Blog: http://www.antonio-anton-uam.es

SE HACE CAMINO AL ANDAR

Publicaciones (propias y ajenas) de interés sociopolítico

Selección mensual en el BOLETÍN INFORMATIVO: ver Boletín

Antonio Antón: Ver Presentación-UAM

Novedades

Año 2021

Año 2020Año 2019

Artículos ajenos (abajo)

Artículos, Ensayos y Libros destacados (abajo)  

Artículos propios últimos:

Izquierdas y guerras culturales. Antonio Antón, en Público (7/06/2021)

A raíz de un artículo de Sánchez-Cuenca, explico el carácter de las izquierdas y la falta de rigor de la dicotomía materialista/postmaterialista para interpretar los nuevos y viejos movimientos sociales y la actual pugna sociopolítica y cultural. Transcribo la primera parte:

"El tema del carácter de las izquierdas y sus guerras culturales es importante y vuelve a estar de actualidad. Está originado por su situación de crisis, su fragmentación y su desconcierto estratégico, así como por la disparidad de sus interpretaciones. Una aproximación con muchas ideas interesantes es la Ignacio Sánchez-Cuenca (Las guerras culturales de la izquierda), uno de los sociólogos más significativos en España.

Parto de ese diagnóstico común para avanzar en lo que considero más sustantivo: en qué sentido se debe promover su renovación para hacer frente a los retos del presente y futuro; por un lado, qué rasgos son válidos y necesitan una simple adecuación y, por otro lado, qué componentes son problemáticos y hay que superarlos.

Hay una primera dificultad sobre el propio concepto y expresión de izquierda. Sintéticamente, es un campo sociopolítico con varios criterios normativos y valores: relevancia de la igualdad social, garantía de la protección social y el Estado de bienestar, regulación del mercado con importancia de lo público, defensa de la democracia, las libertades y el pluralismo, solidaridad popular. Esos ejes, compartidos en la tradición de las izquierdas democráticas (socialdemócratas y eurocomunistas), no son exclusivos de las izquierdas ni todas han sido respetuosas con ellos, por ejemplo, existen prácticas burocrático-antipluralistas. Además cabe citar tres rasgos controvertidos en el encaje de estas corrientes que, aunque antiguas, han ido adquiriendo una nueva relevancia en la pugna social y cultural con distintas sensibilidades: la igualdad de género, la conciencia ecologista y la actitud antirracista y de solidaridad internacional.

A partir de esta posición básica compartida, me permito hacer unas observaciones con ánimo constructivo sobre varios problemas analíticos y de enfoque, algunos vinculados a errores interpretativos de las ciencias sociales dominantes desde los años sesenta y setenta. Me refiero a la clasificación dicotómica de tendencias y valores materialistas y postmaterialistas, derivado de la sociología anglosajona o, en la tradición francesa, la polarización entre posiciones estructuralistas y posestructuralistas (o posmodernas). Solamente cito a un sociólogo prestigioso, el francés Alain Touraine, cuyos límites interpretativos, en el marco de la crisis social actual, señalan el techo de la sociología convencional, tal como explico en el libro Movimiento popular y cambio político. Nuevos discursos (2015).

Primero, ¿por qué se asocia al movimiento ecologista, el antirracista o el feminista como culturales o postmaterialistas? Su acción colectiva se fundamenta, en el caso del primero, en transformar las estructuras productivas, vitales y de consumo que amenazan la sostenibilidad (física y material, incluido su habitabilidad) del planeta y, en el caso de los otros dos, en la desigualdad de estatus derivada de la raza o grupo étnico y del género, o sea, combaten las desventajas relacionales, distributivas y de poder de las mujeres y grupos subordinados. Por no citar otros problemas de actualidad vinculados a la ‘seguridad social’, como las demandas sobre la vivienda, la protección pública, la sanidad, la educación, lo laboral (paro/ERTES/precariedad), la fiscalidad y las pensiones.

En todos ellos se combina lo distributivo y la seguridad vital con la cultura (popular) de la justicia social y el deseo de un estilo de vida libre y decente. Existe una interacción ‘social’ entre lo material y lo cultural de la gente, y la ‘agencia’ es fundamental.

Referencia web original: https://blogs.publico.es/otrasmiradas/49732/izquierdas-y-guerras-culturales/

Se publica en Rebelión (10/06/2021): https://rebelion.org/izquierdas-y-guerras-culturales/

Lecciones madrileñas. Antonio Antón, en Mientras Tanto nº 202 (junio 2021)

En este amplio ensayo analizo los resultados de las elecciones del 4M en la CAM y saco diversas enseñanzas para contribuir a un debate necesario para una reflexión autocrítica y la reorientación estratégica de las principales fuerzas de las izquierdas. Selecciono varios párrafos iniciales:

“Los resultados de las elecciones autonómicas en la Comunidad de Madrid, así como la experiencia de su campaña electoral expresan varias enseñanzas. Se conocen los cuatro hechos básicos: victoria del trumpismo del Partido Popular de Isabel Díaz Ayuso, que ha absorbido al electorado de Ciudadanos; consolidación del ultraderechismo de VOX, con fuerte influencia político-ideológica y limitado peso institucional; fracaso de la estrategia errática y perdedora del socialista Gabilondo, con su inicial orientación centrista y excluyente, que ha arrastrado a la derrota de una alternativa creíble y unitaria de izquierdas, y crecimiento del espacio del cambio de progreso, con el incremento significativo de ambas fuerzas, Más Madrid y Unidas Podemos, cuya representación conjunta desborda ampliamente la representatividad del Partido Socialista.

El bloque de las derechas se concentra, se fortalece y queda hegemonizado por el PP de Ayuso, y en el bloque de las izquierdas o campo progresista se produce una doble tendencia: debilitamiento del PSOE junto con ascenso de MM y UP, aunque insuficiente para compensar el fuerte descenso socialista...

En ese sentido, y a falta de algunos datos que nos podrá reportar el estudio poselectoral del CIS, particularmente sobre las transferencias de votos y las características de cada electorado, se trata de profundizar en dos aspectos. Por un lado, en el significado y la interacción de esos cuatro hechos relevantes, a través de la adjunta tabla sobre los resultados electorales. Por otro lado, la reflexión sobre la configuración y las perspectivas de las izquierdas, a partir de los tres gráficos siguientes sobre la evolución de las diferencias entre izquierdas y derechas, la comparación entre el electorado socialista y el de las fuerzas del cambio de progreso y la evolución de la composición interna de ellas.”

Referencia web original, de Nueva Tribuna (10/05/2021): https://nuevatribuna.publico.es/articulo/actualidad/elecciones4m-analisis-poselectoral-victora-derecha-derrota-izquierda/20210510163345187567.html

Editado en Rebelión (19/05/2021): https://rebelion.org/lecciones-madrilenas/

Ciudadanía e identidades. Antonio Antón, en Nueva Tribuna (29/05/2021)

“La identidad feminista es positiva y legítima no solo porque expresa un compromiso emancipador de un grupo social discriminado sino porque está inscrita en un proceso igualitario-liberador de la humanidad, en una ciudadanía universal con personas iguales y libres. La activación feminista se enlaza con la articulación más amplia y compleja de un campo sociopolítico y cultural de progreso. La pertenencia al feminismo la da la interacción social frente al machismo como orden estructural, el comportamiento personal y colectivo frente a la desigualdad de género, reforzada por una subjetividad emancipadora. En ese sentido, hay que fortalecerla, no diluirla.

La identidad feminista, como explico en mi libro Identidades feministas y teoría crítica, es fundamental para la transformación de la desigualdad de género y la conformación de personas libres e iguales. Pero para explicar su significado, es preciso enmarcarlo en el debate más general sobre el papel de las identidades y su vinculación con una dinámica global progresista.”

Referencia web original: https://nuevatribuna.publico.es/articulo/sociedad/sociologia-ciudadania-identidades-humanidad/20210528172904188141.html

Fortalecer la identidad feminista, no diluirla. Antonio Antón, en Público (27/05/2021)

Explico el carácter de las identidades y su evolución histórica y contextual, la relación entre identidad particular y ciudadanía universal, el sentido de la identificación como relación social y reconocimiento y la idea de que la identidad feminista es clave para el sujeto feminista transformador. Destaco varios párrafos finales:

“Estos conceptos de pertenencia, identidad o sujeto tienen un carácter relacional y sociohistórico o procesual. El aspecto principal es el del comportamiento prolongado, las prácticas y vínculos sociales en relación con otros grupos sociales. En este caso, en la participación en los procesos igualitarios y de emancipación de la subordinación femenina y la discriminación derivada de la desigualdad de género.

O sea, se puede decir que para ser feminista no es imprescindible tener una identidad de género mujer (o varón o no binario), pero sí, valga la redundancia, ‘actuar’ de forma feminista, con criterios igualitario-emancipadores que es lo que define al feminismo. El feminismo es inclusivo de todas las personas participantes en ese proceso de liberación frente a la desigualdad de género y entre los géneros, por su superación como orden jerárquico discriminatorio. En ese sentido, es excluyente o crítico frente a comportamientos machistas; no es transversal sino dicotómico, enfrentado al machismo y el poder patriarcal-capitalista, aunque se produzcan situaciones intermedias.

La identidad, lo que somos, no deriva mecánicamente de nuestro sexo o las condiciones materiales, ni solo de nuestros deseos o proyectos. Quienes somos lo construimos a través de nuestra experiencia relacional, mediada por nuestra vivencia, interpretación y aspiraciones, y condicionado por nuestro estatus y las estructuras sociales y de poder. En ese sentido, tiene más que ver con lo que hacemos y con quién y cómo nos relacionamos; forma parte de la interacción humana, que genera reconocimiento y estatus diferenciados, base de la identificación personal y grupal.

Y como tal realidad, en la que se integran condiciones, relación social y subjetividad, de forma interactiva y procesual, las identidades, personales y grupales, pueden ser más o menos ambivalentes, abiertas, inclusivas, densas y múltiples y conectadas con el estatus y los derechos como ser humano. En el movimiento feminista y, en particular, en la presente ola feminista ha predominado la acción colectiva progresiva, contra la violencia machista, por la igualdad social y de género y por la libertad para decidir las propias trayectorias vitales.

Existen, aparte del sector permanente de activistas, diversos niveles de identificación con el feminismo: más del 80% de la población es partidaria de la igualdad entre mujeres y hombres; más de la mitad (casi dos tercios de mujeres y un tercio de los varones) tienen conciencia feminista, y varios millones, mayoría mujeres, han participado en las actividades y movilizaciones feministas que, en sentido estricto constituirían el movimiento feminista, en cuanto sujeto social activo legitimado por los dos niveles anteriores. Pues bien, esos procesos identificatorios y participativos tienen un contenido igualitario-emancipador y, aun con sus luces y sombras, rigideces e insuficiencias, son progresivos y beneficiosos para la sociedad.

En conclusión, la identidad feminista es positiva y legítima no solo porque expresa un compromiso liberador de un grupo social discriminado sino porque está inscrita en un proceso igualitario-liberador de la humanidad. La activación feminista se enlaza con la articulación más amplia y compleja de un campo sociopolítico y cultural de progreso. La pertenencia al feminismo la da la interacción social frente al machismo como orden estructural, el comportamiento personal y colectivo frente a la desigualdad de género, reforzada por una subjetividad emancipadora. En ese sentido, hay que fortalecerla, no diluirla.”

Referencia web original: https://blogs.publico.es/otrasmiradas/49430/fortalecer-la-identidad-feminista-no-diluirla/

La influencia del movimiento 15-M. Antonio Antón, en Público (20/05/2021)

Un balance sintético de su impacto sociopolítico como experiencia de la que aprender para abordar los retos venideros en esta década que comienza. Selecciono los párrafos finales:

“El amplio proceso de protesta social y cívica estuvo simbolizado por el movimiento 15-M, pero fue más variado. Como tal proceso de activación progresista masiva se agotó en el año 2014, aunque esa experiencia colectiva tuvo una influencia decisiva en la conformación de un campo sociopolítico diferenciado de la socialdemocracia. En el siguiente lustro, desde 2014/2015 hasta la actualidad, se produce una transformación cualitativa de los dos campos, el social y el político-electoral-institucional.

Por una parte, se debilita la activación cívica masiva y se agota ese proceso de movilización social, incluida la sindical (se produjeron tres huelgas generales en 2010 y 2012) y la de las mareas sectoriales (enseñanza, sanidad…). Aparte de algunas movilizaciones concretas como las de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) o la de los pensionistas, solo tiene una relativa continuidad en otro gran proceso singular de movilización progresista a partir de 2018: la cuarta ola feminista, contra la violencia machista, por la igualdad social y por la libertad para decir el propio proyecto vital, fortaleciendo los procesos de identificación feministas.

Por otra parte, se configuró el llamado espacio del cambio de progreso, en torno a Podemos y sus aliados, convergencias y candidaturas municipalistas, muchos de cuyos componentes, sobre todo jóvenes, se socializan en ese proceso participativo anterior. Así, junto con valores y mentalidades más democráticas, igualitarias y solidarias, se trasladan al campo electoral e institucional elementos de fondo que han pervivido durante toda esta década: democratización institucional y justicia social, con una recomposición del sistema representativo, el fin del bipartidismo y la constitución de las fuerzas del cambio, con cierta renovación de otras formaciones partidarias, en particular, el Partido Socialista.

Lo que se mantiene, a pesar de todos los esfuerzos de sectores poderosos para su desgaste, en particular su expresión política, es una base social amplia que llamo ‘nuevo progresismo de izquierdas’, con fuerte componente social, democrático, feminista y ecologista, compuesto sobre todo por gente joven, mayoría precaria, con identificación sociopolítica de izquierdas.

Aquel amplio proceso de movilización social progresiva del primer lustro de la década cuestionó las políticas regresivas de los poderosos, reafirmó la acción colectiva por mayor democracia y justicia social y configuró una gran corriente social crítica más igualitaria y solidaria. Y permitió, en su segundo lustro, la formación del llamado espacio sociopolítico y electoral del cambio de progreso, con una influencia institucional relevante, en el marco del acuerdo del Gobierno de coalición progresista, con el comienzo, lleno de límites y altibajos, de un proceso de reformas sociolaborales y democráticas significativas pese a las grandes dificultades estructurales y la oposición de las derechas y grupos de poder.

En definitiva, la experiencia de esta década permite clarificar la interacción de los procesos sociales de activación cívica con la conformación de las bases sociales de progreso y los fundamentos del cambio electoral e institucional. Es conveniente aprender de ella para abordar de forma realista pero ambiciosa los nuevos retos de esta nueva década.”

Referencia web original: https://blogs.publico.es/otrasmiradas/49236/la-influencia-del-movimiento-15-m/

Movimiento 15-M: Expresión colectiva de una ciudadanía indignada. Antonio Antón, en Rebelión (13/05/2021)

Este ensayo (34 pp.) es un extracto (revisado y sin citas) de los libros “Resistencias frente a la crisis. De la huelga general del 29-S al movimiento 15-M” (Germanía, 2011) y “Ciudadanía activa. Opciones sociopolíticas frente a la crisis sistémica” (Sequitur, 2013). Cito su presentación:

‘El movimiento 15-M simboliza el conjunto de protestas sociales y cívicas de todo el lustro de 2010 a 2014, que es mucho más variado. Después de una década conviene este recordatorio para valorar con perspectiva histórica este amplio proceso de indignación popular y acción colectiva progresista y su impacto sociopolítico. Se trata de evaluar esta experiencia de la ciudadanía crítica y sacar enseñanzas para los retos presentes y futuros de los movimientos sociales y el espacio del cambio de progreso.’

Referencia web original: https://rebelion.org/wp-content/uploads/2021/05/Movimiento-15M-REB.pdf

Nuevos liderazgos. Antonio Antón, en Público (10/05/2021)

Tras una valoración del papel y la aportación del líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, hago una reflexión de sus insuficiencias como experiencia para tener en cuenta en la conformación de nuevos liderazgos, unitarios y plurales, necesarios para fortalecer y unir el espacio del cambio de progreso. Selecciono varios párrafos:

“El primer defecto, el voluntarismo político, está combinado con sus muchas virtudes: iniciativa política, flexibilidad táctica, firmeza transformadora, perspicacia analítica, resiliencia frente a la adaptación posibilista...

Tiene que ver con insuficiencias sobre el sentido de la realidad, la infravaloración de las relaciones de fuerzas sociales y políticas, la prevalencia de la acción discursiva o la comunicación para construir dinámicas sociopolíticas, la prioridad por la acción institucional sin vertebrar una amplia articulación social. Está relacionado con otro debate histórico todavía irresuelto: la inadecuación de un modelo de Partido, como aparato electoral y soporte de la acción institucional, infravalorando el arraigo social, la activación popular y los vínculos fuertes, con la debida autonomía y respeto, con las dinámicas asociativas del campo social, más allá de intentar su representación en la acción político-institucional…

La segunda insuficiencia también está interrelacionada con otras cualidades como la honestidad personal, el compromiso moral o la actitud participativa y democrática, comparativamente mejor que la mayoría de otras élites partidarias. Se refiere a los límites de las capacidades para la articulación unitaria y democrática de representaciones complejas y diversas…

Son dos aspectos fundamentales que corregir y madurar para la nueva etapa donde la dirección de Podemos y del grupo confederal, incluyendo a IU y En Comú Podem, tiene la tarea de ser un factor proactivo en la conformación de un conglomerado más amplio y diverso del espacio del cambio progresista, con nuevas bases de cooperación con Más País y otras fuerzas soberanistas y de izquierda…

No obstante, esa prioridad por mantener una identidad específica, cuando hay grandes puntos programáticos y de proyecto compartidos, es contraproducente ante la constricción de la distribución electoral, al menos en 44 provincias que no llegan a diez escaños, y salvo en Madrid y Barcelona. Es decir, hay que pretender la efectividad en la representación electoral e institucional, superando esa restricción representativa que penaliza la división en dos candidaturas progresistas diferenciadas del PSOE. O sea, el perfil propio o el interés partidista cortoplacista debe ser negociado para garantizar una representación efectiva y equilibrada, de forma coaligada, del conjunto del conglomerado del espacio común del cambio de progreso.

Es la enseñanza principal para mejorar las capacidades unitarias y de respeto al pluralismo con un liderazgo compartido y un proyecto común, que es el reto mal gestionado en este lustro pasado y que es esencial para conformar un proceso más justo, igualitario, solidario y sostenible medioambientalmente.

Es la moraleja de esta experiencia histórica en defensa de un proyecto común de país. Este ciclo iniciado hace una década, lo quiere clausurar prematuramente el poder establecido, mientras se ha demostrado en Madrid que goza de buena salud, superando con ventaja entre ambas formaciones al propio Partido Socialista. La competencia por la prevalencia particularista en la orientación política y las posiciones institucionales de cada sensibilidad deben estar subordinadas al interés compartido por consolidar y ensanchar ese espacio y esa representación.

Y, además, esa cooperación sería favorable para otra dimensión estratégica fundamental: ser capaces de conectar y promover los procesos populares de activación cívica, dentro de una dinámica transformadora de progreso, que consoliden a largo plazo las propias bases sociales del cambio con un plan social y democrático alternativo. La salida de Pablo Iglesias, como él mismo ha dicho, puede favorecer el acometer esa tarea ineludible. Es momento de nuevos liderazgos capaces de afrontar los desafíos venideros.”

Referencia web original: https://blogs.publico.es/otrasmiradas/48912/nuevos-liderazgos/

Referencia edición en Rebelión (12/05/2021): https://rebelion.org/nuevos-liderazgos/

Últimos libros destacados

Identidades feministas y teoría crítica. Antonio Antón, Dyskolo (marzo, 2021) (266 pp.). (3ª edición ampliada, en digital y en abierto)

Este libro, Identidades feministas y teoría crítica, tiene un doble plano, analítico y teórico. Por una parte analiza las características de la nueva ola feminista en España, sus causas, el contexto sociopolítico y cultural y su impacto transformador. Por otra parte, explica los diferentes enfoques teóricos, en particular, los debates sobre el sentido de las identidades feministas y su relación con la formación del sujeto feminista. Los dos aspectos se entrecruzan en sus seis capítulos. El primero, Feminismos e identidades, detalla el refuerzo de la conciencia y la participación feministas y el significado de las identidades como procesos relacionales y de reconocimiento propio y ajeno. El segundo, Feminismos, interseccionalidad e identificaciones, parte de un análisis sociológico de los distintos electorados y su grado de afinidad feminista, así como de la activación feminista, para profundizar en los procesos de identificación y su interseccionalidad. El tercero, Acerca del pensamiento de Nancy Fraser, se centra en una valoración crítica de su feminismo y su teoría alternativa, con algunas conclusiones estratégicas y un anexo al final. El cuarto, Sujeto y cambio feminista, analiza las tendencias y el contexto del cambio feminista y las contrasta con la formación de las identidades feministas. El quinto, Sujeto feminista: ni esencialista ni posmoderno, explica los fundamentos teóricos que están detrás de los debates sobre el sujeto feminista, desde un enfoque crítico, relacional y sociohistórico. Y el sexto, Tendencias feministas, analiza el carácter de los feminismos, sus debates y su pugna sociopolítica e ideológica.

Referencia editorial del texto completo: https://drive.google.com/file/d/1TuUTb5PA_MaainPYF1g0VNUMeX5OiwMk/view

Cambios en el Estado de bienestar. Antonio Antón, libro editado en Rebelión, en abierto (2/01/2021) (346 pp.)

Resumen

“La realidad social es compleja y el horizonte para esta década es incierto, en particular, para la cohesión de sociedades como la española, la vertebración de la Unión Europea y el tipo de salida de esta crisis prolongada. Este libro analiza las características de la desigualdad social y las tendencias de las condiciones socioeconómicas y laborales así como de los sistemas de protección social y, más en general, de los cambios en el Estado de bienestar. Además, se valoran los discursos y teorías que explican esos hechos para clarificar los desafíos pendientes de nuestras sociedades e instituciones. La perspectiva deseable es una democracia social, un giro socioeconómico progresista y una democratización del sistema político, en el marco de una Unión Europea más social, solidaria, democrática e integrada. La conclusión es la necesidad del refuerzo del Estado de bienestar, con sus dimensiones distribuidora, reguladora y de protección pública. Los textos, revisados para esta edición, son investigaciones académicas presentadas en distintos encuentros, congresos y jornadas, fundamentalmente, de Sociología que tienen este hilo conductor: Cambios en el Estado de bienestar.”

Referencia web original del TEXTO COMPLETO: https://rebelion.org/download/cambios-en-el-estado-de-bienestarantonio-anton-moron/?wpdmdl=653380&refresh=5ff03e69ad9e81609580137

Ver más en: Libros destacados y Libros (todos)

Artículos ajenos con breves comentarios

Claridad en la perspectiva: ¡SE HACE CAMINO AL ANDAR!

 

Ver: todos 

Ver: Artículos destacados 

(Abajo, el último)

Artículos ajenos del último mes:

Ultratemporalidad, paro y bajos ingresos: los números del cráter laboral de los jóvenes. Kiko Llaneras y Borja Andrino (13/06/2021)

Estudio detallado del gran problema de la precariedad laboral juvenil, fuente de frustración popular y reto para el gobierno progresista de coalición y demostrar su capacidad transformadora y garantizar un futuro de progreso real:

“La comparativa con Europa es durísima: muy pocos jóvenes trabajan en España, con estudios o sin ellos, y tenemos cifras récord de trabajadores pobres y de contratos que no duran ni tres meses. Para los jóvenes españoles es demasiado raro tener un buen trabajo. Son una generación diferente a la de sus padres en muchas cosas, algunas elegidas y otras bienvenidas, pero cuando se escuchan sus quejas es fácil encontrarles una raíz: los jóvenes afortunados quieren mejores trabajos y los jóvenes desempleados querrían uno cualquiera. Hablar de sus problemas es hablar de desempleo, de salarios bajos y contratos cortos.”

Referencia web original: https://elpais.com/espana/2021-06-13/ultratemporalidad-paro-y-bajos-ingresos-los-numeros-del-crater-laboral-de-los-jovenes.html

Por qué el centrismo es un sesgo traicionero que favorece un 'statu quo' injusto. Rebecca Soltnit (13/06/2021)

Muy juiciosa esta escritora británica, frente al centrismo liberal:

“La idea de un centro neutral y moderado le sirve a las personas que ya se benefician del sistema y perjudica a las demás. Por debajo subyace la creencia de que la cosas están bien como están… Esta investigación parece dar por sentado que muchas personas ubicadas en cada extremo del espectro tienen creencias muy fuertes y no toleran la incertidumbre pero ¿quién es más intolerante de la incertidumbre que aquellos que quieren creer que las autoridades son confiables, que no hay que sacar los secretos a la luz y que el cambio urgente es indeseable? Otra falacia de la posición de centro es que la derecha y la izquierda son simétricamente opuestas…

¿Fue radical entonces estar en lo cierto demasiado pronto? Lo que muchas veces se considera de izquierdas es en realidad llevar la delantera en lo que respecta a los derechos humanos y la justicia medioambiental. La derecha a menudo niega la existencia del problema, ya sean pesticidas, desechos tóxicos, violencia machista o abuso infantil. No existe la simetría. Muchas posiciones que actualmente son consideradas moderadas -o de centro- hace no tanto fueron vistas como radicales, como cuando en Estados Unidos se apoyaba la segregación racial, estaban prohibidos los matrimonios interraciales y luego los matrimonios de personas del mismo sexo, se les impedía a las mujeres y a las personas LGBTQ llegar a ciertas posiciones de poder y se excluía a las personas con alguna discapacidad de casi todos los espacios. El centro tiene sesgo y esos sesgos importan.”

Referencia web original: https://www.eldiario.es/internacional/theguardian/centrismo-sesgo-traicionero-favorece-statu-quo-injusto_129_7987570.html 

Por qué los republicanos no van a reconstruir EE UU. Paul Krugman (12/06/2021)

De interés porque parece que es la copia que siguen las derechas españolas. La enseñanza es avanzar en los planes de modernización sin esperar consensos imposibles con ellas, aunque los grandes grupos empresariales también se beneficien:

“El Partido Republicano actual no aceptará programas públicos a no ser que ofrezcan enormes oportunidades de especulación. Lo cierto es que si logramos poner en marcha el programa de inversiones públicas será mediante el sistema de “reconciliación”, con poco o ningún apoyo de los republicanos. Y cuanto antes lleguemos a ese punto, mejor.”

Referencia web original: https://elpais.com/economia/2021-06-12/por-que-los-republicanos-no-van-a-reconstruir-ee-uu.html

Feria: la búsqueda de un hogar. Antón Baamonde (12/06/2021)

Un comentario bastante ponderado de este debate. Destaco varios párrafos:

“Al segmento que tenía como plan de vida acceder a la clase media, lo que ahora se le ofrece es el precariado, envuelto en el celofán con el que la ideología cautiva a los incautos (...) Esa astucia del capitalismo para que la gente viva en régimen de autoexplotación permanente y piense que eso es sensacional…

Sí. Feria parece ser un libro de izquierda identitaria. Lo que intenta Ana Iris Simón es darle una voz afectuosa y familiar a un orgullo de clase y, a la vez, dejar constancia de un modo de vida que, más que desaparecer, muta en algo que lo deja irreconocible. Todas las generaciones tienen que enfrentarse a la desaparición de un mundo. Es un sentimiento de pérdida que Ana Iris Simón percibe, se me ocurre, muy temprano. Tal vez porque la atmósfera lo facilita: las circunstancias políticas oscilan ente una renacida visibilidad de la España vacía y la percepción, que supongo influye en el repunte del nacionalismo español, de que hay algo que está en peligro o que se está yendo…

La sobreactuación y el repliegue nacionalista suceden habitualmente en los momentos de reflujo, precisamente cuando la decepción de las expectativas hace que la esperanza de progreso abandone el escenario. España vive dentro de ese ciclo. Ana Iris Simón, criada en una familia comunista, parece intentar un modelo de identidad nacional española de izquierdas. O al menos, esa es una de las discusiones que el libro, significativamente, ha generado más allá del propio texto. En particular, se registra en una parte de la izquierda una cierta ansiedad y el deseo de retorno a una identidad fuerte anclada en la cultura española frente a la globalización. Algunos llegan a hablar de un neocasticismo…

Es como si resonara en el debate suscitado el eco de lo que Gramsci llamó cultura nacional-popular y la lucha por la hegemonía. La defensa de la tradición, incluso de la religión, del comunitarismo frente al individualismo, son piezas para armar esa identidad, pero, en el caso de Ana Iris Simón, lo que hace eficaz su posición no es su visión ideológica, más o menos artificiosa, sino la autenticidad de la vivencia de su experiencia y su estilo y su arte.”

Referencia web original: https://www.eldiario.es/galicia/blog/opinion/feria-busqueda-hogar_132_8031275.html

IV Asamblea de Podemos: hacia el partido-movimiento. Juan Carlos Monedero (12/06/2021)

Reflexiones de uno de sus referentes políticos. Selecciono varios párrafos:

“Podemos se ha quedado anémica en el esfuerzo gubernamental. Y tiene que empezar a cuidarse. En la carrera electoral, ha descuidado el partido, asumiendo que las elecciones relevantes eran las generales, que tienen lugar en la televisión y en los debates, y no ha prestado atención a las municipales y autonómicas, que son las que miden el arraigo de una formación política (esa ausencia es la que ha acabado con Ciudadanos). La entrada en el Gobierno, además, se llevó muchos cuadros del partido al Gobierno, vaciando aún más a la organización…

No existe un partido-movimiento si la información no fluye y se comparte. Y eso rompe las falsas discusiones sobre "bicefalias". Una cosa es el partido –que es el espacio dirigente-, otra el grupo parlamentario, con su lógica legislativa, y otra el gobierno, con sus enormes responsabilidades y urgencias. Hay tensiones entre los tres espacios, pero no disputas orgánicas…

Podemos tiene que construir su referencia propia e insistir en su condición de nave nodriza del espacio transformador, que está presente en todo el territorio, que tiene cuadros, experiencia y se identifica con la novedad que inauguró el 15M. Es el espacio correcto de una izquierda transformadora no dogmática que no mira con nostalgia al pasado y que tampoco quiere vivir en la certeza de las ideologías antes que mancharse las manos gobernando…

Por eso, en esta nueva etapa, Podemos tiene que dejar de hablar de Podemos, de los ataques, de lo mal que la tratan, del daño que quieren hacerle. Vale. Ya se sabe. No hay que olvidarlo, pero se entra en otra etapa. Podemos ha sido la frescura, la irreverencia, la alegría. Porque estaba segura de sí misma. Por eso, también, siempre ha sido generosa. Son rasgos que marcaron sus inicios y que ahora puede reconstruir. No hay en todo el ámbito occidental ninguna fuerza política en la izquierda transformadora con la misma fuerza institucional y social que Podemos. Razón de más para empezar con muchas ganas la nueva etapa.”

Referencia web original: https://blogs.publico.es/juan-carlos-monedero/2021/06/12/iv-asamblea-de-podemos-hacia-el-partido-movimiento/

La recaudación fiscal en la España de 2050 (y II). Gabriel Flores (10/06/2021)

Un estudio sobre la fiscalidad regresiva existente, los límites del plan 2050 del Gobierno y la necesidad de una amplia reforma fiscal progresiva, ganando a la mayoría social. Selecciono varios párrafos:

“Mal comienzo para la transición verde si, desde sus primeros pasos, se presenta como el ingrediente fundamental para aumentar la presión fiscal y sin asegurar un reparto justo de esa nueva carga tributaria, para que no acabe reduciendo la renta disponible de los sectores más vulnerables y aumentando los niveles de pobreza y desigualdad de rentas…

De forma muy deslavazada, poca o ninguna precisión y sin apenas cuantificar, se mencionan en diferentes partes del documento otras posibles fuentes que podrían contribuir a ensanchar la base fiscal…

Dos grandes cuestiones se desprenden de este enfoque falto de ambición sobre la decisiva cuestión de la reforma fiscal en un documento que se presenta como el punto de partida de un debate nacional sobre el proyecto de país y el amplio conjunto de tareas y objetivos que deberían concretarlo. Primera cuestión, la reforma fiscal queda desconectada de la necesidad de modernizar estructuras y especializaciones productivas. Pareciera que esas tareas esenciales de mejora estructural de la economía española, transformación del modelo productivo o impulso de las transiciones digital y verde dependieran únicamente de los fondos europeos y se llevarían a cabo exclusivamente en el periodo 2021-2026 en el que se recibirán dichos fondos. Y segunda, el reforzamiento del estado de bienestar parece sustentarse en una lógica redistributiva de baja intensidad, por la que el Estado solo tiene la responsabilidad de menguar la desigualdad y la exclusión que producen crisis coyunturales o, de forma más estructural, modelos de producción y crecimiento poco eficaces. Así, se difumina en el horizonte de la reflexión colectiva la posible y deseable labor de dotar de recursos financieros público al Estado para que pueda realizar la inversión pública que contribuye a modernizar las estructuras productivas, con objeto de aumentar la protección social que proporcionan el aumento de las tasas de empleo y la multiplicación de los empleos decentes y bien remunerados…

Partimos en España de un sistema fiscal que en muchos aspectos puede considerarse regresivo… Las ideas de justicia y progresividad fiscal, reparto equitativo de la carga tributaria y aumento de la capacidad de actuación presupuestaria del Estado, tanto para aumentar la protección social y las oportunidades de los sectores sociales más vulnerables como para impulsar la modernización del tejido empresarial y las especializaciones productivas, merecen seguir siendo defendidas y concretadas. Y las instituciones estatales que gobiernan fuerzas progresistas tendrán que aplicarse más en los próximos dos años en hacer evidente, mediante los cambios normativos de carácter fiscal que sean posibles en sus respectivos ámbitos competenciales, que persiste la voluntad de aprobar una reforma fiscal progresista al servicio de la mayoría social y de la modernización productiva, más allá de 2026, frente a la injusta, ahistórica, antieconómica y antisocial bajada de impuestos que propugnan las derechas.”

Referencia web original: https://nuevatribuna.publico.es/articulo/actualidad/recaudacion-fiscal-espana2050/20210610164639188543.html

Las consecuencias del 15M: Del "no hay alternativas" al "sí se puede" de Unidas Podemos en el Gobierno. Vicenç Navarro (7/06/2021)

La evolución del movimiento 15-M hasta la actual Unidas Podemos: Destaco un párrafo:

“En cuanto a su movimiento político, fue evolucionando rápidamente. De ser considerado un movimiento populista pasó a movimiento político-social que necesitó desarrollar una organización enraizada en un compromiso que tiene como origen no solo el 15M sino toda la tradición de luchas por la libertad y justicia social, es decir, con la tradición republicana progresista. Y más aún a partir de su alianza y colaboración intensa con IU, estableciendo un espacio común de gran potencial y futuro, en alianza con otros movimientos igualmente enraizados en el 15M, como En Comu-Podem y Galicia en Común, que han cambiado España de una manera profunda y notable en el mejoramiento de localidad de vida y el bienestar de las clases populares de los distintos pueblos y naciones de España.”

Referencia web original: https://blogs.publico.es/vicenc-navarro/2021/06/07/las-consecuencias-del-15m-del-no-hay-alternativas-al-si-se-puede-de-unidas-podemos-en-el-gobierno/

¿El sexo será genial en el futuro? Mujeres y deseo en la era del consentimiento. Josefina L. Martínez (6/06/2021)

Un comentario sugerente a raíz del libro de la feminista estadounidense Katherine Angel. Selecciono un párrafo:

“Quizás lo más interesante está en otra parte, cuando Angel señala que la idea de que es posible un autoconocimiento del deseo, previo al consentimiento, también debería ser cuestionada. Porque eso implicaría que el deseo puede conocerse por completo antes de la relación con otres. Es decir, como si no fuera esa misma interacción sexual, con sus sorpresas, sus incertidumbres, sus conflictos y también sus múltiples opciones, la que abre el campo del deseo a nuevos horizontes. Como toda otra interacción social, el sexo es dinámico. Puede ser extraordinario o decepcionante, placentero o aburrido, puede resultar agresivo o un encuentro magnífico. Querer prevenir todos los riesgos en base a establecer previamente los límites de lo consentido tiene doble trampa. Por un lado, porque el punitivismo no resuelve los peligros de una violencia sexual que es estructural y se reproduce sin cesar en un sistema capitalista patriarcal. Por otro lado, porque esa fijación en la idea del consentimiento puede poner límites al propio deseo y a la exploración mutua de la sexualidad con otres. La fantasía de un total autoconocimiento del deseo, previo a toda relación, no es una fantasía, es una pesadilla, sostiene Angel.”

Referencia web original: https://ctxt.es/es/20210601/Firmas/36267/sexo-futuro-libro-consentimiento-katherine-angel-josefina-l-martinez.htm

¿Viven los jóvenes peor que sus padres? Radiografía de cómo ha cambiado España para tres generaciones. Ana Ordaz, Victoria Oliveres y Raúl Sánchez (6/06/2021)

Estudio de cómo ha cambiado el acceso a la vivienda, mercado de trabajo, educación, ocio, valores, o estado de salud de tres generaciones: los que tenían entre 20 y 34 años en los ochenta, 2000 y la actualidad, con abundantes gráficos. Destaco dos párrafos sobre la brecha del paro juvenil y la incorporación de la mujer al empleo:

“El mercado laboral español obstaculiza el acceso a un empleo a los jóvenes. Pero no es un fenómeno reciente. Ya en los años 80 existía una brecha de siete puntos entre la tasa de paro de los jóvenes entre 20 y 34 años y la tasa general de desempleo. En concreto, en 1987, el último año con datos disponibles en ese grupo de edad, el 27% de los jóvenes estaba en paro frente al 20% a nivel nacional. En 2020, año de la pandemia, era del 23% entre 20 a 34 años sobre una tasa de paro global del 16%. El único momento en el que esta brecha en los niveles de desempleo entre los jóvenes y el resto se redujo fue durante la burbuja inmobiliaria…

Frente a la imposición tradicional de la mujer como única responsable de las tareas del hogar, la incorporación de la mujer el mercado laboral ha cambiado mucho en las últimas décadas. Cada vez menos mujeres deciden quedarse en casa. Mientras que a principios de los años 80 apenas un 27% de las mujeres estaba incorporada al mercado laboral, en la actualidad esta proporción se ha duplicado (hasta el 53%). Una tendencia que se repite si miramos los datos relativos a la población menor de 35 años: en 1987 el 57% de las mujeres estaban en el mercado laboral, y en la actualidad es del 71%. Precisamente, las jóvenes de los años 80 fueron la punta de lanza de la incorporación de la mujer al mercado laboral de forma masiva tras décadas de dictadura y en un contexto de incipiente democracia.”

Referencia web original: https://www.eldiario.es/sociedad/viven-jovenes-peor-padres-radiografia-cambiado-espana-tres-generaciones_1_8004268.html

Poner palabras y números a los cuidados. Luisa Fuentes (5/06/2021)

Una reflexión sobre la importancia de los cuidados:

“Plantear preguntas sencillas para volcarlo en lo real y salir del maremágnum infinito sin resolver: ¿Qué tipo de actividad de cuidados repetida en el tiempo estoy asumiendo? ¿Cuánto tiempo la estoy asumiendo? ¿Cuáles es la naturaleza de la actividad o acción o repetición en el tiempo que sostienen cuidados hacia otros cuerpos? ¿Qué tipo de riqueza/potencia genera la actividad que estoy sosteniendo en el tiempo para el cuerpo social? ¿Riqueza psico-afectiva? ¿Riqueza logístico-matérica? ¿Riqueza intelectual? ¿Riqueza animal-humana? ¿Riqueza de sostén alimenticio?... Quizá la estrategia, o una de las estrategias, sería la de dejar de hablar de cuidados en genérico, y pasar a llamarlo trabajo. Trabajos que asumimos de manera no-remunerada, negada y devaluada.”

Referencia web original: https://www.elsaltodiario.com/laplaza/poner-palabras-y-numeros-a-los-cuidados

Una agenda inédita en el G7 que acaba con cuarenta años de mentiras. Juan Torres (4/06/2021)

Un mínimo de justicia fiscal mundial, por Juan Torres, que desmonta la argumentación dominante hasta ahora:

“La propuesta que está en la agenda del G7 es inaudita e incluso revolucionaria, como he dicho, pero queda todavía mucho camino por delante. Con mayor o menor convicción, con ella se reconocen de facto dos principios fundamentales. Uno, que las empresas multinacionales maximizan sus beneficios a escala mundial y que, por tanto, deben estar sujetas a impuestos globales; y otro, que estos impuestos deben ser de mínimos en todos los países, para que no haya posibilidad de que trasladen sus beneficios de un lugar a otro. Quedan por reconocer de modo efectivo otros dos también fundamentales que plantea Tax Justice Network: obligar a que las empresas multinacionales proporcionen información transparente, actualizada y rigurosa sobre su actividad y beneficios en todos los países en donde llevan a cabo su actividad, y ubicar la toma de decisiones en organismos como Naciones Unidas y no G7, G20 o la OCDE, en donde puedan estar representados todos los países y no solo los más ricos y poderosos. Si se ha conseguido lo más difícil, echar por tierra las mentiras neoliberales de los últimos decenios, no será imposible conseguir lo que queda por delante.”

Referencia web original: https://blogs.publico.es/juantorres/2021/06/04/una-agenda-inedita-en-el-g7-que-acaba-con-cuarenta-anos-de-mentiras/

La pandemia aumenta los trabajadores pobres y pone en riesgo la igualdad de género en el mundo, según la OIT. Laura Olías (2/06/2021)

Un documentado Informe: La Organización Internacional del Trabajo advierte en su informe anual de que "hemos perdido cinco años de avances hacia la erradicación de la pobreza laboral", con tasas que han vuelto a los índices de 2015, y señala que las mujeres han sufrido muchas más pérdidas de empleo, mientras ha aumentado su tiempo de los trabajos no remunerados.

Referencia web original: https://www.eldiario.es/economia/pandemia-aumenta-trabajadores-pobres-pone-riesgo-igualdad-genero-mundo-oit_1_7993127.html

'OpenLux': el periodismo y los patriotas. Jesús Maraña (2/06/2021)

Una buena investigación:

“Uno de los rasgos más castizos que distinguen a la democracia española de otras con bastante más solera es la apropiación indebida del patriotismo, en un sentido exclusivista que la derecha ha manejado siempre como seña de identidad mientras la izquierda renunciaba a esa disputa cultural con demasiada ligereza. Aquí das una patada y aparecen mil patriotas dándose golpes de pecho, siempre que se trate de Cataluña, de Ceuta y Melilla o de Gibraltar. Otra cosa es cumplir con el que debería ser compromiso inexcusable de cualquier patriotismo cívico y constitucional: aportar a la caja común lo que a cada cual corresponde según su renta y su patrimonio. Desde hoy mismo y durante los próximos dos meses, infoLibre se dispone a publicar los resultados de una exhaustiva investigación sobre las personalidades españolas o vinculadas con España que controlan sociedades registradas en Luxemburgo con el objetivo de mantener en secreto sus fortunas o aprovechar las ventajas fiscales que sigue ofreciendo el Gran Ducado. Se trata de 1.558 nombres propios, entre ellos decenas de empresarios y empresarias que suelen aparecer en la lista de los más ricos de España y cuyas sociedades suman miles de millones de euros en activos financieros. Pero también aparecen identificados otros nombres menos sonoros aunque igualmente “afortunados”, esos que prefieren huir de los focos y disfrutar de la riqueza acumulada sin tener que dar la menor explicación. Y, por último, la investigación aporta nuevos datos sobre personajes implicados en grandes escándalos de corrupción, presuntos delincuentes y autoproclamados patriotas.”

Referencia web original: https://www.infolibre.es/noticias/opinion/columnas/2021/06/03/el_periodismo_los_patriotas_121261_1023.html

Las relaciones España-Marruecos y las crisis migratorias. Rafael Lara (1/06/2021)

Un interesante estudio en siete apartados: 1. Una breve mirada histórica. 2. Colchón de intereses compartidos. 3. Los conflictos irresueltos. 4. La cuestión migratoria. 5. Marruecos como socio estable y fiable. 6. La Ceuta insostenible. 7. Reivindicar el respeto a los derechos humanos también ahora.

Referencia web original: http://www.mientrastanto.org/boletin-202/notas/las-relaciones-espana-marruecos-y-las-crisis-migratorias

La España de 2050 y su sostén fiscal (I). Gabriel Flores (1/06/2021)

Valoración de esta propuesta política de un grupo de expertos nombrado por el Gobierno que plantea un desafío transformador. Destaco un par de párrafos sobre la fiscalidad, fundamental para sostener el resto de reformas:

“La reforma fiscal es uno de los principales y más importantes campos de batalla entre derechas e izquierdas. En su diseño se concentran grandes discrepancias ideológicas, contradictorios intereses económicos y alejados principios teóricos y políticos, por lo que no tenía una fácil cabida en un documento que ofrece como una de sus principales señas de identidad una aproximación apolítica y técnica que intenta resaltar lo común y lo que une. Hay que destacar, además, que en la cuestión fiscal el eje de confrontación no sólo divide a la izquierda de la derecha, sino que penetra también y desune los campos de reflexión y acción política en el seno de las izquierdas y de las derechas…

Y en ese mismo terreno de indefinición y prevenciones se mueve también España 2050 a la hora de afrontar, de forma bastante deslavazada, el conjunto de elementos que debería contener la meta de ensanchar la base fiscal, en cuya ausencia buena parte de los objetivos y tareas que plantea el documento son irrealizables.”

Referencia web original: https://nuevatribuna.publico.es/articulo/actualidad/estrategianacional-gobiernocoalicion-espana2050-recuperacion-economica-fiscalidad-crisis-pandemia/20210601105407188238.html

La izquierda perpleja. Albert Recio (1/06/2021)

Un buen diagnóstico con propuestas transformadoras para debatir. Transcribo un amplio extracto:

“A la hora de entender los comportamientos sociales, de los que los electorales forman parte, considero útil partir de dos hipótesis complementarias. La primera es que el comportamiento real de la gente, de todos nosotros, se aleja de la presunta racionalidad basada en valorar pros y contras, en comprender los efectos de cada decisión y obrar en consecuencia. La segunda es que nuestros comportamientos están dominados por nuestras prácticas cotidianas y que éstas están, en gran parte, constreñidas por las estructuras sociales de las que participamos…

La vida de cada cual está influida poderosamente por nuestra experiencia individual, por la familia y el país en el que nacemos, por el barrio donde residimos, por nuestra experiencia educativa, por la información y el adoctrinamiento que recibimos; en definitiva, por nuestra socialización y nuestra esfera relacional. Todo ello es bastante obvio. Más complicado es entender cuáles son las estructuras dominantes en cada momento histórico, y en esto en la izquierda hay demasiada tendencia a retrotraerse a los análisis marxistas clásicos antes que a tratar de entender la realidad concreta del momento… Todo este proceso de transformación social ha tenido lugar en un período en el que ha coincidido un importante cambio tecnológico que ha impactado en las formas de organización de la vida cotidiana, en la configuración espacial, en los procesos de socialización (el automóvil, el televisor, el móvil). Ha tenido lugar, al menos durante un tiempo, en un proceso en el que el crecimiento de los empleos “con formación” ha promovido la imagen de que el ascenso social era posible y la educación, su principal vía de acceso. Y ésta es la inercia sobre la que siguen manteniéndose las expectativas sociales de gran parte de la población…

Ni las estructuras sociales, ni la vida cotidiana ni los procesos de socialización son los de antaño, y la mayor parte de los cambios conspiran contra las tradiciones organizativas y sociales de la izquierda. La mayoría de las organizaciones políticas y sociales basan su existencia en un puñado de personas con convicciones fuertes (a veces se cuela algún trepa, aunque en la mayoría de las ocasiones dura lo que tarda en reconocer que ha escogido un mal lugar para hacer carrera), pero con pocos recursos. Tienen que hacer frente a potentes organizaciones privadas, con múltiples tentáculos, recursos, funcionarios o asesores bien pagados y presencia en los medios, y que cuentan, además, con un estructurado sistema de leyes y un aparato judicial que sirven para bloquear reformas que atenten contra alguno de sus intereses…

Es con estos condicionantes estructurales que hay que construir las políticas alternativas, siempre a la contra, y ello genera flaquezas, sesgos y errores. Jugamos un juego con recursos desiguales y reglas de juego sesgadas. Por esto lo normal es que los resultados electorales sean desfavorables y tan lentos los avances reales en materia de consolidación de derechos y mejoras sociales. Los triunfos de la izquierda suelen obedecer a situaciones críticas. Son más fogonazos en un momento adecuado que avances sostenidos. Las victorias de Podemos, las confluencias y los municipalistas en 2015-2017 obedecieron a una situación de crisis en la que había a la vez demandas de cambio, esperanzas sobrevaloradas y cabreos. Fueron un éxito (la única vez que quizá haya sentido que ganábamos algo sustancial fue el día en que Ada Colau obtuvo la alcaldía de Barcelona, sin desmerecer otras victorias parecidas en otras ciudades), pero este tipo de victorias son inestables porque se sustentan en pilares débiles, en una oleada de optimismo social que espera resultados vistosos a corto plazo, en un auge de la militancia con expectativas aún más exageradas (es el gran momento de los aspirantes y de los vendedores de soluciones ideales). Pero después del éxito llega la resaca, que adopta formas diversas: ilusiones que no se cumplen (muchas eran imposibles), protagonismos frustrados, luchas de poder que estaban larvadas y acaban emergiendo...

El ejercicio real del poder muestra también sus límites, que operan en muchas líneas: falta de cuadros preparados, dificultades para movilizar a una burocracia pública con sus tradiciones, sus prebendas y sus inercias, presiones de los poderes fácticos y de los oponentes políticos, campañas mediáticas devastadoras... Todo conspira para que el paso de la izquierda por los espacios de poder sea breve, se genere desilusión, se produzcan roces y divisiones internas; para que estos períodos de auge sean tan solo esto, sustos que los de abajo conseguimos darles algunas veces a los poderosos…

Dos años son poca cosa, pero hay que aprovecharlos para generar respuestas. Y ello requiere activar, conectar las diversas redes activistas, promover acciones que ayuden a mejorar la cultura política, social y ecológica de la población, generar redes que ayuden a generar buenos proyectos, formar cuadros... Lo que siempre han sido tareas de la izquierda transformadora y que ahora devienen una necesidad urgente. Esto es lo que las bases tenemos la obligación de exigirles a quienes pretenden liderarnos.”

Referencia web original: http://www.mientrastanto.org/boletin-202/notas/la-izquierda-perpleja

Las guerras culturales de la izquierda (y el mundo en el que nos ha tocado vivir). Ignacio Sánchez-Cuenca (31/05/2021)

Una aproximación a un tema importante: la conformación de las izquierdas, sus elementos comunes frente a los retos presentes y en qué sentido se debe promover su renovación y adecuación. Pero hay problemas analíticos y de enfoque, algunos ya derivados de los errores interpretativos desde los años sesenta y setenta, en esa clasificación dicotómica de tendencias y valores materialistas y postmaterialistas, derivado de la sociología anglosajona.

Por un lado, ¿por qué se asocia al movimiento ecologista, el antirracista o el feminista como culturales o posmaterialistas? Su acción colectiva se fundamenta en transformar a estructuras productivas, vitales y de consumo que amenazan la sostenibilidad (física y material, incluido su habitabilidad) del planeta, así como la desigualdad de estatus derivada de la raza o grupo étnico y del género, o sea, combaten sus desventajas relacionales, distributivas y de poder de las mujeres y grupos subordinados; por no citar otros problemas de actualidad de ‘seguridad social’ (vivienda, protección pública, sanitaria, educativa, laboral-ERTES, o la fiscal y las pensiones), donde se combina lo distributivo, la seguridad vital y la conciencia cívica.

Pero tampoco vale ese esquema interpretativo para valorar el proceso de protesta social simbolizado por el movimiento 15-M o la conformación de las nuevas fuerzas del cambio y el propio sanchismo: La justicia social, la democratización, el cambio de sistema de representación política, la plurinacionalidad o la formación de instituciones gobernadas por una coalición progresista, no son (solo) culturales: afectan a reajustes distributivos, de relaciones de fuerza y de poder, que las derechas se encargan de recordar con su oposición visceral.

Las cuestiones ‘materiales’ son ‘sociales’, con un componente económico-laboral y de bienestar público, aunque el fundamental es una relación social y de poder desventajosa que es lo que se difumina en la dicotomía material-postmaterial, y es la clave para articularlos. Ambos campos (empleo-economía y Estado de bienestar) son ‘materiales’ u objetivos, como hecho social, conectadas con lo cultural, con la subjetividad (incluida la ética de la justicia social y democrática).

A partir de ahí, es necesario una identidad igualitaria-emancipadora del grupo subordinado específico y del conjunto de gente con posiciones subalternas. Pero esa identidad no es solo cultural, es relacional, o sea práctica social ‘material’, para transformar el estatus desigual en las estructuras sociales y de poder (aunque no sean directamente económico-distributivas, pero tienen relación la clase, el sexo y la etnia-raza). Desde el punto de vista del análisis de clase, también hay que afinar. La mayoría de las élites de esos nuevos movimientos sociales (al igual que del movimiento sindical con el estatus de su alta burocracia), e incluido de Unidas Podemos (y todos los partidos y mayoría de organizaciones sociales) SÍ son de clase media profesional, más o menos acomodada y muchas veces solo aspiracional. Pero no lo son sus bases sociales, cuya mayoría es de clases trabajadoras (incluido UP). O sea, hay una relativa alianza de clases (populares) en los movimientos sociales y las izquierdas que conceptos como clase trabajadora, pueblo o gente (frente a los poderosos) es una aproximación insuficiente y menos como construcción ideal, y es preciso un análisis sociohistórico y relacional.

Por tanto, una vez ajustado el análisis quedaría la dinámica convergente, el proyecto común y la necesaria renovación o innovación. Es el reto de la representación de las izquierdas y de la intelectualidad progresista. Y sin caer ni en el economicismo de cierta izquierda ni en el culturalismo de otro sector progresista, ni tampoco en la simple adaptación socioliberal como ha hecho la mayoría de la socialdemocracia europea. Así, hay que integrar todas las energías sociales en una articulación compleja y plural, en lo que defino como ‘progresismo de izquierda de fuerte componente social, ecologista y feminista’, con realismo transformador y un pensamiento crítico; es decir, superando el economicismo determinista o materialismo vulgar y el culturalismo o idealismo discursivo, ambos todavía persistentes aunque fracasados, al igual que la vía centrista liberal. Hay que avanzar en la sugerencia de investigar, así como en promover la activación cívica y elaborar estrategia política transformadora. Selecciono un párrafo:

“La fragmentación de la izquierda es consecuencia de transformaciones sociales y culturales muy profundas. No se va a resolver mediante diagnósticos simplistas ni hay soluciones milagrosas esperando a la vuelta de la esquina. Desde luego, las apelaciones al pasado son una causa perdida. La gloriosa clase trabajadora no va a volver, aunque se rompan los vínculos con minorías étnicas y culturales. Y el conflicto cultural entre generaciones y sectores productivos no se va a evaporar por decreto. El problema no está en la diversidad, ni en los nacionalismos, ni en el posmodernismo. Hoy resulta extremadamente difícil encontrar el pegamento que mantenga unidas a las viejas clases trabajadoras, a los jóvenes cualificados postmaterialistas, a los profesionales cosmopolitas y a las minorías desfavorecidas. La izquierda significa cosas muy diferentes en sus diferentes grupos de apoyo. De ahí la virulencia con la que se desarrollan las guerras culturales en el seno de la izquierda; pero también su futilidad.”

Referencia web original: https://ctxt.es/es/20210501/Firmas/36163/guerras-culturales-izquierda-corrientes-ideologicas-peleas-ignacio-sanchez-cuenca.htm

Gracia, no es justicia. Tampoco impunidad. Javier de Lucas (31/05/2021)

El indulto, una decisión política del Gobierno en función del interés general:

“Reiteraré lo obvio: el indulto nunca declara inocente al inculpado, ni borra su delito. No se inspira en la justicia y, en este caso, según creo -aunque esto sea más discutible-, tampoco en la equidad. Se trata de una concesión -una gracia- que se dispone a adoptar el Gobierno, en uso de su competencia exclusiva para ello, por razones muy verosímiles de utilidad pública, y añadiré que pocos propósitos me lo parecen tanto como el de restablecer la convivencia entre catalanes y dar una oportunidad para un nuevo comienzo de las relaciones entre Cataluña y el resto de España.”

Referencia web original: https://www.lavanguardia.com/local/valencia/20210531/7492604/gracia-justicia-tampoco-impunidad.amp.html

Ultraderecha, fascismo, libertad. Julián Casanova (31/05/2021)

Muy ilustrativo. Destaco los párrafos finales:

“Tras la Primera Guerra Mundial, la caída de las monarquías, el espectro de la revolución y la extensión de los derechos políticos a las masas hicieron que un sector importante de las clases propietarias percibiera la democracia como la puerta de entrada al gobierno del proletariado y de las clases pobres. Temerosos del comunismo, se inclinaron hacia soluciones autoritarias. La crítica a los parlamentos y a la democracia ganó terreno. La cultura del enfrentamiento se abrió paso en medio de una falta de apoyo popular a la democracia.

La ultraderecha forma parte del fragmento más negro de esa historia de Europa hasta 1945 y de España hasta 1978. En la actualidad no necesita rechazar la democracia parlamentaria ni cerrar o destruir parlamentos. Tampoco está en su agenda ofrecer soluciones radicales de eliminación sistemática de sus oponentes. Le sirve socavar la democracia desde dentro, hacerla más frágil, quebrar sus perspectivas ético-políticas. Hacer todo eso además en nombre de la libertad. En los años treinta del siglo pasado mucha gente se lo creyó y aceptó estar organizada conforme a estrictas normas autoritarias, pasando por encima de quienes resistieron. La historia rima.”

Referencia web original: https://www.infolibre.es/noticias/ideas_propias/2021/05/29/ultraderecha_fascismo_libertad_121095_2034.html

Covid-19 y desigualdad de género: diferencias con otras crisis. Juan Torres (28/05/2021)

Buen enfoque del impacto de la pandemia para la igualdad de género, con dinámicas contradictorias respecto de la crisis de 2008. Por una parte, la dominante, con mayor desventaja para las mujeres: empeoramiento del empleo femenino y de la presión para su sobresfuerzo en el trabajo no remunerado. Por otra parte, mayor conciencia feminista, de su presencia institucional y las políticas de igualdad que, de forma débil todavía, compensan parcialmente el deterioro global de su estatus. Destaco varios párrafos:

“La pandemia de la covid-19 ha producido una nueva crisis que vuelve a tener esos efectos muy desiguales sobre mujeres y hombres aunque, en este caso, tiene diferencias relevantes respecto a las anteriores que es muy importante tomar en consideración para poder adoptar políticas que avancen hacia la igualdad y el bienestar de todos los seres humanos sin distinción…

Ahora bien, junto a estas diferencias negativas para las mujeres de la crisis provocada por la Covid, hay que considerar otras que podríamos decir que responden a procesos que sirven como fuerzas compensadoras o, incluso, me atrevería a decir que liberadoras y que es muy importante tener presentes para poderlos reforzar en la mayor medida de lo posible…

Lo que está claro, en todo caso, es que sigue siendo fundamental tener presente que la crisis afecta de modo desigual a mujeres y hombres, que es muy injusto tratar igual a los desiguales, y que es imprescindible tener en cuenta las diferencias con las anteriores crisis y los nuevos procesos que se abren paso a la hora de diseñar las (imprescindibles) políticas de igualdad.”

Referencia web original: https://blogs.publico.es/juantorres/2021/05/28/covid-19-y-desigualdad-de-genero-diferencias-con-otras-crisis/

Una guerra fiscal. César Rendueles (28/05/2021)

Una síntesis de la pugna distributiva y sobre la hegemonía cultural, aunque esta última es controvertida:

“Las élites económicas han convencido a la inmensa mayoría de que viajan en el mismo barco respecto a Hacienda… Los impuestos son el cemento de la democracia liberal, una expresión cuantitativa de la red de solidaridades que articula nuestra sociedad. La alternativa a los impuestos modernos no es menos impuestos sino o bien alguna forma de feudalismo o bien la colectivización de los medios de producción… La gasolina de la elusión fiscal es el rechazo de la democracia tanto o más que la avaricia. Una fiscalidad más justa no sólo no atenta contra la libertad sino que es una condición para recuperar el control de nuestras vidas.”

Referencia web original: https://elpais.com/opinion/2021-05-28/una-guerra-fiscal.html

De la participación a la pertenencia. Boaventura de Sousa Santos (28/05/2021)

Análisis del regreso de la extrema derecha, sus características y las similitudes y diferencias con los años treinta de ascenso del fascismo. Selecciono sus propuestas finales:

“Para detener la deriva de la participación en pertenencia, la historia podría enseñarnos algo si quisiéramos aprender. Aquí hay una lista realista de propuestas. El agravamiento de las desigualdades y de la crisis social deben evitarse a toda costa con políticas de cohesión eficaces. Los servicios públicos deben refinanciarse y repensarse, especialmente en las áreas de salud y educación. La corrupción debe ser eficazmente combatida. La oposición de derecha democrática debe perder la ilusión de poder domesticar a la extrema derecha. Los partidos socialistas que controlan gobiernos de izquierda (en Portugal, PS) deben ayudar al resto de partidos a su izquierda (en Portugal, Partido Comunista y Bloque de Izquierda) a poder invertir en la participación, ya que son las primeras víctimas de la deriva de la pertenencia (las próximas víctimas serán los socialistas). A su vez, los partidos a la izquierda de los partidos socialistas deben asumir que su adversario principal es la derecha y la extrema derecha, y no los socialistas. Los medios de comunicación públicos deben ser escrupulosos a la hora de liquidar el huevo de la serpiente donde se esté incubando.”

Referencia web original: https://blogs.publico.es/espejos-extranos/2021/05/28/de-la-participacion-a-la-pertenencia/

Colombia: ¿por qué una respuesta militar a la protesta social?. Tomás Gisbert y Mª Jesús Pinto (27/05/2021)

Buena investigación de una cruda realidad:

“El pueblo colombiano está viviendo un momento muy difícil. Una represión desmesurada y salvaje está siendo la respuesta del gobierno de Iván Duque a una movilización social sin precedentes que partiendo de la oposición a una reforma tributaria que castigaba a las clases más desfavorecidas, ha cuestionado la gestión de la pandemia por el gobierno y sus políticas neoliberales que no han dejado de enriquecer a las elites en detrimento de las clases populares, a lo que se ha sumado el descontento por el incumplimiento generalizado de los acuerdos de paz de 2016.”

Referencia web original: https://www.elsaltodiario.com/opinion/colombia-respuesta-militar-protesta-social

El desafío del ‘pensamiento woke’. Olivia Muñoz-Rojas (27/05/2021)

Una interesante reflexión para combinar el movimiento feminista y el antirracista con los valores republicanos universales y contra la injusticia social, racista o de género. Selecciono varios párrafos:

“El nuevo movimiento que gira en torno a estar “alerta ante la injusticia” es una oportunidad para repensar el gran debate sobre qué nos hace universales y a la vez únicos como individuos’…

El rechazo que suscita en la actualidad la teoría poscolonial —y no solamente en la extrema derecha— no es una particularidad francesa. Tampoco lo es el hecho de que muchos de aquellos que se expresan en su contra no parezcan excesivamente familiarizados con ella. Al igual que los estudios de género, se trata de disciplinas que existen desde hace décadas en las universidades anglosajonas y de otros países sin que nadie se haya preocupado por ello. Sin embargo, con el auge de los movimientos MeToo y BLM, sus conceptos y teorías han cobrado un cariz reivindicativo y un contenido político real que, visiblemente, las convierte en una amenaza para el orden establecido…

En ese sentido, es obligatorio mantener abierto el gran debate sobre qué nos hace universales y a la vez únicos como individuos, pero también aquel más práctico sobre cómo organizar nuestra convivencia de manera que de facto todos tengamos las mismas oportunidades para desarrollarnos y participar plenamente de la vida pública en todas sus manifestaciones. En el caso que nos ocupa, muchos intelectuales y el propio Estado francés harían bien en aprovechar la amenaza woke como una oportunidad para colocarse, de nuevo, en la vanguardia de las ideas políticas. En lugar de blindarse en una resistencia acérrima a reconocer que, pese a las mejores intenciones incluso, el racismo y el sexismo forman parte de la República —que no se circunscriben a un puñado de individuos racistas y sexistas, sino que se trata, como en tantos otros lugares, de un problema estructural con raíces históricas—, ¿por qué no asumir el reto de repensar el sujeto republicano y la noción de universalidad a la luz de las revoluciones del presente?”

Referencia web original: https://elpais.com/opinion/2021-05-27/el-desafio-del-pensamiento-woke.html

El Tribunal Supremo entra de nuevo en política con los indultos. Ignacio Escolar (26/05/2021)

Buen diagnóstico: El poder judicial hace política... de derechas, si aceptar la separación de poderes:

“En su informe sobre los indultos, el Supremo va más allá de lo que debería ser su papel. Se extralimita. Y excede la que debería ser su función, que no es valorar la conveniencia política de una medida de gracia.”

Referencia web original: https://www.eldiario.es/escolar/tribunal-supremo-entra-nuevo-politica_129_7975371.html

Lesmes, Cosidó, Marchena y el poder absoluto. Ana Pardo de Vera (26/05/2021)

Una crítica dura y merecida al PP:

“El Partido Popular y sus extensiones de Vox y Ciudadanos, a los que sigue envolviendo en caluroso unionismo la bandera de la madrileña Plaza de Colón, no admiten más gobierno que el suyo. No se engañen, tampoco aceptan el gobierno de los jueces, pero lo disimulan poniendo las togas de parapeto contra el Ejecutivo de turno, ahora de coalición PSOE y Unidas Podemos, pero hasta ahora, del PSOE siempre que no era del PP.”

Referencia web original: https://blogs.publico.es/dominiopublico/38145/lesmes-cosido-marchena-y-el-poder-absoluto/

Cómo podría haberse evitado la pandemia y por qué no se hizo. Vicenç Navarro (26/05/2021)

Análisis de las causas del desastre pandémico y la necesidad de medidas profundas para garantizar el bienestar de la humanidad. Destaco dos párrafos:

“La pandemia está poniendo al descubierto una vez más que el actual orden internacional imperante es uno de los mayores obstáculos en el mundo para la mejora del bienestar y calidad de vida de la mayoría de las poblaciones, tanto de los países desarrollados como de los que están en vías de desarrollo. Según científicos que gozan de gran credibilidad, este acontecimiento, uno de los que más daño han causado en los últimos cien años, podría haberse evitado si hubiéramos tenido organizaciones internacionales puestas servicio del bien común, anteponiéndolo a los intereses económicos, financieros y políticos particulares de grupos minoritarios de la población, así como de nacionalismos que obstaculizan la solidaridad internacional, sin la cual las poblaciones -tanto las de los países en vías de desarrollo como las de los países desarrollados- no podrán combatir las enormes crisis sociales y salubristas causadas por la pandemia…

La gravedad de la pandemia en España (todavía hoy, es el vigesimoprimer país del mundo en cuanto a mortalidad acumulada por cada 100.000 habitantes desde el principio de la pandemia, debido al COVID-19) responde a sus enormes limitaciones y deficiencias, algunas compartidas con otros países y otras específicas de nuestro país, como he indicado a lo largo de varios artículos recientes. En cuanto a la vacunación, las izquierdas (excepto el partido mayoritario en el gobierno, el PSOE) y los verdes fueron las primeras fuerzas políticas en proponer las soluciones que incluían la suspensión de patentes, medidas ignoradas o desmerecidas tras la previsible acusación de radicales, extremistas y semejantes frivolidades, lo que refleja el enorme conservadurismo del establishment político-mediático español. Fueron las izquierdas las que propusieron y apoyaron la suspensión de las patentes, mientras que el PSOE, así como el PP, VOX y Ciudadanos, se opusieron. Es interesante que cuando el presidente Biden apoyó tal suspensión, el presidente Sánchez cambiara entonces de posición apoyando esta medida, lo cual es de celebrar, pero es preocupante que no se aprobara antes cuando las fuerzas progresistas lo propusieron. Han sido esta cautela y moderación del partido mayoritario del gobierno español las que han debilitado la capacidad de movilización de la población a favor del cambio tan notable que se requiere y que la población exige. El presidente Biden ha entendido que la mejor manera de frenar la expansión del trumpismo ha sido la de tomar las medidas profundas y necesarias para que mejore la calidad de vida de las clases populares. Sería bueno que ocurriera lo mismo en España, donde el trumpismo se está expandiendo rápidamente.”

Referencia web original: https://blogs.publico.es/vicenc-navarro/2021/05/26/como-podria-haberse-evitado-la-pandemia-y-por-que-no-se-hizo/

El futuro ha llegado: no es personal, es política. Manolo Monereo (25/05/2021)

Una propuesta para la reorientación estratégica de Unidas Podemos, para debatir. Selecciono varios párrafos:

“A veces tengo la sensación de que la durísima dinámica gobierno/oposición está ocultando las realidades sociales que se entrevén ya en las elecciones de Madrid y que indican una separación creciente entre sociedad y gobierno. Las derechas son tan duras, tan radicales y clasistas que solo con el piloto automático del “consenso de Bruselas” se las podrá vencer. Se olvidan dos asuntos: 1) que a los poderes económicos les viene muy bien la dura oposición de las derechas unidas; 2) que hay una coincidencia sustancial entre una parte del gobierno, la patronal y las instituciones de la UE. Hay dos proyectos y hay, de facto, dos programas: el que se firmó entre Sánchez e Iglesias y el que se ha presentado en Bruselas. El sector más neoliberal aprovecha las condicionalidades políticas de los fondos europeos para neutralizar los aspectos progresivos del programa acordado e imponer uno nuevo que expresa una alianza estratégica con los grandes oligopolios empresariales y financieros. La Next Generation UE es eso…

Ni contigo ni sin ti. Guste o no hay una alianza PSOE/UP. El problema es si está este gobierno de coalición en condiciones de resistir la ofensiva de las derechas, ampliar su base social y derrotarlas política y electoralmente. Temo que no. No se puede desligar la salida de la política de Pablo Iglesias con las dificultades y los dilemas de gobernar con un PSOE que tiene un proyecto propio y distinto de UP y que ve la oportunidad para imponerlo bajo la consigna de que Europa lo exige. Esta es la cuestión central que tiene que ser resuelta en tiempo corto. El impulso del cambio de este gobierno está agotado, la salida de Pablo Iglesias está siendo aprovechado para imponer un nuevo programa marcadamente social liberal y, lo más grave, se está perdiendo realidad social, apoyo electoral y confianza política…

Hace falta –llámese como se llame- una nueva formación política que intente expresar en nuevas condiciones lo que fueron Izquierda Unida y Podemos, que aprenda de la historia pasada y que sea capaz de hacer política grande en una sociedad que está cambiando aceleradamente. Lo primero es definir un proyecto de país claro, rotundo, comprensible. Después, el equipo dirigente y, paralelamente, construir una forma-organización que recoja y resuma una pluralidad de instrumentos que hagan posible la participación y el compromiso político. Estas cosas se pueden hacer de diversos modos. En su centro, unos estados generales de las izquierdas que concrete qué país queremos construir, con quién y cómo; que manden señales inequívocas a la sociedad, a las clases trabajadoras, de que existe una izquierda con un proyecto fuertemente autónomo, con vocación de mayoría y con voluntad de disputarle la hegemonía al Partido Socialista. Gobernar es la continuación del conflicto por otros medios. Hay un límite: no asumir las políticas neoliberales y no hipotecar un proyecto alternativo de país. Nada está escrito de antemano.”

Referencia web original: https://www.nortes.me/2021/05/25/el-futuro-ha-llegado-no-es-personal-es-politica/

El velo y los cuerpos de las mujeres. Ángeles Ramírez y Laura Mijares (25/05/2021)

Introducción a ‘Los feminismos ante el islam’. Un tema controvertido para reflexionar:

“Para muchas feministas socializadas en España y en Europa, la reflexión sobre el pañuelo y sobre las mujeres musulmanas en general las conduce a un dilema moral y político cuyas consecuencias son devastadoras para la construcción de sus posiciones y las del propio feminismo. Por un lado, condenan, como no podría ser de otra manera, la violencia a la que las mujeres se ven expuestas en muchos contextos musulmanes, en los que el islam es directamente instrumentalizado para ejercerla y legitimarla, y que en ocasiones incluye la imposición directa o indirecta de un pañuelo o niqab. Por otro, la comprensión y solidaridad con estas mujeres parece conducir a algunas feministas a condenar el pañuelo de las musulmanas como una forma de violencia en todas las circunstancias; en muchas ocasiones, las lleva incluso a apoyar las leyes represivas y racistas de muchos Estados –básicamente europeos– que legislan contra el derecho de esas mujeres a vestirse como quieran.”

Referencia web original: https://ctxt.es/es/20210501/Firmas/36027/velo-feminismo-islam-hiyab-libro-angeles-ramirez-laura-mijares.htm

'Feria', el libro de la discordia: ¿autoficción neofascista o reivindicación de lo comunitario?. Rocío Niebla (25/05/2021)

Un comentario sobre el carácter contradictorio de esta novela de impacto público y su autora. Selecciono su valoración final:

“Feria abre debates, y eso significa que todavía la literatura nos conmueve, nos turba, nos apasiona, nos saca de los espacios de confort. Ahora bien, a veces las novelas que generan debates lo hacen porque captan un problema compartido por el grueso de la sociedad y, como los cuentos folklóricos, ofrecen una guía para resolver simbólicamente ese problema de forma ordenada, sin poner en cuestión la causa que lo produce. Según David Becerra, Feria capta muy bien el malestar de esa juventud sin futuro que no puede estabilizarse, pero la solución, volver al pueblo (a la tradición, la crianza, la costumbre) es una forma de desplazar el problema. "Ofrece una salida individual que en absoluto sirve para imaginar otras formas de organizar la sociedad en un sentido colectivo de emancipación. De esta forma, creo que Feria capta el problema pero neutraliza su potencial político por medio de esa salida individual en falso que presenta".

Referencia web original: https://www.eldiario.es/cultura/libros/feria-libro-discordia-autoficcion-neofascista-reivindicacion-comunitario_1_7969825.html

Democratizar los cuidados. Dolors Coma (23/05/2021)

Sugerente y necesaria reflexión. Selecciono varios párrafos:

“A pesar de estos cambios en la familia y en la vida de las mujeres, el modelo de cuidados se sigue sustentando idealmente en la familia y en la figura de la mujer como pilar básico. Un modelo que ya no existe. Los hombres, por su parte, han incrementado su participación en las actividades de crianzas, pero apenas se implican en los cuidados de personas mayores y dependientes. Donde las políticas públicas son débiles, como sucede en el caso de España o de Italia, por ejemplo, la familia tiene que hacerse cargo de unos cuidados que cada vez son más difícil de resolver, ya que en el caso de la vejez aumenta el tiempo en que se requiere cuidados y estos, a su vez, son de mayor complejidad e intensidad. En estas condiciones, la crisis de los cuidados está servida.

Es urgente democratizar los cuidados. Los cuidados están provistos desproporcionadamente por la familia y por las mujeres. Se requiere un mayor compromiso público y comunitario. El término democratización de los cuidados es potente y evocador. Supone plantear una organización social del cuidado basada en valores democráticos tanto para las personas que los reciben como para quienes los proporcionan…

La democratización de los cuidados pasa por los siguientes ejes: 1) Promover el reconocimiento del cuidado y de su centralidad. 2) Socializar las responsabilidades del cuidado. 3) Repartir el cuidado entre hombres y mujeres, para eliminar la (mal)división sexual del trabajo. 4) Tener en cuenta los derechos y las demandas de las personas receptoras de cuidados, en función de su ciudadanía y no solo como consumidores…

También hay la necesidad de avanzar hacia una sociedad cuidadora, enfocada desde esta perspectiva del cuidado como organización social. Esto implica reconocer la vulnerabilidad de los seres humanos, potenciar la solidaridad generacional y de clase, y dar prioridad a los valores asociados al cuidado: pensar en las necesidades de los demás frente al individualismo. Es avanzar en el modelo de la "paridad en el cuidado", que defiende Nancy Fraser, potenciar las iniciativas comunitarias y fortalecer el Estado para proveer servicios públicos y protección social. Supone dar valor al vínculo social. Este es un buen punto de partida para superar el modelo de la hegemonía mercantil, adoptar la lógica del antiutilitarismo y de la sostenibilidad de la vida como prioridad. En este sentido, el cuidado se sitúa como un elemento de profunda transformación social al subvertir las relaciones dominantes a nivel económico y político.”

Referencia web original: https://www.eldiario.es/opinion/zona-critica/democratizar-cuidados_129_7956241.html

Rebelarnos contra la identidad: por un feminismo de las alianzas. Clara Serra, Cristina Garaizabal, Paloma Uría y Miriám Solá (22/05/2021)

Interesante presentación del libro colectivo Alianzas Rebeldes. Un feminismo más allá de la identidad. Lo más relevante es su crítica al punitivismo como estrategia frente a las violencias machistas y su apuesta por un feminismo transformador de las grandes desigualdades económicas y estructurales. Se propone un feminismo abierto a la cooperación con otras dinámicas sociales que compartan esos grandes objetivos.

Cabe una reflexión adicional, más bien para clarificar el sentido de algunos conceptos y afirmaciones, en particular la palabra identidad y la formación del sujeto feminista, que he tratado en mi libro ‘Identidades feministas y teoría crítica’. El texto hace referencia a combatir el esencialismo identitario basado en las mujeres. Nada que objetar. Pero, el feminismo como sujeto sociopolítico y cultural o la identidad feminista se deben definir de forma relacional y procesual, por sus prácticas e interacciones sociales, ante una realidad específica: personas que actúan contra esa desigualdad de género y la estructura jerárquica entre los géneros. A partir de ahí es cuando vienen las alianzas emancipadoras.

En definitiva, la identidad y el sujeto feministas, habría que reforzarlos, no debilitarlos, en el marco y la combinación de una identidad múltiple e interseccional, una ciudadanía universal y un proceso y un sujeto global igualitario-emancipador. Selecciono varios párrafos:

“Una de las grandes apuestas de este libro es la crítica al poder punitivo. Al compás de las reformas legales para enfrentar las violencias machistas, especialmente en el marco de los debates entorno a la violencia sexual, han crecido los discursos centrados en las soluciones penales y, en nombre de la protección de las mujeres, se han defendido las respuestas punitivas. Ahora bien, si el feminismo quiere ser una alternativa a las formas tradicionales y autoritarias del poder y a las nuevas amenazas de la ultraderecha no podrá serlo si no es renunciando a las recetas reaccionarias. Este libro defiende la transformación social como nuestra gran tarea. Lo hace desde la convicción de que para combatir las violencias que se ejercen sobre las personas en razón de su género u orientación sexual, hay que centrarse en la prevención, la educación, la lucha ideológica y el combate de las condiciones estructurales. Apostar por la transformación social y la justicia, y no por la venganza y el castigo, supone hacerse cargo de algo que nos han enseñado los análisis feministas: las violencias tienen un origen social, cultural y estructural y no podrán ser erradicadas a través de un sistema penal que solo puede juzgar a los individuos y que es incapaz de enfrentar las estructuras que las reproducen…

En su conjunto, este libro quiere impugnar una perspectiva cada vez más dominante en las izquierdas en la actualidad: las luchas políticas basadas en la identidad. A lo largo de estas páginas, de diversas maneras, se pone en cuestión esta indiscutida verdad de nuestros tiempos que considera que el feminismo es una lucha política que solamente les corresponde a las mujeres. Es esa premisa, una vez asumida, la que genera, inevitablemente, la búsqueda dogmática de la autenticidad, de la pureza y de las "mujeres de verdad". El esencialismo identitario va de la mano de la exclusión y las dinámicas excluyentes no serán abandonadas en los feminismos simplemente incluyendo a las mujeres trans. No si, acto seguido, restauramos de nuevo un sujeto identitario que seguirá dejando a muchos sujetos fuera; un sujeto cerrado alrededor de "las mujeres" seguirá alimentando la lógica de la exclusión…

Por último, hay en estas páginas una apuesta por combatir las grandes desigualdades económicas y estructurales que nos atraviesan a todos y a todas, por defender sin tibiezas los derechos de las personas más golpeadas por la pobreza y la precariedad, así como por las fronteras y el racismo institucional. Debe formar parte de los objetivos de un feminismo transformador responder a la situación de discriminación laboral, de explotación y de pobreza a la que se ven sometidas tantas personas, especialmente tantas mujeres…

Aunque parezca una rebeldía en tiempos de identidades fuertes, queremos construir una lucha feminista desde la suma, la confluencia y la fuerza colectiva no entre quienes somos iguales sino entre quienes somos muy distintas y creemos que la tarea más prometedora para el feminismo es construir y multiplicar las alianzas más allá de la identidad.”

Referencia web original: https://www.eldiario.es/opinion/tribuna-abierta/rebelarnos-identidad-feminismo-alianzas_129_7942420.html

El fiasco del rescate bancario. Xavier Vidal-Folch (21/05/2021)

Una crítica incisiva a esa socialización de pérdidas bancarias. Un fracaso previsible de una estrategia interesada del Gobierno de Rajoy que nos cuesta al conjunto del erario español unos 70.000 millones de euros, es decir, similar al fondo europeo que nos van a dar para la modernización económica. Una vergüenza que prácticamente queda impune:

“La quiebra técnica del banco malo o Sareb (Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria), soterrada durante años, incrementa ahora —en la peor fase de la economía desde la Guerra Civil— la deuda española en 35.000 millones de euros, sumándole tres puntos, del 117,1% al 120% del PIB. Una cantidad que equivale a la mitad de los fondos de recuperación europeos no reembolsables previstos para España. Es el fiasco que desborda el vaso. El conjunto de las pérdidas estimadas para las dos patas de la reforma financiera del PP, organizada hace casi un decenio por su titular de Economía, Luis de Guindos, roza el doble, los 70.000 millones.”

Referencia web original: https://elpais.com/economia/2021-05-21/el-fiasco-del-rescate-bancario.html

El sistema de partidos español vuelve a mutar: ¿la izquierda se complejiza, la derecha se simplifica?. Daniel Vicente Guisado (21/05/2021)

Consideraciones de este politólogo para tener en cuenta. Señalo dos aspectos. El primero, el nuevo bloquismo con las dificultades por el sistema electoral, en las elecciones generales, de la supervivencia de tres formaciones a derecha (que se están convirtiendo en dos, PP y VOX y mejorarían su accesibilidad parlamentaria) e izquierda (con la pretensión de Más País de constituirse en esa tercera, añadiéndose al PSOE y Unidas Podemos, y debilitando su accesibilidad en la mayoría de provincias). El segundo, las posibilidades de MP, que solo sitúa si es capaz de subirse a la ola ecologista pero con un proyecto (aparte de verde y feminista) liberal, o sea, transversal centrista como en Alemania, diferenciado de la izquierda, cuando la cuestión social y la polarización de intereses socioeconómico-laborales es fundamental en España para una alternativa transformadora. Selecciono un par de párrafos:

“En los últimos meses podemos estar ante una reordenación más profunda de la derecha. Concretamente hacia una simplificación de la misma, con un Partido Popular como casa común tras el desplome de Ciudadanos, que con su 3% actual le convierte en presa del voto útil, y con Vox aguantando, precisamente, ese 15 o 16% mágico en nuestro sistema electoral. Por el contrario, el PSOE está en retroceso, Unidas Podemos estancado en un 10% que le imposibilita competir en circunscripciones con cinco o menos escaños, y un tercer actor, Más País, que más de un año después puede revitalizarse. Por tanto, el contrapunto a la simplificación de la derecha es una izquierda que se está complejizando…

La demanda ecologista no es tan importante, quizás, como su timing, esto es, si es oportuna o no. Una ola verde, con diferentes y numerosos éxitos, puede servir a Más País no tanto para generar una conciencia ecologista (de acuerdo a los datos que la European Values Study o el CIS arrojan, España está por encima de la media de Europa en conocimiento, concienciación y preocupación respecto al clima), sino para subirse a dicha ola. En 2018 comprobamos que con la entrada de la derecha radical de Vox España no era una excepción, quizás tampoco para el establecimiento de un partido verde. En este caso, no obstante, más izquierdista que moderado, como el caso alemán, lo cual limita y a su vez determina el camino de su crecimiento.

Sin embargo, para llegar a homologarnos al resto de Europa definitivamente, antes debería establecerse más nítidamente un eje de competición que en otros países lleva años encima del tablero político. El llamado eje GAL-TAN (por sus siglas inglesas Verdes-Alternativos-Liberales y Tradicionales-Autoritarios-Nacionalistas) no parece estar tan desarrollado en España. Y es una mala noticia para Más País, ya que es a partir del mismo que han conseguido muchos partidos ecologistas superar la división ideológica y diferenciarse tanto de las fuerzas mainstream (izquierda y derecha) como de las nuevas izquierdas y, de forma más fuerte, de las nuevas derechas radicales. Ahora bien, el surgimiento de Vox ha podido ayudar a un reforzamiento de dicho eje en nuestro país, con un retorno (o nacimiento) autoritario y nacionalista. Si Más País consigue atraer a un grupo de votantes que se identifique con lo verde, liberal y feminista, confirmaría aquella máxima de que en España todo llega más tarde, pero llega.”

Referencia web original: https://blogs.publico.es/otrasmiradas/49266/el-sistema-de-partidos-espanol-vuelve-a-mutar-la-izquierda-se-complejiza-la-derecha-se-simplifica/

El descontento movilizador: cultura y discursos sobre la política en un marco de crisis (2011-2013). María Jesús Funes; Ernesto Ganuza; Patricia García-Espín (ed.)

Interesante libro del CSIC (230 pp.), sobre el significado y el contexto del movimiento 15-M. Transcribo su resumen:

“En enero de 2020, tras varios años de elecciones generales recurrentes que denotaban una inestabilidad política inusual, se conforma el primer Gobierno de coalición de izquierdas desde la Transición. En la toma de posesión de algunos ministros se escucha un «sí se puede» que recordaba al tsunami de movilizaciones de 2011: el 15-M. Este libro nos traslada a aquellos años (2011-2013), no para estudiar el movimiento, sino para indagar qué ocurría en la sociedad española para que esta expresión de queja y reclamo político concitara un apoyo social sin precedentes. Mediante un estudio cualitativo, iniciado unos meses antes de los hechos y que termina dos años después, se analiza cómo vivía, pensaba y sentía la política la masa anónima que lo contempló desde la perplejidad, el entusiasmo o la preocupación. La conclusión da título al libro: se produjo un descontento movilizador, acontecimiento transformador con un intenso componente expresivo y un carácter performativo que evidencian el interés de estudiar la sociedad que lo produjo más allá de sus protagonistas y sus hechos. El libro comienza con un diagnóstico de situación intensamente crítico a partir del cual surgen propuestas políticas concretas asociadas a valores de justicia, ética y eficacia. El 15-M fue un revulsivo movilizador del descontento, pero también el signo de un descontento movilizador, descontento productivo y dinamizador cuyas claves culturales, sociales y políticas vertebran el libro. Los autores proponen el descontento movilizador como concepto teórico entendido como el conjunto de sentimientos y actitudes críticas hacia la actividad política dominante y su institucionalidad que, lejos de provocar pasividad, promueven la activación, una disposición positiva hacia formas variadas de actuación política. El empoderamiento de la población y un sentido de agencia y eficacia interna notables son los protagonistas, no solo del descontento, sino de la capacidad propositiva de las personas actuando plenamente como sujetos políticos.”

Referencia web original: https://editorial.csic.es/publicaciones/libros/13445/0/el-descontento-movilizador-cultura-y-discursos-sob.html

Madrid 4M: ¿de la excepcionalidad de la pandemia al Rubicón de la derecha? Rodrigo Amirola y Julio Martínez-Cava (18/05/2021)

Una contribución de interés, aun con ideas matizables. Selecciono varios párrafos:

“Ayuso habría conseguido apelar a ese sector de las clases medias desestructuradas por la crisis de 2008 en una clave aspiracional: prometiendo volver a antes de 2008 a través del emprendimiento, el esfuerzo y los bajos impuestos. Si se tiene en cuenta que más de la mitad de la población de Madrid se considera a sí misma “de clase media-media”, no se trataría de un asunto menor…

Lo que está claro ya es que los resultados del 4M en la Comunidad de Madrid son un objeto de disputa política en España. Las derechas lo plantean como un cambio de clima irreversible en la política del país. Madrid ha sido su Rubicón y ya queda un poco menos para desalojar a Pedro Sánchez y a Yolanda Díaz de la Moncloa. Las izquierdas están buscándose a sí mismas, analizando los motivos de la derrota y mirando cómo reaccionar. Con una sociedad española exhausta por la fatiga pandémica y política, que vuelve a mirar con inusitada desconfianza a las instituciones, la política necesita responder con hechos y compromisos concretos. El Gobierno de coalición progresista tiene deberes después del 4M. Las fuerzas de izquierdas no deberían perder el tiempo en luchas fratricidas estériles, ni en fantasías voluntaristas. Si no, Madrid será el Rubicón de la derecha.”

Referencia web original: https://oncubanews.com/mundo/europa/madrid-4m-de-la-excepcionalidad-de-la-pandemia-al-rubicon-de-la-derecha/

¿Vuelven los jóvenes a votar al PP?. Lluís Orriols (17/05/2021)

Interesante, con algún matiz. Ese voto joven lo recupera el PP (al igual que gran parte del incremento de su electorado) del voto anterior a CS y de parte de abstención juvenil. Es decir, respecto de 2015 y en esta década de crisis del bipartidismo, el voto joven (acomodado) es el que más huyó del PP hacia CS (o la abstención) y ahora lo recupera en Madrid (veremos en España). El total de voto joven (18/34 años), en la CAM, es el 14,3% y el PP solo cuenta con el 8% y el PSOE el 8,7%. Ambos partidos tradicionales todavía están envejecidos, aunque como dice el artículo el diferencial de edad se nota más en el PP porque también ha perdido voto mayor de 65 años (que sostiene el PSOE). Además, MM (20,7%) y UP (17,5%) superan la media de edad y en el tramo más joven 18 a 24 años la proporción es 4,4% para MM (similar a la media, 4,5%) y 7% para UP. Y VOX (15,7%) también la supera y CS se queda con el 12,2%. Otro dato de interés es el voto por sexo, que no trata el artículo. HAY MÁS PORCENTAJE FEMENINO A UP (52,5%) que A MM (48,9%). Los que MAYOR PORCENTAJE DE VOTO FEMENINO tienen son: PSOE (57,4%) y PP (54,4%). Y los que MENOS: VOX (37,1%) y CS (46,8%). Habrá que analizar el sondeo poselectoral del CIS para evaluar las transferencias de voto y la composición de edad y sexo; estos datos son de la encuesta preelectoral. Destaco un párrafo:

“El PP tiene hoy un electorado más equilibrado en términos generacionales. Ciertamente, parece que poco a poco va recuperando el voto joven que le dio la espalda hace unos años. Pero la principal explicación de que ya no existe un sesgo tan acusado de edad en el PP se debe especialmente a que ha perdido una porción relevante de los mayores de 65. Y ese elemento es lo que diferencia a España en general de las elecciones de Madrid del pasado 4M: Ayuso sí ha podido ampliar de forma clara su voto entre los más jóvenes (y también de mediana edad) sin dejar de ser competitiva entre los mayores de 65 años. Estamos, pues, ante otro posible "efecto Ayuso".”

Referencia web original: https://www.eldiario.es/piedrasdepapel/vuelven-jovenes-votar-pp_132_7940457.html

El enemigo del pueblo. José Antonio Martín Pallín (17/05/2021)

Una justa y valiente valoración contra el acoso injustificable a Pablo Iglesias, que expresa una profunda convicción democrática y pluralista, no como algunos sectores supuestamente progresistas que miran para otra parte y solo ven su propio ventajismo político. Selecciono varios párrafos:

“Salvando algunas distancias, la pieza del dramaturgo noruego me traslada a la realidad vivida por uno de nuestros políticos durante un tiempo interminable. Pablo Iglesias ha cerrado su ciclo político, renunciando primero a la Vicepresidencia del Gobierno de coalición, postulándose como cabeza de lista de su partido Unidas Podemos a las recientes elecciones a la Asamblea de la Comunidad de Madrid. La derrota, sin paliativos, de la izquierda no obedece a la campaña mediática contra su persona, pero las descalificaciones, amenazas e insultos que hemos escuchado y leído desde su aparición fulgurante en la escena política no encuentra parangón con ninguna otra persona que haya desarrollado su militancia y actividad en el espacio político. Si no se reflexiona sobre las dimensiones de lo sucedido y se hace una crítica profunda sobre la insólita agresividad desatada, desde todos los sectores, contra un adversario político, corremos el riesgo de romper la esencia de la democracia convirtiéndola en una batalla tribal impropia de una democracia europea que algunos se empeñan en calificar como modélica...

Creo que ninguna persona de la política contemporánea ha sido más salvajemente denostada con toda clase de improperios e insultos y acusaciones de corrupción, odio y machismo. Es posible que muchas de sus afirmaciones pudieran resultar hirientes, pero ello no justifica la reacción tan desproporcionada y tan alejada de la dialéctica política. Las burdas patrañas y los montajes afinadamente orquestados han sido reiteradamente reproducidos en los medios de comunicación hasta convertirse en un mantra que tapaba la incapacidad dialéctica de los "psicofantes", expresión empleada en la Grecia clásica para los individuos despreciables, carentes de moralidad que, con el pretexto de defender la seguridad pública y movidos exclusivamente por intereses espurios, buscaban apartar a algunas personas de la vida pública. Demóstenes los califico como "perros del pueblo".

Hay que reconocer que la maquinaria ha funcionado a la perfección. Se ha retransmitido esta imagen a muchos sectores de la población, increíblemente también a los que sufren las consecuencias de los recorte y la insolidaridad de los que manejan las riendas del actual sistema, llamado neoliberal pero que no es más que una forma de explotación de los intereses económicos de las grandes corporaciones y empresas que solo buscan engrosar el suculento pastel económico que genera el modelo económico que han conseguido imponer. Evaden los impuestos que les corresponden para que la inmensa mayoría de los ciudadanos puedan disfrutar una sanidad pública universal y de una escuela pública, que difunda los valores ciudadanos, respetando la libertad ideológica y de conciencia, de un sistema de pensiones que permitan subsistir a las generaciones que han trabajado por el país y una especial atención a los dependientes que por sus minusvalías físicas y psíquicas o simplemente por el efecto de la edad, necesitan de una cobertura generosa y solidaria…

El paroxismo ha llegado a cotas preocupantes para el futuro de nuestro país como una normalidad democrática. Le niegan hasta su derecho de vivir en paz en su domicilio con su familia, le conminan a que abandone España camino del destierro y le advierten de que no ose colocarse en un trabajo desde el que pueda ser más efectivo que en el de la política. Los seguidores de Joseph Raymond McCarthy han tomado las riendas, aviso a navegantes, el macartismo ha reaparecido. Ya lo avisó Bertolt Brecht, irán a por quien pretenda seguir sus pasos.”

Referencia web original: https://www.eldiario.es/opinion/zona-critica/enemigo-pueblo_129_7941856.html

El impacto del 15M. Javier Pérez Royo (16/05/2021)

Una reflexión equilibrada:

“Dicho fin de época sería certificado al año siguiente, en las elecciones municipales y autonómicas de mayo y en las generales de diciembre. El bipartidismo de los tres primeros decenios de vigencia de la Constitución no quedaría suprimido, pero sí desarbolado. PP y PSOE continuarían siendo los partidos más importantes en la derecha y en la izquierda, pero perderían su posición casi monopolística. De ahora en adelante tendrían que competir con otros actores, algunos de los cuales eran emanación directa del 15M. En 2015 se produciría también un cambio en la relación de fuerzas entre la derecha y la izquierda a favor de esta última. En todas las elecciones generales celebradas desde 2015, la derecha española ha dejado de tener mayoría parlamentaria de gobierno…

He tenido la impresión estos días leyendo los comentarios que se han ido publicando acerca del 15M de que no se está haciendo una valoración acertada del mismo. La Constitución sigue siendo la misma, pero el sistema político es muy diferente al que había venido operando desde hacía tres décadas antes de la irrupción del 15M. Las grietas en el corsé que la Transición impuso a la sociedad española cada vez son más visibles. Y lo son por lo que supuso el impacto del acontecimiento cuyo décimo aniversario se acaba de celebrar.”

Referencia web original: https://www.eldiario.es/contracorriente/impacto-15m_132_7939143.html

Todo sigue igual, todo está cambiando. Gerardo Tecé (13/05/2021)

Una advertencia necesaria, sin ser agoreros:

“Pedro Sánchez deberá elegir entre pelear de verdad o acatar el papel constitucional reservado para su formación: el de recoger la energía y ganas de cambio del votante de izquierdas para transformarla en decepción controlada. A Iglesias nunca se le perdonó que llegase a la política rompiendo ese pacto constitucional firmado por la izquierda y consistente en estar obligada a decepcionar. Con Iglesias lejos del Gobierno y con la coleta embalsamada, Pedro Sánchez tendrá más libertad para elegir entre ir a la guerra –política fiscal, política de vivienda, derogación de la reforma laboral, derogación de la ley mordaza, etc– o limitarse a implementar durante este tiempo mejoras que no afecten a las estructuras de poder. Por decirlo de un modo sencillo, aprobar el matrimonio homosexual siempre que la empresa de Amancio siga pagando menos impuestos que un autónomo.

Lo que le vale históricamente al PSOE no le vale a su socio en el Gobierno, Unidas Podemos. Si Unidas Podemos no es capaz de hacer que el PSOE cumpla el programa de Gobierno, si las muchas expectativas generadas acaban en decepción, serán ellos quienes paguen los platos rotos. Y no importará la culpa. No importará que el PSOE sea el responsable de la decepción al igual que no importó castigar al PSOE de Zapatero por sus recortes para luego colocar en el Gobierno a un PP con una tijera mucho mayor. Si Pedro Sánchez no da la batalla, Unidas Podemos podría ser el castigado de la pareja. Sánchez lo sabe. Espero que Unidas Podemos también lo sepa.”

Referencia web original: https://ctxt.es/es/20210501/Firmas/36018/sanchez-zapatero-crisis-pandemia-izquierda-politicas-gobierno.htm

El negocio de idiotizar. Emelinda Fernández Soriano y Juan Torres López (14/05/2021)

Una aguda crítica, con las bases para una deliberación reflexiva, crítica y plural:

“La tendencia hacia el predominio del espectáculo en la producción de los medios es la consecuencia de convertir la comunicación en una mercancía que hay que rentabilizar…

Si de verdad queremos vivir en democracia hay que garantizar que la población delibere en condiciones de auténtica libertad y eso significa que hay que impedir que el debate político se prostituya, como ocurre cuando se convierte en el espectáculo que, en lugar de promover el conocimiento y la capacidad efectiva de elección, siembra la confusión y aviva el fuego del enfrentamiento e incluso del odio civil. Es imprescindible que los medios públicos se conviertan en el espacio natural de estos debates, quizá la forma más auténtica de mostrar que se encuentran realmente al servicio del interés general. Pero también hay que exigir que el debate que se desarrolla en los medios privados sea plural, reflexivo, ciudadano y no cainita, formativo y habilitador de la capacidad de preferir y decidir auténticamente en libertad.”

Referencia web original: https://ctxt.es/es/20210501/Firmas/36000/

Sobre los fondos europeos: recomposición del capitalismo español y consolidación del modelo oligárquico financiero-empresarial. Manolo Monereo (13/05/2021)

Una exhaustiva crítica a la gestión del plan de modernización económica derivado de los fondos europeos. Destaco sus conclusiones:

“Primera, hay una asimetría entre fines y medios difícil de superar. Las cantidades son insuficientes, llegan tarde y están políticamente condicionadas. El examen se hará semestralmente y hay una relación directa entre la aprobación de programas y entrega de dinero. En estas condiciones la superación del modelo productivo dominante no parece posible.

Segunda, las reformas de las administraciones públicas son de escaso calado, poco sistemáticas y coyunturales. Se "parchea" y no se reforma en sentido estricto. La paradoja es grande: se la necesita y a la vez se la evita. Se desperdicia un buen momento para hacer las reformas históricamente aplazadas. Sin reformas de las AAPP no será posible democratizar el Estado y organizar una nueva relación entre este y la sociedad que promueva una verdadera democracia económica basada en un sector público fuerte, nuevas relaciones con el capital privado, cooperativismo, economía social y diversas y plurales formas de auto organización social y económica.

Tercera, todo el proceso está marcado por las prisas, por la opacidad y por una agenda que no se controla del todo. No hay dirección política del proceso. Ha faltado transparencia y participación; mejor dicho, ha habido una participación permanente y sistemática de los grupos de poder económico y se ha eludido la participación social, sindical y específicamente del movimiento ecologista, feminista y de las organizaciones de las clases trabajadoras.

Cuarta, el miedo al debate público ha sido tal que se pudo aprobar la convalidación del Decreto Ley 36/2020 gracias a la abstención de VOX que, como es sabido, exigió su trámite como proyecto de ley. A estas alturas no sabemos cuándo comenzará. ¿Por qué el miedo al debate? Como es normal en este gobierno, se confunde propaganda y discusión pública. Muchas transiciones y poca transición real hacia un modelo productivo distinto, una gestión de lo público distinta, una relación diferente entre Estado y sociedad que controle el poder omnímodo de los grandes oligopolios privados y que democratice la economía y la sociedad.

Quinta, cuando se aplique este programa, los grupos de poder económico y las grandes corporaciones serán mucho más fuertes; su poder de mercado más determinante y su control sobre el conjunto de la economía, decisivo. Se profundiza en un modelo de poder donde la plutocracia controla medios de comunicación, financia a las fuerzas políticas y hace de la corrupción el mecanismo usual de control de la clase política. La paradoja es muy grande: un gobierno de izquierdas fortalece a unos grupos de poder económicos que han sido, son y serán el mayor obstáculo a una democratización sustancial de la política, la economía y la sociedad.”

Referencia web original: https://blogs.publico.es/dominiopublico/37977/sobre-los-fondos-europeos-recomposicion-del-capitalismo-espanol-y-consolidacion-del-modelo-oligarquico-finaciero-empresarial/

Contrapoder feminista, una revolución en marcha. Begoña Marugán (12/05/2021)

Interesante reflexión sobre el feminismo, su interacción con el movimiento 15-M y sus retos actuales. Destaco varios párrafos:

“Pero el avance del feminismo cuestiona poderes y privilegios históricamente instaurados a los que algunos no quieren renunciar. Las violencias machistas físicas y simbólicas son una forma de silenciar el grito de protesta de las mujeres. Los ataques a murales feministas en calles y plazas son una buena señal de la necesidad que tiene el patriarcado de visualizar quién tiene el poder, sin comprender que, aunque refrendado por la derecha, este comportamiento exacerbado es infantil porque pretende negar la genealogía feminista tapando los retratos de feministas de referencia y que esta actuación desesperada es claramente una muestra de debilidad que no hace sino reforzar la respuesta.

Al borrado del mural le siguieron réplicas del mismo. Mucho más peligrosas que estas expresiones manifiestas es la continuidad del control de los cuerpos, la discriminación laboral (con la feminización del paro, la precariedad en la contratación y la brecha salarial), la explotación de las mujeres en el trabajo doméstico y de cuidados –que llevan siglos realizando sin ser reconocido, ni valorado– y las violencias machistas.

Más allá de lo simbólico continua la discriminación, la explotación y la opresión de las mujeres y otros sujetos minorizados. Ante el avance mundial de la derecha misógina, racista y neoliberal los feminismos se han aupado como el gran referente ideológico que no sólo puede cortocircuitarla, sino hacer de las izquierdas espacios vivibles en pie de igualdad. Pero para ello los femeninos no deben olvidar sus señas de identidad: el cuidado mutuo, el respeto a la diferencia y la sororidad.”

Referencia web original: https://temas.publico.es/un-mundo-por-construir/2021/05/12/contrapoder-feminista-una-revolucion-en-marcha/

Sobre el voto de la clase trabajadora. Esteban Galera (12/05/2021)

Una reflexión sobre la importancia de la hegemonía cultural:

“La izquierda, además de ser valiente aplicando políticas decididas a combatir el neoliberalismo, sin arrugarse ante los envites de las élites financieras, para solucionar el problema de las clases trabajadoras y de los más vulnerables de nuestra sociedad, tiene que abordar cómo puede ir arrebatando la hegemonía de la cultura a esas élites dominantes. Hay que estar en los lugares con las gentes que sufren las injusticias ejerciendo mucha pedagogía y construyendo una mayoría social como un potente intelectual colectivo que propague y asuma una cultura propia para hacer arrebatar la hegemonía a la clase dominante. Sin olvidarse de que es imprescindible dotarse de un aparato mediático, moderno, profesional y de calidad que pueda contrarrestar la hegemonía del bloque dominante y haga de altavoz crítico y a la vez propositivo para ganar posiciones en la “Hegemonía de la Cultura”.”

Referencia web original: https://nuevatribuna.publico.es/articulo/sociedad/elecciones-madrid-voto-clase-trabajadora/20210512175844187640.html

El 15M y la Gran Armonía. Olga Rodríguez (10/05/2021)

Buena reflexión:

“El 'statu quo' ha querido transmitir que en la política institucional solo caben quienes aceptan las mismas dinámicas de siempre en el reparto del poder. Esta enorme contradicción pone en evidencia los límites actuales de la política dentro de los marcos oficiales.”

Referencia web original: https://www.eldiario.es/opinion/zona-critica/15m-gran-armonia_129_7918733.html

Vientos de cambio en Europa. Yolanda Díaz (9/10/2021)

La apuesta de la vicepresidenta tercera del Gobierno de coalición progresista por una Europa social, verde e integradora:

El cambio que ahora perfilamos supone dejar atrás las políticas de austeridad, cimentando la recuperación en el empleo de calidad, la innovación, la cohesión y un crecimiento inclusivo que sea más consciente de nuestras responsabilidades en la defensa del planeta… El proyecto europeo se ha constituido, siempre, en torno a fracturas históricas y sociales. La actual fractura no tiene por qué ser un paso más en ese vaivén cíclico, sino un punto de inflexión. Porque la crisis global nos ha revelado la materia misma de la que está hecha Europa: la solidaridad, la integración, la defensa colectiva de las personas.

Referencia web original: https://www.eldiario.es/opinion/tribuna-abierta/vientos-cambio-europa_129_7915336.html

Selección de publicaciones

Relación de publicaciones destacadas, propias y ajenas: Artículos destacados

Artículos ajenos destacados del mes anterior:

(Abajo, los propios)

Luz en la penumbra: ¡SE HACE CAMINO AL ANDAR!

¿Capitalismo reformado? Comentario a dos planes. Albert Recio (1/05/2021)

Una reflexión crítica merecedora de una profunda deliberación para reorientar la política alternativa. Selecciono los párrafos finales:

“Comparadas con propuestas anteriores, éstas incluyen algunas buenas intenciones, aunque parece que en muchos casos tienen más que ver con necesidades de legitimación ante problemas que no se pueden esconder que con una reflexión profunda sobre su naturaleza. Las enormes y crecientes desigualdades sociales y la crisis ecológica, para mí las dos cuestiones centrales que debería abordar la política económica, difícilmente van a resolverse con lo planteado. En algunos casos pueden incluso empeorar, como en el de las infraestructuras inadecuadas, o en el del modelo del coche eléctrico y las zonas de baja emisión, o en el de la digitalización, que puede redundar en desigualdades diversas (lo de la brecha digital es sólo una parte del problema, y a menudo se puede convertir en otro motivo de estigmatización de los pobres). Siguen faltando una comprensión completa de los problemas ecológicos y una reflexión sobre los mecanismos que generan desigualdades profundas. Por ejemplo, nadie reconoce que en temas como el de los cuidados una parte de la indignidad de las condiciones laborales radica en unas políticas migratorias generadoras de exclusión (ni nadie repara en que estas mismas migraciones pueden facilitar la transición demográfica, pues la demografía se sigue pensando en clave local).

A corto plazo los ganadores van a ser, sin duda, los grandes grupos empresariales. No puede ser de otro modo, pues tienen el acceso a los mercados financieros, los conocimientos, la capacidad organizativa, las conexiones políticas y las ideas que van a funcionar. Posiblemente muchos de los proyectos ya estén pensados para cubrir sus demandas. El capitalismo es hoy una compleja trama de grandes organizaciones que interaccionan entre sí y con el Estado y que realmente tratan de conformar el mundo a sus intereses. Que a pesar de ello alguna de las cuestiones planteadas vayan en beneficio del conjunto depende de la capacidad de presión e influencia que podamos seguir ejerciendo desde movimientos sociales e instituciones diversas. Y ello va a ser esencial para conseguir que los elementos más interesantes de estas propuestas, como una reforma fiscal progresiva o del marco institucional de las relaciones laborales, puedan llegar a buen puerto.

Para la izquierda alternativa y para muchos movimientos sociales es fácil analizar estos planes, criticarlos duramente y decir que no son adecuados. Lo llevamos haciendo desde hace mucho tiempo. Ello refleja, a la vez, nuestra capacidad crítica y nuestra impotencia. Capacidad crítica porque, en efecto, estamos saturados de propuestas que incluyen bellos objetivos, pero que casi siempre los olvidan y en el peor de los casos los combaten. En el marco actual de hegemonía capitalista, en lo cultural y lo organizativo, con una conciencia ecológica e igualitaria débil, lo más probable es que las políticas tengan más de continuidad que de transformación. Y muchas de nuestras críticas son certeras y pertinentes.

Sin embargo, refleja también nuestra impotencia para presentar proyectos que trasciendan estos límites. Los proyectos del poder no tienen ante sí propuestas serias y coherentes que planteen una transición social y ecológica aceptable. Somos organizativamente demasiado débiles, sin recursos suficientes, demasiado poco cooperativos para desarrollar estas propuestas, para popularizarlas, para tejer alianzas que trasciendan al pequeño mundo de la izquierda. No es culpa nuestra que seamos tan débiles; somos un reflejo de las desigualdades que engendra el sistema. Pero sí tenemos una responsabilidad que nos atañe, la de pensar que para tener alternativas, por provisionales que sean (un plan nunca se cumple como está previsto, es sobre todo una buena base de orientación), mucha gente tiene que cooperar para hallar propuestas satisfactorias. Sobran en nuestras filas los Peter Pan que se limitan a criticar las maldades del capitalismo esperando que caiga como fruta madura y sobran los aspirantes a montar su propio negociado en forma de movimiento social o político sectario.

Si en algo los planes que comento introducen alguna novedad aceptable es precisamente porque ha habido movimientos que llevan años presionando, haciendo propuestas, creando culturas que obligan a transformar las propias formulaciones dominantes. Lo que hace falta ahora es que estas iniciativas avancen en un proceso más intenso de elaboración colectiva y permitan imponer propuestas que vayan más allá de las pacatas y en parte erróneas de los planes actuales. Porque la crisis ecológica y la social seguirán estando ahí.”

Referencia web original: http://www.mientrastanto.org/boletin-201/notas/capitalismo-reformado-comentario-a-dos-planes

Europa pierde el norte y los responsables tienen nombre y apellidos. Juan Torres (30/04/2021)

Contundente crítica a los dirigentes europeos por sus límites políticos y su dependencia de los grupos de poder económicos para elaborar una salida suficiente, rápida y de progreso a la actual crisis socioeconómica y sanitaria, con una responsabilidad específica de los jefes socialistas europeos que se han adaptado a esa insuficiencia estratégica (a diferencia de los más centristas y conservadores líderes de EEUU, con Biden), con efectos perjudiciales para el avance social en España. Destaco los párrafos finales:

“En los últimos tiempos está ocurriendo lo mismo. Mientras que a su izquierda no hay apenas acciones políticas transformadoras y que trasciendan, el grupo socialista del Parlamento Europeo está actuando como auténtico cómplice de una política a todas luces incompetente, equivocada y muy dañina de la Comisión y el Consejo Europeos y, en lugar de mostrar otro perfil y abanderar alternativas de progreso, está contribuyendo a crear las condiciones que van a acabar con lo poco que queda del socialismo democrático en Europa, empezando por España.

Es verdaderamente sorprendente que alguien como Biden esté pasando por la izquierda al socialismo europeo, siendo capaz de enfrentarse a dogmas que la realidad ha mostrado que son más falsas y peligrosos (incluso para el propio capital) que un euro de cartón piedra. Mientras que los demócratas estadounidenses (en principio, mucho más conservadores) acaban con las políticas ultraliberales por puro pragmatismo, los socialistas europeos se empeñan en salvar de las brasas al neoliberalismo decadente que domina las instituciones europeas.

La experiencia nos ha demostrado que lo que hacen las izquierdas en Europa no es baladí ni algo que solo tiene efecto extramuros, más allá de nuestras fronteras. Es determinante de la política nacional y por eso va a ser muy difícil que gobiernos progresistas como el español culminen con un mínimo de éxito su andadura, me atrevería a decir que sobrevivan, si sus respectivos grupos parlamentarios en Europa siguen dedicándose a apuntalar las condiciones que hacen inviables políticas de progreso en los diferentes países. Están a tiempo de rectificar.”

Referencia web original: https://blogs.publico.es/juantorres/2021/04/30/europa-pierde-el-norte-y-los-responsables-tienen-nombre-y-apellidos/

Último artículo propio destacado

Lecciones madrileñas. Antonio Antón, en Nueva Tribuna (10/05/2021)

En este amplio ensayo analizo los resultados de las elecciones del 4M en la CAM y saco diversas enseñanzas para contribuir a un debate necesario para una reflexión autocrítica y la reorientación estratégica de las principales fuerzas de las izquierdas. Selecciono varios párrafos iniciales:

“Los resultados de las elecciones autonómicas en la Comunidad de Madrid, así como la experiencia de su campaña electoral expresan varias enseñanzas. Se conocen los cuatro hechos básicos: victoria del trumpismo del Partido Popular de Isabel Díaz Ayuso, que ha absorbido al electorado de Ciudadanos; consolidación del ultraderechismo de VOX, con fuerte influencia político-ideológica y limitado peso institucional; fracaso de la estrategia errática y perdedora del socialista Gabilondo, con su inicial orientación centrista y excluyente, que ha arrastrado a la derrota de una alternativa creíble y unitaria de izquierdas, y crecimiento del espacio del cambio de progreso, con el incremento significativo de ambas fuerzas, Más Madrid y Unidas Podemos, cuya representación conjunta desborda ampliamente la representatividad del Partido Socialista. El bloque de las derechas se concentra, se fortalece y queda hegemonizado por el PP de Ayuso, y en el bloque de las izquierdas o campo progresista se produce una doble tendencia: debilitamiento del PSOE junto con ascenso de MM y UP, aunque insuficiente para compensar el fuerte descenso socialista...

En ese sentido, y a falta de algunos datos que nos podrá reportar el estudio poselectoral del CIS, particularmente sobre las transferencias de votos y las características de cada electorado, se trata de profundizar en dos aspectos. Por un lado, en el significado y la interacción de esos cuatro hechos relevantes, a través de la adjunta tabla sobre los resultados electorales. Por otro lado, la reflexión sobre la configuración y las perspectivas de las izquierdas, a partir de los tres gráficos siguientes sobre la evolución de las diferencias entre izquierdas y derechas, la comparación entre el electorado socialista y el de las fuerzas del cambio de progreso y la evolución de la composición interna de ellas.”

Referencia web original: https://nuevatribuna.publico.es/articulo/actualidad/elecciones4m-analisis-poselectoral-victora-derecha-derrota-izquierda/20210510163345187567.html

ÚLTIMO ENSAYO DESTACADO

Movimiento 15-M: Expresión colectiva de una ciudadanía indignada. Antonio Antón, en Rebelión (13/05/2021)

Este ensayo (34 pp.) es un extracto (revisado y sin citas) de los libros “Resistencias frente a la crisis. De la huelga general del 29-S al movimiento 15-M” (Germanía, 2011) y “Ciudadanía activa. Opciones sociopolíticas frente a la crisis sistémica” (Sequitur, 2013). Cito su presentación:

‘El movimiento 15-M simboliza el conjunto de protestas sociales y cívicas de todo el lustro de 2010 a 2014, que es mucho más variado. Después de una década conviene este recordatorio para valorar con perspectiva histórica este amplio proceso de indignación popular y acción colectiva progresista y su impacto sociopolítico. Se trata de evaluar esta experiencia de la ciudadanía crítica y sacar enseñanzas para los retos presentes y futuros de los movimientos sociales y el espacio del cambio de progreso.’

Referencia web original: https://rebelion.org/wp-content/uploads/2021/05/Movimiento-15M-REB.pdf

Ensayos e investigaciones recientes

Porfiar a pesar de los nubarrones: ¡SE HACE CAMINO AL ANDAR!

 

Ver todas: Investigaciones

Ver: Ensayos destacados

Feminismos y derechos humanos. Antonio Antón, en Mientras Tanto nº 199 (marzo, 2021)

Desarrollo de mi intervención en un debate, junto con Violeta Assiego, en Acción en Red el 29/01/2021. Trato las siguientes cuestiones: La nueva ola feminista, Carácter y ejes de los feminismos, Las distintas corrientes feministas y sus fundamentos ideológicos, Algunas definiciones sobre la clasificación de los feminismos, La unidad y la pugna interna en el feminismo, Identidades y formación de actores y sujetos colectivos, La pertenencia al feminismo, Diferenciar identidad de género de identidad feminista, El carácter relacional del feminismo, Pelea por la orientación feminista, Movimientos sociales y movimientos globales (post o trans) y La reafirmación feminista.

Referencia web original: http://www.mientrastanto.org/boletin-199/ensayo/feminismos-y-derechos-humanos

Reeditado por Rebelión (18/03/2021): https://rebelion.org/feminismos-y-derechos-humanos/

Nueva cuestión social y teoría crítica. Antonio Antón, en Rebelión (4/02/2021)

Cito una parte de la introducción de mi Comunicación al reciente X Congreso andaluz de Sociología (texto completo de 15 pp.):

“Un pensamiento crítico se distingue por estos tres rasgos fundamentales: realismo analítico (objetividad y procedimientos científicos), finalidad transformadora (ética y sociopolítica) y función identificadora (cohesionadora y legitimadora) para la formación de un actor o sujeto colectivo. Los tres están en tensión, en una interacción compleja respecto de las prioridades y necesidades de la acción colectiva. No se pueden valorar en abstracto, cada uno tiene sus propias reglas y su integración es difícil.

Existe la dificultad para mantener el rigor (principios, valores y procedimientos) de la ciencia y evitar su subordinación al poder, neoliberal o liberal, así como es necesario defender su autonomía y su papel. Aunque sea difícil la neutralidad de la llamada ciencia, especialmente, en las ciencias sociales, hay que reafirmarse en el valor de la ciencia (auténtica) y desenmascarar la pseudo-ciencia, con el irracionalismo y el subjetivismo. Después es cuando viene la complejidad de su relación con el comportamiento social y los intereses materiales de la gente, así como con la psicología, la ética y las teorías sociales, más o menos científicas y/o utópicas.

Aquí, analizo varios aspectos relevantes, como el debate sobre los errores del liberalismo económico y la crisis ideológica de las izquierdas y la forma de abordarla. Así, se exponen tres aspectos concretos relacionados con cuestiones teóricas y culturales, con un claro impacto para las estrategias de transformación social y la renovación de las izquierdas y fuerzas alternativas de progreso: 1) los errores de los fundamentos del liberalismo económico, en particular la existencia de los fallos del mercado y cómo hacer frente a la ofensiva neoliberal; 2) las insuficiencias del liberalismo como respuesta a la crisis ideológica de las izquierdas y la necesidad de elaborar una teoría social alternativa; 3) la importancia de un enfoque y una actividad críticos en el terreno de las ideas.

Son cuestiones ya tratadas hace siete años en mi libro Ciudadanía activa. Opciones sociopolíticas frente a la crisis sistémica (Antón, 2013), en el contexto del primer lustro de la protesta social en España (2010/2014). Las he reelaborado ante la experiencia de este segundo lustro (2015/2020) de consolidación de un espacio político-electoral e institucional, democrático, crítico y popular, diferenciado de la socialdemocracia y con responsabilidades gubernamentales compartidas con el Partido Socialista, con los correspondientes desafíos inmediatos para su unidad y un cambio real de progreso.”

Referencia web original: https://rebelion.org/nueva-cuestion-social-y-teoria-critica/

Feminismos: Procesos identificadores y formación de sujetos. Antonio Antón, en Rebelión (3/02/2021)

Comunicación al X Congreso andaluz de Sociología, Jaén, 21, 22 y 23 de enero de 2021 (17 pp.). Transcribo varios párrafos de su introducción:

“Este texto estudia las características del cambio feminista y sus tendencias y las enlaza con los procesos identificadores y la conformación de un sujeto sociopolítico feminista. Tiene tres partes. La primera, “Identificaciones y tendencias feministas”, analiza los tres niveles de identificación feminista y explica el carácter social, con un gran componente cultural, del movimiento feminista. La segunda, “Identidades y sujetos feministas”, señala dos aspectos complementarios de carácter teórico: el sentido de la pertenencia feminista como proceso de identificación y la formación de actores y sujetos colectivos, en particular el movimiento feminista. La tercera, “Sujeto feminista: ni esencialista ni posmoderno”, critica los fundamentos teóricos deterministas o esencialistas y los postmodernos o culturalistas, que predominan en las élites feministas y expone las características de un enfoque social, realista, crítico, relacional, multidimensional y sociohistórico, más fructífero para explicar la formación de los sujetos colectivos, en particular, los procesos de identificaciones feministas… Por tanto, junto con la explicación los procesos movilizadores e identificadores y sus vínculos con la dinámica interseccional, aquí se señalan diversas cuestiones teóricas para contribuir al desarrollo de un feminismo crítico, popular y unitario con un eje sustantivo democrático-igualitario-emancipador.

Tiene un doble plano metodológico, analítico y teórico. Valora datos empíricos de diversas encuestas de opinión y considera aportaciones teóricas de diversas personas feministas de distintas corrientes: socialista, estructuralista y posmoderna. Junto con la explicación de los procesos identificadores feministas, se señalan diversas cuestiones teóricas para contribuir al desarrollo de un feminismo crítico, popular y unitario con un eje sustantivo democrático-igualitario-emancipador, que define el enfoque del texto. El análisis se realiza desde la teoría crítica, en particular de la sociología de los movimientos sociales, la acción colectiva y el cambio social, con un enfoque realista, relacional y sociohistórico. El contexto del que parte deriva de la conformación de la nueva ola de activación feminista, su pluralidad asociativa e interpretativa y los debates surgidos para definir e influir en ese amplio conglomerado sociopolítico del movimiento feminista y su influencia política y cultural. No se entra en una valoración más amplia de la historia del feminismo y sus aportaciones sociales y teóricas, sino de su actual impacto sociopolítico y cultural, la pugna interpretativa y los recientes debates por influir en su dinámica y orientación. En definitiva, evalúa el sentido de las identidades feministas y su relación con la formación del sujeto feminista y su influencia transformadora en el contexto actual.”

Referencia web original: https://rebelion.org/feminismos-procesos-identificadores-y-formacion-de-sujetos/

Pugna interpretativa sobre la nueva cuestión social. Antonio Antón Morón (diciembre de 2020) (15 pp.)

Comunicación al V Encuentro Intercongresual del Comité de Investigación de Sociología del Trabajo de la Federación Española de Sociología (FES). Universidad Complutense de Madrid - 10 y 11 de diciembre de 2020. Transcribo su resumen:

“En estos años de crisis socioeconómica, y sin que la mayoría social hubiera salido de ella, se han visto incrementadas sus graves consecuencias por la actual crisis sanitaria y económica y, particularmente, se ha ampliado la conciencia cívica de su injusticia. Paralelamente, ha tomado mayor relevancia teórica y sociopolítica el tema ya clásico de la cuestión social. Según las interpretaciones modernizadoras (y postmodernas) estaba superada y desaparecida, aunque siempre ha estado presente; ahora resurge como una realidad grave para la población y la principal preocupación para la ciudadanía.

Partiendo de la relevancia de la nueva cuestión social, esta investigación analiza los fundamentos de la interpretación liberal y socioliberal sobre los fallos del mercado y explica la tradición reguladora, redistribuidora y protectora vinculadas al keynesianismo y las izquierdas democráticas. Por tanto, expone las insuficiencias del liberalismo y la necesidad de un esfuerzo analítico y reflexivo para desarrollar una teoría social crítica que dé soporte a un cambio social y político de progreso.”

Referencia web original: https://www.antonio-anton-uam.es/448011661

La Introducción, con el mismo título, se publica en Nueva Tribuna, 29/12/2010: 

Las reformas de las pensiones (2011 y 2013). Antonio Antón, en Rebelión (19/11/2020)

Amplio ensayo (44 pp. en PDF) donde explico, de forma exhaustiva, el carácter regresivo y el contexto sociopolítico de las anteriores reformas de las pensiones, como referencia para evaluar las medidas recientes aprobadas en el Pacto de Toledo. Transcribo su introducción:

“Se acaban de aprobar (27/10/2020) las nuevas recomendaciones sobre el sistema de pensiones en el marco de la comisión parlamentaria de seguimiento del Pacto de Toledo. Han sido avaladas por la gran mayoría del arco parlamentario, con el voto en contra de VOX y la abstención de ERC y EH-Bildu. Supone un giro positivo particularmente respecto a la reforma regresiva del Partido Popular (2013), aunque limitado y con claroscuros.

El nuevo acuerdo parlamentario, que debe desarrollarse en medidas legislativas, garantiza el incremento de las pensiones según el IPC real, eliminando el Índice de revalorización que las limitaba y se compromete, entre otras cosas, al aumento del poder adquisitivo de las pensiones mínimas y las no contributivas. Por otro lado, refuerza el sostenimiento del sistema público, con la participación de los ingresos del Estado en la garantía de la suficiencia de las pensiones públicas y genera certidumbre sobre su sostenibilidad a largo plazo. No obstante, no modifica el carácter problemático del grueso de las medidas de la reforma de 2011, promovida por el Partido Socialista, en particular el alargamiento de la edad legal de jubilación con la correspondiente penalización, que se mantienen.

Este texto se centra en la evaluación del carácter regresivo respecto de los derechos adquiridos y el contexto sociopolítico de cada una de dos reformas anteriores (2011 y 2013), así como de los distintos procesos de legitimación social y parlamentaria y el amplio descontento popular surgido frente a ellas. Este ensayo, aparte de esta Introducción, lo he distribuido en cuatro capítulos: 1) Fuertes recortes de las pensiones públicas futuras. 2) Un pacto sin legitimidad social. 3) El aval sindical crea un nuevo problema sociopolítico. 4) La reforma de 2013: recorte injusto e injustificado.

Son una reelaboración de dos investigaciones publicadas en su día tituladas “Pacto social: recortes impopulares de las pensiones” y “Pensiones: recorte injusto e injustificado”. La primera, sobre la reforma de 2011, se editó en el libro Resistencias frente a la crisis. De la huelga general del 29-S al movimiento 15 M (Germanía, 2011). La segunda, sobre la reforma del 2013, figura en el libro Ciudadanía activa. Opciones sociopolíticas frente a la crisis sistémica (Sequitur, 2013). Se editan ahora, convenientemente revisadas, como referencia para evaluar el alcance de la continuidad y la reversión de los recortes de esas reformas, así como para evaluar el distinto contexto social y político en que están incardinadas. Por tanto, queda abierta la necesidad de valorar detenidamente las medidas concretas de este último acuerdo y su desarrollo legislativo.

Respecto de la reforma de 2013, aprobada por la mayoría absoluta del PP, al igual que en la reforma del año 2011, se produjo un amplio desacuerdo popular, en este caso con mayor indignación y movilización cívica y la oposición de la izquierda política y los sindicatos. Se generó una significativa deslegitimación hacia esa contrarreforma y sus firmantes que ha permitido, a la vuelta de estos años y con el impulso de la propia movilización de pensionistas desde el año 2018 y en el marco del nuevo Gobierno de coalición progresista, abordar su derogación.

Sin embargo, la reforma del año 2011 contaba y cuenta con el aval del PSOE y las cúpulas sindicales que la avalaron, sin que haya suficientes fuerzas sociales, políticas y parlamentarias capaces de imponer su anulación. Existe, por tanto, el riesgo evidente de que se consolide a pesar de la exigencia democrática de amplios sectores sociales y de pensionistas, descontentos también con aquellas medidas injustas.

El sistema público de pensiones queda, por tanto, pendiente de la evolución futura de los equilibrios de fuerza social y parlamentaria y las perspectivas o no de un refuerzo general del Estado de bienestar y los servicios públicos y prestaciones sociales en el marco de una salida progresista de la crisis socioeconómica e institucional.”

Referencia web original: https://rebelion.org/wp-content/uploads/2020/11/Las-reformas-de-las-pensiones-REB.pdf

Por una teoría social crítica. Antonio Antón, en Mientras Tanto nº 194 (octubre/2020)

“Desde una perspectiva transformadora hay dos aspectos fundamentales en los que profundizar y, específicamente, explicar su interacción para promover un cambio social progresivo o alternativo: avanzar en una teoría social crítica y definir e implementar los proyectos y las estrategias de progreso, por un modelo social y democrático avanzado…

Se trata de aportar algunos elementos de reflexión para elaborar un pensamiento social crítico, superador de los esquemas liberales, las inercias deterministas o esencialistas y los enfoques posestructuralistas, predominantes en muchos ámbitos progresistas. Una amplia valoración la he tratado en tres libros recientes: Movimiento social y cambio político. Nuevos discursos (UOC, 2015), Clase, nación y populismo (Dyskolo, 2019) e Identidades feministas y teoría crítica (Dyskolo, 2020).

Parto, por tanto, desde la tradición de la teoría crítica, superadora a mi modo de ver del bloqueo producido por la prevalencia y la polarización entre dichas corrientes. Solo cito dos autores, especialistas en movimientos sociales en el marco más general del cambio social: E. P. Thompson y Ch. Tilly.

Un pensamiento crítico se distingue por estos tres rasgos fundamentales: realismo analítico (objetividad y procedimientos científicos), finalidad transformadora (ética y sociopolítica) y función identificadora (cohesionadora y legitimadora) para la formación de un actor o sujeto colectivo. Los tres están en tensión, en una interacción compleja respecto de las prioridades y necesidades de la acción colectiva. No se pueden valorar en abstracto, cada uno tiene sus propias reglas y su integración es difícil.

Existe la dificultad para mantener el rigor (principios, valores y procedimientos) de la ciencia y evitar su subordinación al poder, neoliberal o liberal, así como es necesario defender su autonomía y su papel. Aunque sea difícil la neutralidad de la llamada ciencia, especialmente, en las ciencias sociales, hay que reafirmarse en el valor de la ciencia (auténtica) y desenmascarar la pseudo-ciencia, con el irracionalismo y el subjetivismo. Después es cuando viene la complejidad de su relación con el comportamiento social y los intereses materiales de la gente, así como con la psicología, la ética y las teorías sociales, más o menos científicas y/o utópicas.

Aquí, de forma complementaria a la crítica al liberalismo realizada en dos artículos recientes, Los fallos del mercado e Insuficiencias del liberalismo, explico un aspecto particular: la importancia de un enfoque y una actividad críticos en el terreno de las ideas, la importancia de la nueva cuestión social y las implicaciones prácticas de la reflexión y el debate críticos.”

Referencia web original: http://www.mientrastanto.org/boletin-194/ensayo/por-una-teoria-social-critica

Reeditado en Rebelión (13/10): https://rebelion.org/por-una-teoria-social-critica/ 

Sujeto y cambio feminista. Antonio Antón, en Rebelión (9/07/2020) (17 pp.)

“En este texto explico, desde la sociología crítica, las características del cambio feminista y las enlaza con los procesos identificadores y la conformación de un sujeto sociopolítico feminista. Tiene tres partes. La primera, “El cambio feminista”, analiza los tres niveles de identificación feminista, la pugna entre los distintos feminismos, el agotamiento del feminismo socioliberal y formalista y la expectativa del cambio institucional. La segunda, “El contexto del impulso feminista”, analiza la persistencia de la desigualdad, la discriminación y la violencia hacia las mujeres, junto con el insuficiente reconocimiento público de su aportación, los límites de las políticas públicas y las reformas regresivas que perjudican más a las mujeres, diferencio la identidad feminista de la identidad de género y destaco el choque entre el avance de la conciencia feminista y la persistencia de las desventajas relativas de las mujeres. La tercera, “Identidades y sujetos feministas”, señala dos aspectos complementarios de carácter teórico: el sentido de la pertenencia feminista como proceso de identificación y la formación de actores y sujetos colectivos, en particular el movimiento feminista.”

Referencia web original: https://rebelion.org/sujeto-y-cambio-feminista/

Rentas sociales: igualdad, libertad y reciprocidad. Antonio Antón, en Rebelión (14/05/2020)

En este amplio ensayo (35 pp.) abordo los fundamentos teóricos y éticos de los distintos modelos de rentas básicas o sociales.

Referencia web original: https://rebelion.org/wp-content/uploads/2020/05/Rentas-sociales-igualdad-libertad-y-reciprocidad.pdf

Pactos de la Moncloa y estrategias sindicales. Antonio Antón, en Rebelión (10/04/2020) (23 pp.)

Este texto es un fragmento del libro El devenir del sindicalismo y la cuestión juvenil (ed. Talasa, 2006). Corresponde a la etapa de la transición política y los primeros años de la etapa democrática (1976/1984). Es un análisis de la política de pactos sociales, cuyo primer y gran eslabón fue los Pactos de la Moncloa (1977), y del modelo de relaciones laborales que se implantó y, básicamente, sigue vigente. Habiendo pasado ya catorce años desde su redacción, que he revisado, considero que la interpretación expresada sigue siendo válida en lo fundamental y puede contribuir para fijar una posición más madurada ante los desafíos inmediatos derivados de la crisis actual.

Referencia web original: https://rebelion.org/wp-content/uploads/2020/04/Pactos-de-la-Moncloa-y-estrategias-sindicales-REB.pdf

Últimos libros:

Altura de miras ¡SE HACE CAMINO AL ANDAR!

Feminismo crítico. Un enfoque relacional e igualitario. Antonio Antón. Libro publicado por la Editorial Académica Española -EAE- (2020) (304 pp.). ISBN: 978-620-3-03320-5

Resumen

Este libro, Feminismo crítico. Un enfoque relacional e igualitario, tiene un doble plano, analítico y teórico. Por una parte analiza las características de la nueva ola feminista en España, sus causas, el contexto sociopolítico y cultural y su impacto transformador. Por otra parte, explica los diferentes enfoques teóricos, en particular, los debates sobre el sentido de las identidades feministas y su relación con la formación del sujeto feminista. Los dos aspectos se entrecruzan en sus seis capítulos. Tras la Introducción, el primero, Feminismos e identidades, detalla el refuerzo de la conciencia y la participación feministas y el significado de las identidades como procesos relacionales y de reconocimiento propio y ajeno. El segundo, Feminismos, interseccionalidad e identificaciones, parte de un análisis sociológico de los distintos electorados y su grado de afinidad feminista, así como de la activación feminista, para profundizar en los procesos de identificación y su interseccionalidad. El tercero, Acerca del pensamiento de Nancy Fraser, se centra en una valoración crítica de su feminismo y su teoría alternativa, con algunas conclusiones estratégicas. El cuarto, Pugna interpretativa sobre la nueva cuestión social, explica el marco teórico y la emergencia actual del conflicto social. El quinto, Contexto y pluralidad del feminismo, señala el marco actual, los ejes feministas y sus distintas corrientes. Y el sexto, Feminismos: procesos identificadores y formación de sujetos, explica los fundamentos teóricos que están detrás de los debates sobre el sujeto feminista, desde un enfoque crítico, relacional y sociohistórico.

Referencia web de la Introducción: https://www.antonio-anton-uam.es/448043917

Identidades feministas y teoría crítica. Nueva edición ampliada. Antonio Antón. Ed. Dyskolo (18/09/2020) (Con acceso al texto completo: 207 pp.)

Este libro, Identidades feministas y teoría crítica, tiene un doble plano, analítico y teórico. Por una parte analiza las características de la nueva ola feminista en España, sus causas, el contexto sociopolítico y cultural y su impacto transformador. Por otra parte, explica los diferentes enfoques teóricos, en particular, los debates sobre el sentido de las identidades feministas y su relación con la formación del sujeto feminista. Los dos aspectos se entrecruzan en sus cinco capítulos. El primero, Feminismos e identidades, detalla el refuerzo de la conciencia y la participación feministas y el significado de las identidades como procesos relacionales y de reconocimiento propio y ajeno. El segundo, Feminismos, interseccionalidad e identificaciones, parte de un análisis sociológico de los distintos electorados y su grado de afinidad feminista, así como de la activación feminista, para profundizar en los procesos de identificación y su interseccionalidad. El tercero, Acerca del pensamiento de Nancy Fraser, se centra en una valoración crítica de su feminismo y su teoría alternativa, con algunas conclusiones estratégicas y un anexo al final. El cuarto, Sujeto y cambio feminista, analiza las tendencias y el contexto del cambio feminista y las contrasta con la formación de las identidades feministas. Y el quinto, Sujeto feminista: ni esencialista ni posmoderno, desde el análisis de los tres ejes de la acción feminista y la existencia de dos grandes corrientes del movimiento feminista, la socioliberal o formalista y la crítica o transformadora, explica los fundamentos teóricos que están detrás de los debates sobre el sujeto feminista, desde un enfoque crítico, relacional y sociohistórico.

Referencia web original: https://rebelion.org/nueva-edicion-ampliada-del-libro-identidades-feministas-y-teoria-critica/

Acceso al texto completo en PDF: https://rebelion.org/download/identidades-feministas-y-teoria-critica-antonio-anton-moron/?wpdmdl=611799&refresh=5f6382d62112c1600357078

Libros propios recientes:

- (2020): Identidades feministas y teoría crítica, en Editorial Dyskolo (150 pp.). Publicado en digital y en abierto, con licencia Creative Commons. Referencia web: https://www.dyskolo.cc/cat%C3%A1logo/lib061/

Reeditado por Rebelión (sección LIBROS LIBRES), mayo de 2020, en PDF: https://rebelion.org/download/identidades-feministas-y-teoria-critica-antonio-anton-moron/?wpdmdl=611799&refresh=5ec6196ad869d1590040938

- (2019): Clase, pueblo, nación. Pensamiento crítico y estrategias politicas, en Editorial Académica Española. ISBN: 978-613-9-43600-2. (Hay una edición en abierto con Licencia de Creative Commons, en Editorial Dyskolo, con el título Clase, nación y populismo: Referencia web: https://www.dyskolo.cc/cat%C3%A1logo/lib055/ )

- (2019): Movimientos sociales, acción colectiva y cambio social en perspectiva. Continuidades y cambios en el estudio de los movimientos sociales. Rubén Díez García y Gómez Betancor Nuez (eds.). Fundación Betiko y Federación Española de Sociología-FES. Interesante libro de las aportaciones sociológicas en el Encuentro del Comité de Investigación sobre Movimientos sociales, Acción colectiva y Cambio social de la FES. Se incluye mi comunicación titulada Valoración de la interpretación populista (pp. 31-42). ISBN: 978-84-09-09287-1

- (2019): El futuro del trabajo: realidades e implicaciones, en Sociedades en la encrucijada, compromisos de la sociología. LIBRO DE ACTAS del XIII Congreso Español de Sociología, Valencia, julio (7 pp.). ISBN: 978-84-09-12839-6. Hay una versión periodística en CTXT (8/05/2019: https://ctxt.es/es/20190508/Politica/26017/Antonio-Anton-empleo-economia-trabajo-calidad-temporalidad-precariedad.htm

- (2019): Carácter de los sujetos colectivos, en Sociedades en la encrucijada, compromisos de la sociología. LIBRO DE ACTAS del XIII Congreso Español de Sociología, Valencia, julio (7 pp.). ISBN: 978-84-09-12839-6. Hay una versión periodística en Nueva Tribuna (12/07/2019): https://www.nuevatribuna.es/opinion/antonio-anton/caracter-de-los-sujetos/20190712110616164436.html

- (2018): “Qué salida de la crisis: tendencias y percepciones contradictorias”, en ¿Cómo estamos ‘saliendo’ de la crisis?, Andreu Lope Peña (coord.). Libro Memoria del IV Encuentro del Comité de Sociología del Trabajo (pp. 94-124). Editado por la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB): https://ddd.uab.cat/pub/poncom/2018/197218/Memoria_IV_Encuentro_final.pdf

- (2018): Frente a la crisis social y nacional ¿QUÉ PAÍS?, ed. Rebelión (166 pp.). Versión digital en abierto licencia de Creative Commonshttp://rebelion.org/docs/246267.pdf

- (2018): "El sujeto de cambio", en La clase trabajadora ¿Sujeto de cambio en el siglo XXI?, Adrián Tarín y José Manuel Silva (coords), Madrid, Siglo XXI (pp. 71-102). ISBN: 978-84-323-1922-8. 

 

- (2018): "La interpretación populista del movimiento popular", en Una mirada desde la Sociología actual: análisis y propuestas del contexto actual,  Mª José Diaz Santiago y Francisco-Javier García-Castilla (coordinadores), editado por la Asociación Madrileña de Sociología (AMS) (pp. 369-401). ISBN:  978-84-09-02524-4 (e-book, 584 pp.). Ver texto: Populismo y pueblo

-- (2018): "La teoría populista: Lógica política y ambigüedad ideológica", Comunicación en libro de Actas del X Congreso Vasco de Sociología y Ciencia política (2015): Sociedades en constante cambio: realidad social y reto científico (pp. 70-83). ISBN. 978-84-9082-923-3 (920 pp.). Una versión inicial de la Comunicación se publica en Rebelión (30/09/2015): https://rebelion.org/la-teoria-populista-logica-politica-y-ambiguedad-ideologica/.

 - (2017): El populismo a debate, libro digital editado por Rebelión (2-12), sección "Libros libres" (125 pp.) licencia de Creative Commonshttp://www.rebelion.org/docs/234831.pdf

Ver más: Libros destacados

Ver todos los: Libros

Amanecer: ¡SE HACE CAMINO AL ANDAR!

Caminos por recorrer: ¡SE HACE CAMINO AL ANDAR!