición unitaria, crítica e inclusiva, poniendo el énfasis en la elaboración de un pensamiento colectivo y la lucha contra ‘la precariedad de las mujeres en un sentido muy amplio’. Destaco dos respuestas:

“El feminismo ha conseguido un nivel de penetración social y de fuerza como no había tenido nunca. Eso es lo que explica que ahora haya una pugna por el sentido del feminismo, como vemos con la propuesta del feminismo liberal. También hay una pugna dentro del movimiento. El feminismo que se ha expresado en las huelgas recoge toda una trayectoria de los colectivos que plantean una crítica al sistema en su conjunto. Vincular el sistema patriarcal con el capitalista, racista y colonial choca con los partidos que se sitúan en salidas neoliberales. Ha habido una reacción muy fuerte de estos sectores políticos para tratar de debilitar esa corriente. El debate de la prostitución no cabe duda de que es importante, pero plantearlo como el tema central de la agenda, con este nivel de confrontación y de poca voluntad de dialogar, de ruptura, exigiendo a las plataformas una posición unitaria… creo que puede ser muy funcional para acallar a un movimiento potente, crítico, radical, que plantea un sujeto inclusivo. Es necesario un debate tranquilo para avanzar y conseguir cambios concretos para las mujeres que están en situación de prostitución forzada y para aquellas que se autodefinen como trabajadoras sexuales por decisión propia. Mientras no se haga esa distinción, las medidas que se planteen no servirán para unas ni para otras.

Pongamos que sí que organizáis unas nuevas jornadas estatales feministas. ¿Cuál es el tema que más te mueve ahora mismo, el que intentarías poner en el centro?

La precariedad de las mujeres en un sentido muy amplio, no solo la precariedad económica o del empleo. Que no te reconozcan tu identidad también es hacerte vivir en una situación de precariedad vital. El neoliberalismo profundiza en las desigualdades hasta extremos que están siendo insoportables, y que van a ir a más con la influencia de la extrema derecha.”

Referencia web original: https://www.pikaramagazine.com/2019/12/es-un-problema-que-el-feminismo-parezca-una-suma-de-individualidades/

Una nueva mayoría parlamentaria para un nuevo modelo de relaciones laborales. Pepe Luis López Bulla (31/01)

Clara argumentación para un cambio en las relaciones laborales:

“Con todo, probablemente lo más grave ha sido la incapacidad de las izquierdas y los movimientos progresistas –al menos en Europa- de articular una respuesta al nuevo paradigma social. En lugar de construir un discurso alternativo sólido frente a la ideología hegemónica se ha optado por el intento de poner paños calientes sobre los estragos causados por el neoliberalismo y por seguir exigiendo el cumplimiento de un pacto social welfariano que es papel mojado, desde hace años, ante la denuncia implícita –y explícita- de la contraparte…

Un modelo alternativo que, partiendo de la actual realidad, restablezca los instrumentos de igualdad entre las personas asalariadas y las empresas, adapte los tradicionales instrumentos colectivos de participación, negociación y conflicto, readecue los sistemas de control interno y externo en las relaciones laborales, module el ejercicio de los derechos fundamentales en el centro de trabajo, acabando con la actual postración ante el derecho a la libre empresa y el propietarismo, articule mecanismos efectivos de igualdad efectiva entre géneros e introduzca los valores medioambientales en la producción, todo ello además intentando superar el marco de los Estados para aproximarse a una regulación global.”

Referencia web original: https://lopezbulla.blogspot.com/2020/01/una-nueva-mayoria-parlamentaria-para-un.html?

De lucha y de gobierno. Albert Recio Andreu (30/01)

Buenas reflexiones para hacer frente a las dificultades transformadoras venideras:

“Contar con una base social que apoye, impulse y haga avanzar buenas políticas sociales es imprescindible para cualquier fuerza reformista. Los líderes actuales de Unidas Podemos no paran de repetirlo, y en esto tienen toda la razón. Pero una cosa es reconocer la importancia de la movilización social y otra, desarrollar una política adecuada en esta dirección…

Pensar una acción de gobierno y de lucha exige reconocer estos problemas y plantear bien las cosas: la dificultad de sincronizar los tiempos y las acciones de los movimientos con los de la vida institucional; la aparición de disonancias entre las dos esferas que exigen mediaciones, empatía y sentido del humor; la necesidad de generar procesos sociales que vayan más allá de la mera lucha reivindicativa, y la necesidad de generar apoyo material y social a unas entidades y movimientos, sin el cual toda la dinámica resulta imposible…

La propuesta de una acción dual es buena pero insuficiente. El modelo de un partido del que partía todo, con una dirección omnipresente, ha demostrado ser un fracaso. Si de verdad se quiere generar una experiencia en que la batalla se dé en lo institucional y en lo social hay que adecuar las formas organizativas. Hay que pensar más en una constelación de organizaciones que en un modelo centralizado. En esto la derecha nos lleva la delantera. Se requiere una buena maquinaria política institucional que forme cuadros y prepare las batallas políticas, pero que tenga a su alrededor centros de reflexión, activistas en movimientos sociales, redes de especialistas con su propia autonomía y dinámica y con los cuales hay que desarrollar buenos mecanismos de interrelación y conexión, todo ello para saber manejar los inevitables conflictos y sacar de cada espacio todo su potencial transformador.”

Referencia web original: http://www.mientrastanto.org/boletin-187/notas/de-lucha-y-de-gobierno

Cuadrar el círculo. Albert Recio Andreu (30/01)

Una valoración realista del programa económico del gobierno de coalición progresista. Selecciono varios párrafos:

“Más que un contrato cerrado, un programa debe ser un proyecto sometido a una revisión y reflexión continuas, un mapa orientador, sobre todo cuando se trata de un programa que pretende intervenir en una realidad compleja y difícil de aprehender con sencillez…

El que el programa no sea un plan de acción rígido no impide que no pueda ser objeto de análisis, que se le exija un mínimo de coherencia y que permita detectar su grado de viabilidad y sus aspiraciones. Cuando se aplica este ejercicio al programa de Gobierno firmado por el Partido Socialista Obrero Español y la coalición Unidas Podemos, se advierten dos cuestiones básicas: un voluntarismo reformista, especialmente orientado a desmontar todo el cúmulo de políticas reaccionarias que introdujo el Partido Popular, y una dificultad enorme para cuadrar las diferentes líneas de acción; una incoherencia que es apreciable no solo en este en concreto, sino que viene siendo habitual en la mayoría de los programas de las dos formaciones ahora coaligadas…

Por ello todo apunta a que la segunda gran contradicción se encuentra en el engarce de la política ambiental y la voluntad de crecimiento económico. Sería precisa una carambola impensable, mayor aún que la del ajuste macroeconómico, para que al final tuviéramos algún tipo de expansión en el empleo y el gasto público y, al mismo tiempo, entráramos en una senda de ajuste ambiental serio…

Al fin y al cabo, este programa es un resultado no solo de la correlación de fuerzas en el Congreso, sino también de las ideas dominantes entre gran parte de los agentes sociales y las élites de izquierda del país. Y muchas de las propuestas que plantea conducen a un cambio social innegable. Por ello considero que una posición crítica debe orientarse en una doble dirección: apoyar la materialización de todas las propuestas positivas que contiene el programa y centrarse en elaborar propuestas más coherentes y serias que permitan superar los escollos. Una actividad esta última que no es solo de elaboración teórica, sino también una labor política de reflexión social y de propagación de alternativas.”

Referencia web original: http://www.mientrastanto.org/boletin-187/notas/cuadrar-el-circulo

Los límites del desgobierno. Javier Pérez Royo (30/01)

Una crónica de la evolución y las dificultades institucionales del nacionalismo catalán para mantener su hegemonía, así como sus implicaciones:

“El sistema político catalán ha vivido durante estos años con base en el "espejismo" de la independencia alcanzable mediante un referéndum de autodeterminación. Se está viviendo la "resaca" de la verificación del "espejismo" de octubre de 2017, que parece que ya no tiene más recorrido. En las próximas elecciones podremos comprobar si los ciudadanos de Catalunya están en condiciones de configurar un Parlament que permita la formación de un gobierno, que posibilite poner en marcha un proyecto de dirección política de la Comunidad catalana, o si, por el contrario, no lo están. Si ocurriera esto último, pienso que asistiríamos a un "estallido" del sistema político catalán, cuya onda expansiva se haría sentir en todo el Estado. La situación de desgobierno no parece poder prolongarse por más tiempo en Catalunya. Y esto vale también para el Estado español.”

Referencia web original: https://www.eldiario.es/contracorriente/limites-desgobierno_6_990111013.html

Identidades en proceso. Una propuesta a partir del análisis de las movilizaciones feministas contemporáneas. María Martínez, (2019)

Excelente monografía publicada por el CIS de esta profesora de sociología de la UNED. Es una amplia investigación sociológica cualitativa que aborda interesantes cuestiones sobre la experiencia (relacional) del movimiento feminista en España desde los años setenta. En particular, llama a superar los esencialismos y el construccionismo discursivo y profundiza en la problemática de su identidad colectiva a través de una ‘procesualidad radical’, basada en la interacción social y la participación democrática, valorando críticamente distintas teorías feministas y sobre los movimientos sociales. Es una buena base para abordar los cambios significativos de los últimos años, en un nuevo contexto sociopolítico, que modifican parcialmente la dinámica fragmentaria anterior: su impacto en la formación y el carácter de una corriente social feminista más amplia que la activista, el sentido y alcance transformador de la nueva dinámica feminista o su consistencia sobre unos ejes sustantivos (contra la violencia machista y las brechas de género…) y no solo expresivos, que han polarizado u acción. Es decir, avanzar en el hilo conductor de libro: interpretar al sujeto (social) colectivo del feminismo y sus perspectivas. Expongo su presentación:

“¿Cómo se conforman hoy las identidades (colectivas) cuando todo parece indicar que carecemos de soportes para su construcción, de teorías que expliquen esas construcciones y cuando la propia categoría quiebra? ¿Cómo se construyen las identidades en un movimiento, el feminista, que, en muchas de sus expresiones, desactiva la noción misma de identidad? Este libro se propone encarar estas preguntas a partir de un trabajo empírico de carácter cualitativo sobre las movilizaciones feministas contemporáneas en el Estado español. Pero aspira, al engarzar con discusiones teóricas amplias, a hacer una propuesta teórico-analítica que sirva para el estudio de otras identidades colectivas. Las identidades (feministas) en proceso constituyen esa propuesta. El texto plantea los límites de una concepción de la identidad colectiva únicamente como definición aportada por un movimiento que es tomado como objeto dado, como axioma. Esto permite un triple movimiento: primero, desobjetivar la noción de movimiento social y apostar por la de movilizaciones feministas; segundo, proponer que las identidades no son ya modelos a los que los sujetos deban convertirse o alternar, sino que los sujetos y sus identidades son el resultado inconcluso de la incorporación y articulación de experiencias diversas, y, finalmente, apostar por radicalizar la procesualidad de las identidades colectivas a través de las reiteraciones relacionales y las activaciones emocionales. Los sujetos y sus identidades son hoy procesos inacabados, materializaciones y sedimentaciones parciales; búsquedas o ensayos permanentes de construir un sentido nunca definitivo del «nosotras»”.

Referencia web original:  https://www.academia.edu/41323244/Identidades_en_proceso._Una_propuesta_a_partir_del_an%C3%A1lisis_de_las_movilizaciones_feministas_contempor%C3%A1neas

Pensar juntas para definir la justicia feminista. Justa Montero, Laia Serra y Violeta Assiego (29/01)

Debate sobre qué debe ser la justicia feminista con la crítica al punitivismo:

“¿Qué es eso de la justicia feminista? Tras un año en el que la respuesta judicial a las agresiones machistas se ha convertido en uno de los principales temas de la agenda social y mediática, cabe preguntarse cómo los feminismos se posicionan, qué reclaman y qué rechazan. “Abrir las preguntas fundamentales para pensar todas juntas”, como ha apuntado Haizea Miguela Álvarez. Ella ha sido la moderadora de una charla celebrada en Traficantes de Sueños, el pasado 16 de enero, que ha reunido a la experta en género y miembro de la Asamblea Feminista de Madrid Justa Montero, a la abogada penalista y activista feminista Laia Serra, a la abogada e investigadora en derechos humanos y vulnerabilidad social Violeta Assiego, y al centenar de mujeres que lograron entrar en la sala, que se quedó pequeña para esta charla.

“Hemos conseguido que sea unos de los debates principales en la agenda social y política, pero nos preocupa que se utilice para legitimar medidas punitivistas, que son medidas que en lugar de ayudar a solventar los problemas pretenden hacer un cierre rápido de realidades muy complejas”, ha introducido Álvarez como punto de partida de este debate. Y es que, en los últimos meses, no hay partido político que no haya propuesto una nueva reforma del Código Penal—ya van 28 desde su promulgación en 1995— en relación a los delitos de violencia machista, con Vox con la apuesta más dura: prisión permanente revisable para violadores.”

Referencia web original: https://www.pikaramagazine.com/2020/01/pensar-juntas-para-definir-la-justicia-feminista/?

La brecha ideológica. Sandra León (29/01)

Un estudio sociológico ilustrativo:

“Se habla a menudo de la polarización política en España y de sus efectos sobre el deterioro de las relaciones entre el Gobierno y la oposición. Sin embargo, las referencias al grado de polarización en la opinión pública suelen ser menos frecuentes, a pesar de que una y otra forma de polarización (la política y la social) se retroalimenten. Los análisis carecen, sobre todo, de una perspectiva dinámica de la polarización de la opinión pública, es decir, que tenga en cuenta los cambios que han ocurrido a lo largo del tiempo. En este post voy a explorar la polarización de la opinión pública en España de dos maneras: por un lado, voy a analizar la evolución entre 2015 y 2019 de la polarización afectiva, es decir, del grado de rechazo que produce el apoyo a ciertos partidos según ideología. Por otro lado, voy a estudiar la polarización ideológica sobre la cuestión territorial y sus implicaciones sobre las posibles soluciones a la crisis catalana…

Una forma de estimar la polarización de la opinión pública es analizando la polarización afectiva: el grado de rechazo que generan los distintos partidos políticos. Los datos muestran que entre 2015 y 2019 el rechazo a los partidos se ha polarizado por bloques ideológicos, un aumento de la polarización que también ha aumentado en cuanto a la cuestión territorial. La polarización ideológica explica por qué las principales soluciones que a juicio de los ciudadanos han de impulsarse para gestionar el conflicto en Cataluña son incompatibles entre sí.”

Referencia web original: https://www.eldiario.es/piedrasdepapel/brecha-ideologica_6_990111010.html

¡Con nosotras quien quiera! Sobre el caso Arandina. Laura Macaya (29/01)

Buen enfoque crítico frente a las tendencias punitivistas, existentes también en sectores feministas, y en defensa de un feminismo defensor de la libertad y la igualdad:

“Que una condena de 38 años sea entendida como un logro feminista es algo que el movimiento no puede permitirse…

Defender o conformarse con la solución punitiva a las violencias de género significa renunciar a transformar las condiciones que favorecen y generan esa violencia, como pueden ser la cárcel y la cultura del castigo, pero también, la legislación en materia de extranjería o la precariedad de los sectores laborales feminizados. Además, significa olvidar que todos esos mecanismos de dominación constituyen a los sujetos y los distribuyen en relaciones de asimetría y usurpación…

Es urgente revisar otras formas de administrar justicia que no estén basadas en la afrenta y la eliminación del otro, que realmente reparen el daño a la víctima y promuevan la transformación de todas aquellas estructuras e instituciones que generan y promueven más violencias, más castigos y más precariedad. Solo de este modo es posible reflexionar juntas acerca de propuestas que refuercen nuestras comunidades, en lugar de destruirlas, para que podamos elaborar formas propias de garantizar la libertad y la protección individual y colectiva con el fin de permanecer más fuertes y unidas a la hora de enfrentarnos a los sistemas de distribución injustos, las normativas sexuales y de género, la represión y la punitividad que, no olvidemos, atentan especialmente contra las comunidades más vulnerables…

Que el feminismo no es un movimiento unitario, es una obviedad, pero en estos momentos me parece urgente visibilizar esa fractura. Es imprescindible luchar por un feminismo que favorezca el acceso a mayor libertad en cuanto a las normativas sexuales y de género y mayor igualdad en cuanto a la distribución de recursos y prerrogativas para las mujeres y personas disidentes de los géneros normativos, pero no en exclusiva, ni en contradicción con la libertad de otros colectivos igualmente dominados. Algunas feministas no vamos a dejar de defender un feminismo que acoja y que priorice la libertad no contrapuesta a la igualdad en el acceso a los recursos, ni entendida como licencia de un sujeto infantilizado.”

Referencia web original: https://ctxt.es/es/20200115/Firmas/30692/caso-arandina-punitivismo-feminismo-violencia-machista-laura-macaya.htm

La derecha pone huevos de serpiente. Violeta Assiego (28/01)

Oportuna reflexión contra el incivismo, la manipulación y el cinismo de las derechas y por una ética solidaria e igualitaria:

“Cada día que pasa, en las conversaciones informales, se instala con total normalidad ese cinismo que desoye las reglas básicas de una ética de cuidados entre conciudadanos….

Por eso, es imprescindible que el Gobierno llamado progresista tome conciencia de la responsabilidad que representa –en este contexto donde la derecha se traviste de fascismo– luchar contra la desigualdad social. Pero no solo. Dentro de los activismos, los feminismos, las organizaciones sociales, los tejidos asociativos y los agentes que influyen en los cambios es vital no contribuir a poner huevos de serpiente en nuestros propios espacios. Ninguna defensa de una causa, por muy legítima que la creamos, nos exime de la responsabilidad de no usar las propias certezas, aún a sabiendas de que siempre se ajusten a una única verdad, para destruir aquello que molesta, para humillar a quien no entra en nuestra idea perfecta de lo que son o deben de ser las cosas. Esto lo tenemos claro quienes defendemos la lógica de los derechos humanos: nada justifica perseguir a nadie.”

Referencia web original: https://www.eldiario.es/zonacritica/derecha-pone-huevos-serpiente_6_989761051.html

Las explotaciones de clase, de género y de medio ambiente tienen causas comunes. Vicenç Navarro (27/01)

La necesidad de una posición unitaria entre los movimientos sociales (nuevos y viejos), integrando los grandes conflictos sociales (de clase social, género, medioambientales y étnico-raciales-nacionales) y con una dinámica transformadora progresista y de izquierdas. Selecciono la conclusión:

“Qué hay que hacer. La unión hace la fuerza De esta información se deduce la necesidad de relacionar las distintas formas de explotación a fin de realizar alianzas transversales en sus estrategias de liberación, como parte de un proyecto común, que es el fin del enorme poder de la clase dominante, machista e insensible a las consecuencias del deterioro medioambiental. No es por casualidad que las fuerzas más clasistas sean también las más machistas y las que están negando incluso la crisis climática. Es, pues, urgente que las izquierdas desarrollen esta sensibilidad hacia otras formas de explotación, como el machismo y la explotación ambiental. Y es también urgente que estos movimientos sociales se conciencien de la necesidad de establecer conexiones con otros movimientos de liberación, estableciendo una unidad de acción como parte de un proyecto común de liberación. El modelo solidario y colectivo del norte de Europa es mucho más eficaz y liberador que el modelo liberal y competitivo de EEUU, en que cada movimiento va por su cuenta.”

Referencia web original: https://blogs.publico.es/vicenc-navarro/2020/01/27/las-explotaciones-de-clase-de-genero-y-de-medio-ambiente-tienen-causas-muy-comunes/

Seis retos del feminismo (de base). Nuria Alabao (23/01)

Buena aportación para el debate de cuestiones cruciales para ‘los feminismos’. Defiende un movimiento feminista de clase, antipunitivo, y abierto al disenso que defienda la democracia radical. Aborda la disputa por el sentido del feminismo desde un feminismo de clase, atento al suelo pegajoso de las mujeres y no tanto al techo de cristal. Habrá que clarificar el sentido de las pugnas culturales (que no son solo de clase media), así como la vinculación con otras luchas y movimientos sociales. Y pendiente de la identificación colectiva de esta corriente feminista crítica que pone el acento en la acción de ‘base’, democrático, pluralista y no institucional.

Referencia web original: https://ctxt.es/es/20200115/Firmas/30636/Nuria-Alabao-Seis-retos-del-feminismo-(de-base)-violencia-machista-vox-extrema-derecha.htm

Digitalización, robotización, trabajo y vida: cartografías, debates y prácticas. Arturo Lahera Sánchez (2019)

Introducción al número monográfico de la revista académica Cuadernos de Relaciones Laborales, nº 37(1) 2019. Transcribo su Resumen que ilustra el enfoque de este importante tema del impacto de las nuevas tecnologías en el empleo y la vida:

“Como introducción al monográfico de este número, este artículo rastrea el ‘estado del arte’ de los debates sobre los efectos de los procesos de digitalización y robotización en el futuro del trabajo y del empleo. Revisa críticamente dos enfoques dominantes sobre si se va a producir un futuro desempleo tecnológico masivo o si, por el contrario, se producirá nuevamente un desplazamiento de la fuerza de trabajo a nuevos empleos con tareas y cualificaciones digitales, con ganadores y perdedores de la digitalización. Un primer enfoque es denominado digitalización de sustitución, que plantea la inevitabilidad de un masivo desempleo tecnológico por las disrupciones laborales de las nuevas tecnologías digitales (e Industria 4.0), que acabarán con múltiples ocupaciones y sus empleos, que serán automatizados. Un segundo enfoque alternativo será denominado como digitalización de tareas, centrado en plantear que la digitalización no elimina ocupaciones completas sino tareas específicas de los puestos de trabajo, potenciando la eliminación de algunos empleos y la creación de nuevos puestos de trabajo que permitirán el incremento del empleo global. Se enfatizará que ambas perspectivas coinciden en la aparición de perdedores y ganadores de la digitalización, con la necesidad de intervenir en los sistemas de formación y reciclaje del factor humano. Por último, se planteará una estrategia de diseño tecnológico de digitalización de integración, basado en plantear la industria 4.0 como una oportunidad para reforzar el uso colaborativo de las nuevas tecnologías digitales con la recualificación del factor humano.”

Referencia web original: https://revistas.ucm.es/index.php/CRLA/article/view/66037/4564456552272

El 4º pilar del bienestar: liberar a las mujeres y salvar las pensiones. Vicenç Navarro (21/01)

Navarro trata varios temas importantes: Cómo incrementar el número de trabajadores y cotizantes a la Seguridad Social; El aumento de la integración de la mujer en el mercado de trabajo; La necesidad del 4º pilar del bienestar: ¿qué es este pilar?; La urgente necesidad de eliminar la explotación de la mujer en España y facilitar a la vez la expansión de las pensiones; La necesaria revolución cultural en España, y Qué hay que hacer: las posibilidades con el nuevo gobierno de coalición de izquierdas (resumo el último):

“El nuevo gobierno está reavivando esta propuesta con una visión más completa. Bajo la dirección de la vicepresidencia segunda, importantes ministerios de cariz social han sido asignados a Unidas Podemos, la cual, con la ayuda y colaboración de un renovado PSOE, podría hacer progresar uno de los sectores del Estado del Bienestar menos desarrollado en España. Será necesario para ello que se movilicen los movimientos sociales –desde el movimiento feminista hasta el movimiento de pensionistas (entre otros)– para presionar en esa dirección y neutralizar las derechas carpetovetónicas, herederas del franquismo, que, por desgracia, no han cambiado; continúan siendo las derechas de siempre. Un gran viento de esperanza se abre paso hoy en España.”

Referencia web original: https://blogs.publico.es/vicenc-navarro/2020/01/21/el-4o-pilar-del-bienestar-liberar-a-las-mujeres-y-salvar-las-pensiones/

Francia vuelve a demostrar el poder de la calle frente a los envites del neoliberalismo. Enric Bonet (18/01)

Una buena crónica de la pugna sociopolítica que se está librando en Francia. Selecciono varios párrafos:

“Sin embargo, la realidad es que la reforma mantiene sus directrices más nocivas. Aunque la mayoría de los sindicatos pide su abandono, el ejecutivo centrista se mantiene firme en culminar este texto, que presentará el 24 de enero en el consejo de ministros. Más allá de la resolución final de este conflicto, este ha representado un nuevo capítulo en la histórica resistencia del pueblo francés al neoliberalismo. Tras años de impotencia ante la ofensiva del capital, los sindicatos han revivido viejos tiempos, en los que lograron frenar retrocesos sociales….

El ADN del macronismo consiste, según Godin, “en imponer en Francia el neoliberalismo con el que las élites sueñan desde hace cuatro décadas” …

“Macron no ha cambiado sus prioridades”, advierte Godin. Según este analista económico, con estas concesiones el dirigente centrista pretendía comprar la paz social para preservar sus medidas neoliberales. Así quedó reflejado con la adopción a mediados de 2019 de una agresiva reforma del sistema de desempleo, que dificulta el acceso y la cantidad de las indemnizaciones de los parados. O con la presentación en diciembre de la contestada reforma de las pensiones, que ha desatado un nuevo conflicto social en el país…

Respecto a la edad de jubilación en Francia, hay que tener en cuenta que el periodo de cotización para obtener una pensión completa es de 42 años, bastante más largo que los 36 años y nueve meses de España. Aquellos franceses que no lo alcanzan deben esperarse hasta los 67 años para retirarse con una pensión completa. “En las últimas semanas ha habido muchas escenificaciones y cambios de lenguaje, pero la realidad es que no se han producido grandes cambios. El proyecto actual se parece mucho al que se presentó en verano”, asegura Zemmour. Según este economista heterodoxo, “seguimos instalados en un escenario de confrontación directa entre el gobierno y los sindicatos”. Quizás con un rostro más amable y un lenguaje más sibilino, Macron sigue obstinado en erigirse en el Thatcher francés. Pero se confronta con un serio obstáculo: la resistencia del pueblo galo.”

Referencia web original: https://www.publico.es/internacional/macron-francia-vuelve-demostrar-calle-frente-envites-neoliberalismo.html

Los hijos no pertenecen a nadie, tampoco a los padres. Violeta Assiego (17/01)

Buen enfoque:

“No son los derechos de los padres los que están en juego con el veto parental, sino los de los niños; plantearlo de otra forma es tratar a estos como sujetos pasivos sin voz ni derechos, es usurparles la titularidad de su vida, tratarles como objetos. Si hay algo ideológico en el veto parental no es defender los derechos humanos, sino atacarlos; si hay algo verdaderamente ideológico es el veto parental

Referencia web original: https://www.eldiario.es/zonacritica/hijos-pertenecen-nadie-padres_6_985911428.html

¡Larga vida al Gobierno de la mayoría social!. Gabriel Flores (17/01)

Comentarios a las dificultades y posibles errores del Ejecutivo plural progresista. Acierta en la exigencia de cooperación entre ambos socios. Pero, no hay que olvidar que ahora se ha llegado a ese acuerdo y, por tanto, es posible la cooperación, tras el fracaso socialista de la operación centro y el gobierno en solitario y su cambio forzado hacia una acción unitaria con Unidas Podemos, que ha demostrado su resiliencia y acierto estratégico, como única alternativa frente al bloqueo de las derechas. Ese motivo instrumental inicial se debe complementar con la dinámica de lealtad al proyecto compartido para ensanchar sus bases sociales, iniciar los cambios democráticos y sociales imprescindibles y ser receptivos a las opiniones y críticas ciudadanas. Destaco un par de párrafos:

“Para dar cuenta de ese carácter sustancial de la disputa en la acción política se acuden a diversos tópicos, como el de la competencia virtuosa o el de unidad y lucha entre los que más se mencionan. Creo que como todos los tópicos reflejan parte de la realidad, pero no contribuyen a fijar la atención en lo esencial, en lo que distingue la excepcional coyuntura política que atravesamos: la necesidad de una leal cooperación a largo plazo entre ambos socios gubernamentales. Cooperación que no excluye la disputa, dado que tienen intereses y necesidades particulares, además de una historia y fuerzas motrices muy diferentes. Esa imprescindible cooperación debe implicar una clara visión compartida de que no hay posibilidades de cambio si pretenden conseguir más votos o apoyos sociales a costa o en contra de sus socios de Gobierno. Sólo se podrá avanzar en el cambio posible y ensanchar lo que es posible cambiar con el reforzamiento de los dos componentes de la coalición gubernamental y de la mayoría social frente a unas derechas doctrinarias que intentan, cuestionando la legitimidad del Gobierno Sánchez y aumentando el ruido y la inestabilidad, reforzar los privilegios y el poder de las elites y las clases dominantes.

Habrá críticas, también, desde la ciudadanía y los movimientos y organizaciones que vertebran la sociedad, porque defiendan prioridades diferentes o no compartan las iniciativas gubernamentales o los ritmos con los que el Gobierno pretenda llevarlas a cabo, sea por excesivamente lentos o por considerarlos demasiado rápidos. Nada peor para el buen desarrollo de la gestión gubernamental que despreciar la crítica, rehuirla o tratar de escudarse en la propaganda, el plasma o los relatos que intentan evitar la necesidad de dar explicaciones y ofrecer argumentos.”

Referencia web original: https://www.nuevatribuna.es/opinion/gabriel-flores/larga-vida-gobierno-mayoria-social/20200117101712170163.html

La desigualdad justa. Josep Ramoneda (16/01)

Una buena valoración, con una conclusión discutible. Frente a las derechas reaccionaria, encauzar el conflicto en Cataluña y abordar el desafío fundamental: el progreso (socioeconómico) de la ciudadanía (se supone que en un sentido igualitario). Falta por precisar el concepto complejo que toma de Piketty “desigualdad justa”, a modo de conclusión. Merecen la pena algunas aclaraciones.

Ya decía Aristóteles que era permisible la desigualdad derivada de los distintos méritos. Pero habría que profundizar en el equilibrio entre la igualdad real (y la emancipación), el alcance de la meritocracia y la redistribución equitativa, así como con las garantías públicas según las necesidades sociales y los derechos universales a una vida digna. En su reciente libro, Capital e ideología, Piketty tampoco lo avanza y dice: “Dar un sentido a las desigualdades, y justificar la posición de los ganadores, es una cuestión de importancia vital. La desigualdad es ante todo ideológica”. Pero la desigualdad se produce, sobre todo, por unas relaciones ilegítimas de poder, es decir, es relacional y estructural, y conlleva la interacción dominación/subordinación a superar. No hay que priorizar solo el cambio cultural o justificarla por méritos distintos, sin igualdad de oportunidades (reales, contextuales, de origen y trayectoria). En definitiva, el énfasis debe ser en combatir y deslegitimar la desigualdad injusta, que es la principal. Selecciono sus últimos párrafos:

“Fruto de estos conflictos, la política se ha radicalizado. Del tradicional teatro parlamentario bipartidista hemos pasado a la pelea identitaria, en la que los argumentos encallan en las apelaciones trascendentales: todo por la patria. Y las razones se pierden en el ondear de banderas, bajo el que se esconden las luchas de intereses. Estamos ahora en la resaca de esta fase. Donde la ciudadanía constata que, por mucho que la crisis se dé por amortizada, el horizonte de futuro sigue clausurado para mucha gente. Y donde a su vez las peleas patrióticas han llevado a un bloqueo que se ve difícil de romper. Y, sin embargo, el Gobierno de coalición y el acuerdo de investidura entre PSOE y Esquerra Republicana apuntan a la única vía posible de salida del impasse: que se abran brechas en cada uno de los bloques (el PSOE se aleja de la derecha que le tenía atrapado por el desafío independentista) y el independentismo catalán se parte por momentos, volviendo lentamente al eje derecha/izquierda.

En uno y otro caso, la radicalización se desplaza a la derecha, quizás porque con ello disimula su inmovilismo económico y social. De modo que en este momento, mientras la derecha española sigue aferrada a la táctica del juzgado de guardia y la derecha catalana a la confrontación, es la izquierda la que crea una mesa para hablar. Una vez formado Gobierno, las pesadillas de Pedro Sánchez han dejado paso a los sueños fantásticos: “Si se llega a una votación será porque se habrá llegado a un acuerdo. Y habremos resuelto la crisis de Cataluña”. Pero esta izquierda afanosa tiene un compromiso capital por el que será juzgada: devolver un horizonte de progreso a la ciudadanía. Piketty da nombre al empeño: la búsqueda de una “desigualdad justa”. Y asegura que no es oxímoron.”

Referencia web original: https://elpais.com/elpais/2020/01/15/opinion/1579099593_942165.html

El intento de golpe de Estado por vía judicial. Vicenç Navarro (16/01)

Una crítica incisiva y argumentada a la estrategia de las derechas:

“Ni que decir tiene que cualquier gobierno con vocación transformadora, como es el que acaba de ser escogido en las Cortes, tendrá que cambiar el orden de prioridades y la interpretación y aplicación de la Constitución. Su credibilidad dependerá de que ello ocurra. Y para que ello suceda será muy necesario hacer cambios sustanciales en los aparatos del Estado…

Pero donde el dominio de las derechas ha sido casi completo es en el poder judicial. La gran mayoría del personal profesional es profundamente conservador (muy de derechas)… Otro indicador de la gran derechización del sistema judicial es su sesgo a favor de los grandes intereses económicos y financieros como la banca, que ha alcanzado tales niveles que incluso ha merecido la recriminación de la justicia europea en múltiples ocasiones, como es el caso de las cláusulas suelo que protegían a la banca en detrimento del consumidor. Y todavía otro indicador de esa derechización es la sanción enormemente desproporcionada que se ha impuesto a los dirigentes independentistas, con un claro acento represivo…

Es esencial, sin embargo, que se aprenda de lo que ocurrió en la Transición, cuando las izquierdas, al llevar a cabo su necesaria integración en las instituciones del Estado, abandonaron las movilizaciones sociales que habían sido, como indiqué al principio, la principal causa de que se terminara el período dictatorial. Tal movilización es necesaria para presionar a fin de que se aplique el programa de gobierno ya pactado, el cual representa una apertura a un cambio que es muy urgente y necesario, rompiendo con la imagen que los grandes medios conservadores están promocionando de que hoy las dos Españas (la conservadora y la progresista) están muy igualadas entre sí, asumiendo erróneamente que la distribución de escaños en las Cortes refleja el sentir de la ciudadanía española. Los datos muestran que la gran mayoría de las clases populares (que constituyen la mayoría de la población) de los distintos pueblos y naciones de España están deseosas de estos cambios propuestos por el programa del gobierno de coalición…

Hoy, la estrategia de las derechas es expandir la judicialización de la política a todas las principales áreas de intervención gubernamental, trasladando la judicialización de los temas territoriales también a los temas sociales. Con su agresividad intentarán, conjuntamente con las cloacas del Estado (que permanecen inalteradas) y en colaboración con el periodismo basura (que continúa visible en los grandes medios), destruir los sectores y personajes más progresistas del gobierno de coalición. Lo han estado haciendo y lo seguirán haciendo. Así es la derecha española, que es continuadora de la derecha de siempre.”

Referencia web original: https://blogs.publico.es/vicenc-navarro/2020/01/16/el-intento-de-golpe-de-estado-por-via-judicial/

Es la complejidad, idiota. Jesús Maraña (15/01)

Buena mirada interpretativa. La realidad es compleja (plural, ambivalente, multidimensional, con tendencias contradictorias…). Para comprenderla se necesita realismo crítico, una visión multilateral y una actitud abierta y dialógica. Y ello es compatible con la necesidad de una estrategia política (democrático-igualitaria) definida y firme, o sea, ni simple ni ambigua, tal como señala sobre el actual Gobierno de coalición progresista:

“Para entendernos más acá de la teoría: fortalecer y dotar de eficacia a esta “democracia compleja” exige diálogo frente a imposición, capacidad de escuchar frente al griterío, humildad contra la prepotencia, defensa radical de la pluralidad ante los sectarismos, respeto en lugar de insultos, colaboración y no crispación. Se trata, efectivamente, de generar inteligencia colectiva y de fortalecer el sistema democrático institucional y las vías de participación y control popular, de forma que ni la dictadura de los expertos ni tampoco la de la opinión pública guíen las decisiones de gobierno. No nos cansemos de insistir: la democracia necesita nuevas vías de participación además de las urnas, pero también órganos eficaces de control, regulación y vigilancia que garanticen que un corrupto o un imbécil que llegue al poder se vea pronto obligado a abandonarlo y haga el mínimo daño posible a la comunidad…

Ya sea por convicción o por necesidad, el Gobierno de coalición se estrena lanzando signos de haber comprendido esa realidad compleja y la necesidad de asumirla y de actuar en consecuencia. Llega dispuesto (u obligado) a disputar al conservadurismo neoliberal y a la extrema derecha la hegemonía cultural en esta época en la que importan tanto como siempre los principios y los contenidos, pero más que nunca la capacidad de comunicar lo que se hace y el marco del debate público generado.”

Referencia web original: https://www.infolibre.es/noticias/opinion/columnas/2020/01/15/es_complejidad_idiota_102841_1023.html

Repartir el poder. Ignacio Sánchez-Cuenca (14/01)

Acertado diagnóstico sobre la excesiva acumulación de poder (económico, institucional y relacional), que exige su redistribución y una democratización profunda (aunque sea difícil):

“Pues bien, creo que hay motivos para afirmar que desde el inicio de la crisis económica, en España el poder se ha concentrado, no en todas las dimensiones posibles, pero sí en algunas de ellas…

En primer lugar, la gran crisis financiera se llevó por delante las cajas de ahorro, quedando el sector dominado por cinco grandes entidades, el Santander, el BBVA, Caixabank, Bankia y Banco de Sabadell…

En segundo lugar, se ha producido una gran asimetría de poder en el mercado de trabajo. La reforma laboral aprobada por el Gobierno de Mariano Rajoy ha supuesto en la práctica una mayor concentración de poder en las empresas frente a los trabajadores…

En tercer lugar, el sector privado ha ganado un poder considerable frente a los servicios públicos que provee el Estado. Así, tanto en educación como en sanidad la inversión de los grupos económicos privados ha aumentado mucho más que la del sector público…

En cuarto lugar, se ha producido una cierta recentralización del poder político en el gobierno central en virtud de las obligaciones fiscales adquiridas por España en el área euro…

En fin, en estas cuatro dimensiones (la financiera, la laboral, la social y la territorial), se ha producido una mayor concentración de poder, que genera desigualdades de tipo diverso. Inevitablemente, esto supone un problema para el funcionamiento de la democracia. Hay tres opciones ante este problema: la inacción, basada en el supuesto de que se trata de procesos naturales o espontáneos que no tiene sentido dirigir; la compensación, intentado ayudar o proteger a los colectivos que salen perdiendo con estos cambios; y la corrección mediante políticas que alteren la distribución de poder. Esta última opción es la más ambiciosa, pero también la más difícil: supone enfrentarse con intereses fuertes y bien pertrechados para defender el statu quo.”

Referencia web original: https://ctxt.es/es/20200115/Politica/30529/poder-sanchez-cuenca-gobierno-bancos-crisis-politicas.htm

De lo que no se habla sobre la democracia española. Vicenç Navarro (13/01)

Justa valoración sobre el sesgo conservador de la ley electoral, con la constatación de la continuada mayoría electoral de las izquierdas y, específicamente, de las propuestas progresivas del gobierno PSOE-Unidas Podemos:

“Esta escasa representatividad tiene lugar también en el sistema democrático español. La distribución de escaños en las Cortes Españolas no muestra la verdadera distribución de sensibilidades políticas existente en la ciudadanía española, pues no refleja la voluntad de la mayoría de la población, ni siquiera de la ciudadanía votante… verán que en la mayoría de las elecciones a las Cortes durante el periodo 1977-2008 los votos a los partidos de izquierda sumaban sustantivamente más que los votos a las derechas…

Esta situación se ha seguido dando en la mayoría de elecciones a las Cortes, en las que los votos a las izquierdas han sido mayores que los votos a las derechas, siendo la diferencia en abril de 2019 de 1,5 millones de votos, y de casi 1 millón en las elecciones de noviembre del mismo año. La interpretación de los resultados de tales elecciones (a partir de los cuales el candidato de izquierdas, el Sr. Pedro Sánchez, obtuvo la presidencia por solo 2 escaños de diferencia en las Cortes Españolas), fue, de nuevo, incorrecta, ya que se presentaron como indicador de que la ciudadanía española estaba dividida en dos mitades iguales, lo cual no era cierto. Los datos no permitían llegar a tal conclusión. Lo mismo (o todavía peor) ha ocurrido en Catalunya, donde las derechas han gobernado la mayor parte del período democrático…

Los resultados electorales y el número de escaños que estos determinan no reflejan apropiadamente el abanico de opiniones políticas existente en el país…

Los datos presentados en este artículo muestran que sería un gran error que el gobierno actual interpretara los resultados de las elecciones en las Cortes como una casi igualdad de fuerzas entre la España conservadora (muy de derechas) y la España progresista. La primera es mucho más reducida que la segunda, no solo en cuanto a votos, sino también en cuanto al hecho de que una mayoría de la población apoya las políticas públicas progresistas. De ahí que la “moderación” que de nuevo promueven los establishments político-mediáticos del país no se justifique a la luz de los datos disponibles. La evidencia muestra que hoy hay un gran apoyo mayoritario para llevar a cabo la gran mayoría de propuestas hechas por el nuevo gobierno de coalición PSOE-UP.”

Referencia web original: https://blogs.publico.es/vicenc-navarro/2020/01/13/de-lo-que-no-se-habla-sobre-la-democracia-espanola/

Regresión progresiva. Metamorfosis de la política social europea. Wolfgang Streeck (2019)

Interesante ensayo del sociólogo alemán en New Left Review 118 (2019) donde explica las distintas etapas de la política social europea: etapa 1, Planificación sectorial en economías mixtas; etapa 2, Federalismo del estado del bienestar; etapa 3, El capital se impone de nuevo; etapa 4, Europa en la tercera vía; etapa 5, La política social, subsumida; y 6, Perspectivas de futuro. Señalo sus conclusiones sobre el debilitamiento del ‘modelo social europeo’:

“Las políticas sociales europeas han experimentado un continuo vaivén, cambiando con la dinámica de la economía capitalista, de las relaciones de poder entre el capital y el trabajo, así como al hilo del tamaño y la heterogeneidad de «Europa» como entidad política. Lo que se estableció como un ejercicio internacional en la gestión pública tecnocrática de sectores económicos específicos se convirtió durante un corto periodo de tiempo en un proyecto de construcción del Estado del bienestar socialdemócrata, lo cual desafió y fue posteriormente desafiado por el proyecto de construcción neoliberal de un mercado supranacional, que para entonces había comenzado a surgir de la crisis de la economía mixta característica del capitalismo administrado por el Estado de la Europa de posguerra.

Ese conflicto se resolvió en la década de 1980 a favor de la construcción supranacional del mercado con el advenimiento del «mercado interno» en 1992 y la introducción de la moneda común carente de Estado a fines de la década, lo cual constitucionalizó el «déficit democrático» de la Unión con respecto de la política monetaria, a escala supranacional, y de la política fiscal, económica y social en los Estados miembros. A ello se sumó en la primera década del nuevo siglo un proyecto de construcción imperial, que utilizó el apoyo financiero y fiscal a los países periféricos para atraerlos a la órbita del centro de Europa occidental, ayudando a «Occidente» a extender su periferia hasta las fronteras de Rusia.

La política social europea actual ya no es un campo de política («relativamente») autónoma impulsado por intereses en conflicto, por débiles y limitados que fueran, con los imperativos de la acumulación de capital. En lugar de retrasar o modificar el curso del desarrollo capitalista, la política social europea, en sus muchas y diversas versiones, se vio envuelta en la crisis general de la acumulación capitalista y del sistema estatal de posguerra, y más recientemente en la batalla por un orden posneoliberal y, de hecho, por el futuro del capitalismo. ¿Qué pasará con la política social europea, dada su actual condición de crisis y debilidad, ahora que se ha estancado el proceso de «integración europea» de posguerra? Depende de lo que llegue a ser el sistema estatal de Europa occidental dada su sobre-extensión, su frustrada ambición de centralización tecnocrática, sus disparidades cada vez mayores entre regiones y Estados, la creciente desigualdad de sus ciudadanos y las ambiciones geopolíticas de París, Berlín y, de un modo diferente, Bruselas. Sin embargo, lo que parece claro es que el proyecto, que se remonta a la década de 1970, de un Estado del bienestar a escala europea, que otorgaba contenido político a un supuesto «modelo social europeo», ha llegado a su fin.”

Referencia web original: https://newleftreview.es/issues/118/articles/progressive-regression.pdf

Machismo y LGTBIfobia en las políticas públicas. Teresa Maldonado (8/01)

Para un debate sereno sobre la complejidad de las relaciones sexuales y de género y para adoptar políticas públicas adecuadas al conjunto de esta diversidad de discriminaciones:

"La violencia patriarcal se ceba también con aquellas personas que desoyen el llamado mandato de género… ¿La diversidad sexual y de género debe estar asociada a igualdad de género o es conveniente ubicarla con las políticas de inmigración, discapacidad u otras? ¿La lucha contra la violencia de género debe incluir a la LGTBIfobia o no debe hacerlo?”

Referencia web original: https://www.pikaramagazine.com/2020/01/machismo-y-lgtbifobia-en-la-politicas-publicas/?

"No nos vamos a olvidar de dónde venimos". Pablo Iglesias (7/01)

Una larga e interesante entrevista donde Iglesias opina de todos los temas de actualidad .

Referencia web original: https://www.eldiario.es/politica/Pablo-Iglesias-vamos-olvidar-venimos_0_982002194.html

Gobierno de coalición: enterrar el ‘síndrome Mitterrand’. Juan Laborda y Andrés Villena (7/01)

Ante los desafíos del nuevo gobierno es conveniente aprender de algunas experiencias históricas similares, salvando las distancias, sobre la capacidad de la política y el Estado para regular la economía y las dinámicas estructurales y de poder mundial:

“Más allá de los resultados que pueda obtener, el nuevo Ejecutivo tiene la posibilidad de demostrar que la política sigue teniendo sentido en las democracias europeas.”

Referencia web original: https://ctxt.es/es/20200108/Firmas/30437/gobierno-europa-francia-mitterrand-economia-villena-juan-laborda.htm

¿Un gobierno contra el Estado o un Estado contra el gobierno?. Xavier Doménech (6/01)

Clarificador diagnóstico y solución adecuada ante la evidencia de la actuación de parte del Estado de ‘hacer saltar por los aires los acuerdos que llevaban a la investidura’:

“Si esta coalición quiere perdurar deberá hacer frente al problema, cada vez más grave como indica Europa, de la reforma de las Leyes Orgánicas del Poder Judicial y del Tribunal Constitucional. No para controlar políticamente la justicia, sino para evitar que la misma actúe políticamente como ha hecho de forma manifiesta en la última década. El Consejo de Europa ya avisó en este sentido en 2017 que el Tribunal Constitucional debía ser neutral. Las últimas sentencias del Tribunal de Justicia de la UE han puesto al Tribunal Supremo claramente ante un espejo que no habla de garantía de derechos. Asimismo, estas instancias han desarrollado una jurisprudencia ante la crisis económica claramente favorable a los grandes intereses económicos, con el escándalo de la sentencia sobre las hipotecas en 2017 o las posibilidades de municipalizaciones de bienes públicos en 2019. En este tema la nueva coalición de gobierno sólo podrá subsistir si avanza hacia delante. Independientemente de la voluntad que se tenga, quedarse parado no es una opción. Lo conseguirá o no, pero aquí no se cierra nada, todas las crisis abiertas en la última década siguen allí y afectan al corazón del Estado. Sólo hacia adelante hay soluciones, hacia atrás seguro que no.”

Referencia web original: https://www.ara.cat/es/opinion/xavier-domenech-gobierno-contra-estado_0_2375762497.html

La próxima gran transformación. James K. Galbraith (5/12)

Interesante ensayo titulado en la versión digital ‘Por qué acabar con la desigualdad es la salvación del capitalismo’. Considera imprescindible frenar la desigualdad para lo que es necesario controlar el carácter depredador de las finanzas globales. Destaco algunas frases:

“Las finanzas globales y la desigualdad económica son las dos caras de la misma moneda… Al igual que en el new deal original, el primer paso tiene que ser una reforma financiera… El actual nivel de desigualdad es síntoma de una enfermedad económica que amenaza la perduración de una existencia humana organizada, pacífica y próspera. Las desigualdades provocadas por los momentos de prosperidad financiera disparada y la concentración de ingresos en sectores especulativos (burbujas) son insostenibles por naturaleza. Si nos preocupa la sostenibilidad medioambiental, también tenemos que preocuparnos por la sostenibilidad en el terreno de la economía, ya que la inestabilidad obstaculiza la acción eficaz ante los desafíos mundiales, incluidos el cambio climático y la amenaza nuclear. Si no hacemos nada, nos habremos atado de manos. Cualquier planteamiento tolerante con la desigualdad extrema y carente de utilidad pública es una fórmula que garantiza disturbios sociales, conflictos internacionales y pérdida de libertades ya en peligro en todas partes.”

Referencia web original: https://elpais.com/elpais/2020/01/03/ideas/1578052655_735844.html?prod=REGCRART&o=cerrideas&event_log=oklogin

“No hay economía ni tecnología ni política ni sociedad sin naturaleza y sin cuidados”. Entrevista a Yayo Herrero (3/01)

Una interesante entrevista donde esta antropóloga, ingeniera, profesora y activista, una de las principales defensoras en España del ecofeminismo, expone ‘una teoría y una práctica que permite vincular opresiones y entender el mundo combinando las herramientas de la ecología social y el feminismo’.

‘El ecofeminismo es una teoría o conjunto de teorías que permite vincular diversas opresiones, pero también es un movimiento social, aunque según dice la activista Yayo Herrero, las “etiquetas” no son lo importante, sino “lo que hay de fondo”, es decir, “la defensa de la tierra y, por otro lado, un proceso emancipador de mujeres que se presentan y se configuran como agentes clave para defender y proteger la vida”.

Referencia web original: https://www.elsaltodiario.com/ecofeminismo/entrevista-yayo-herrero-econom%C3%ADa-tecnolog%C3%ADa-pol%C3%ADtica-sociedad-naturaleza-cuidados?

Vísperas de un cambio político cargado de futuro. Gabriel Flores (3/01)

Un relato esperanzado: ‘Estamos en vísperas de un cambio político inédito y trascendental’. Otra cosa son las causas, el por qué se ha abierto la oportunidad del gobierno progresista de coalición, para valorar qué consistencia tiene el proyecto acordado. Así, se debería realzar: un contexto de grave situación socioeconómica, institucional y europea; la crisis del bipartidismo, particularmente el PSOE, como representación política exclusiva, y la aceptación del pluralismo (nacional y en las izquierdas); el fracaso de los intentos normalizadores o centristas de la dirección socialista y su monopolio gestor, y la persistencia de un campo sociopolítico firme por el cambio real de progreso, representado, sobre todo, por Unidas Podemos y sus convergencias y aliados que han mantenido una fuerza determinante. Abordar bien esos retos, junto con la regulación de la plurinacionalidad, va a ser fundamental para afianzar esta experiencia compartida frente a la ofensiva de las derechas.

“La acción política del Gobierno de coalición progresista va a resultar decisiva para la necesaria extensión de esa experiencia de cooperación más allá de una difícil legislatura, pero no podrá sostenerse sin la complicidad crítica de la ciudadanía, las clases trabajadoras y las organizaciones que las representan y defienden. Y para ello será básico la capacidad de estas organizaciones de servir de portavoces de las críticas de los sectores sociales en los que se sustentan y a los que representan y exigir diálogo y respuestas de instituciones y responsables políticos.”

Referencia web original: https://www.nuevatribuna.es/opinion/gabriel-flores/visperas-cambio-politico-cargado-futuro/20200103110531169691.html

La izquierda que habla como Vox para oponerse a derechos. Nuria Alabao (3/01)

Una crítica al llamado ‘feminismo reaccionario’, de tipo esencialista, desde un feminismo más inclusivo, defensor de los derechos de las mujeres y personas LGTBIQ, así como con una concepción del sujeto feminista basado en la experiencia práctica y relacional (por la igualdad y la emancipación). Denota la pugna de fondo por el control institucional de las políticas feministas y la orientación político-ideológica del movimiento feminista. Selecciono dos párrafos:

“El marco más general donde se desarrolla el debate es lo que llaman “el sujeto del feminismo” del que dicen que no puede incluir a trans o personas que cuestionen el binarismo de género. Pero los sujetos políticos no se construyen ni en abstracto ni en la teoría, se construyen en las luchas. Y lo cierto es que los y las trans ya están en nuestras movilizaciones, como están por ejemplo en muchas asambleas del 8M. Sus demandas no compiten con las del feminismo, solo lo hacen más fuerte y más potente. La extrema derecha mundial –que se aglutina bajo la batalla contra la “ideología de género”– lo tiene muy claro: la reacción es simultánea contra los derechos de las mujeres –sexuales y reproductivos fundamentalmente, pero también otros– y los de las personas LGTBIQ –matrimonio, adopciones, Ley de Identidad, etc–. Ellos no hacen distinciones, perciben muy claramente lo conectadas que están estas luchas.

En definitiva, ¿qué feminismo es el que quiere quitar derechos a otras personas? Solo hay una respuesta, es un feminismo reaccionario, uno de mujeres privilegiadas –con sus tribunas, sus posiciones institucionales, sus charlas que utilizan para negar derechos a otras que están peor–. Uno relacionado con la tendencia a hacer política desde identidades cerradas, con una visión de la sexualidad como espacio de peligro para las mujeres que considera que ser mujer es un lugar con ciertos privilegios conquistados que no quieren compartir con otras personas vulnerables. Y por cierto, con posiciones institucionales que tampoco quieren perder en un momento de eclosión feminista donde llegan muchas generaciones nuevas con un feminismo más transgresor. ¿Quién va a representar al feminismo? ¿Quién va a definir sus demandas y a qué intereses de clase va a responder? ¿A los de las más vulnerables o al de las que ya están arriba preocupadas por el techo de cristal. Este debate sobre los derechos trans clarifica mucho las posiciones.”

Referencia web original: https://blogs.publico.es/otrasmiradas/27396/la-izquierda-que-habla-como-vox-para-oponerse-a-derechos/

Desafíos ineludibles. Albert Recio Andreu (1/01)

Agudas reflexiones sobre los retos y tareas de la izquierda transformadora para 2020, aunque pone el acento en el riesgo del gobierno progresista de coalición más que en la oportunidad para iniciar un cambio de progreso.

“Entramos en 2020 sin haber resuelto ninguna de las grandes incertidumbres políticas que teníamos hace un año. En algunos casos —sobre todo la consolidación institucional de Vox— hemos ido a peor. Los vaivenes del ciclo electoral, la frustrada investidura y el inacabable procés catalán deparan una combinación de hastío y crispación a partes iguales, que son asimismo fábricas de despolitización y de integrismo. Y el panorama es aún más sombrío cuando se visualiza la situación internacional con un fin de año dominado por la victoria de Boris Johnson en Gran Bretaña y el fracaso previsible de la COP25. No es cuestión de pesimismo, sino de tratar de entender la naturaleza y la complejidad de las situaciones para poder desarrollar una respuesta adecuada. En lo que sigue me limitaré al caso español, en concreto a debatir los principales puntos de ruptura que pueden afectar al futuro inmediato, en especial a las aspiraciones de transformación social. Consideraré tres planos de tensión: el que se deriva de la polarización izquierda-derecha a escala nacional, el del conflicto catalán y el que vuelve a emerger en el seno de la izquierda con el posible acceso de Unidas Podemos al Gobierno central…

Hay una tercera tensión emergente que merece ser explorada, la que surge de la posible entrada de Unidas Podemos en el Gobierno. No es nueva, pues afecta de forma persistente a la relación entre la izquierda transformadora y la presencia institucional, un problema que suele tener mal encaje y que obliga a ser repensado de modo permanente. En lo sustancial, es obvio que muchos de los problemas actuales requieren de una izquierda fuerte capaz de generar hegemonía cultural entre la población y de desarrollar políticas que transformen la realidad. Tenemos, en cambio, una izquierda social y política débil, aunque hay que matizarlo…

Sin embargo, para que la situación se consolide hace falta adecuar un buen modelo organizativo y orientar bien la relación entre la esfera política institucional, los movimientos sociales y los núcleos de reflexión política. Y es ahí donde hasta el momento está casi todo por hacer y mucho de lo hecho ha estado mal orientado. Con la entrada de Unidas Podemos en el Gobierno las cosas pueden empeorar aún más. Formar parte de cualquier espacio institucional condiciona y coarta. El peor peligro es que al final se asuma la lógica de las instituciones y se trate de imponer a la base una especie de pensamiento único diseñado para hacerles cómoda la vida a los que ocupan dicho espacio institucional; sobre todo si, como ocurre en este momento, hay personalidades muy dominantes que ocupan u ocuparán esos cargos. También pueden surgir problemas en el otro lado.”

Referencia web original: http://www.mientrastanto.org/boletin-186/notas/desafios-ineludibles

Pasos hacia una política antisexista. Antonio Giménez Merino (1/01)

Una interesante aportación: A propósito del Manifiesto feminista por un debate sin censuras.

“Por todo ello, antes que pensar en la intensificación de la intervención penal o en prácticas prohibicionistas al servicio de la victimización simbólica de las mujeres, lo que hace falta es asegurar un terreno común contra el sexismo lo más amplio posible. Eso es lo que está pidiendo, sensatamente, el sector académico y activista del feminismo más consciente de la necesidad tanto de democracia interna frente a las nuevas tendencias reaccionarias como de generación de estrategias en la que se vean también llamados, como sujetos beneficiarios y no antagonistas, los varones."

Referencia web original: http://www.mientrastanto.org/boletin-186/notas/pasos-hacia-una-politica-antisexista

Cinco tesis sobre el procés. Hèctor Xaubet (1/01)

Una buena clarificación de varias interpretaciones unilaterales sobre la relación entre procés e independentismo y explicar el nuevo ciclo que comienza. Selecciono varios párrafos:

“El propósito real del procés, que evidentemente no es el mismo que el de los independentistas honestos, no es otro que mantener la rueda en marcha: el procés se retroalimenta a fin de seguir consiguiendo réditos electorales y a fin de que la derecha siga presidiendo la Generalitat…

Lo que en estas líneas defendemos es fácil de comprobar en la medida en que nos damos cuenta de que el nacionalismo español se ha avivado en toda España, no solo en Cataluña, porque lo que afecta en Cataluña se ve y se representa como una amenaza al sentimiento de pertenencia global. Pero, como esta polarización política que el nacionalismo españolista ha generado no puede trasladarse en términos puros a todos los territorios del Reino —pues no en todos lugares hay un “nacionalismo periférico” al que confrontarse—, se expresa en forma de exacerbación nacionalista, de forma que los partidos (básicamente la derecha) compiten entre ellos para mostrarse lo más españolistas (“españoles”, dirán ellos) posible…

Pero vayamos un poco más allá, al núcleo de nuestra tesis: la polarización social, en este contexto de confrontación nacionalista, supone problematizar también aquello que usa la sociedad para comunicarse y que es a la vez distintivo de Cataluña —aunque no solo— respecto del resto de España, o sea, la lengua. Consecuencia indeseada del procés, por vía de la exaltación nacionalista de C's (que justamente entró en el Parlament en el 2006 con un solo punto en el programa: la erradicación de la inmersión lingüística), es y ha sido el ataque a la lengua catalana, el sentimiento de agravio de la comunidad castellanoparlante, el rechazo de la lengua catalana como instrumento de inclusión social, papel que ha desarrollado hasta ahora y que, creemos evidente, ha demostrado ser efectivo. De esta forma, lo que ha conseguido colar C's bajo la apariencia de anti-independentismo es en realidad un profundo anticatalanismo, que muchos inconscientemente reproducen. No podemos ser ingenuos y aceptar ese discurso, porque esto significaría certificar que hay una división social (entre dos comunidades lingüísticas), representaría confirmar una cierta etnicidad y supondría rechazar el que fue lema de integración e inclusión del pueblo catalán en su conjunto por parte de la izquierda: “un sol poble” (‘un solo pueblo')…

El procés es, como hemos visto, una estategia de gestión autojustificativa y, como decimos, muta continuamente. En su reelaboración aparecen a veces fricciones, sea por su alta negligencia o por disonancias entre los timoneles del procés —entre ellos o entre ésos y las bases independentistas—. Ciertamente, la mutación puede llevar a choques con el principio de realidad así como a choques por la lucha por el poder. Igualmente tenemos que considerar que la mutación no implica, evidentemente, un cambio parejo en las bases independentistas, que siguen siendo independentistas, y que por tanto pueden distanciarse de los líderes…

Finalmente, estas disonancias —como las hemos llamado— nos llevan a considerar que el procés está entrando en una nueva fase; todavía tiene que adaptarse y acomodarse, hasta que pueda controlar las protestas —que evidentemente no son para nada deseadas por la derecha— y pueda mantener al movimiento independentista firmemente cooptado. Aun así, sabemos que a veces la política genera efectos “indeseados”, como la exacerbación del nacionalismo españolista en el caso del procés, y sabemos también que en el gobierno español ahora toma parte Podemos, un partido que a pesar de no haber estado siempre a la altura, a nuestro parecer, tiene ciertamente un talante distinto y una visión sobre España y Cataluña que no casan con el endémico centralismo castellano. Aunque estos dos motivos nos lleven a estar expectantes, el autor de estas líneas no cree que la lógica del procés expresada en estas tesis —aunque ahora nos interesa especialmente esta quinta, por ser la que recoge la relación entre gobierno catalán y gobierno español— se vaya a ver alterada.”

Referencia web original: http://www.mientrastanto.org/boletin-186/notas/cinco-tesis-sobre-el-proces