Blog: http://www.antonio-anton-uam.es

SE HACE CAMINO AL ANDAR

Publicaciones (propias y ajenas) de interés sociopolítico

Selección mensual en el BOLETÍN INFORMATIVO: ver Boletín

Antonio Antón: Ver Presentación-UAM

Novedades

Año 2021

Año 2020Año 2019

Artículos ajenos (abajo)

Artículos, Ensayos y Libros destacados (abajo)  

Artículos propios (último mes):

Derechos trans y feminismo. Antonio Antón, en Nueva Tribuna (19/10/2021)

Nueva versión de la que selecciono un párrafo:

“Con estos precedentes se legitima la nueva normativa que coloca a España en la vanguardia de la defensa de los derechos de las personas trans. Los objetivos del proyecto de ley, ampliado al conjunto de los colectivos LGTBI, en el que están inscritas las personas trans, están claros y son coherentes con los criterios europeos, basados en los derechos humanos: prevenir y eliminar todo tipo de discriminación que afecte a la percepción social del colectivo LGTBI y a sus familiares, garantizar y promover el derecho a la igualdad real y establecer la rectificación registral relativa al sexo y al nombre de las personas, dando validez jurídica a su tránsito de sexo con la sola expresión de la voluntad de la persona (mayor de 16 años), ratificada a los tres meses. Los colectivos LGTBI están de enhorabuena por ese avance en sus derechos.”

Referencia web original: https://www.nuevatribuna.es/articulo/sociedad/derechos-trans-feminismo/20211019081658191999.html

Contra el machismo. Antonio Antón, en Público (12/10/2021), y en Rebelión (20/10/2021)

A partir del análisis del reciente e interesante barómetro "Juventud y género. Identidades, representaciones y experiencias en una realidad social compleja", expongo varias reflexiones sobre el alcance de la violencia machista y el avance feminista:

“Lo destacado ahora, mediáticamente, es la actuación y visibilidad, junto con grupos reaccionarios y coactivos de una minoría de varones jóvenes, de un sector social significativo de una quinta parte que mira para otro lado, sin deslegitimar esa violencia machista y que reacciona de forma autoritaria frente a los avances igualitarios feministas.

En todo caso, analizando las dobles tendencias sociales no se puede afirmar que aumenta la oposición social al feminismo y las políticas de igualdad entre hombres y mujeres, sino todo lo contrario. Es decir, se han reforzado los dos campos: en una minoría, una actitud más desacomplejada, permisiva con las agresiones machistas y homofóbicas; en una mayoría, una mayor conciencia feminista y tolerante con la diversidad de opciones sexuales y de género.

Por tanto, a mi parecer, el aspecto más relevante y ascendente es el avance feminista en la mayoría de la juventud (y la sociedad), que también se refleja en el estudio. Así, la conciencia feminista crece entre la gente joven en este periodo de cuatro años, desde 2017 -antes de la nueva ola de activación feminista-, aunque con desigualdad por sexo. Una gran mayoría de mujeres jóvenes constata la existencia de desigualdad de género (70%) y la identificación feminista (67%), desde menos de la mitad (46%); pero también asciende esa conciencia feminista en varones jóvenes que pasa del 24% al 33%...

Se trata de un enfoque realista y relacional, que prioriza el comportamiento y la subjetividad, en este caso, la actitud transformadora igualitaria-emancipadora-solidaria, alejado de la idea determinista de que todos los varones son machistas (o malos) y todas las mujeres son feministas (o buenas); o bien, es más riguroso que la idea buenista, derivada de una antropología optimista, de que todos los seres humanos son buenos por naturaleza y solo hay algunas disfunciones personales a tratar por la vía penal o solo cultural. En este sentido, este análisis empírico también debilita la opinión individualista liberal (o postmoderna) de que no tiene relevancia la posición estructural de la amplia subordinación y desventaja femenina o, en sentido contrario, la persistencia de privilegios masculinos amparados en grupos de poder.

Por tanto, se percibe la existencia de realidades estructurales y político-ideológicas que amparan y refuerzan esa desigualdad y marginación por razones de sexo u opción sexual y de género, que necesitan una respuesta en esos ámbitos institucionales y socioculturales que incluyan y acompañen los cambios de mentalidades y los esfuerzos individuales. Esta es una enseñanza importante a la hora de encarar las estrategias políticas y los cambios normativos. Por una parte, para que no se queden en la mera retórica, más o menos complementada con la exclusiva acción penal; por otra parte, para no fiarlo todo a la acción cultural o la expectativa del cambio individual. Es imprescindible la solidaridad colectiva, la cobertura institucional y la transformación socioeconómica.”

Referencia web original: https://blogs.publico.es/otrasmiradas/52668/contra-el-machismo/

Referencia de la versión en Rebelión (20/10/2021): https://rebelion.org/contra-el-machismo/

El individuo y lo común. Antonio Antón, en Mientras Tanto nº 205-octubre

Selecciono varios párrafos de esta nueva versión sobre esta interacción clave para comprender la sociedad actual:

“El proceso de individualización tiene un carácter doble, como la propia modernidad. Por un lado, libera a las personas de las ataduras de las rigideces estamentales y las estructuras sociales y de poder premodernas, poniendo el énfasis en la igualdad y la libertad de los individuos. Por otro lado, tiende a destruir los vínculos sociales y comunitarios que reforzaban las experiencias y las costumbres comunes de las capas populares que se enfrentan a los nuevos poderes emergentes (económicos e institucionales) que constriñen las bases para su libertad y su igualdad reales…

Bilbao encadena los tres procesos: individualización, fuerza de trabajo (libre e igual en lo formal) y economía de mercado como nueva relación de dominación de las nuevas élites (burguesas). Es en ese marco en el que explica la justificación liberal de la relación del nuevo individuo como fundamento de la sociabilidad, entendida como nuevo orden social… capitalista. Es una profunda crítica a los fundamentos del liberalismo que apunta a generar otras bases de la sociabilidad, que no pueden ser las de la sociedad tradicional desigualitaria y dominadora de las viejas élites que pretendían representar su particular bien común…

Pero el núcleo duro del individuo, como base del orden social, se mantiene como fuente de legitimidad, junto con el apoyo de las instituciones públicas, más o menos subsidiarias. Se combina la cultura individualista liberal, con una amalgama de estructuras sociales e intereses y valores globales, constituyéndose la dominante tendencia liberal-conservadora…

Se trata de respetar al individuo, al ser humano con sus derechos, y combinarlo con el bien común, ambos siempre en disputa por su sentido, su representación y su equilibrio. Pero ello supone volver a los fundamentos de la sociabilidad (u orden social), es decir, a valorar el carácter doble del individuo en su componente individual y su carácter social, de vínculo colectivo y pertenencia a unas redes sociales. Es un proceso que no es natural sino construido de forma sociocultural, estructural e histórica en el que importa la agencia humana y la subjetividad, empezando por la propia ética progresiva y los valores de libertad, igualdad y solidaridad.

Por tanto, iniciamos una nueva versión de la teoría crítica que supera el viejo liberalismo, así como las tendencias colectivistas totalizadoras (holistas) presentes en los populismos reaccionarios y las tradiciones conservadoras. Estas son funcionales para las élites dominadoras en diversas instancias, desde el Estado, con su doble función de dominación y control social por las élites dominantes y de garantía de servicios colectivos o neutrales, hasta el machismo y la división sexual del trabajo, así como el supremacismo étnico-nacional. Pero también es un debate no resuelto entre las izquierdas, que requiere una experiencia popular prolongada igualitario-emancipadora-solidaria y una nueva elaboración teórica. Es una tarea pendiente que hay que profundizar.”

Referencia web original: http://www.mientrastanto.org/boletin-205/ensayo/el-individuo-y-lo-comun

Derechos trans y feminismo. Antonio Antón, en Éxodo nº 158, septiembre 2021 (pp. 59-61)

“La nueva normativa coloca a España en la vanguardia de la defensa de los derechos de las personas trans”

Referencia web original: https://flipbooks.es/exodo/158_exodo/

La pugna cultural y lo común en las izquierdas. Antonio Antón, en Nueva Tribuna (24/09/2021)

“Este ensayo tiene dos partes. En la primera, Izquierdas y guerras culturales, hago una valoración de este tema a partir de la aportación del profesor de sociología Ignacio Sánchez-Cuenca. En la segunda, El individuo y lo común, profundizo en los fundamentos teóricos del liberalismo para destacar la importancia para las izquierdas de la tradición comunitaria, aprovechando una reseña valorativa del catedrático Carlos Prieto sobre la aportación del sociólogo Andrés Bilbao…

Hay que investigar desde la teoría crítica, así como promover la activación cívica y elaborar una estrategia política transformadora para una alternativa, sociopolítica y cultural, igualitario-emancipadora. Es lo que necesitan las izquierdas y los sectores progresistas…

Se trata de respetar al individuo, al ser humano con sus derechos, y combinarlo con el bien común, ambos siempre en disputa por su sentido, su representación y su equilibrio. Pero ello supone volver a los fundamentos de la sociabilidad (u orden social), es decir, a valorar el carácter doble del individuo en su componente individual y su carácter social, de vínculo colectivo y pertenencia a unas redes sociales. Es un proceso que no es natural sino construido de forma sociocultural, estructural e histórica en el que importa la agencia humana y la subjetividad, empezando por la propia ética progresiva y los valores de libertad, igualdad y solidaridad.”

Referencia web original: https://www.nuevatribuna.es/articulo/sociedad/pugna-cultural-comun-izquierdas/20210924123921191329.html

Últimos libros destacados

Identidades feministas y teoría crítica. Antonio Antón, Dyskolo (marzo, 2021) (266 pp.). (3ª edición ampliada, en digital y en abierto)

Este libro, Identidades feministas y teoría crítica, tiene un doble plano, analítico y teórico. Por una parte analiza las características de la nueva ola feminista en España, sus causas, el contexto sociopolítico y cultural y su impacto transformador. Por otra parte, explica los diferentes enfoques teóricos, en particular, los debates sobre el sentido de las identidades feministas y su relación con la formación del sujeto feminista. Los dos aspectos se entrecruzan en sus seis capítulos. El primero, Feminismos e identidades, detalla el refuerzo de la conciencia y la participación feministas y el significado de las identidades como procesos relacionales y de reconocimiento propio y ajeno. El segundo, Feminismos, interseccionalidad e identificaciones, parte de un análisis sociológico de los distintos electorados y su grado de afinidad feminista, así como de la activación feminista, para profundizar en los procesos de identificación y su interseccionalidad. El tercero, Acerca del pensamiento de Nancy Fraser, se centra en una valoración crítica de su feminismo y su teoría alternativa, con algunas conclusiones estratégicas y un anexo al final. El cuarto, Sujeto y cambio feminista, analiza las tendencias y el contexto del cambio feminista y las contrasta con la formación de las identidades feministas. El quinto, Sujeto feminista: ni esencialista ni posmoderno, explica los fundamentos teóricos que están detrás de los debates sobre el sujeto feminista, desde un enfoque crítico, relacional y sociohistórico. Y el sexto, Tendencias feministas, analiza el carácter de los feminismos, sus debates y su pugna sociopolítica e ideológica.

Referencia editorial del texto completo: https://drive.google.com/file/d/1TuUTb5PA_MaainPYF1g0VNUMeX5OiwMk/view

Cambios en el Estado de bienestar. Antonio Antón, libro editado en Rebelión, en abierto (2/01/2021) (346 pp.)

Resumen

“La realidad social es compleja y el horizonte para esta década es incierto, en particular, para la cohesión de sociedades como la española, la vertebración de la Unión Europea y el tipo de salida de esta crisis prolongada. Este libro analiza las características de la desigualdad social y las tendencias de las condiciones socioeconómicas y laborales así como de los sistemas de protección social y, más en general, de los cambios en el Estado de bienestar. Además, se valoran los discursos y teorías que explican esos hechos para clarificar los desafíos pendientes de nuestras sociedades e instituciones. La perspectiva deseable es una democracia social, un giro socioeconómico progresista y una democratización del sistema político, en el marco de una Unión Europea más social, solidaria, democrática e integrada. La conclusión es la necesidad del refuerzo del Estado de bienestar, con sus dimensiones distribuidora, reguladora y de protección pública. Los textos, revisados para esta edición, son investigaciones académicas presentadas en distintos encuentros, congresos y jornadas, fundamentalmente, de Sociología que tienen este hilo conductor: Cambios en el Estado de bienestar.”

Referencia web original del TEXTO COMPLETO: https://rebelion.org/download/cambios-en-el-estado-de-bienestarantonio-anton-moron/?wpdmdl=653380&refresh=5ff03e69ad9e81609580137

Ver más en: Libros destacados y Libros (todos)

Artículos ajenos con breves comentarios

Claridad en la perspectiva: ¡SE HACE CAMINO AL ANDAR!

 

Ver: todos 

Ver: Artículos destacados 

(Abajo, el último)

Artículos ajenos del último mes:

Antifascismo, sindicatos, reformas. Antonio Baylos (17/10/2021)

Contundente y claro, con énfasis en que en ‘este panorama desolador el nuevo fascismo extrema la violencia de su discurso político y manifiesta de manera evidente su terrible furia contra los sindicatos’. Selecciono un párrafo:

“En toda Europa, pero de manera muy especial en España. El despliegue que están teniendo las fuerzas políticas neofascistas bajo la influencia de los principios y de los métodos del ex presidente Trump enlazan con una situación de desesperación e inestabilidad vital tras un año y medio de medidas restrictivas y confinamientos totales o parciales debido a la pandemia. En España, la extrema derecha ha ido progresivamente capturando el discurso del espectro político de los diferentes grupos de la derecha, primero en torno al rechazo al independentismo catalán, posteriormente en torno a su combate contra el feminismo y los derechos LGTBQ, y en todo caso, sobre el señalamiento de los inmigrantes y en especial los sectores más vulnerables de este grupo, como los menores no acompañados, como eje de un discurso de xenofobia y de odio. A ello se ha unido el revisionismo de la dictadura e incluso del pasado histórico de España, en términos anacrónicos que desvelan además una profunda ignorancia. Su crecimiento exponencial y su enorme peso electoral se ha correspondido con el hundimiento de la opción supuestamente renovadora del centro derecha, Ciudadanos, y aunque esta caída ha beneficiado principalmente al PP de manera evidente, la convención de este partido realizada últimamente ha demostrado la cercanía entre la ultraderecha y la derecha conservadora en el proyecto involucionista que manejan. Un proyecto que es avalado por una estrategia de guerra judicial amplísima, que va desde los jueces de instrucción hasta el Tribunal Constitucional y que se quiere preservar mediante la oposición a renovar el CGPJ por parte del PP, con excusas todas ellas claramente antidemocráticas. Un proceso de deslegitimación del gobierno y de las mayorías parlamentarias que lo sostiene que cuenta a su vez con la entusiasta colaboración de la práctica totalidad de los medios de comunicación privados, pero también púbicos, como la TVE.”

Referencia web original: https://www.dmtemdebate.com.br/antifascismo-sindicatos-reformas/

¿Por qué no se pudo?. Ignacio Sánchez-Cuenca (16/10/2021)

Debate interesante y controvertido. Es importante el análisis de las causas del debilitamiento de las fuerzas del cambio para establecer mejor su nueva estrategia unitaria y renovada por una democracia social avanzada. Razonable su crítica a cierto irrealismo analítico y voluntarismo político de Errejón (y el inicial núcleo dirigente de Podemos): lo principal no han sido los errores de orientación y las insuficiencias organizativas de unos y otros, que han sido significativas y ampliadas por las divisiones existentes.

En el mejor de los casos (seis millones de votantes y setenta escaños) Unidas Podemos (y confluencias) no era una fuerza suficiente para imponer el cambio de Régimen político, territorial y socioeconómico. Pero no se ha cerrado toda posibilidad de cambio de progreso. Sí ha sido capaz de romper el bipartidismo y reequilibrar la representación política de las izquierdas o fuerzas progresistas, disputar con el PSOE la hegemonía en ese campo, aunque enseguida neutralizada por la contraofensiva y aislamiento de todos los poderes, incluida la inicial y latente colaboración socialista en su aislamiento.

Pero, sobre todo, ha permitido consolidar una representación político-institucional diferenciada de la socialdemocracia, con un ideario transformador y un condicionamiento inmediato de las políticas públicas, incluido su participación gubernamental, en tensión ambos con su discurso épico. Así, se ha conseguido esa acción institucional y unitaria de UP con el PSOE dejando sin sentido, precisamente, la crítica errejonista de izquierdismo o sectarismo.

Pero es insuficiente el ‘fatalismo’ objetivista del autor. O sea, la interpretación no debe basarse en el subjetivismo idealista ni el objetivismo estructuralista. Ambos existen, pero hay que considerar los factores contextuales y relacionales que median los dos tipos de factores: los límites de la activación cívica progresista iniciada hace una década, la relativa renovación socialista que le permite ensanchar su campo electoral por la izquierda, el contraataque de todo el resto de fuerzas y poderes fácticos para bloquear y deslegitimar el cambio de progreso y subordinarlo al marco de la primacía socialista… y ahí hay que enmarcar la debilidad de la élite política y los liderazgos alternativos conformados estos siete años, con grandes aciertos estratégicos y representativos y significativas insuficiencias.

La tarea es compleja pero ineludible para avanzar: conformar nuevos liderazgos, con una nueva dinámica sociopolítica y nuevo proyecto de cambio progresista o de izquierda transformadora, con mejora de los talantes democráticos, unitarios y plurales y profundización teórica crítica. Junto con otras aportaciones, se inicia un debate necesario, a ser posible abierto, argumentado y constructivo.

Referencia web original: https://ctxt.es/es/20211001/Firmas/37556/Ignacio-Sanchez-Cuenca-Errejon-Podemos.htm

El problema político de la fuerza. Amador Fernández-Savater (16/10/2021)

La primera parte, el diagnóstico, aceptable, quizá algo determinista; la alternativa a matizar, algo idealista y genérica, la formación de fuerza social y política igualitaria-emancipadora es algo más compleja. Transcribo varios párrafos finales:

“¿Cuáles son esas fuerzas? ¿Cuál es la fuerza de los débiles? Los fuertes tienen dinero y armas, inercias institucionales bien arraigadas, los medios de comunicación más poderosos… Jugar exclusivamente en su terreno –como pretende la izquierda legalista y convencional– es completamente suicida. Por muchos medios de comunicación donde pueda fichar Pablo para escribir artículos semanales, no hay comparación posible.

La fuerza de los débiles es la activación popular y colectiva. Ese ha sido siempre el “plus” de fuerza que permite a los que no tienen ningún poder –esclavos, trabajadores, mujeres, racializados, movimientos de diferencia sexual-afectiva…– resistir, desafiar e incluso a veces vencer a los que tienen de todo. Es una fuerza asimétrica, de naturaleza y materialidad diferente, con otros valores, otros tiempos y otros espacios, otra racionalidad y otro lenguaje, exterior a la política institucional.

Para convertir la situación desfavorable en situación favorable, hay que atreverse a perder el control y el miedo. Con confianza, generosidad y audacia ¿Puede sin embargo hacerse algo desde las instituciones para activarla? Me parece que esta es una de las preguntas más importantes para quienes las ocupan desde un anhelo de transformación, pero no sé si alguien se la está haciendo. La fuerza de los débiles es autónoma, no se decreta ni se organiza desde arriba como creen tantos aprendices de brujo, pero sí que se puede favorecer, abriendo ocasiones y espacios que la convoquen.”

Referencia web original: https://ctxt.es/es/20211001/Firmas/37525/politica-rastas-pablo-iglesias-rey-justicia-filosofia-amador-fernandez-savater.htm

Guerras de memorias. Julián Casanova (16/10/2021)

Interesante reflexión:

“Lo que aparece ahora con fuerza es la revisión ultraderechista de ese pasado, una forma extrema de nacionalismo etnicista y anticomunista que llega en algunos países, y no tardará en pedirse en España, a los nuevos manuales de historia para los centros de secundaria. Son los ecos de pasados fracturados y memorias cruzadas en un presente dividido.”

Referencia web original: https://elpais.com/opinion/2021-10-01/guerras-de-memorias.html

Los datos que muestran que tener hijos precariza más a las mujeres y refuerza la carrera de los hombres. Ana Requena (16/10/2021)

Buen reportaje de Ana Requena sobre la brecha de género en el mundo laboral:

“La brecha de género que separa a mujeres y hombres en el mercado laboral tiene un claro punto de inflexión: tener hijos. Si bien la igualdad total no es la norma en ningún grupo de edad, haya o no descendencia, los datos muestran que es la llegada de los hijos lo que dispara una brecha económica y social de múltiples consecuencias. El informe de impacto de género de los Presupuestos Generales de 2022 recopila información que permite hacer un diagnóstico de situación nada halagüeño. La conclusión es que la maternidad agudiza la precariedad y la pérdida de ingresos de las mujeres, mientras que la paternidad refuerza las carreras de los hombres.

Entre los 25 y los 49 años la diferencia entre las tasas de empleo de mujeres y hombres sin hijos no son significativas. La cosa cambia cuando hablamos de trabajadoras y trabajadores con hijos: los padres tienen una tasa de empleo 18 puntos porcentuales mayor que las madres. Es más, los datos muestran que en el caso de ellos, la tasa de empleo tiende a aumentar cuando tienen descendencia, mientras que en las mujeres baja.”

Referencia web original: https://www.eldiario.es/economia/datos-muestran-hijos-precariza-mujeres-refuerza-carrera-hombres_1_8396892.html

Arqueología de la experiencia. Fernando Broncano (16/10/2021)

Una buena introducción filosófica a un concepto fundamental para comprender la vida social:

“El cuerpo es poco más que carne vegetativa, puro ensamblamiento de células y bacterias, sin la agencia y la experiencia. Y ambas son simple secuencia de momentos sin el hilo narrativo que llamamos identidad. Sin un flujo continuo de materia, energía, información, miradas de reconocimiento y cuidados, sin su entorno, el cuerpo no es sino lo que los griegos llamaban soma, un resto que deja el espíritu cuando se aleja de la vida. La agencia y la experiencia son signos de que los cuerpos existen en la historia y no simplemente en el tiempo, que habitan en un paisaje y no en el mero espacio. Si la agencia que ha señalado el humanismo indica la capacidad de automodificarse transformando el entorno, la experiencia es la expresión material de la vida que se relaciona con el entorno bajo la condición de sensibilidad.”

Referencia web original: https://laberintodelaidentidad.blogspot.com/2021/10/arqueologia-de-la-experiencia.html

Recuperar la iniciativa. Propuestas para un Frente Amplio Constituyente. Ángel de la Cruz (14 octubre, 2021)

Una aportación positiva para su debate y articulación. Transcribo la introducción:

“La intención de este artículo es muy sencilla: contribuir, en la medida de lo posible, al debate político en torno a las necesidades y oportunidades de lo que hemos decidido llamar Frente Amplio Constituyente. El segundo adjetivo –constituyente– nos sirve a modo de declaración preliminar de intenciones: la propuesta es ambiciosa tanto en la dimensión político-organizativa como en la dimensión política, cultural y social. Respecto a la primera, creemos que el Frente solo será exitoso si es capaz de profundizar y ampliar el espacio actual de las izquierdas transformadoras; respecto a la segunda, creemos que la tarea histórica del Frente es mantener viva la pulsión constituyente, evitando tanto la integración como el aislamiento.

Se ha escrito mucho sobre el Frente durante las últimas semanas, aunque en demasiadas ocasiones desde una perspectiva institucional-electoral. Siendo esta importante –importantísima–, en este artículo nos centraremos en las cuestiones políticas que permitirían más adelante un acuerdo amplio que en última instancia se tradujera en una candidatura ganadora encabezada por Yolanda Díaz. Por ello, solo nos adentraremos en cuestiones que podríamos denominar «internas» en dos de las diez propuestas. Creemos que empezar a debatir el por qué y el para qué es más útil que enredarnos desde el principio en el siempre más complejo cómo.”

Referencia web original: https://la-u.org/recuperar-la-iniciativa-propuestas-para-un-frente-amplio-constituyente/

Tomarse en serio a Vox. Manolo Monereo (14/10/2021)

Una crítica a la incapacidad de las izquierdas para levantar un proyecto de país claro y hegemónico respecto del de las derechas, del que apunta algunos ejes. Sigue el criterio leninista (y gramsciano) de que ‘sin teoría revolucionaria no hay práctica (o movimiento) revolucionaria’, aunque también habría que recordar lo contrario y más general cómo se forma la experiencia práctica ligada a la interpretación y la subjetividad populares por realidades y objetivos inmediatos y la acción ideológica o teórica de las élites de los movimientos sociopolíticos. La cuestión es su interacción y equilibrio, sin sobrevalorar la acción discursiva o programática, por un lado, ni el inmediatismo práctico, por otro, ante un doble problema y su interacción: el impulso de la activación cívica popular y el desarrollo de una teoría crítica, ambos necesarios para la conformación de fuerza social y política igualitaria emancipadora. Son aspectos de fondo que no suelen aparecer en los debates y que aquí se intuyen. Señalo un párrafo:

“¿Qué significa tomarse en serio a VOX? Ser capaces de construir una propuesta político-cultural con voluntad de hegemonía que dispute a las derechas España como proyecto e imaginario socialmente vivido. Otra España posible no puede ser pensada como abstracción; está aquí, delante de nosotros. Hay que hacerla emerger, definirla y, sobre todo, organizarla sabiendo que es un proceso a medio y largo plazo y, es bueno decirlo, que no pude confundirse con una simple propuesta electoral. En España un proceso alternativo tiene que ver con tres asuntos que andan sueltos y que es necesario engarzar en torno a una idea fuerte de soberanía popular: República, democracia federal y socialismo.”

Referencia web original: https://www.nortes.me/2021/10/14/tomarse-en-serio-a-vox/

El fin del neoliberalismo y la búsqueda de alternativa. Vicenç Navarro (14/10/2021)

La prioridad de la política social y de cuidados, con el cuarto pilar del Estado de bienestar de apoyo a las familias, o sea, a las mujeres y la atención pública a la infancia y la dependencia, es fundamental para una política económica alternativa. Destaco un párrafo:

“Pero lo que es especialmente llamativo de esta segunda versión que complementaría, de ser aprobada por el Congreso, la anterior es su orientación holística hacia la unidad de acción: las familias. El programa anti-pobreza infantil, por ejemplo, es multilateral pues las causas de tal pobreza son multicausales. Y comparte también los enormes déficits de atención a todos los componentes de la familia desde juventud a ancianos, con causas y consecuencias comunes. Tal diversidad de intervenciones es su riqueza (desde medidas en el mercado de trabajo a transferencias de servicios entre muchos otros tipos de intervenciones que son en muchos casos transversales, y de ahí que el título de este segundo componente sea AMERICAN FAMILI PLAN, el plan de acción de las familias). Es un plan, pues, que es más que la mera suma de sus componentes. No es pues extraño que los países que desarrollaron tal enfoque holístico de la atención a la familia fueron los países escandinavos, donde las desigualdades de género, ade

más de las desigualdades de clase, son menores hoy en la OCDE. En realidad, a mayor poder de la mujer mayor desarrollo de estos servicios de atención a las familias. Y al revés, donde la mujer ha tenido poco poder, las familias son menos atendidas y el bienestar de todos y todas sus miembros es menor como ocurre en EEUU pero también en España. Y otra condición del éxito nórdico. es que en aquellos países ha sido un movimiento amplio, transformador, que ha sabido relacionar las distintas formas de explotación preparando propuestas conjuntas que han tenido mayores consecuencias.”

Referencia web original: https://blogs.publico.es/vicenc-navarro/2021/10/14/el-fin-del-neoliberalismo-y-la-busqueda-de-alternativas/

Dinamitar la Filosofía patriarcal. Naiara Gago, Itsaslore Yarza, Irene Lafuente y Maitane Nerekan (14/10/2021)

Una apuesta necesaria, la feminización de la filosofía y la educación:

“Sabemos que vamos a encontrar miedos y muchas resistencias por el camino. La formación que las facultades de Filosofía han ofrecido sobre el pensamiento escrito con nombre de mujer* es muy escaso, y por eso es comprensible que sintamos cierto vértigo. Habrá quien no quiera levantarse de esa butaca calentita y cómoda que le puso el patriarcado, y a este le recordaremos las palabras de Rosa Luxemburgo: "Quien no se mueve no siente sus cadenas". Sea lo que sea lo que encontremos en el camino, estamos seguras de que queremos y debemos seguir trabajando en esta dirección; es urgente, necesario y gratificante (sobre todo cuando ves cuán necesario lo consideran muchas de las alumnas* que te encuentras por el camino). Sabemos que son miles las aristas en las que se encuentran filosofía(s), educación(es) y feminismo(s), y por eso, terminamos igual que hemos empezado: llenas de preguntas. ¿Cómo se transforma en feminista la práctica filosófica? ¿Cómo recogemos el pensamiento feminista en Historia de la Filosofía? ¿Qué nombres deben tener cabida en un currículum educativo y cuáles no? ¿Qué teorías de pensamiento consideramos relevantes?”

Referencia web original: https://www.eldiario.es/pikara/dinamitar-filosofia-patriarcal_132_8390685.html

Encuesta monarquía II (octubre 2021). Plataforma de medios independientes

Con acceso al Informe completo (25 pp.)

“Un 39,4% de los españoles votaría por la república en un referéndum frente a un 31% que apoyaría la monarquía. La segunda entrega de la encuesta de 40dB, impulsada por la Plataforma de Medios Independientes, recoge que continúa la erosión de la institución monárquica un año después de que se publicara el primer estudio. El 43,8% de los encuestados defiende la necesidad de celebrar un referéndum sobre la forma de Estado, frente a un 36,1% que lo rechaza.”

Referencia web original: https://www.publico.es/politica/encuesta-monarquia-39-4-espanoles-apoyaria-republica-referendum-frente-31-apoyaria-monarquia.html

'Necesitamos repensar la categoría de mujer'. Judith Butler (12/10/2021)

Interesante entrevista donde la prestigiosa filósofa estadounidense responde a diversos temas candentes, como sobre la formación de una alianza amplia de sujetos que luchan contra sus opresiones respectivas y, en particular, sobre la identidad de género, de la que entresaco varias respuestas:

Los argumentos en torno a la identidad se han convertido en el centro de gran parte de nuestra política en estos días. Como alguien escéptico de las categorías de identidad estables, ¿qué opinas de eso?

Creo que importa mucho cómo entendemos esa "centralidad". Mi propia opinión política es que la identidad no debería ser la base de la política. Alianza, coalición y solidaridad son los términos clave para una izquierda en expansión. Y necesitamos saber contra qué estamos luchando y por qué, y mantener ese enfoque.

Es imperativo que trabajemos a través de las diferencias y que construyamos narrativas complejas del poder social. Relatos que nos ayuden a construir vínculos entre los pobres, los precarios, los desposeídos, las gentes LGBTQI +, los trabajadores y todos aquellos sometidos al racismo y la subyugación colonial. Estos no siempre son grupos o identidades separadas, sino formas de subyugación superpuestas e interconectadas que se oponen al racismo, la misoginia, la homofobia, la transfobia, pero también al capitalismo y sus destrucciones, incluida la destrucción de la Tierra y las formas de vida indígenas…

La derecha busca desesperadamente recuperar formas de identidad que han sido cuestionadas con razón. Al mismo tiempo, tienden a reducir los movimientos por la justicia racial a políticas de “identidad”, o caricaturizar los movimientos por la libertad sexual o contra la violencia sexual como obsesionados únicamente por la “identidad”. De hecho, estos movimientos se preocupan principalmente por redefinir lo que la justicia, la igualdad y la libertad pueden y deben significar. De esta manera, son esenciales para cualquier movimiento democrático radical, por lo que debemos rechazar esas caricaturas.

Por lo tanto, ¿qué significa eso para la izquierda? Si basamos nuestros puntos de vista solo en identidades particulares, no estoy segura de que podamos captar la complejidad de nuestro mundo social y económico o construir el tipo de análisis o alianza necesarios para realizar los ideales de justicia radical, igualdad y libertad. Al mismo tiempo, marcar la identidad es una forma de aclarar cómo las coaliciones deben cambiar para responder mejor a las opresiones interrelacionadas…

Queer fue, para mí, nunca una identidad, sino una forma de afiliarse a la lucha contra la homofobia. Comenzó como un movimiento opuesto a la vigilancia de la identidad, oponiéndose a la policía, de hecho.”

Referencia web original: https://sinpermiso.info/textos/necesitamos-repensar-la-categoria-de-mujer-entrevista

La batalla por España. José Luis Villacañas (12/10/2021)

Muy apropiada la crítica al rancio nacionalismo españolista de las derechas de siempre. Selecciono un par de párrafos:

“Nada de todo lo que se ha dicho en medio de esa guerra por la España brutal es nuevo. El mero hecho de que Aznar hubiera calentado el ambiente invocando que él no pediría perdón por nada aunque lo mandara el papa, ya era una premonición. Que Casado repitiera la posición de Aznar, testimonia hasta qué punto se siente vinculado a su precursor. Con ello no hacen sino renovar esa mentalidad arrogante, soberbia, altanera y fanfarrona que es parte integrante de la cultura castiza y que ya Cervantes describió con sorna en aquel soneto dedicado al Túmulo del rey Felipe II en Sevilla. Que este sea el poema más leído de Cervantes debería darnos ánimos. Que cada día sea repetido, sin saberlo, por nuestros políticos y que la batalla por España esté hoy en los mismos términos de 1598, testimonia, por el contrario, la perennidad de la estupidez. Que se celebre a Cervantes y que no se siga su ironía es la manera en que estos tipos se vinculan a la cultura…

En suma, al comportarse así, hacen verosímil la peor versión de nuestra actuación en América, porque muestran que el tipo humano altanero, desconsiderado y violento que tantas crónicas dicen que maltrataba a los indios con trabajos mortíferos hasta la muerte, sigue vigente. Y al pronunciarse de esta manera, muestran la alta probabilidad de que hace cuatro siglos, como ellos hacen hoy, ese tipo humano despreciara la verdad de lo que pasaba allí, como ellos desprecian cualquier estudio que los lleve a conocer la verdad de lo que pasó. Y eso es lo que en el fondo confiesan. No querer saber nada de la verdad.”

Referencia web original: https://www.levante-emv.com/opinion/2021/10/12/batalla-espana-58264102.html

No ha sido la primera ni será la última. Javier Pérez-Royo (11/10/2021)

Advertencia a valorar:

"La sentencia que condena al diputado Alberto Rodríguez se inserta en una pauta de conducta del TS, pero también del Tribunal Constitucional, dirigida a promocionar la tesis de falta de legitimidad del Gobierno presidido por Pedro Sánchez…

Desde que en las elecciones europeas de mayo de 2014 el PP supo que ya no volvería a tener la mayoría absoluta y que la derecha iba a ser una opción minoritaria en el país, su estrategia ha consistido en tratar de impedir por la forma que fuera, que se revisara la interpretación de la Constitución que Mariano Rajoy impuso con los resultados de las elecciones de 2011. Hasta el momento han conseguido frenar los avances en dicha revisión, aunque cada vez con menos éxito.

En esta legislatura ya se están dando pasos importantes. La forma en que se ha hecho frente a la crisis de la Covid es completamente distinta a la forma en que se hizo frente a la crisis de Lehman Brothers. En la próxima legislatura, si las derechas pierden las elecciones, se darán más. Esto es lo que está detrás de la acusación de falta de legitimidad del Gobierno de coalición y de la "guerra jurídica" con la que pretenden que se abra camino. Esto es lo que explica las sentencias del Tribunal Constitucional y del Tribunal Supremo de estos últimos meses.”

Referencia web original: https://www.eldiario.es/contracorriente/no-sido-primera-sera-ultima_132_8386565.html

Terraplanistas contra el Frente Amplio. Juan Carlos Monedero (10/10/2021)

Una reflexión sobre la tarea convergente de las fuerzas del cambio, tras un análisis histórico, con la combinación de partidos políticos, movimientos sociales y sociedad civil, así como con nuevos liderazgos en torno a Yolanda Díaz. Se van a necesitar un proyecto compartido, talante unitario y respeto al pluralismo. Selecciono los párrafos finales

“Es en este marco general en donde hay que entender a Podemos y también al Frente Amplio que algunos llevamos planteando desde el arranque de la formación morada (un Frente Amplio donde Podemos tenía en ese momento la tarea de ser nave nodriza, esto es, ser el eje que permitiera articular con una mínima estructura una sociedad compleja donde habría partidos, personas, movimientos sociales, sindicalistas…). Cualquier Frente Amplio necesita una estructura, un diálogo interno, capacidad de representación en el conjunto del país, credibilidad y solvencia (que la da la coherencia de los liderazgos y la voluntad de persistencia de los partidos, algo de lo que carece un instrumento político que se organice sobre una persona ¡Y esto es un análisis no un recado para nadie!) y huir del principal enemigo de una fuerza política: las divisiones y las luchas internas.

Y por eso vengo insistiendo que es prácticamente imposible lograr eso al margen de las formaciones políticas (igual que lo sería hacerlo en solitario desde un solo partido o cerrando la puerta a todo lo demás que está organizado en otros lados y comparte el ánimo transformador). Hay que entender igualmente el reto descomunal que implica aceptar ese desafío. Y por eso las constantes muestras de apoyo y agradecimiento a quienes asumen esa carga, como ocurre con Yolanda Díaz. Podemos ha hecho su tarea, que se mide no solamente por sus logros, sino por la rabia que contra los morados han desatado las élites que desde al menos hace doscientos años mandan en España. Podemos ha roto la maldición de Yalta y Potsdam y gracias al primer gobierno de coalición desde hace ochenta años acaba de acordar los primeros presupuestos que van a lograr que se cumpla la Constitución en vivienda y alquileres (el eje de la corrupción ligada al ladrillo con la que el PP ha ganado elecciones), que las grandes empresas empiecen a pagar al menos el 15%, que se duplique la ayuda a la dependencia construyendo el Cuarto pilar del bienestar y se empiece a tomar en serio el cambio climático y los derechos de las mujeres. Porque en esta tercera oleada emancipadora, mujeres y ecologismo (expresadas ambas en la agenda 2030 de Naciones Unidas) van a ser los dos principales sujetos de transformación. Precisamente las dos bestias negras de los terraplanistas de la extrema derecha.

En esta nueva etapa, Podemos quiere y necesita a Yolanda Díaz, y Yolanda Díaz quiere y necesita a Podemos igual que ella quiere, necesita y está obligada a ensanchar el espacio electoral a la izquierda del PSOE: partidos, movimientos, sindicatos, intelectuales, activistas, plataformas... En eso no hay ninguna duda. Lo complicado será cómo articular políticamente ese espacio para que funciones. Por eso todos los que creemos en la potencialidad de esta transformación en marcha tenemos que hacer nuestra parte para sumar. Por eso los que tengan muchos agravios tendrán que ponerse de lado, porque es tiempo de sumar, no de fragmentar. Quien no pueda o no sepa hablar, no tiene espacio en la construcción de lo que tenemos por delante. La derecha meterá ruido, inventará conflictos, invitará a las rupturas. Los terraplanistas políticos, que también existen en la izquierda, seguirán queriendo ser cabeza de ratón antes que cola de león. Volverán a equivocarse. Ojalá escuchen. Yo confío en el buen juicio de Díaz y su capacidad y voluntad de sumar.”

Referencia web original: https://blogs.publico.es/juan-carlos-monedero/2021/10/10/terraplanistas-contra-el-frente-amplio/

Identidades paranoicas. Najat el Hachmi (8/10/2021)

Una apuesta por la tolerancia, el diálogo y la convivencia cívica, contra el fanatismo y el sectarismo grupal, disfrazado a veces de identitarismo excluyente y competitivo o bien de universalismo instrumental a la medida del interés corporativo de un grupo o élite particular. Este debate suele estar mal planteado. Hay que combinar las identidades parciales progresivas, más o menos densas o débiles y como reflejo de procesos liberadores, con dinámicas abiertas e interseccionales, identificaciones múltiples y valores universales igualitario-emancipadores. Selecciono un par de párrafos:

“En el siglo XXI resulta imposible escapar a la identidad. Ya no basta con intentar entender la condición humana con una mirada universalista. De un tiempo a esta parte el que quiera estar presente en los debates hegemónicos tiene que presentarse con su atuendo identitario particular. Ni pobreza ni clase social ni sexo ni geopolítica, todo se reduce a la definición de lo que somos, a las adscripciones a grupos cada vez más atomizados. Y no solamente para denunciar o analizar la discriminación que sufren sus miembros, ahora se hace todo lo contrario: reivindicar las diferencias y exacerbarlas…

La razón y los argumentos razonados provocan ahora reacciones histéricas, victimismo y acusaciones infundadas y quienes saben manejar la sentimentalidad tienen todas las de ganar. Sin darse cuenta, quizás, de que esta deriva no hará más que socavar los fundamentos de una convivencia mínimamente pacífica.”

Referencia web original: https://elpais.com/opinion/2021-10-08/identidades-paranoicas.html

Horizonte 2023: territorialidad, política y Estado. Xavier Domènech (7/10/2021)

Interesante y acertada reflexión sobre las perspectivas políticas deseables, aun con la incomodidad del PSOE al haberse frustrado la posibilidad de su acuerdo por el centro con el hundido Ciudadanos y tener que contar necesariamente con Unidas Podemos y sus aliados (con la nueva convergencia que resulte y su liderazgo), así como con los nacionalismos de izquierda. La disputa vendrá, a partir del equilibrio político-representativo resultante, sobre el alcance de esa agenda social, democrática y de articulación de la plurinacionalidad. Destaco esa opción:

“En la segunda posible opción, las fuerzas implicadas en las alianzas con el PSOE, construyen una agenda común y compartida. Una agenda que, más allá de la mera reivindicación y del horizonte de resistencia, se transforma en un horizonte de transformación compartido. Éste afecta tanto al modelo social y económico, como al territorial y plurinacional y a la propia conformación del Estado (una agenda de este tipo no es posible sin la modificación, por la misma mayoría absoluta que puede dar una investidura en primera vuelta, de leyes orgánicas como las del Poder Judicial, Financiación, del Tribunal Constitucional, de referéndums, etc., y la producción de nuevas).

En este caso, las mutuas debilidades –producidas por la fragmentación que tiene como único polo central la capacidad de negociación con el PSOE– devienen fortaleza conjunta con capacidad de desborde. Evidentemente los distintos proyectos políticos implicados en este proceso no consuman, por su misma diversidad, sus objetivos últimos, pero les dan una mayor condición de posibilidad y, sobre todo, muestran la capacidad de transformar la vida de las mayorías. Es un paso de la reivindicación a la propuesta global, de sufrir el Estado a transformarlo, de la subordinación ante el mismo a su dirección, pero, sobre todo, es el único paso que asegura a la larga que no gobiernen, no el Estado, sino nuestras vidas, las versiones más extremas de las derechas. Al final sólo se resiste avanzando.”

Referencia web original: https://blogs.publico.es/dominiopublico/40195/horizonte-2023-territorialidad-politica-y-estado/

Yolanda Díaz, ¿con o sin Podemos?. Lluís Orriols (6/10/2021)

Interesante. Hay que combinar los intereses legítimos y la representatividad de cada actor con un nuevo proyecto y un liderazgo colectivo y plural. Un reto difícil y necesario para reforzar la activación cívica, ampliar el espacio del cambio y garantizar una etapa reformadora de progreso social y acuerdo territorial.

Referencia web original: https://www.eldiario.es/piedrasdepapel/yolanda-diaz_132_8374666.html

Enseñar no puede ser un simple proceso, de transferencia de conocimientos. Paulo Freire (5/10/2021)

Una buena reflexión de este magistral pedagogo. Destaco su introducción:

“El enseñar no existe sin el aprender, y con esto quiero decir más que lo que diría si dijese que el acto de enseñar exige la existencia de quien enseña y de quien aprende. Quiero decir que el enseñar y el aprender se van dando de manera tal que, por un lado, quien enseña aprende porque reconoce un conocimiento antes aprendido y, por el otro, porque observando la manera como la curiosidad del alumno aprendiz trabaja para aprehender lo que se le está enseñando, sin lo cual no aprende, el educador se ayuda a descubrir dudas, aciertos y errores. El aprendizaje del educador, al enseñar, no se da necesariamente a través de la rectificación de los errores que comete el aprendiz.

El aprendizaje del educador al educar se verifica en la medida en que éste, humilde y abierto, se encuentre permanentemente disponible para repensar lo pensado, para revisar sus posiciones; se percibe en cómo busca involucrarse con la curiosidad del alumno y los diferentes caminos y senderos que ésta lo hace recorrer. Algunos de esos caminos y algunos de esos senderos que a veces recorre la curiosidad casi virgen de los alumnos están cargados de sugerencias, de preguntas, que el educador no había notado antes. Pero ahora, al enseñar, no como un burócrata de la mente sino reconstruyendo los caminos de su curiosidad —razón por la que su cuerpo consciente, sensible, emocionado, se abre a las adivinaciones de los alumnos, a su ingenuidad y a su criticidad—, el educador tiene un momento rico de su aprender en el acto de enseñar. El educador aprende primero a enseñar, pero también aprende a enseñar al enseñar algo que es reaprendido por estar siendo enseñado.”

Referencia web original: https://www.bloghemia.com/2021/10/paulo-freire-ensenar-no-puede-ser-un.html

La prueba catalana del liberalismo español. Ignacio Sánchez-Cuenca (5/10/2021)

Artículo equilibrado. Destaco dos párrafos:

"La democracia como igualdad ante la ley resulta disfuncional en países plurinacionales como España. La crisis sólo tendrá solución si se abandonan las perspectivas parciales de ambas partes, y en este sentido el diálogo es el camino correcto…

El actual Gobierno se ha propuesto corregir la intransigencia del anterior con respecto al problema catalán. Ya era hora. El primer paso, a mi juicio, debería consistir en redefinir la situación, dejando de lado las acusaciones por lo sucedido en el pasado, así como el tono belicoso y desafiante empleado a lo largo de estos últimos años. Además, si las autoridades españolas se enrocan en el principio de legalidad y las catalanas en el democrático, el avance será muy difícil. La crisis sólo tendrá solución si se abandonan las perspectivas parciales de ambas partes. En este sentido, todos han de hacerse cargo de la tensión entre democracia y legalidad y entender que el sistema democrático dispone de amplios recursos para resolver la contradicción entre el liberalismo legalista español y la realidad plurinacional del país. De lo que se trata, por tanto, es de exprimir el sistema democrático al máximo hasta encontrar soluciones que sean satisfactorias para todas las partes. Esa es la grandeza de la democracia.”

Referencia web original: https://elpais.com/opinion/2021-10-05/la-prueba-catalana-del-liberalismo-espanol.html

Ideas para una lucha LGTBIQ antifascista. Nuria Alabao (4/10/2021)

Reflexión interesante frente a las tendencias excluyentes, racistas o solo de clase media:

“El telón de fondo que sirve de base material de las posiciones homonacionalistas se ancla en la comercialización de los movimientos feminista y LGTBIQ. Esta base material supone una barrera a la hora de generar articulaciones políticas con aquellas personas LGBTI que no pertenecen a la clase media y a quienes no llegarán los beneficios de la mayoría de demandas del movimiento mainstream. Muchos de ellos además coinciden con esos homosexuales que nunca serán aceptados por la derecha porque no encajan en la imagen de “buen gay o buena lesbiana”. Por lo tanto, y aunque la comercialización de los movimientos LGTBIQ es ambivalente porque ha conducido también a cierta aceptación social por la vía del consumo, avanzar en reivindicaciones que pongan en el centro a las de más abajo es más importante que nunca.”

Referencia web original: https://ctxt.es/es/20211001/Firmas/37410/

Los ‘Papeles de Pandora’ destapan los negocios opacos de 600 españoles y 35 mandatarios internacionales. Daniel Frasso y Montse Hidalgo (3/10/2021)

Una investigación global pilotada por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ) que analiza los archivos secretos de 14 despachos de abogados saca a la luz sociedades de políticos, millonarios y artistas de más de 90 países.

Referencia web original: https://elpais.com/pandora-papers/2021-10-03/los-papeles-de-pandora-destapan-los-negocios-opacos-de-600-espanoles-y-35-mandatarios-internacionales.html

El Estado como zona estratégica. Pablo Iglesias (3/10/2021)

El Estado, zona de disputa, según el autor. Hay que insistir en su democratización y su función social, protectora, redistribuidora y reguladora del mercado. El conflicto es entre democracia, expresión de la soberanía popular, y el Estado como instrumento a su servicio, no al poder establecido, y sometido a esa pugna estratégica por su papel, nunca neutro. Selecciono un párrafo:

“Frente al panorama que se nos presenta, las izquierdas deben entender que en un conflicto entre política y Estado sólo puede ganar el Estado, pues es en el Estado donde cristaliza el resultado del propio conflicto. Por eso las diferentes izquierdas que históricamente han identificado al Estado como exterior constitutivo de su propia identidad deben asumirlo como zona estratégica. Deben hacer más operativa su inédita ventaja táctica en un Parlamento en el que el PSOE no tiene alternativa de pacto para empujar reformas democráticas en el Estado. Pero además es necesario que se tome conciencia a largo plazo de la importancia de que haya otra gente en esa zona estratégica. Es cierto que el acceso por oposición a los cuerpos de jueces y fiscales, al cuerpo diplomático, etcétera tiene una serie de barreras de clase, pero no lo es menos el desinterés histórico por los mismos de amplios sectores de las izquierdas.”

Referencia web original: https://ctxt.es/es/20211001/Firmas/37328/

Liberar el trabajo y liberarse del trabajo. Antoine Artous (2/10/2021)

Un estudio sugerente, desde una lectura singular de Marx, de la problemática de la emancipación y la relación necesidad-libertad de los individuos a partir del trabajo y el no-trabajo. Selecciono varios párrafos:

“No es posible reformular un proyecto de emancipación sin antes examinar críticamente cierta problemática que conduce a pensar que la emancipación del trabajo implica, en sí misma, la emancipación de los individuos.

«Emancipación del trabajo»: esta fórmula, tan antigua como el movimiento obrero, parece caer por su propio peso. Sin embargo, acarrea un equívoco. Es como si la emancipación del trabajo de la tutela del capital conllevara, en sí misma, la emancipación de los productores. Esta figura de la emancipación es fuerte en el movimiento obrero del siglo XIX, cuando todavía predominan las formas de producción artesanales. El capital aparece entonces como un personaje que se contenta con tomar el control de las herramientas de trabajo del proletario y su destreza. En ese caso, la sociedad del trabajo emancipado permite emancipar al productor y a todo el género humano, pues el productor es su representante. Pero la misma temática reaparece un siglo después, cuando empieza a consumarse la inserción del proletariado en la gran industria…

El desarrollo de la democracia en la producción es una cuestión central. Sin embargo, la perspectiva de una democracia socialista autogestora no puede reducirse a una forma de poder donde las estructuras de base arraigan en la producción y a una forma de democracia que disuelve la ciudadanía, como categoría universal, en la figura «sociológica» del productor.

Entonces, la perspectiva de la emancipación pensada a través de la dialéctica del tiempo de trabajo y del tiempo libre no apunta a fijar a los trabajadores a un estatuto social determinado, en este caso, el de productor. Por el contrario, apunta a que los individuos circulen a través de los diferentes niveles de la práctica social: tiempo de trabajo, tiempo libre, etc.”

Referencia web original: https://rebelion.org/liberar-el-trabajo-y-liberarse-del-trabajo/

“El acento debe ponerse ahora en el uso de los fondos europeos, no en un aumento de la fiscalidad”: Manuel Escudero (2/10/2021)

Un intento de renovar el discurso de la socialdemocracia para reforzar el sanchismo poniendo énfasis positivo en la acción contra la desigualdad social, la diferenciación de las derechas y un reformismo progresivo. Solo que no se aplica en lo inmediato y, según el título, ahora no toca la reforma fiscal; o sea, disociación clásica entre discurso programático y políticas concretas. Pero el reto actual es la coherencia entre los dos: un plan reformador según el acuerdo de coalición que consolide una etapa reformadora progresista para la próxima legislatura, superando las presiones fácticas, las inclinaciones centristas y el tacticismo cortoplacista. Selecciono unos párrafos de su perspectiva a largo plazo que contrasta con su posibilismo a corto plazo:

“Creo que la tesis más fuerte de mi libro es esta: por debajo de la transición ecológica, la transición digital y la transición demográfica (que también debe ser tenida en cuenta) estamos ya embarcados en una gran transición de superación del capitalismo. No se trata de reformarlo, sino de superarlo, conservando el mercado pero aboliendo gradualmente la supremacía inordinada de los poderes económicos privados. El capitalismo ya no da más de sí, y solamente cabe esperar en el largo plazo un estancamiento secular para las clases medias y las trabajadoras…

Esta perspectiva de una superación del capitalismo no es una perspectiva inevitable, pero sí es una perspectiva posible. Y es la primera vez, desde tiempos de Bernstein, que el socialismo puede comenzar a imaginar una sociedad nueva, a la que se llegará a través de la democracia y de las reformas, con el apoyo de la mayoría. No es una perspectiva para que se cumpla mañana, pero sí que es una evolución posible a largo plazo.”

Referencia web original: https://ctxt.es/es/20211001/Politica/37425/Manu-Escudero-nueva-socialdemocracia-capitalismo-fiscalidad-fondos-europeos.htm

¿Por qué es tan difícil hablar sobre colonialismo?. Javier Carbonell (2/10/2021)

Un punto de partida para la reflexión crítica, con la elaboración progresista de un relato histórico desde un ‘nosotros’ nacional diferenciado del pasado imperial y su nuevo revisionismo, evaluando sus consecuencias actuales. Selecciono varios párrafos:

“Lo realmente relevante del estudio de la Historia es historizar el presente, es decir, entender el presente como resultado de procesos históricos cuyas consecuencias seguimos sintiendo hoy en día. En este sentido, el juicio moral que de verdad debería importarnos no es si el Imperio azteca fue peor que el español, sino cómo lidiamos hoy con las desigualdades creadas por esos procesos.

Para poder plantearnos estas preguntas, es necesario establecer otro “nosotros” que no se identifique completamente con el pasado imperial. Para ello, primero, es preciso remarcar que, en muchos casos, las poblaciones de las metrópolis sufrieron el mismo poder imperial que las colonias en los campos culturales y económicos. Ello no quiere decir que España u otros países europeos no se beneficiasen enormemente de la posesión de colonias, sino que no benefició a todos por igual y no puede tratarse a poderosos y no poderosos como una entidad homogénea.

Segundo, la aceptación del proyecto imperial tampoco fue unívoca y universal. En distintos grados y formas, existen tradiciones antiimperiales en todos los países europeos. Estos personajes y movimientos son parte integral de la historia del país y representan la posibilidad de identificarse con una nación española no imperialista…

En definitiva, se trata de utilizar el marco nacionalista contra sí mismo. Proponer solamente la vergüenza del pasado como respuesta al debate sobre el imperialismo sencillamente no es una estrategia inteligente. Las fuerzas progresistas no ganarán si se enfrascan en guerras culturales, pero perderán si las ignoran. La izquierda necesita reforzar su tejido organizativo y que se hable de los temas que le benefician (medioambiente, trabajo, feminismo, solidaridad, etc.). Sin embargo, proponer el silencio o copiar el discurso de la derecha en temas que claramente importan a la población como el orgullo nacional es un error estratégico de primer orden. Las fuerzas progresistas deben tener una respuesta propia a los debates culturales, incluido el debate sobre el colonialismo. Y el primer paso para lograrla es recuperar la tradición anticolonial europea que nos permita identificarnos con otra Europa y afrontar el terrible legado de nuestro pasado colonial.”

Referencia web original: https://elpais.com/opinion/2021-10-01/por-que-es-tan-dificil-hablar-sobre-colonialismo.html

Un paseo junto con algunos “clásicos” del pensamiento de izquierdas. Pere Jódar y Javier Tébar (1/10/2021)

Interesantes comentarios sobre diversos autores de tradiciones plurales de izquierdas. Señalo su introducción:

“Rescatamos aquí la intervención de diversos autores, historiadores y filósofos, que han reflexionado sobre la izquierda en algunas de sus últimas obras. Una primera constatación llamativa o bien mera curiosidad es que hablando del futuro de la izquierda las referencias que se presentan sean autores, en un buen número de casos, ya fallecidos. Quizás sea un reflejo de lo que Traverso titula Melancolía de izquierda, no siempre bien interpretada, dado que el autor caracteriza así una forma de recordar el pasado y la experiencia para modelar el presente, pensando en el futuro (el ángel de la historia de Benjamin y Klee).

Como casi siempre la izquierda se muestra certera en el diagnóstico y algo coja en sus alternativas; sea por impotencia propia, sea por luchar con las manos vacías frente a vertiginosos y enormes molinos de viento. Las diferentes miradas aquí retratadas (Hobsbawm, Judt, Losurdo, Fontana, Mazzucato, Durand y Traverso) recogen diversas facetas de los problemas de la izquierda y de sus futuros posibles. La pretensión sólo es, como en ocasiones anteriores, la de confeccionar una introducción para estimular la lectura directa de las obras de estos grandes intelectuales.”

Referencia web original: https://pasosalaizquierda.com/un-paseo-junto-con-algunos-clasicos-del-pensamiento-de-izquierdas/

Y ahora, ¿qué hacemos? Sobre la unidad de las izquierdas. Marcelo Expósito (1/10/2021)

Una aportación crítica de un exdiputado de Catalunya en Común Podem sobre algunas deficiencias políticas y organizativas del espacio del cambio para resituar la dimensión de su superación desde una renovación profunda. Es bueno abrir este debate y contrastar opiniones con actitud constructiva y unitaria. Selecciono los párrafos finales:

“Por debajo de la resonancia de voces –honestas por lo general– que reclaman la verdad parcial de que las izquierdas necesitan entenderse de cara a las próximas elecciones generales, valoro aquellas pocas intervenciones o comportamientos prácticos que se atreven a señalar esta otra parte de la realidad: que ya no basta con una mesa de negociación entre élites, que el cebo de un cargo o los cantos de sirena de la superación reclamada por algún nuevo liderazgo no servirán por sí solos para recuperar a quienes se ha dejado atrás ni para sumar mucho más de lo que ha quedado de nosotros por separado, que el garrote que antes utilizamos para golpear a los adversarios no sirve ahora para amenazar con la confluencia a nuestros aliados.

Creo que quienes se están aventurando a discutir sobre la compleja realidad de la situación, arriesgándose a explicar la verdad completa, son los verdaderos y las verdaderas optimistas que alumbran con realismo el camino posible: plantear con rigor –¡evitando caer en la autorreferencialidad!– los problemas profundos, empezar a reconstruir inmediatamente sin menoscabo de que alguien encabece, arrojar los muebles viejos por la ventana para que cambiarlo todo de raíz –como exige, no el suelo electoral de las izquierdas, sino el horizonte de esperanza de las nuevas emergencias sociales– nos parezca otra vez posible.”

Referencia web original: https://ctxt.es/es/20211001/Firmas/37340/Marcelo-Exposito-izquierdas-liderazgos-politica-division.htm

La situación actual y el futuro de la izquierda. César Rendueles (1/10/2021)

Una reflexión interesante sobre los errores del populismo como supuesta superación del eje izquierda / derecha, con la necesidad de reinterpretar la ‘transversalidad’, pero sobre todo sus insuficiencias organizativas para articular una fuerza política democrática, integradora y plural con la activación popular. Falta precisar su proyecto ecosocialista. Selecciono los párrafos finales:

“Tal vez el más importante es el fracaso del populismo como estrategia organizativa y su éxito como forma discursiva. Me refiero a que la idea, que en cierto momento tuvo cierta difusión, de que es posible impulsar un proyecto emancipatorio construyendo una organización “más allá de la izquierda y la derecha” se ha demostrado básicamente errónea. Al menos en España, la gente sigue identificándose en términos de izquierda y derecha hoy igual que hace treinta años y eso se refleja en la inmovilidad de los bloques electorales durante las últimas décadas.

Pero además de una estrategia electoral el populismo se planteó también como un estilo novedoso de argumentación pública, y esa sí me parece una innovación valiosa para la izquierda. Desde 2008 las fuerzas del cambio – en España y Grecia, pero no sólo– trataron de reelaborar la crítica de los déficits democráticos de la sociedad mediante un discurso alejado de los lugares comunes de la izquierda clásica que no repeliera a quienes no compartieran ciertos códigos simbólicos. Esta apuesta por “la transversalidad” ofrecía la promesa de ampliar el apoyo social más allá de las lealtades ideológicas tradicionales a cambio de ciertas disyuntivas: de qué asuntos prescindir, qué aspectos limar o qué marcos asumir para llegar a toda esa gente y ganar su apoyo. Seguramente, esa apuesta por difuminar las dinámicas identitarias para intentar construir mayorías sociales amplias es una lección duradera que podría sobrevivir a las peripecias electorales y activistas de la última década.

En cualquier caso, creo que el principal déficit que padecemos es organizativo. En ese aspecto creo que ha habido una cierta involución. La renovación de las fuerzas progresistas durante la década pasada se expresó a menudo como una propuesta de transformación organizativa. Frente al descrédito de los partidos tradicionales se ofrecía la promesa de una “nueva política”. De nuevo, los detalles de esa renovación nunca estuvieron claros, pero al menos, implicaba un cambio profundo de los partidos que acabara con las jerarquías y burocracias que los separaban de la gente corriente. En esa dirección iban el uso generalizado de elecciones primarias, el recurso a referéndums y consultas, y la flexibilización de las formas de participación. Con muy pocas excepciones, estas innovaciones han concluido con un fracaso sin paliativos:han servido para concentrar el poder tanto o más que en los partidos tradicionales y han propiciado un faccionalismo autodestructivo que ha alimentando una crisis permanente. De hecho, los debates internos fruto de esos problemas han contaminado los análisis y las evaluaciones de las experiencias de gobierno: se ha dedicado mucha más atención a las desavenencias estratégicas o las luchas entre camarillas que a los límites a los que se han enfrentado esos gobiernos y a los dilemas que han tenido que afrontar.

Ambos aprendizajes –la transversalidad discursiva y los déficits de institucionalidad– me parecen esenciales para que las izquierdas europeas afronten su mayor desafío: luchar contra la crisis ecosocial –y evitar así los peores efectos del colapso ambiental–mediante un proyecto político ecosocialista que impulse una transición ecológica rápida, eficaz y justa.”

Referencia web original: https://pasosalaizquierda.com/la-situacion-actual-y-el-futuro-de-la-izquierda-3/

Crispación y complejidad. Albert Recio (30/09/2021)

Interesante reflexión para debatir y mejorar las fuerzas alternativas. Destaco la parte final:

“Yolanda Díaz, la ministra que ha conseguido mayores aciertos y levanta mejores expectativas, anuncia su voluntad de levantar un proyecto de país. Le deseo lo mejor. Pero soy escéptico con el resultado que pueda alcanzar. Tuvimos coyunturas mejores y se perdieron. En casi todas partes, la izquierda transformadora tiene problemas. Posiblemente porque las formas tradicionales de la izquierda, el gran programa transformador, la construcción de una gran alianza (que siempre se acaba rompiendo por la excesiva presencia de culturas sectarias, egos maleducados, impaciencias y, también, aspiraciones malsanas de algunos) es insuficiente para superar todos los condicionantes estructurales en contra. Y ahora la situación apunta a peor, porque la complejidad a la que me he referido hace que en muchas ocasiones las propuestas sensatas corran el peligro de la incomprensión.

Una reconstrucción exige no sólo un proyecto, del que solo se tienen algunos ladrillos, sino la generación de un volumen de cuadros sociales (en la organización política y en los movimientos sociales) suficiente en número y con capacidad de trabajar con la complejidad y dar respuestas a una variedad de desastres sociales. De generar redes y alianzas y minimizar los conflictos internos. No es tarea fácil, ni está claro que se entienda. Podemos trató de resolver la cuestión organizativa mediante un modelo plebiscitario que ni forma cuadros ni ha solventado los viejos problemas de liderazgos, consolidación orgánica y sensatez democrática. No es sólo una cuestión de cuadros, es también la de pensar los mecanismos de intervención, la forma en cómo se difunde el discurso, la generación de un verdadero proceso social democrático. Si la llamada de Yolanda Díaz sirviera para situar estas cuestiones, sólo por eso valdría la pena. Y si, además, implicara mejorar en alguno de estos campos, el resultado sería extraordinario. Hay que empezar por aplacar la crispación (especialmente la que se genera en el entorno próximo) y entender que la complejidad exige respuestas y formas de trabajo a la altura de los tiempos.”

Referencia web original: http://www.mientrastanto.org/boletin-205/notas/crispacion-y-complejidad

No un apellido sino un nombre: por una política verde. Íñigo Errejón (30/09/2021)

El portavoz de Más País expone su proyecto verde para disputar la hegemonía cultural y política de la transición ecológica y construir el ‘pueblo del clima’ como bloque histórico transversal. Horizonte ambicioso condicionado por los intereses y fuerzas en presencia, que necesita una articulación más allá de los discursos. Señalo su parte final:

“Está en disputa quién va a detentar la conducción de la transición ecológica, pero toda relación hegemónica modifica la composición y la identidad de los que participan de ella. La propuesta del Green New Deal —como lo llama la izquierda verde del Partido Demócrata estadounidense— o Gran Acuerdo Verde es un gran bloque histórico articulado en torno a la necesidad de la transición ecológica, bajo el liderazgo público y popular, pero con importantes espacios para el mercado y la inversión privada siempre dentro de las líneas de futuro de sostenibilidad ecológica, prosperidad con justicia social y democratización de las relaciones sociales.

Para ello necesitamos solidificar una alianza entre grupos, intereses y clases que no sea mero cálculo temporal cortoplacista. Se necesita de la labor intelectual y moral que acompañe y problematice, que engrase y solidifique el bloque, que lo adapte a los cambios, acompase sus reequilibrios, le sintonice con el resto de los humores sociales. Pero necesita también de las instituciones económicas, las normas jurídicas y los hábitos que lo reproduzcan, que normalicen y naturalicen el nuevo rumbo y sean productores de una espiral virtuosa de reformas igualitaristas, innovadoras y ecológicas.

El Green New Deal necesita dotar de razones para la lealtad a los socios de la economía privada que podrían estar tentados de buscar rentabilidades más rápidas y sencillas. Necesita de la producción de sus propios cuadros políticos y de gestión pública y empresarial, que tengan una cultura compartida y un horizonte común, más allá de la diferencia de énfasis e intereses. Y necesita también su propio «pueblo del clima», fortalecido por las transformaciones para empujar por más, con el tiempo y los recursos económicos y culturales como para ser una fuerza de contrapeso ante los intentos de reversión de las conquistas igualitaristas y verdes.”

Referencia web original: https://blogs.publico.es/dominiopublico/39982/no-un-apellido-sino-un-nombre-por-una-politica-verde/

“Crece el porcentaje de chicos jóvenes (15 a 29 años) que niega la violencia de género o le resta importancia”: INFORME FAD (29/09/2021)

Interesante barómetro "Juventud y género. Identidades, representaciones y experiencias en una realidad social compleja", elaborado por la Fundación de Ayuda contra la Drogadicción (FAD). Como señala el título, hay una reafirmación o visibilidad en una minoría de varones jóvenes (20%) en ese negacionismo como reacción al avance feminista que es el aspecto más relevante y ascendente. Así, constatan la existencia de desigualdad de género (70%) y la identificación feminista (67%) una gran mayoría de mujeres jóvenes, desde menos de la mitad en 2017, antes de la ola feminista, pero también asciende esa conciencia feminista en varones jóvenes que pasa del 24% al 33%. En el Informe completo hay otros datos interesantes. Resumo los aspectos más significativos:

“Los responsables de la investigación han considerado "especialmente preocupante" que el 20% de los varones jóvenes estime que la violencia de género como tal no existe, porcentaje que baja al 9,3% en el caso de las mujeres. La mitad de los hombres entrevistados considera además que las desigualdades entre hombres y mujeres no constituyen un "problema social muy grave" en España, una cifra que se ha incrementado en cuatro puntos a partir de 2019. Por su parte, siete de cada diez mujeres entrevistadas sí opinan que las desigualdades de género en el país son elevadas. Cada vez son más los jóvenes que se consideran feministas, aunque se mantienen las importantes diferencias entre sexos. Entre las chicas el porcentaje ha pasado del 46,1 al 67,1 % desde 2017, mientras que entre los hombres se ha registrado se ha pasado del 23,6 al 32,8%. Destacan en el barómetro varias consideraciones de los varones sobre el feminismo: uno de cada tres cree que ese movimiento no se ocupa de los problemas reales de las mujeres, uno de cada cuatro considera que no es necesario y el mismo porcentaje opina que busca perjudicar a los hombres. Entre las formas de violencia sufridas por las entrevistadas, destaca que una de cada cinco mujeres jóvenes ha sido forzada a mantener alguna relación sexual no deseada.”

Referencia web original: https://www.fad.es/notas-de-prensa/crece-el-porcentaje-de-chicos-jovenes-15-a-29-anos-que-niega-la-violencia-de-genero-o-le-resta-importancia/

"Nadie entendería que la ley de vivienda no se desbloquease junto a los Presupuestos": Nacho Álvarez (27/09/2021)

Buena entrevista al Secretario de Estado de Derechos Sociales. Claridad y firmeza, dentro de la colaboración gubernamental. Destaco tres respuestas:

“Este Gobierno ha demostrado que es capaz de llegar a acuerdos. Estamos trabajando lo más rápido posible para tener un acuerdo listo cuanto antes, y yo soy optimista y estoy seguro de que tendremos los Presupuestos listos en tiempo y forma para dar cumplimiento al objetivo: que sigan permitiendo desplegar el acuerdo de coalición…

Más que problemas, hay cuestiones de fondo que requieren una negociación intensa y que nadie entendería que no abordásemos. Es el caso de la ley de vivienda para regular el precio de los alquileres, el desarrollo de una ley de crianza que facilite el desarrollo de los menores, el rediseño del ingreso mínimo vital o el relanzamiento del sistema de dependencia. Más que problemas, hay cuestiones de fondo que requieren una negociación intensa y que nadie entendería que no abordásemos. Es el caso de la ley de vivienda para regular el precio de los alquileres, el desarrollo de una ley de crianza que facilite el desarrollo de los menores, el rediseño del ingreso mínimo vital o el relanzamiento del sistema de dependencia…

Más que problemas, hay cuestiones de fondo que requieren una negociación intensa y que nadie entendería que no abordásemos. Es el caso de la ley de vivienda para regular el precio de los alquileres, el desarrollo de una ley de crianza que facilite el desarrollo de los menores, el rediseño del ingreso mínimo vital o el relanzamiento del sistema de dependencia…

No podemos dejar que reducir la desigualdad, mantener el Estado del bienestar o tener servicios públicos de calidad sean meras declaraciones de intenciones. Esto exige tomar medidas en el ámbito fiscal, el acuerdo de coalición marca una hoja de ruta muy clara, y ahora es prioritario alcanzar un tipo mínimo efectivo del 15% en el impuesto de sociedades. Es una propuesta que además hoy ya es un consenso internacional enormemente aceptado. 130 países en la OCDE han alcanzado ese acuerdo, e incluso una administración tradicionalmente neoliberal, como es la estadounidense, lo está impulsando. Y no podemos quedarnos al margen de ese consenso.”

Referencia web original: https://www.20minutos.es/noticia/4830462/0/entrevista-a-nacho-alvarez-ley-vivienda-presupuestos/

“El neoliberalismo como filosofía hegemónica está muerto: sigue en el poder, pero ya no tiene credibilidad”. Nancy Fraser (27/09/2021)

Interesante entrevista, a destacar el carácter de la crisis social, económica y, sobre todo, de legitimidad del capitalismo, la importancia de la reproducción social y los cuidados, los cambios en las clases trabajadoras y una alianza transformadora diferenciada del liberalismo. Selecciono varias respuestas:

“Y lo que acompañó a la desinversión estatal fue la privatización. Además, una vez destruidas las infraestructuras públicas, los gobernantes transfirieron funciones sanitarias vitales a proveedores y aseguradoras, empresas farmacéuticas y fabricantes con ánimo de lucro. Estas empresas ahora controlan parte de esas capacidades, incluyendo la mano de obra y las materias primas, la maquinaria y las instalaciones de producción, las cadenas de suministro y la propiedad intelectual, las instituciones de investigación y el personal. Y centrados únicamente en sus beneficios y en el precio de sus acciones, les importa muy poco el interés público. Los resultados son trágicos, pero no sorprendentes. Un sistema social que somete los asuntos de la vida y la muerte a la “ley del valor” estaba estructuralmente preparado desde el principio para abandonar a millones de personas a su suerte frente al COVID-19…

En general, el COVID es una tormenta perfecta de irracionalidad e injusticia capitalista. Al aumentar los defectos inherentes al sistema hasta el punto de ruptura, hace brillar un rayo de luz punzante sobre todas las contradicciones estructurales de nuestra sociedad. Sacándolas de las sombras y mostrándolas a la luz, la pandemia revela el impulso inherente del capital de canibalizar la naturaleza hasta el mismo borde de la conflagración planetaria; de desviar nuestras capacidades de las labores verdaderamente esenciales de la reproducción social; de eviscerar el poder público al punto de no poder resolver los problemas que el sistema genera; de alimentarse de la riqueza y la salud cada vez menores de las personas racializadas; de no sólo explotar, sino también expropiar, a la clase trabajadora. No podríamos pedir una mejor lección de teoría social…

Está claro, pues, que las tareas de cuidado se intersectan con la organización del mercado laboral, la economía política, el cuidado social y las prestaciones del Estado. El problema principal es que la sociedad capitalista alberga una profunda tendencia a aprovecharse de la gratuidad del trabajo de cuidados, a canibalizar las capacidades de cuidados y a la repleción de las mismas. Esto aplica al capitalismo en general. Sin embargo, el actual capitalismo neoliberal es especialmente predatorio en este aspecto. Y la pandemia dejó en claro cuán importante es el trabajo de cuidados, cuánto lo necesitamos y cuán irracional es vivir en una sociedad que no lo valora…

Creo que tenemos un margen de acción, si no nos conformamos sólo con la política de reconocimiento. Hay que dejar de lado la cultura de la cancelación y las microagresiones. Sirven como proteína para la derecha. Hay que enfocarse en la estructura, en las instituciones, en las demandas y luchas que pueden realmente mejorar la vida en lo material para la clase trabajadora. Hay una oportunidad ahí.”

Referencia web original: https://rebelion.org/el-neoliberalismo-como-filosofia-hegemonica-esta-muerto-sigue-en-el-poder-pero-ya-no-tiene-credibilidad/

Todas las manos, todos los corazones y todas las mentes. Elizabeth Duval (27/09/2021)

Un apunte realista sobre las dificultades para la colaboración en un proyecto político y electoral unitario del espacio del cambio (Unidas Podemos y sus confluencias catalana y gallega, junto con Compromís y Más País, además de otros sectores y personalidades progresistas), tal como parece que apuesta Yolanda Díaz y que sería positivo para encarar mejor sus desafíos inmediatos de cara a las elecciones generales de 2023. Se necesitan grandes dosis de realismo, pragmatismo y voluntad unitaria, todavía insuficientes, y reforzar el interés común transformador con un mejor reequilibrio institucional respecto del PSOE que refuerce al conjunto de izquierdas, evite la involución de un gobierno derechista y continúe otra legislatura reformadora, social, democrática y territorial. Se trata de superar las constricciones de la normativa electoral en beneficio de todas las fuerzas alternativas y encontrar una fórmula para articular la representatividad y las expectativas de cada cual, mirando al presente y el futuro (sin olvidar el pasado divisivo) en una nueva alianza electoral. Y todo ello madurando un proceso de aproximación, rebajando tensiones y sectarismos, sin soberbias prepotentes ni pretextos discursivos basados en hipótesis idealistas. Transcribo varios párrafos:

“Si se aspira a algún tipo de unidad, sería complicado que ese entendimiento sólo fuera con una parte –la afín a Oltra– y no implicara a la otra. Aquí aparecen las contradicciones: la alianza bien afianzada con Más País. Conclusión: difícilmente puede incluirse a Oltra en ese proyecto, y Díaz quiere hacerlo, si no hay algún entendimiento con Más País. Ese entendimiento es necesariamente complicado y contradictorio. ¿Hasta dónde puede llegar esa contradicción? Íñigo Errejón –que es una parte y no el todo de su formación política– acaba de lanzar un ensayo en el que rememora el auge y caída de Podemos y los años que él denomina "estalinismo cuqui".

No sería de extrañar que el orgullo de esos "estalinistas cuquis" quedara herido al ser descritos así, pero esos puentes ya fueron quemados hace tiempo. El agravio y la contradicción ya estaban. La noticia de que hay que entenderse en alguna cosa con los de Más País o renunciar a la candidatura de Yolanda Díaz podría tensar mucho la cuerda; en los próximos meses veremos si el orgullo es una fuerza más fuerte que la voluntad de construir algo grande…

Cuando Yolanda Díaz habla de ese proyecto amplio y declara que ahí se la encontrará, muestra en el reverso una advertencia: en esas, no en otras. Y no tener a Díaz de candidata podría implicar una debacle mayor que la muerte del orgullo.”

Referencia web original: https://blogs.publico.es/dominiopublico/39939/todas-las-manos-todos-los-corazones-y-todas-las-mentes/

El reto mayor de los movimientos sociales progresistas: la unidad de acción. Vicenç Navarro (27/09/2021)

Buen diagnóstico y buen enfoque. A partir de esa unidad de acción con objetivos compartidos se trata de dar un paso más: superar la fragmentación de dinámicas parciales, siempre necesarias por la diversidad de problemáticas, en una corriente social o movimiento popular unitario que he llamado ‘progresismo de izquierdas’, aun con diversas y descentralizadas articulaciones organizativas y puntuales representaciones sociales, pero amplio impacto expresivo. Tiene un fuerte peso social, feminista y ecologista, con identidades múltiples y combinadas, expresiones colectivas multidimensionales (como en su día el 15-M o ahora la nueva ola feminista), con un sedimento cultural y sociopolítico crítico y democrático y una vinculación, desde su autonomía, con el espacio político e institucional transformador. Es el principal desafío para consolidar el cambio de progreso. Selecciono varios párrafos:

“La estrategia de liberación en la mayoría de estos movimientos sociales en EEUU ha sido la de centrarse exclusivamente en la causa que dio lugar a su origen. Su exclusividad les dificultó ver la relación existente entre las distintas explotaciones que hay en el país. Cada movimiento social luchaba por su cuenta sin buscar puntos de transversalidad con otros movimientos de liberación. Al individualismo, característico del liberalismo, se acompañaba la exclusividad de cada movimiento, compitiendo entre ellas y ellos. Y su proyecto incluía en lugar prominente, conseguir el mayor número de puestos de autoridad y responsabilidad dentro de los aparatos del Estado y del establishment político mediático liberal. La mayoría de los dirigentes de tales movimientos eran profesionales, de clase media alta con educación superior académica. La paradoja de tal situación es que, a pesar de ser movimientos extensos con visibilidad mediática, los derechos sociales, laborales y políticos de cada grupo discriminado y/o explotado continuaban y continúan muy limitadas…

Pero en el año 1988, Jesse Jackson, como fundador y presidente de la Coalición Arco Iris, se presentó, en cambio, como la voz de la mayoría de la población trabajadora y de las clases populares y de sus movimientos sociales, fueran estos y estas, blancos, negros, amarillos, verdes, o lo que fuera, invitándolos a todos y a todas a que se unieran, sin perder su identidad, en el movimiento de coalición en contra de cualquier forma de explotación, que le permitió casi ganar las elecciones primarias del Partido Demócrata en aquel año. Este fue el origen de la aparición más tarde de otra orientación en los movimientos sociales, presentándose en defensa de los intereses de las clases populares en sus distintas versiones y dimensiones, que ha causado una gran resistencia y hostilidad por parte de los movimientos sociales más tradicionales y también del establishment político mediático del país y que está teniendo un impacto muy importante dentro del Partido Demócrata, reforzando sus sectores progresistas y que explica muchas de las propuestas consideradas por el presidente Biden…

Tales coaliciones progresistas gobiernan hoy todos los países escandinavos, Suecia, Noruega, Dinamarca y Finlandia, siendo ellos los que tienen menos desigualdades de género y de clase social con mayores derechos laborales, sociales y políticos. En estos países la transversalidad de intereses y causas comunes han motivado una estrategia colectiva en que la suma y no la competitividad han empoderado al movimiento transformador. Y esta suma, es más que una suma, pues es la sensibilidad de cada movimiento que se ha incorporado y hecho suya por parte de toda la comunidad. En esa transversalidad, la clase social juega un papel importante, pues en todos los países, la mayoría de las mujeres pertenecen a la clase trabajadora. De ahí que la sensibilidad de la necesidad de la liberación de la mujer pasa a ser objetivo no solo del movimiento feminista sino de todo el movimiento transformador, favoreciendo la movilización de toda la clase trabajadora y de las clases populares, que es lo que las élites dominantes temen. Y de ahí que intenten dividir siempre al movimiento progresista entre sus componentes como bien muestra la experiencia estadunidense donde el racismo, por ejemplo, tiene una función importante para dividir a las clases sociales frente al adversario común, las clases pudientes gobernantes. En los países nórdicos los movimientos sociales tienen mayor conciencia de la importancia de los espacios transversales dentro de un proyecto común. Esta observación podría dar pie a un malentendido de que, en aquellos países, los movimientos sociales están instrumentalizados por los partidos políticos. Es precisamente al revés: los partidos son los instrumentos vehiculares de los movimientos sociales que tienen en común la lucha de todas y todos contra todo tipo de explotación, ya sea de clase social, de género, de raza, o de región, frente a la cultura liberal, qué antepone lo individual sobre lo colectivo y lo exclusivo sobre lo común…

En España la nota optimista es que están apareciendo nuevas orientaciones en los movimientos sociales que están desarrollando estrategias de transversalidad que permiten amplias coaliciones a favor de cambios que aúnen distintas causas en un proyecto común…

Una nueva página de esperanza, sin embargo, se está escribiendo en su historia, pues están ocurriendo hechos que están cambiando las coordenadas de poder que permiten aberturas a una nueva sociedad. Y uno de tales hechos es la creciente concienciación y realización por parte de los movimientos sociales de que hay causas comunes en el origen de los distintos tipos de explotación. Y entre ellas destacan las limitaciones de la democracia resultado de la enorme concentración de poder económico, financiero, cultural, político y mediático que existe en España, dentro de un contexto político europeo, cuyas instituciones están también predominantemente dominadas por fuerzas conservadoras-liberales que facilitan y promueven tal concentración.”

Referencia web original: https://blogs.publico.es/vicenc-navarro/2021/09/27/el-reto-mayor-de-los-movimientos-sociales-progresistas-la-unidad-de-accion/

Biden movió ficha: America First. Manolo Monereo (24/09/2021)

Un análisis sobre la estrategia geopolítica de EEUU y la falta de autonomía y orientación propia de la UE:

“Si hay un fantasma que recorre hoy la Unión Europea es sin duda el de la llamada “autonomía estratégica” y el de la urgente necesidad de construir unas fuerzas armadas europeas independientes y paralelas de la OTAN. Lo más inquietante es que una cuestión de esta magnitud político- estratégica este fuera del debate público y se deje en manos de un conjunto de funcionarios y militares del entramado de poder que es hoy la UE. Se están tomando decisiones que hipotecan nuestro futuro, que definen alianzas internacionales y políticas militares que reafirman la hegemonía de los EEUU y que se oponen a la construcción de un nuevo orden multipolar más plural e inclusivo. Hay que reaccionar y pronto.”

Referencia web original: https://www.nortes.me/2021/09/24/biden-movio-ficha-america-first/

El infeliz matrimonio entre marxismo e interseccionalidad. Laia Jubany de Solà y Guillem Verd Llabrés (24/09/2021)

Una aproximación interesante, distanciada de marxismo rígido y las insuficiencias de cierta interseccionalidad. Bien la conveniencia de valorar la distinta importancia de las diversas opresiones para su articulación en un sujeto multidimensional, sin caer en primacías abstractas o corporativismos más o menos totalizantes. Pero la prevalencia tampoco es lo económico sino el orden social institucionalizado -Fraser- y el movimiento popular superador, como bien dice, se forma de manera relacional y socio histórica con su propia experiencia multidimensional y su subjetividad. Buena base, desde un marxismo crítico, para avanzar en una teoría critica no economicista ni determinista, aunque con límites similares a los de la estadounidense Lewis, de la que toma referencia y que he valorado en otra parte. Transcribo varios párrafos:

“Últimamente hemos asistido a crecientes debates alrededor de cuál es la mejor forma de entender la realidad, y de incidir para transformarla. Por un lado, encontramos la teoría de la interseccionalidad, basada en la idea de la existencia de múltiples opresiones interconectadas, un concepto surgido en los años 80 para dotar de operatividad teórica y política a las preocupaciones (feministas, antirracistas, LGTBI+) al margen del marxismo vulgarizado e identitario que reproducían buena parte de los partidos comunistas occidentales. Por otro lado, encontramos el marxismo, basado en el análisis de las dinámicas del capitalismo y con vocación de ofrecer un marco totalizante y dinámico. De hecho, mientras que el marxismo se encuentra actualmente en un proceso de revitalización, la noción de interseccionalidad muestra dificultades evidentes para presentar una síntesis explicativa e impulsar una alternativa política.

En este contexto se ubica el debate surgido a raíz del artículo publicado por Maria Rodó Zárate en este mismo medio. Rodó reflexionaba sobre las diferencias y dificultades para encajar marxismo e interseccionalidad, pero con la voluntad de combinar ambas teorías. En respuesta, un artículo de Adrian López Bueno apuntó la imposibilidad de esta unión, realizando una dura crítica contra las implicaciones teóricas y políticas de la interseccionalidad. Si bien coincidimos con sus conclusiones, pensamos que su planteamiento es erróneo, difuminando su apuesta teórica en función de motivaciones políticas inmediatas y con una genealogía de pensamiento que nos resulta, como mínimo, matizable…

Por tanto, salir de este catálogo de opresiones y comprender su interacción también pasa por reconocer la más que posible preeminencia de unas sobre las otras… Si bien insistimos en la imposibilidad de fusionar ambas teorías, y en que nosotros nos reconocemos dentro de la tradición marxista, creemos que es útil reconocer a la interseccionalidad sus fortalezas. Por centrarse en los fenómenos concretos más allá de su relación con el capitalismo, ha puesto el foco sobre las opresiones y jerarquías que desarrollamos entre los que compartimos clase social. Cómo perpetuamos la discriminación y la violencia, somos oprimidos y opresores, y en qué contextos reproducimos estos roles. También encontramos aportaciones interesantes para pensar los procesos de politización…

Un ejemplo es el concepto de «clase». Mientras que en el marxismo se define por la posición respecto de los medios de producción, en la interseccionalidad se suele utilizar como equivalente de pobreza económica, resultado de múltiples condicionantes. Además, la determinación ontológica de considerar todas las opresiones como equivalentes limita nuestra comprensión de la relación entre estas…

Se trata, en el plano teórico, de dar respuesta a estos movimientos y, en el político, de articular un tejido social que siempre ha sido y siempre será diverso, complejo y cambiante. Las experiencias históricas revolucionarias nos han demostrado que son reclamaciones políticas, frecuentemente parciales, las que han impulsado las luchas colectivas (las reivindicaciones laborales, la resistencia a participar en el ejército, el aumento del precio de las subsistencias, las luchas antirrepresivas o contra el dominio colonial o imperial). Y es la acumulación de prácticas las que activan una identificación del sujeto. Se trata, en el plano teórico, de dar respuesta a estos movimientos y, en el político, de articular un tejido social que siempre ha sido y siempre será diverso, complejo y cambiante. Las experiencias históricas revolucionarias nos han demostrado que son reclamaciones políticas, frecuentemente parciales, las que han impulsado las luchas colectivas (las reivindicaciones laborales, la resistencia a participar en el ejército, el aumento del precio de las subsistencias, las luchas antirrepresivas o contra el dominio colonial o imperial). Y es la acumulación de prácticas las que activan una identificación del sujeto.”

Referencia web original: https://www.elsaltodiario.com/el-rumor-de-las-multitudes/el-infeliz-matrimonio-entre-marxismo-e-interseccionalidad

El relato ideológico del gobernador del Banco de España. Juan Laborda (23/09/2021)

Buena crítica a los fundamentos neoliberales de la macroeconomía dominante (hasta ahora), con las afirmaciones de que los déficits fiscales hacen subir los tipos de interés y que ya no pueden sostenerse. Transcribo el primer párrafo:

“Resulta sorprendente, extravagante, alucinante leer los relatos y análisis del actual gobernador de Banco de España sobre los problemas y peligros que acechan a la economía española, y por ende a los ciudadanos que conforman nuestra querida España. Según sus prismáticos, la subida del salario mínimo, obviando los últimos resultados empíricos sobre su implementación en diferentes áreas del planeta, aumenta el desempleo entre los más desfavorecidos o reduce la tasa de creación de empleo. Bajo esos anteojos, la inflación actual es preocupante. Y para rematar la faena, la política fiscal debería abandonar su sesgo expansivo actual. De su relato se derivan una serie de propuestas de política económica desconcertantes por no decir que distópicas, tremendamente dañinas para el bolsillo de los ciudadanos. Lo paradójico es que de lo suyo, el buen funcionamiento del sistema bancario y crediticio, apenas dice algo. Obviamente todo tiene una explicación. El marco teórico con el que trabaja, o trabajan quienes le asesoran, está agotado hace mucho tiempo, pero el “rey sigue desnudo”. Les recomendaría una aproximación a evidencias empíricas aportadas por alguien tan nada sospechoso como el Banco de Inglaterra.”

Referencia web original: https://www.vozpopuli.com/opinion/banco-de-espana.html

El mayor logro de Angela Merkel. Pablo Bustinduy (23/09/2021)

Un análisis realista y ajustado de la estrategia alemana fallida, principalmente su prepotente política de austeridad, parcialmente modificada con la pandemia ante las graves consecuencias del bloqueo para la cohesión europea y la propia Alemania, con debilidad de su liderazgo y su estatus geopolítico, aunque haya neutralizado (su mayor logro) la presión social democrática del sur europeo y mantenido cierta legitimidad mediática. Selecciono varios párrafos:

“Como consecuencia de ello, Merkel ha llevado a Alemania a un callejón geopolítico sin salida. Su idea de una Europa tecnocrática gobernada desde Frankfurt y Berlín, férreamente asociada a los Estados Unidos, pero con margen para distribuir juego en las relaciones con Rusia y con Pekín (de nuevo: para mantener la primacía exportadora de Alemania), se ha visto entrampada en esta fase de desorden de la globalización, que le ha reducido los espacios y le ha hecho pagar la poca estatura geopolítica que la UE debía mantener según el propio diseño alemán…

Sus múltiples déficits internos —con graves carencias en infraestructuras, digitalización, o transición energética— hacen que su apuesta por el proyecto austeritario se haya revelado, finalmente también para ellos, como una apuesta cortoplacista, contraproducente y fallida…

Merkel en cierto modo expresa el anhelo de lo que a mucha gente le gustaría tener y no tiene: certidumbre, sosiego, esa especie de previsibilidad que viene de la mano del pragmatismo y de la razón. Es el mismo instinto que hoy lleva a buscar certezas en la nostalgia o en el pasado, aunque ese pasado esté lleno de fantasmas de los que, precisamente, nos queríamos librar. Ese instinto expresa el final de algo, de un futuro imaginable que no se hizo realidad, pero nos vuelve miopes ante lo más importante: un ciclo geopolítico desordenado, que se nos viene encima tan removido como carente de épica. Quizá ese sea el mayor logro del legado político de Merkel: haber asfixiado el anhelo democrático que bajo su mando sacudió Europa.”

Referencia web original: https://blogs.publico.es/dominiopublico/39906/el-mayor-logro-de-angela-merkel/

Hacer frente a la ola reaccionaria. Elizabeth Duval (21/09/2021)

Buena actitud. Hay que profundizar en ella. Contra la marea y las trampas reaccionarias, aunque estén camufladas. Copio los consejos finales:

“Algunos consejos para resistir o incluso para ganar. Recelar de cualquiera que hable de la degeneración de nuestras sociedades y mira con mala baba a cualquier movimiento contemporáneo mientras elogia las supuestas maravillas de todo intento de emancipación ubicado en el pasado, como si en las páginas de la historia no hubiera comunidades agrupadas por la identidad o reivindicaciones de la diferencia, como si la diferencia entre el presente y el pasado fuera síntoma del decadentismo. Cuestionar cualquier noticia que se repita como un mantra sin su fuente, ser escépticas ante las explicaciones de la realidad que no se referirían a ella, sino a sus hechos inventados. Señalar las cosas cuando son mentira. Una y otra vez. Intentar, sobre todo, comprender los dolores profundos que pueden llevar a alguien a caer en esas trampas, sus miedos y temores: saber que no sólo hay maldad, aunque a veces pueda haberla, sino también personas heridas a las que hay que ofrecer respuestas alternativas. Con ellas podremos discutir, aunque no lo hagamos con los energúmenos. Responder que no hay contradicción entre esas supuestas «políticas identitarias» y la preocupación por la justicia social, la redistribución, la clase obrera; que las estadísticas dicen que, a más preocupación por el reconocimiento, también más inquietud por la igualdad económica. Señalar sus trampas y sus relatos simplistas, maliciosos, demasiado uniformes. No desistir. No dejar que venzan. No quemarse. No hablar como ellos hablan. Pensar que no siempre podrá ganar la mentira. Hacer frente entonces a la ola reaccionaria con otra actitud: la de quien sabe que no se dejará arrastrar por ella y obra en consecuencia.”

Referencia web original: https://blogs.publico.es/dominiopublico/39856/hacer-frente-a-la-ola-reaccionaria/

Merkel se va, los problemas se quedan. Gabriel Flores (21/09/2021)

Sobre el impacto de las elecciones alemanas. Destaco un par de párrafos: “Un programa electoral progresista que aleja al SPD de la opción de encerrarse de nuevo en la fórmula de la gran coalición con los democristianos y que abre el abanico de alternativas de gobierno posibles, sin que pueda descartarse ninguna, aunque la propuesta con más probabilidades apunta a una coalición gubernamental roji-verde que requeriría de otro socio o de apoyos externos que la hagan viable. El nuevo programa gubernamental del SPD marca distancias con las viejas prioridades de equilibrio de las cuentas públicas y, más aún, con la conversión de ese objetivo, durante el liderazgo ejercido por Merkel en la política alemana y comunitaria, en un dogma empobrecedor y de imposible cumplimiento en las actuales circunstancias, incluso para Alemania.”

Referencia web original: https://www.nuevatribuna.es/articulo/global/europa-elecciones-alemania-marcha-merkel/20210921162723191252.html

Repensar el trabajo. Joan Subirats (20/09/2021)

Una reflexión necesaria:

“Que el trabajo tiene valor, nadie lo pone en duda. Pero lo cierto es que en muchos casos la sensación de creatividad, que es innegable en toda labor, no tiene por qué pasar forzosamente por el trabajo que finalmente haces para poder subsistir.”

Referencia web original: https://www.eldiario.es/opinion/zona-critica/repensar-trabajo_129_8319205.html

150 años de «The Nation». Noam Chomsky: Salvar los comunes (19/09/2021)

Un texto del prestigioso intelectual estadounidense de 2015 que se reedita ahora con una amplia presentación que explica su contexto y su sentido con la valorización de las tradiciones populares y normativas comunitarias en EE.UU. Selecciono un párrafo:

“Como apunta N. Chomsky en el trabajo que presentamos, no fueron años propicios para la población de color (como tampoco para las comunidades indígenas o los inmigrantes no “blancos, anglosajones y protestantes” [WASP]). Su situación de libertad formal no supuso mejora material perceptible para la mayoría de ellos, ni, menos aún, equiparación en derechos. La aparición de un racismo polimorfo (leyes “Jim Crow”, Ku-Kus-Klan, segregacionismo) dio el tono en muchas localidades del “Sur profundo” durante décadas hasta muy avanzado el siglo XX, y, como vemos reiteradamente, aún hoy tiene recidivas.”

Referencia web original: https://conversacionsobrehistoria.info/2021/09/19/150-anos-de-the-nation-noam-chomsky-salvar-los-comunes/

Qué significa la nueva alianza EEUU-Reino Unido-Australia frente a China. Jesús A. Núñez (17/09/2021)

Un análisis del reajuste geopolítico:

“El ritmo de los acontecimientos (y la tensión) en la región Indopacífico se acelera bruscamente. Tras el fiasco de Estados Unidos en Afganistán, el presidente Joe Biden se siente en la necesidad de demostrar que su país sigue siendo el líder mundial y que no solo no va a desaparecer del escenario internacional, sino que va a reforzar su apuesta contra China. En esa línea, y con el añadido de que su segunda conversación telefónica con Xi Jinping no ha servido para aliviar las tensiones, hay que entender su anuncio esta semana sobre la creación de una alianza en materia de seguridad con Australia y Reino Unido (de ahí el nombre de Aukus). Un movimiento que desplaza definitivamente el centro de gravedad de la agenda mundial hacia la zona y que, de paso, ha provocado una sacudida con efectos en varias direcciones.”

Referencia web original: https://www.eldiario.es/internacional/significa-nueva-alianza-eeuu-reino-unido-australia-frente-china_129_8313459.html

Privilegios de las eléctricas que pagamos todos los españoles. Juan Torres (17/09/2021)

Buen retrato de este oligopolio voraz y antisocial:

“El resultado de ello es que el sector eléctrico español viene gozando de privilegios completamente ajenos a razones de mercado o eficiencia desde hace más de 80 años, en tiempos de dictadura y de democracia…

La ciudadanía debe conocer todo lo anterior para poder comprender que la presión que pueda ejercer el gobierno de Pedro Sánchez contra estas empresas no es caprichosa. Es una presión obligada, económica y moralmente, para ir poniendo fin a una regulación de este mercado ineficiente e injusta porque produce beneficios extraordinarios a unos pocos (los de las eléctricas españolas han sido tradicionalmente los más elevados de Europa) a costa de hacer mucho daño al conjunto de la economía. Por eso hay que apoyar a este gobierno en esta batalla. Lo sorprendente es que la patronal no defienda que se ponga fin a los sobrecostes que el oligopolio impone a las empresas, como resulta vergonzoso que quienes se definen como liberales y defensores de la competencia actúen de monaguillos de un oligopolio que contraviene todos los principios del mercado libre.

Si algo bueno tienen estos privilegios es que, cuando salen a la luz, nuestros representantes políticos, periodistas o economistas no tienen más remedio que retratarse.”

Referencia web original: https://blogs.publico.es/juantorres/2021/09/17/privilegios-de-las-electricas-que-pagamos-todos-los-espanoles/

Selección de publicaciones

Relación de publicaciones destacadas, propias y ajenas: Artículos destacados

Artículos ajenos destacados del mes anterior:

(Abajo, los propios)

Luz en la penumbra: ¡SE HACE CAMINO AL ANDAR!

Occidente y sus delirios coloniales: el desastre de Afganistán se veía venir. Pankaj Mishra (29/08/2021)

Una crítica profunda y realista de este ensayista angloindio sobre los errores estratégicos e intelectuales de las élites occidentales. Selecciono varios párrafos:

“Las críticas a la retirada del ejército estadounidense delatan los delirios de grandeza alimentados desde hace tiempo y aún vivos en Londres, Nueva York y Washington DC y hacen pensar que la verdadera amenaza para la seguridad y la credibilidad de Occidente no está en lo que suceda en las zonas rurales afganas, sino en las disfunciones políticas e intelectuales en el mundo angloamericano, que nos han proporcionado, uno detrás de otro, los fracasos militares en Afganistán, Irak y otros países, la crisis financiera, el Brexit y Trump…

Las escasas voces afganas que se oían procedían, casi en su totalidad, de una élite que trataba de sustituir a los talibanes, gente que después se hizo tristemente famosa por su extraordinario nivel de corrupción e incompetencia. En mis propios artículos para publicaciones estadounidenses, sentía las presiones de mis jefes para que no me apartara demasiado del consenso nacional sobre la idea de que los estadounidenses estaban impulsando la democracia y liberando a los afganos, sobre todo a las mujeres, de sus crueles opresores. Esa falsa ilusión convirtió la guerra de Afganistán en un gran fiasco intelectual: un fracaso crucial que plantó la semilla de todos los demás fracasos —diplomáticos, militares y políticos— en Irak y otros países, redujo drásticamente el poder y la influencia de Europa y Estados Unidos en el mundo y regaló enormes ventajas estratégicas y geopolíticas a países como Irán, Rusia, China y Turquía…

Hoy parece innegable que fue una locura extraordinaria vincular el prestigio, la seguridad y la credibilidad de Occidente a la alucinación de un poder largamente desaparecido, unas guerras neoimperialistas y unas cruzadas humanitarias. Porque ni las jerarquías raciales y geopolíticas ni las tecnologías militares creadas por europeos y norteamericanos blancos cuando colonizaron el mundo en el siglo XIX se pueden reproducir en el XXI. No cabe duda de que la reaparición de los brutales talibanes, con sus turbantes negros y sus largas barbas, alimentará una fantasía masculina sobre el justo combate de Occidente contra unos nativos atrasados e intransigentes. “La resistencia acaba de comenzar”, tuiteó Bernard-Henri Lévy la semana pasada. Pero lo más urgente es salvar, a Occidente y a los afganos, de los locos quijotescos del imperialismo.”

Referencia web original: https://elpais.com/ideas/2021-08-29/occidente-y-sus-delirios-coloniales-el-desastre-de-afganistan-se-veia-venir.html

Individuo y orden social en los comienzos de la modernidad: consideraciones sobre la categoría de individuo a propósito de la obra póstuma de Andrés Bilbao “Individuo y orden social”. Carlos Prieto (26/08/2021)

Ensayo valorativo (13 pp.) sobre este sugerente sociólogo en una temática que ha adquirido nueva relevancia en esta modernidad tardía y sobre la que hay que profundizar. Transcribo su resumen introductorio y un párrafo significativo:

“El artículo tiene un doble objetivo. Por un lado, quiere participar en la vieja disputa acerca del papel que ha jugado la categoría del ser humano entendido como individuo en la construcción del orden social de la modernidad. Y, por otro, el de hacerlo a partir de las aportaciones de Andrés Bilbao sobre el tema tal y como se recogen en su obra póstuma. Con el fin de desentrañar todo su sentido contrastamos sus ideas con las del antropólogo francés Louis Dumont y extraemos de esa comparación algunas conclusiones de interés. Un mejor conocimiento de los orígenes del orden social moderno redunda siempre en un mejor conocimiento de los problemas del presente…

Vistas así las cosas, los pilares con los que, según los pensadores de los siglos XVII y XVIII europeos, se construye (o debe construirse) el (nuevo) orden social no sería sólo el individuo (o, para ser más precisos, una determinada forma de concebirlo; un ser humano libre, autónomo, independiente y egoísta) sino, junto con él, la actividad de trabajo y el espacio societal de la economía del mercado como gran instancia social de coordinación. No un pilar, sino tres y los tres necesariamente conectados. Y los tres pensados y concebidos como entidades estrictamente nuevas: tanto el individuo como el trabajo y la economía de mercado.”

Referencia web original: https://revistas.ucm.es/index.php/CRLA/article/view/72830/4564456558059

ARTÍCULO PROPIO DESTACADO DEL ÚLTIMO MES

El individuo y lo común. Antonio Antón, en Público (2/09/2021)

Reflexiono sobre varias ideas de actualidad y trasfondo teórico a raíz de una reseña de Carlos Prieto sobre Andrés Bilbao: El individuo es el sujeto sobre el que se ha construido la modernidad; el doble sentido de la individualización; el individuo (y el Estado) la base liberal del orden social, y lo común, eje imprescindible para la sociabilidad. Selecciono varios párrafos:

“El individuo es el sujeto sobre el que se ha construido la modernidad. El talante prometeico impulsado desde el Renacimiento permitirá el desborde de la naturalización del orden social derivado del pensamiento tradicional y su fundamentación religiosa. El concepto de individuo, inédito en la historia anterior, a lo largo de los siglos XVII y XVIII entrará en pugna con las referencias colectivas de Dios, Patria y Rey del Antiguo Régimen para constituirse en soporte de la sociabilidad. Legitimará la nueva dinámica de la economía de mercado, basada en el beneficio propio, y garantizará la inserción laboral de la nueva fuerza de trabajo a través del nuevo contrato (supuestamente) libre. La cobertura ideológica dominante es el liberalismo.

La particularidad actual es que, dado el desenfrenado individualismo, base del consumismo compulsivo y la competitividad instrumental frente al ‘otro’, en el marco de las fuertes desigualdades sociales de la actual etapa neoliberal, se han generado reafirmaciones populares en lo común, en el interés general. Y es preciso valorar su significado según su función social de acuerdo con los otros dos ejes valorativos: el respeto individual y los valores universales progresistas de libertad, igualdad y solidaridad.

En la actual experiencia de la pandemia, con la crisis de los sistemas de protección social, sanitaria y de cuidados, la exigencia feminista por evitar el sobreesfuerzo femenino en la reproducción vital y la mayor necesidad de apoyo público y colectivo se ha revalorizado la importancia de lo común; a lo que habría que complementar con la sostenibilidad medioambiental, base material para la reproducción de la humanidad…

El proceso de individualización tiene un carácter doble como la propia modernidad. Por un lado, libera a los individuos de las ataduras de las rigideces estamentales y las estructuras sociales y de poder premodernas, poniendo el énfasis en la libertad y la igualdad de los individuos. Por otro lado, tiende a destruir los vínculos sociales y comunitarios que reforzaban las experiencias y las costumbres comunes de las capas populares que se enfrentan a los nuevos poderes emergentes (económicos e institucionales) que constriñen las bases para su libertad y su igualdad reales… Bilbao encadena los tres procesos: individualización, fuerza de trabajo (libre e igual en lo formal) y economía de mercado como nueva relación de dominación de las nuevas élites (burguesas). Es en ese marco en el que explica la justificación liberal de la relación del nuevo individuo como fundamento de la sociabilidad, entendida como nuevo orden social… capitalista. Es una profunda crítica a los fundamentos del liberalismo que apunta a generar otras bases de la sociabilidad, que no pueden ser las de la sociedad tradicional desigualitaria y dominadora de las viejas élites que pretendían representar su particular bien común…

La experiencia y el significado de lo común, al igual que la individualización, tampoco son unívocas. La solución no está en la premodernidad comunal; tampoco en una postmodernidad con acentuación del individualismo. La interacción y el reequilibrio de los dos componentes, individual y colectivo, es imprescindible para una nueva modernidad más equilibrada y justa…

Se trata de respetar al individuo, al ser humano con sus derechos, y combinarlo con el bien común, ambos siempre en disputa por su sentido, su representación y su equilibrio. Pero ello supone volver a los fundamentos de la sociabilidad (u orden social), es decir, a valorar el carácter doble del individuo en su componente individual y su carácter social, de vínculo colectivo y pertenencia a unas redes sociales. Es un proceso que no es natural sino construido de forma sociocultural, estructural e histórica en el que importa la agencia humana y la subjetividad, empezando por la propia ética progresiva y los valores de libertad, igualdad y solidaridad.”

Referencia web original: https://blogs.publico.es/otrasmiradas/51819/el-individuo-y-lo-comun/

Ensayos e investigaciones recientes

Porfiar a pesar de los nubarrones: ¡SE HACE CAMINO AL ANDAR!

 

Ver todas: Investigaciones

Ver: Ensayos destacados

Nueva ola feminista: tendencias e identificaciones. Antonio Antón (3/09/2021)

Esta investigación académica (31 pp.) tiene cinco partes: 1) Procesos de identificaciones feministas; 2) Carácter y tendencias de los feminismos; 3) El significado de la identidad feminista; 4) Identidades y sujetos feministas, 5) Conclusiones. Identidades y formación de sujetos. Es el desarrollo de la Comunicación (6 pp.), titulada “Desventajas de género y cuarta ola feminista”, presentada y debatida en el Comité de Investigación de Sociología del Género (15 y 16 de julio de 2021). Una versión inicial se presentó al Simposio de la Federación Española de Sociología, en el área temática “Estructura y desigualdad social, procesos de exclusión y grupos sociales”, del 5 al 13 de julio de 2021. Señalo el resumen introductorio:

“El feminismo ha adquirido una nueva relevancia sociopolítica y cultural, particularmente en España. Incluso se habla de otra ola feminista, la cuarta, por perfilar sus características específicas. La agenda feminista se ha reforzado para hacer frente a la nueva dimensión de las desventajas de las mujeres, en términos de desigualdad y prepotencia machista, sin suficiente protección pública. Todo ello ha consolidado la necesidad de la activación feminista para promover un cambio sustantivo y real, la llamada cuarta ola, junto con la emergencia de nuevas tendencias y élites feministas.

La reactivación feminista, con su dinámica expresiva, sus objetivos y sus procesos identificadores, en sus distintos niveles, ha cobrado una nueva dimensión los últimos años. Tiene un gran impacto en los ámbitos político-institucionales y culturales, en la transformación y legitimidad de los distintos actores, así como en la conformación de una dinámica más amplia y multidimensional de cambio de progreso frente a las tendencias machistas (o patriarcales).

La acción por la igualdad y la emancipación femenina se enfrenta a la discriminación, la desigualdad y la dominación de las mujeres, así como a los factores estructurales e institucionales que las mantienen, en particular a las tendencias conservadoras, reaccionarias o autoritarias.

Los fundamentos de la subordinación femenina están claros: gravedad de las desigualdades sociales, laborales y de estatus, con desventaja para las mujeres; persistencia de la violencia y las coacciones machistas, con mayor dependencia e inseguridad para ellas; insuficiente reconocimiento de las libertades para desarrollar las distintas opciones vitales, sexuales o de género.

Constituyen los tres ejes fundamentales expresados en la actual ola feminista: por la igualdad social, económico-laboral y relacional o de estatus de las mujeres; contra la presión y las agresiones machistas, y por la emancipación y la capacidad de decisión sobre sus trayectorias y preferencias personales.

A partir de ese diagnóstico se profundiza en los procesos de identificaciones feministas, el carácter y las tendencias de los feminismos, así como el significado de la identidad feminista y su relación con los sujetos feministas.”

Referencia web original: https://documentcloud.adobe.com/link/review?uri=urn:aaid:scds:US:96d610b7-d109-48d8-a61d-d447a38a3187

Desventajas de género y nueva ola feminista. Antonio Antón, en Mientras Tanto nº 203 (julio)

Comunicación al Encuentro Intercongresual del Comité de Investigación de Sociología del Género, julio de 2021, de la que extraigo varios párrafos:

“En los últimos años, el principal proceso de movilización social progresista ha sido el feminista, dentro de un marco más amplio de cambio social y político-electoral. Se produce en un contexto de agravamiento de la situación de desigualdad y dominación de las mujeres y, específicamente, ante un crecimiento de la conciencia de su injusticia y un deterioro de las mentalidades machistas y conservadoras.

La crisis sanitaria y socioeconómica derivada de la pandemia, añadida a los efectos de la crisis social y económica iniciada en 2008, ha agudizado esas desventajas de las mujeres en un triple sentido: un mayor el sobreesfuerzo en la función de cuidados y garantía en la reproducción social y de la vida; un mayor impacto de paro y precarización en sus empleos, y una mayor desigualdad percibida como injusta en su estatus social y vital.

Por otro lado, persiste el bloqueo institucional a las mejoras en ese campo, sobre todo por los Gobiernos anteriores del Partido Popular cuyas políticas han perdido legitimidad social. Tras quince años de limitada y contraproducente gestión institucional, centrada en la inacción trasformadora, preventiva y de recursos prácticos, el desvío punitivista y la reacción puritana, se ha percibido la impotencia institucional y de esas políticas.

Se ha reforzado la agenda feminista para hacer frente a la nueva dimensión de las desventajas de las mujeres, en términos de desigualdad y prepotencia machista, sin suficiente protección pública, así como de todas las personas discriminadas por la desigualdad de género y entre los géneros o por su opción sexual. Todo ello ha consolidado la necesidad de la presión movilizadora feminista para promover un cambio sustantivo y real, la llamada cuarta ola, junto con la emergencia de nuevas tendencias y élites feministas…

En conclusión, la identidad feminista es positiva y legítima no solo porque expresa un compromiso liberador de un grupo social discriminado sino porque está inscrita en un proceso igualitario-liberador de la humanidad. La activación feminista se enlaza con la articulación más amplia y compleja de un campo sociopolítico y cultural de progreso. La pertenencia al feminismo la da la interacción social frente al machismo como orden estructural, el comportamiento personal y colectivo frente a la desigualdad de género, reforzada por una subjetividad emancipadora. En ese sentido, hay que fortalecerla, no diluirla.”

Referencia web original: http://www.mientrastanto.org/boletin-203/ensayo/desventajas-de-genero-y-nueva-ola-feminista

Movimiento 15-M: Expresión colectiva de una ciudadanía indignada. Antonio Antón, en Rebelión (13/05/2021)

Este ensayo (34 pp.) es un extracto (revisado y sin citas) de los libros “Resistencias frente a la crisis. De la huelga general del 29-S al movimiento 15-M” (Germanía, 2011) y “Ciudadanía activa. Opciones sociopolíticas frente a la crisis sistémica” (Sequitur, 2013). Cito su presentación:

‘El movimiento 15-M simboliza el conjunto de protestas sociales y cívicas de todo el lustro de 2010 a 2014, que es mucho más variado. Después de una década conviene este recordatorio para valorar con perspectiva histórica este amplio proceso de indignación popular y acción colectiva progresista y su impacto sociopolítico. Se trata de evaluar esta experiencia de la ciudadanía crítica y sacar enseñanzas para los retos presentes y futuros de los movimientos sociales y el espacio del cambio de progreso.’

Referencia web original: https://rebelion.org/wp-content/uploads/2021/05/Movimiento-15M-REB.pdf

Feminismos y derechos humanos. Antonio Antón, en Mientras Tanto nº 199 (marzo, 2021)

Desarrollo de mi intervención en un debate, junto con Violeta Assiego, en Acción en Red el 29/01/2021. Trato las siguientes cuestiones: La nueva ola feminista, Carácter y ejes de los feminismos, Las distintas corrientes feministas y sus fundamentos ideológicos, Algunas definiciones sobre la clasificación de los feminismos, La unidad y la pugna interna en el feminismo, Identidades y formación de actores y sujetos colectivos, La pertenencia al feminismo, Diferenciar identidad de género de identidad feminista, El carácter relacional del feminismo, Pelea por la orientación feminista, Movimientos sociales y movimientos globales (post o trans) y La reafirmación feminista.

Referencia web original: http://www.mientrastanto.org/boletin-199/ensayo/feminismos-y-derechos-humanos

Reeditado por Rebelión (18/03/2021): https://rebelion.org/feminismos-y-derechos-humanos/

Feminismos y derechos humanos. Ver debate telemático (118’) entre Antonio Antón y Violeta Assiego, a quien acaban de nombrar Directora General en el Ministerio de Derechos sociales: https://www.youtube.com/watch?v=IrEV_CYW210

Nueva cuestión social y teoría crítica. Antonio Antón, en Rebelión (4/02/2021)

Cito una parte de la introducción de mi Comunicación al reciente X Congreso andaluz de Sociología (texto completo de 15 pp.):

“Un pensamiento crítico se distingue por estos tres rasgos fundamentales: realismo analítico (objetividad y procedimientos científicos), finalidad transformadora (ética y sociopolítica) y función identificadora (cohesionadora y legitimadora) para la formación de un actor o sujeto colectivo. Los tres están en tensión, en una interacción compleja respecto de las prioridades y necesidades de la acción colectiva. No se pueden valorar en abstracto, cada uno tiene sus propias reglas y su integración es difícil.

Existe la dificultad para mantener el rigor (principios, valores y procedimientos) de la ciencia y evitar su subordinación al poder, neoliberal o liberal, así como es necesario defender su autonomía y su papel. Aunque sea difícil la neutralidad de la llamada ciencia, especialmente, en las ciencias sociales, hay que reafirmarse en el valor de la ciencia (auténtica) y desenmascarar la pseudo-ciencia, con el irracionalismo y el subjetivismo. Después es cuando viene la complejidad de su relación con el comportamiento social y los intereses materiales de la gente, así como con la psicología, la ética y las teorías sociales, más o menos científicas y/o utópicas.

Aquí, analizo varios aspectos relevantes, como el debate sobre los errores del liberalismo económico y la crisis ideológica de las izquierdas y la forma de abordarla. Así, se exponen tres aspectos concretos relacionados con cuestiones teóricas y culturales, con un claro impacto para las estrategias de transformación social y la renovación de las izquierdas y fuerzas alternativas de progreso: 1) los errores de los fundamentos del liberalismo económico, en particular la existencia de los fallos del mercado y cómo hacer frente a la ofensiva neoliberal; 2) las insuficiencias del liberalismo como respuesta a la crisis ideológica de las izquierdas y la necesidad de elaborar una teoría social alternativa; 3) la importancia de un enfoque y una actividad críticos en el terreno de las ideas.

Son cuestiones ya tratadas hace siete años en mi libro Ciudadanía activa. Opciones sociopolíticas frente a la crisis sistémica (Antón, 2013), en el contexto del primer lustro de la protesta social en España (2010/2014). Las he reelaborado ante la experiencia de este segundo lustro (2015/2020) de consolidación de un espacio político-electoral e institucional, democrático, crítico y popular, diferenciado de la socialdemocracia y con responsabilidades gubernamentales compartidas con el Partido Socialista, con los correspondientes desafíos inmediatos para su unidad y un cambio real de progreso.”

Referencia web original: https://rebelion.org/nueva-cuestion-social-y-teoria-critica/

Feminismos: Procesos identificadores y formación de sujetos. Antonio Antón, en Rebelión (3/02/2021)

Comunicación al X Congreso andaluz de Sociología, Jaén, 21, 22 y 23 de enero de 2021 (17 pp.). Transcribo varios párrafos de su introducción:

“Este texto estudia las características del cambio feminista y sus tendencias y las enlaza con los procesos identificadores y la conformación de un sujeto sociopolítico feminista. Tiene tres partes. La primera, “Identificaciones y tendencias feministas”, analiza los tres niveles de identificación feminista y explica el carácter social, con un gran componente cultural, del movimiento feminista. La segunda, “Identidades y sujetos feministas”, señala dos aspectos complementarios de carácter teórico: el sentido de la pertenencia feminista como proceso de identificación y la formación de actores y sujetos colectivos, en particular el movimiento feminista. La tercera, “Sujeto feminista: ni esencialista ni posmoderno”, critica los fundamentos teóricos deterministas o esencialistas y los postmodernos o culturalistas, que predominan en las élites feministas y expone las características de un enfoque social, realista, crítico, relacional, multidimensional y sociohistórico, más fructífero para explicar la formación de los sujetos colectivos, en particular, los procesos de identificaciones feministas… Por tanto, junto con la explicación los procesos movilizadores e identificadores y sus vínculos con la dinámica interseccional, aquí se señalan diversas cuestiones teóricas para contribuir al desarrollo de un feminismo crítico, popular y unitario con un eje sustantivo democrático-igualitario-emancipador.

Tiene un doble plano metodológico, analítico y teórico. Valora datos empíricos de diversas encuestas de opinión y considera aportaciones teóricas de diversas personas feministas de distintas corrientes: socialista, estructuralista y posmoderna. Junto con la explicación de los procesos identificadores feministas, se señalan diversas cuestiones teóricas para contribuir al desarrollo de un feminismo crítico, popular y unitario con un eje sustantivo democrático-igualitario-emancipador, que define el enfoque del texto. El análisis se realiza desde la teoría crítica, en particular de la sociología de los movimientos sociales, la acción colectiva y el cambio social, con un enfoque realista, relacional y sociohistórico. El contexto del que parte deriva de la conformación de la nueva ola de activación feminista, su pluralidad asociativa e interpretativa y los debates surgidos para definir e influir en ese amplio conglomerado sociopolítico del movimiento feminista y su influencia política y cultural. No se entra en una valoración más amplia de la historia del feminismo y sus aportaciones sociales y teóricas, sino de su actual impacto sociopolítico y cultural, la pugna interpretativa y los recientes debates por influir en su dinámica y orientación. En definitiva, evalúa el sentido de las identidades feministas y su relación con la formación del sujeto feminista y su influencia transformadora en el contexto actual.”

Referencia web original: https://rebelion.org/feminismos-procesos-identificadores-y-formacion-de-sujetos/

Pugna interpretativa sobre la nueva cuestión social. Antonio Antón Morón (diciembre de 2020) (15 pp.)

Comunicación al V Encuentro Intercongresual del Comité de Investigación de Sociología del Trabajo de la Federación Española de Sociología (FES). Universidad Complutense de Madrid - 10 y 11 de diciembre de 2020. Transcribo su resumen:

“En estos años de crisis socioeconómica, y sin que la mayoría social hubiera salido de ella, se han visto incrementadas sus graves consecuencias por la actual crisis sanitaria y económica y, particularmente, se ha ampliado la conciencia cívica de su injusticia. Paralelamente, ha tomado mayor relevancia teórica y sociopolítica el tema ya clásico de la cuestión social. Según las interpretaciones modernizadoras (y postmodernas) estaba superada y desaparecida, aunque siempre ha estado presente; ahora resurge como una realidad grave para la población y la principal preocupación para la ciudadanía.

Partiendo de la relevancia de la nueva cuestión social, esta investigación analiza los fundamentos de la interpretación liberal y socioliberal sobre los fallos del mercado y explica la tradición reguladora, redistribuidora y protectora vinculadas al keynesianismo y las izquierdas democráticas. Por tanto, expone las insuficiencias del liberalismo y la necesidad de un esfuerzo analítico y reflexivo para desarrollar una teoría social crítica que dé soporte a un cambio social y político de progreso.”

Referencia web original: https://www.antonio-anton-uam.es/448011661

La Introducción, con el mismo título, se publica en Nueva Tribuna, 29/12/2010: 

Las reformas de las pensiones (2011 y 2013). Antonio Antón, en Rebelión (19/11/2020)

Amplio ensayo (44 pp. en PDF) donde explico, de forma exhaustiva, el carácter regresivo y el contexto sociopolítico de las anteriores reformas de las pensiones, como referencia para evaluar las medidas recientes aprobadas en el Pacto de Toledo. Transcribo su introducción:

“Se acaban de aprobar (27/10/2020) las nuevas recomendaciones sobre el sistema de pensiones en el marco de la comisión parlamentaria de seguimiento del Pacto de Toledo. Han sido avaladas por la gran mayoría del arco parlamentario, con el voto en contra de VOX y la abstención de ERC y EH-Bildu. Supone un giro positivo particularmente respecto a la reforma regresiva del Partido Popular (2013), aunque limitado y con claroscuros.

El nuevo acuerdo parlamentario, que debe desarrollarse en medidas legislativas, garantiza el incremento de las pensiones según el IPC real, eliminando el Índice de revalorización que las limitaba y se compromete, entre otras cosas, al aumento del poder adquisitivo de las pensiones mínimas y las no contributivas. Por otro lado, refuerza el sostenimiento del sistema público, con la participación de los ingresos del Estado en la garantía de la suficiencia de las pensiones públicas y genera certidumbre sobre su sostenibilidad a largo plazo. No obstante, no modifica el carácter problemático del grueso de las medidas de la reforma de 2011, promovida por el Partido Socialista, en particular el alargamiento de la edad legal de jubilación con la correspondiente penalización, que se mantienen.

Este texto se centra en la evaluación del carácter regresivo respecto de los derechos adquiridos y el contexto sociopolítico de cada una de dos reformas anteriores (2011 y 2013), así como de los distintos procesos de legitimación social y parlamentaria y el amplio descontento popular surgido frente a ellas. Este ensayo, aparte de esta Introducción, lo he distribuido en cuatro capítulos: 1) Fuertes recortes de las pensiones públicas futuras. 2) Un pacto sin legitimidad social. 3) El aval sindical crea un nuevo problema sociopolítico. 4) La reforma de 2013: recorte injusto e injustificado.

Son una reelaboración de dos investigaciones publicadas en su día tituladas “Pacto social: recortes impopulares de las pensiones” y “Pensiones: recorte injusto e injustificado”. La primera, sobre la reforma de 2011, se editó en el libro Resistencias frente a la crisis. De la huelga general del 29-S al movimiento 15 M (Germanía, 2011). La segunda, sobre la reforma del 2013, figura en el libro Ciudadanía activa. Opciones sociopolíticas frente a la crisis sistémica (Sequitur, 2013). Se editan ahora, convenientemente revisadas, como referencia para evaluar el alcance de la continuidad y la reversión de los recortes de esas reformas, así como para evaluar el distinto contexto social y político en que están incardinadas. Por tanto, queda abierta la necesidad de valorar detenidamente las medidas concretas de este último acuerdo y su desarrollo legislativo.

Respecto de la reforma de 2013, aprobada por la mayoría absoluta del PP, al igual que en la reforma del año 2011, se produjo un amplio desacuerdo popular, en este caso con mayor indignación y movilización cívica y la oposición de la izquierda política y los sindicatos. Se generó una significativa deslegitimación hacia esa contrarreforma y sus firmantes que ha permitido, a la vuelta de estos años y con el impulso de la propia movilización de pensionistas desde el año 2018 y en el marco del nuevo Gobierno de coalición progresista, abordar su derogación.

Sin embargo, la reforma del año 2011 contaba y cuenta con el aval del PSOE y las cúpulas sindicales que la avalaron, sin que haya suficientes fuerzas sociales, políticas y parlamentarias capaces de imponer su anulación. Existe, por tanto, el riesgo evidente de que se consolide a pesar de la exigencia democrática de amplios sectores sociales y de pensionistas, descontentos también con aquellas medidas injustas.

El sistema público de pensiones queda, por tanto, pendiente de la evolución futura de los equilibrios de fuerza social y parlamentaria y las perspectivas o no de un refuerzo general del Estado de bienestar y los servicios públicos y prestaciones sociales en el marco de una salida progresista de la crisis socioeconómica e institucional.”

Referencia web original: https://rebelion.org/wp-content/uploads/2020/11/Las-reformas-de-las-pensiones-REB.pdf

Por una teoría social crítica. Antonio Antón, en Mientras Tanto nº 194 (octubre/2020)

“Desde una perspectiva transformadora hay dos aspectos fundamentales en los que profundizar y, específicamente, explicar su interacción para promover un cambio social progresivo o alternativo: avanzar en una teoría social crítica y definir e implementar los proyectos y las estrategias de progreso, por un modelo social y democrático avanzado…

Se trata de aportar algunos elementos de reflexión para elaborar un pensamiento social crítico, superador de los esquemas liberales, las inercias deterministas o esencialistas y los enfoques posestructuralistas, predominantes en muchos ámbitos progresistas. Una amplia valoración la he tratado en tres libros recientes: Movimiento social y cambio político. Nuevos discursos (UOC, 2015), Clase, nación y populismo (Dyskolo, 2019) e Identidades feministas y teoría crítica (Dyskolo, 2020).

Parto, por tanto, desde la tradición de la teoría crítica, superadora a mi modo de ver del bloqueo producido por la prevalencia y la polarización entre dichas corrientes. Solo cito dos autores, especialistas en movimientos sociales en el marco más general del cambio social: E. P. Thompson y Ch. Tilly.

Un pensamiento crítico se distingue por estos tres rasgos fundamentales: realismo analítico (objetividad y procedimientos científicos), finalidad transformadora (ética y sociopolítica) y función identificadora (cohesionadora y legitimadora) para la formación de un actor o sujeto colectivo. Los tres están en tensión, en una interacción compleja respecto de las prioridades y necesidades de la acción colectiva. No se pueden valorar en abstracto, cada uno tiene sus propias reglas y su integración es difícil.

Existe la dificultad para mantener el rigor (principios, valores y procedimientos) de la ciencia y evitar su subordinación al poder, neoliberal o liberal, así como es necesario defender su autonomía y su papel. Aunque sea difícil la neutralidad de la llamada ciencia, especialmente, en las ciencias sociales, hay que reafirmarse en el valor de la ciencia (auténtica) y desenmascarar la pseudo-ciencia, con el irracionalismo y el subjetivismo. Después es cuando viene la complejidad de su relación con el comportamiento social y los intereses materiales de la gente, así como con la psicología, la ética y las teorías sociales, más o menos científicas y/o utópicas.

Aquí, de forma complementaria a la crítica al liberalismo realizada en dos artículos recientes, Los fallos del mercado e Insuficiencias del liberalismo, explico un aspecto particular: la importancia de un enfoque y una actividad críticos en el terreno de las ideas, la importancia de la nueva cuestión social y las implicaciones prácticas de la reflexión y el debate críticos.”

Referencia web original: http://www.mientrastanto.org/boletin-194/ensayo/por-una-teoria-social-critica

Reeditado en Rebelión (13/10): https://rebelion.org/por-una-teoria-social-critica/ 

Últimos libros:

Altura de miras ¡SE HACE CAMINO AL ANDAR!

Feminismo crítico. Un enfoque relacional e igualitario. Antonio Antón. Libro publicado por la Editorial Académica Española -EAE- (2020) (304 pp.). ISBN: 978-620-3-03320-5

Resumen

Este libro, Feminismo crítico. Un enfoque relacional e igualitario, tiene un doble plano, analítico y teórico. Por una parte analiza las características de la nueva ola feminista en España, sus causas, el contexto sociopolítico y cultural y su impacto transformador. Por otra parte, explica los diferentes enfoques teóricos, en particular, los debates sobre el sentido de las identidades feministas y su relación con la formación del sujeto feminista. Los dos aspectos se entrecruzan en sus seis capítulos. Tras la Introducción, el primero, Feminismos e identidades, detalla el refuerzo de la conciencia y la participación feministas y el significado de las identidades como procesos relacionales y de reconocimiento propio y ajeno. El segundo, Feminismos, interseccionalidad e identificaciones, parte de un análisis sociológico de los distintos electorados y su grado de afinidad feminista, así como de la activación feminista, para profundizar en los procesos de identificación y su interseccionalidad. El tercero, Acerca del pensamiento de Nancy Fraser, se centra en una valoración crítica de su feminismo y su teoría alternativa, con algunas conclusiones estratégicas. El cuarto, Pugna interpretativa sobre la nueva cuestión social, explica el marco teórico y la emergencia actual del conflicto social. El quinto, Contexto y pluralidad del feminismo, señala el marco actual, los ejes feministas y sus distintas corrientes. Y el sexto, Feminismos: procesos identificadores y formación de sujetos, explica los fundamentos teóricos que están detrás de los debates sobre el sujeto feminista, desde un enfoque crítico, relacional y sociohistórico.

Referencia web de la Introducción: https://www.antonio-anton-uam.es/448043917

Identidades feministas y teoría crítica. Nueva edición ampliada. Antonio Antón. Ed. Dyskolo (18/09/2020) (Con acceso al texto completo: 207 pp.)

Este libro, Identidades feministas y teoría crítica, tiene un doble plano, analítico y teórico. Por una parte analiza las características de la nueva ola feminista en España, sus causas, el contexto sociopolítico y cultural y su impacto transformador. Por otra parte, explica los diferentes enfoques teóricos, en particular, los debates sobre el sentido de las identidades feministas y su relación con la formación del sujeto feminista. Los dos aspectos se entrecruzan en sus cinco capítulos. El primero, Feminismos e identidades, detalla el refuerzo de la conciencia y la participación feministas y el significado de las identidades como procesos relacionales y de reconocimiento propio y ajeno. El segundo, Feminismos, interseccionalidad e identificaciones, parte de un análisis sociológico de los distintos electorados y su grado de afinidad feminista, así como de la activación feminista, para profundizar en los procesos de identificación y su interseccionalidad. El tercero, Acerca del pensamiento de Nancy Fraser, se centra en una valoración crítica de su feminismo y su teoría alternativa, con algunas conclusiones estratégicas y un anexo al final. El cuarto, Sujeto y cambio feminista, analiza las tendencias y el contexto del cambio feminista y las contrasta con la formación de las identidades feministas. Y el quinto, Sujeto feminista: ni esencialista ni posmoderno, desde el análisis de los tres ejes de la acción feminista y la existencia de dos grandes corrientes del movimiento feminista, la socioliberal o formalista y la crítica o transformadora, explica los fundamentos teóricos que están detrás de los debates sobre el sujeto feminista, desde un enfoque crítico, relacional y sociohistórico.

Referencia web original: https://rebelion.org/nueva-edicion-ampliada-del-libro-identidades-feministas-y-teoria-critica/

Acceso al texto completo en PDF: https://rebelion.org/download/identidades-feministas-y-teoria-critica-antonio-anton-moron/?wpdmdl=611799&refresh=5f6382d62112c1600357078

Libros propios recientes:

- (2020): Identidades feministas y teoría crítica, en Editorial Dyskolo (150 pp.). Publicado en digital y en abierto, con licencia Creative Commons. Referencia web: https://www.dyskolo.cc/cat%C3%A1logo/lib061/

Reeditado por Rebelión (sección LIBROS LIBRES), mayo de 2020, en PDF: https://rebelion.org/download/identidades-feministas-y-teoria-critica-antonio-anton-moron/?wpdmdl=611799&refresh=5ec6196ad869d1590040938

- (2019): Clase, pueblo, nación. Pensamiento crítico y estrategias politicas, en Editorial Académica Española. ISBN: 978-613-9-43600-2. (Hay una edición en abierto con Licencia de Creative Commons, en Editorial Dyskolo, con el título Clase, nación y populismo: Referencia web: https://www.dyskolo.cc/cat%C3%A1logo/lib055/ )

- (2019): Movimientos sociales, acción colectiva y cambio social en perspectiva. Continuidades y cambios en el estudio de los movimientos sociales. Rubén Díez García y Gómez Betancor Nuez (eds.). Fundación Betiko y Federación Española de Sociología-FES. Interesante libro de las aportaciones sociológicas en el Encuentro del Comité de Investigación sobre Movimientos sociales, Acción colectiva y Cambio social de la FES. Se incluye mi comunicación titulada Valoración de la interpretación populista (pp. 31-42). ISBN: 978-84-09-09287-1

- (2019): El futuro del trabajo: realidades e implicaciones, en Sociedades en la encrucijada, compromisos de la sociología. LIBRO DE ACTAS del XIII Congreso Español de Sociología, Valencia, julio (7 pp.). ISBN: 978-84-09-12839-6. Hay una versión periodística en CTXT (8/05/2019: https://ctxt.es/es/20190508/Politica/26017/Antonio-Anton-empleo-economia-trabajo-calidad-temporalidad-precariedad.htm

- (2019): Carácter de los sujetos colectivos, en Sociedades en la encrucijada, compromisos de la sociología. LIBRO DE ACTAS del XIII Congreso Español de Sociología, Valencia, julio (7 pp.). ISBN: 978-84-09-12839-6. Hay una versión periodística en Nueva Tribuna (12/07/2019): https://www.nuevatribuna.es/opinion/antonio-anton/caracter-de-los-sujetos/20190712110616164436.html

- (2018): “Qué salida de la crisis: tendencias y percepciones contradictorias”, en ¿Cómo estamos ‘saliendo’ de la crisis?, Andreu Lope Peña (coord.). Libro Memoria del IV Encuentro del Comité de Sociología del Trabajo (pp. 94-124). Editado por la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB): https://ddd.uab.cat/pub/poncom/2018/197218/Memoria_IV_Encuentro_final.pdf

- (2018): Frente a la crisis social y nacional ¿QUÉ PAÍS?, ed. Rebelión (166 pp.). Versión digital en abierto licencia de Creative Commonshttp://rebelion.org/docs/246267.pdf

- (2018): "El sujeto de cambio", en La clase trabajadora ¿Sujeto de cambio en el siglo XXI?, Adrián Tarín y José Manuel Silva (coords), Madrid, Siglo XXI (pp. 71-102). ISBN: 978-84-323-1922-8. 

 

- (2018): "La interpretación populista del movimiento popular", en Una mirada desde la Sociología actual: análisis y propuestas del contexto actual,  Mª José Diaz Santiago y Francisco-Javier García-Castilla (coordinadores), editado por la Asociación Madrileña de Sociología (AMS) (pp. 369-401). ISBN:  978-84-09-02524-4 (e-book, 584 pp.). Ver texto: Populismo y pueblo

-- (2018): "La teoría populista: Lógica política y ambigüedad ideológica", Comunicación en libro de Actas del X Congreso Vasco de Sociología y Ciencia política (2015): Sociedades en constante cambio: realidad social y reto científico (pp. 70-83). ISBN. 978-84-9082-923-3 (920 pp.). Una versión inicial de la Comunicación se publica en Rebelión (30/09/2015): https://rebelion.org/la-teoria-populista-logica-politica-y-ambiguedad-ideologica/.

 - (2017): El populismo a debate, libro digital editado por Rebelión (2-12), sección "Libros libres" (125 pp.) licencia de Creative Commonshttp://www.rebelion.org/docs/234831.pdf

Ver más: Libros destacados

Ver todos los: Libros

Amanecer: ¡SE HACE CAMINO AL ANDAR!

Caminos por recorrer: ¡SE HACE CAMINO AL ANDAR!