Blog: http://www.antonio-anton-uam.es

SE HACE CAMINO AL ANDAR

Publicaciones (propias y ajenas) de interés sociopolítico

Selección mensual en el BOLETÍN INFORMATIVO: ver Boletín

Antonio Antón: Ver Presentación-UAM

Novedades

Año 2020Año 2019

Artículos ajenos (abajo)

Artículos, Ensayos y Libros destacados (abajo)  

Artículos propios últimos:

Por una teoría social crítica. Antonio Antón, en Mientras Tanto nº 194 (octubre)

“Desde una perspectiva transformadora hay dos aspectos fundamentales en los que profundizar y, específicamente, explicar su interacción para promover un cambio social progresivo o alternativo: avanzar en una teoría social crítica y definir e implementar los proyectos y las estrategias de progreso, por un modelo social y democrático avanzado…

Se trata de aportar algunos elementos de reflexión para elaborar un pensamiento social crítico, superador de los esquemas liberales, las inercias deterministas o esencialistas y los enfoques posestructuralistas, predominantes en muchos ámbitos progresistas. Una amplia valoración la he tratado en tres libros recientes: Movimiento social y cambio político. Nuevos discursos (UOC, 2015), Clase, nación y populismo (Dyskolo, 2019) e Identidades feministas y teoría crítica (Dyskolo, 2020).

Parto, por tanto, desde la tradición de la teoría crítica, superadora a mi modo de ver del bloqueo producido por la prevalencia y la polarización entre dichas corrientes. Solo cito dos autores, especialistas en movimientos sociales en el marco más general del cambio social: E. P. Thompson y Ch. Tilly.

Un pensamiento crítico se distingue por estos tres rasgos fundamentales: realismo analítico (objetividad y procedimientos científicos), finalidad transformadora (ética y sociopolítica) y función identificadora (cohesionadora y legitimadora) para la formación de un actor o sujeto colectivo. Los tres están en tensión, en una interacción compleja respecto de las prioridades y necesidades de la acción colectiva. No se pueden valorar en abstracto, cada uno tiene sus propias reglas y su integración es difícil.

Existe la dificultad para mantener el rigor (principios, valores y procedimientos) de la ciencia y evitar su subordinación al poder, neoliberal o liberal, así como es necesario defender su autonomía y su papel. Aunque sea difícil la neutralidad de la llamada ciencia, especialmente, en las ciencias sociales, hay que reafirmarse en el valor de la ciencia (auténtica) y desenmascarar la pseudo-ciencia, con el irracionalismo y el subjetivismo. Después es cuando viene la complejidad de su relación con el comportamiento social y los intereses materiales de la gente, así como con la psicología, la ética y las teorías sociales, más o menos científicas y/o utópicas.

Aquí, de forma complementaria a la crítica al liberalismo realizada en dos artículos recientes, Los fallos del mercado e Insuficiencias del liberalismo, explico un aspecto particular: la importancia de un enfoque y una actividad críticos en el terreno de las ideas, la importancia de la nueva cuestión social y las implicaciones prácticas de la reflexión y el debate críticos.”

Referencia web original: http://www.mientrastanto.org/boletin-194/ensayo/por-una-teoria-social-critica

Juventud precaria y sindicalismo. Antonio Antón, en Juventudes Iberoamericanas (28/09)

Trato aquí, editado por esta revista iberoamericana, el tema candente de la precariedad laboral juvenil y las tareas de los sindicatos para su transformación, considerado también decisivo en aquella realidad.

Referencia web original: https://juventudesiberoamericanas.com/juventud-precaria-y-sindicalismo/

Los 'fallos' del mercado. Antonio Antón, en Público (20/09)

En este artículo critico el fundamentalismo de mercado del liberalismo económico y resalto la persistencia de una cultura de izquierdas: justicia social, igualdad, redistribución, protección social, importancia de lo público, derechos sociolaborales…

“El tema para debatir es que el mercado, en ámbitos y aspectos cruciales, también ha sido ineficiente y, sobre todo, injusto. La idea de asumir el mercado, aunque sea solo como la técnica más eficiente, no valora ni se distancia adecuadamente de ese componente negativo, ni refuerza el aspecto principal de defensa de lo público: un sector público potente y eficaz, unos servicios públicos de calidad y una intervención o regulación pública de la actividad económica privada…

La economía debe subordinarse a la sociedad, a la política democrática y a la regulación institucional. El mercado ha demostrado las dos cosas: que funciona y que no funciona, es decir, que tiene graves ‘fallos’. No podemos dejar que sus leyes, la prioridad al beneficio privado, se impongan a la ciudadanía…

En definitiva, hay que poner el acento en la crítica a los fallos de los mercados y el cuestionamiento de la gestión antisocial de la política económica liberal dominante y su discurso, lo que facilitaría a las izquierdas y fuerzas progresivas avanzar en una alternativa realista y justa a la crisis económica…

El nuevo programa económico compartido y de progreso del Gobierno de coalición y sus apoyos de investidura, en el marco de una política europea más expansionista, es una oportunidad, no exenta de dificultades y oposiciones, para superar las inclinaciones y condicionamientos del liberalismo económico dominante y la influencia de los grandes poderes económico-financieros, y apostar por una modernización productiva en beneficio de la mayoría y un refuerzo de los servicios públicos y el Estado de bienestar.”

Referencia web original: https://blogs.publico.es/otrasmiradas/37569/los-fallos-del-mercado/

Publicado en Rebelión (24/09): https://rebelion.org/los-fallos-del-mercado/ 

Identidades feministas y teoría crítica. Nueva edición ampliada. Antonio Antón. Ed. Dyskolo (18/09/2020) (Con acceso al texto completo del libro: 207 pp.)

Este libro, Identidades feministas y teoría crítica, tiene un doble plano, analítico y teórico. Por una parte analiza las características de la nueva ola feminista en España, sus causas, el contexto sociopolítico y cultural y su impacto transformador. Por otra parte, explica los diferentes enfoques teóricos, en particular, los debates sobre el sentido de las identidades feministas y su relación con la formación del sujeto feminista. Los dos aspectos se entrecruzan en sus cinco capítulos. El primero, Feminismos e identidades, detalla el refuerzo de la conciencia y la participación feministas y el significado de las identidades como procesos relacionales y de reconocimiento propio y ajeno. El segundo, Feminismos, interseccionalidad e identificaciones, parte de un análisis sociológico de los distintos electorados y su grado de afinidad feminista, así como de la activación feminista, para profundizar en los procesos de identificación y su interseccionalidad. El tercero, Acerca del pensamiento de Nancy Fraser, se centra en una valoración crítica de su feminismo y su teoría alternativa, con algunas conclusiones estratégicas y un anexo al final. El cuarto, Sujeto y cambio feminista, analiza las tendencias y el contexto del cambio feminista y las contrasta con la formación de las identidades feministas. Y el quinto, Sujeto feminista: ni esencialista ni posmoderno, desde el análisis de los tres ejes de la acción feminista y la existencia de dos grandes corrientes del movimiento feminista, la socioliberal o formalista y la crítica o transformadora, explica los fundamentos teóricos que están detrás de los debates sobre el sujeto feminista, desde un enfoque crítico, relacional y sociohistórico.

Referencia web original: https://rebelion.org/nueva-edicion-ampliada-del-libro-identidades-feministas-y-teoria-critica/

Acceso al texto completo en PDF: https://rebelion.org/download/identidades-feministas-y-teoria-critica-antonio-anton-moron/?wpdmdl=611799&refresh=5f6382d62112c1600357078

Insuficiencias del liberalismo. Antonio Antón, en Nueva Tribuna (16/09)

“En este artículo evalúo las ideas dominantes en la socialdemocracia en su giro hacia la tercera vía o el socio-liberalismo. El liberalismo está lleno de ambivalencias: es progresista respecto del conservadurismo y el autoritarismo, y ha realizado importantes aportaciones a la libertad y el Estado de derecho; es reaccionario frente a las demandas populares de justicia social y democracia avanzada…

La idea fundamental de la que parte esa tradición [neokeynesiana y de izquierdas democráticas], con matices entre sus dos corrientes, es la de los ‘fallos del mercado’, es decir, la de que los mercados económicos y financieros dejados a su propia dinámica o ley dejan de ser eficientes para el interés general -no para el capital-. Por tanto, deben estar regulados y subordinados al bienestar de la sociedad, a los intereses generales, el bien común o fin ético, interpretados por la participación democrática de la sociedad y sus órganos representativos. Es la reafirmación del papel de la política (pública) por encima de la economía (privada) y los mercados…

En conclusión, la solución a la crisis de la(s) ideología(s) de las izquierdas no está en el liberalismo o en centrismos supuestamente transversales. Se pueden y se deben recoger algunas de sus aportaciones pero, globalmente, es una salida falsa. Además, la confianza en esa salida liberal debilita el imprescindible esfuerzo de análisis riguroso y científico y el necesario pensamiento crítico para avanzar en un pensamiento social propio de izquierdas o alternativo y adecuado a los grandes retos del presente. El relativo vacío existente debe resolverse con un esfuerzo intelectual y práctico y una teoría social crítica que favorezca el análisis y la interpretación rigurosos, así como una dinámica social emancipadora e igualitaria.”

Referencia web original: https://www.nuevatribuna.es/opinion/antonio-anton/insuficiencias-liberalismo/20200915182831179192.html

Identidad feminista no es identidad de género. Antonio Antón, en Rebelión (10/09) 

En este artículo distingo entre los dos tipos de identidades, la feminista y la de género, y explico la formación del sujeto feminista, diferenciado y partícipe de un movimiento popular global o interseccional:

“En la identidad feminista influye el sexo (mujer) y el género (femenino). Pero no de forma determinista, sea biológica o estructural. Sí tiene importancia la realidad vivida, sentida y percibida de una desigualdad injusta, es decir, la pertenencia a un grupo social discriminado y con desventajas concretas, o bien con suficiente sensibilidad y solidaridad respecto de su situación.

Pero, sobre todo, el elemento sustantivo que configura ese proceso identificador feminista es la acción práctica, los vínculos sociales, la experiencia relacional por oponerse a esa subordinación y avanzar en la igualdad y la emancipación de las mujeres. La identificación feminista deriva del proceso de superación de la desigualdad basada en la conformación de géneros jerarquizados. Se trata de la actitud transformadora respecto de las funciones sociales, productivas y reproductivas desventajosas para la mitad de la población. Supone un cambio de su estatus vital subordinado…

La formación de un sujeto unitario superador de los sujetos o actores parciales va más allá de un liderazgo común (simbólico y legítimo), un objetivo genérico compartido (la democracia y la igualdad) o un enemigo similar (el poder establecido patriarcal-capitalista). Es un proceso sociohistórico y relacional complejo que necesita una prolongada experiencia compartida que debe superar las tensiones derivadas de los intereses corporativos y sectarios de cada élite respectiva, con su rigidez doctrinal legitimadora.”

Referencia web de la versión inicial en CTXT (19/08): https://ctxt.es/es/20200801/Firmas/33121/identidad-feminista-transfobia-transfeminismo-antonio-anton.htm

Publicado en Rebelión, en la seccion Feminismos (10/09): https://rebelion.org/identidad-feminista-no-es-identidad-de-genero/ 

Último libro destacado

Identidades feministas y teoría crítica. Nueva edición ampliada. Antonio Antón. Ed. Dyskolo, septiembre de 2020 (207 pp.)

Este libro, Identidades feministas y teoría crítica, tiene un doble plano, analítico y teórico. Por una parte analiza las características de la nueva ola feminista en España, sus causas, el contexto sociopolítico y cultural y su impacto transformador. Por otra parte, explica los diferentes enfoques teóricos, en particular, los debates sobre el sentido de las identidades feministas y su relación con la formación del sujeto feminista. Los dos aspectos se entrecruzan en sus cinco capítulos. El primero, Feminismos e identidades, detalla el refuerzo de la conciencia y la participación feministas y el significado de las identidades como procesos relacionales y de reconocimiento propio y ajeno. El segundo, Feminismos, interseccionalidad e identificaciones, parte de un análisis sociológico de los distintos electorados y su grado de afinidad feminista, así como de la activación feminista, para profundizar en los procesos de identificación y su interseccionalidad. El tercero, Acerca del pensamiento de Nancy Fraser, se centra en una valoración crítica de su feminismo y su teoría alternativa, con algunas conclusiones estratégicas y un anexo al final. El cuarto, Sujeto y cambio feminista, analiza las tendencias y el contexto del cambio feminista y las contrasta con la formación de las identidades feministas. Y el quinto, Sujeto feminista: ni esencialista ni posmoderno, desde el análisis de los tres ejes de la acción feminista y la existencia de dos grandes corrientes del movimiento feminista, la socioliberal o formalista y la crítica o transformadora, explica los fundamentos teóricos que están detrás de los debates sobre el sujeto feminista, desde un enfoque crítico, relacional y sociohistórico.

Editado en digital y en abierto, bajo licencia Creative Commons: https://www.dyskolo.cc/cat%C3%A1logo/lib061/

Reeditado por Rebelión (sección LIBROS LIBRES), septiembre de 2020, en PDF (207 pp.): https://rebelion.org/download/identidades-feministas-y-teoria-critica-antonio-anton-moron/?wpdmdl=611799&refresh=5f6382d62112c1600357078 

Ver más en: Libros destacados y Libros (todos)

Artículos ajenos con breves comentarios

Claridad en la perspectiva: ¡SE HACE CAMINO AL ANDAR!

 

Ver: todos 

Ver: Artículos destacados 

(Abajo, el último)

Artículos ajenos del último mes:

Dos derechas y una izquierda débil. Albert Recio Andreu (1/10)

Un diagnóstico clarividente. Ahora queda lo más difícil y de responsabilidad colectiva: ‘empezar a construir una respuesta a diversos niveles’. Selecciono varios párrafos:

“Ambas derechas, la catalana y la española, se apoyan en un esencialismo nacionalista y una concepción oportunista de la democracia que fácilmente se torna en autoritarismo. Esto es más evidente en el caso de la derecha española, continuadora de una larga tradición reaccionaria con la que nunca ha querido terminar. Es más sofisticado en el caso catalán, que ha tenido que sobrevivir con una historia y un medio social más complejo… Aznar o Pujol, Rajoy o Casado, Puigdemont o Torra; están todos muy cerca en su concepción de país unitario, de gestión autoritaria y de corrupción y neoliberalismo económico. Difieren sólo en el país en el que quieren aplicar su política.

Estas fuerzas, cada una con su poder relativo, han conseguido generar, de forma directa o indirecta un verdadero cierre de posibilidades reformistas. Por vía de utilizar toda su cuota de poder para frenar y romper cualquier dinámica de cambio, como se ha puesto de manifiesto con todo lo que atañe al territorio Villarejo, con la ofensiva judicial, con las maniobras de enroque de la Corona, con el bloqueo de las instituciones catalanas…

Por su aplicación de políticas neoliberales que no sólo destruyen derechos y condiciones de vida, crean además las condiciones para crear abismos sociales y crispación allí donde es necesario desarrollar racionalidad y solidaridad. Y porque además su enfrentamiento estéril desvía la atención sobre los graves problemas estructurales de nuestra sociedad. Y engancha a mucha gente en una dinámica más próxima a los enfrentamientos entre hinchas de futbol que a un debate político… Hay dos ideas básicas que forman parte esencial de la cultura de la izquierda radical: la necesidad de movilización social y la necesidad de transformación profunda de las estructuras. Ambas son ideas valiosas, pero a menudo se transforman en la búsqueda de dinámicas en las que predomina una visión mecanicista de las movilizaciones, y una esperanza de transformaciones en el corto plazo que resultan casi siempre defraudadas. Lo peor es que esta lectura sesgada deja fuera ámbitos importantes. En primer lugar, la necesidad de un conocimiento preciso del tejido de instituciones, normas y procesos sobre los que se asienta el poder del capital y la derecha, pues se tiende a infravalorar ese poder, su complejidad y densidad. Y, con ello, la posibilidad de desarrollar estrategias que identifiquen las debilidades, los puntos de ruptura, y las posibilidades de las coyunturas. A menudo, tengo la sensación que demasiadas veces nos empeñamos en tratar de derribar el muro a cabezazos. En segundo lugar una minusvaloración de la densa red de mecanismos en los que se construye la hegemonía, en cómo se organiza la vida de la gente, en cómo se construye una sociedad civil alternativa más allá de la acción política. Y, en tercer lugar, una prevalencia de la acción política convencional, ya sea en el plano institucional o en el de las movilizaciones. Demasiadas veces nuestros líderes parecen grandes generales con poca tropa.”

Referencia web original: http://www.mientrastanto.org/boletin-194/notas/dos-derechas-y-una-izquierda-debil

"Los barrios con cinco veces más contagios deberían tener cinco veces más servicios de Primaria, salud pública y rastreadores": Manuel Franco (25/09)

Buen enfoque. Este profesor de la Universidad de Alcalá y experto en desigualdad y enfermedades califica las medidas en la Comunidad de Madrid de "segregadoras" y defiende abordar los contagios desde el prisma de "la equidad en la salud". Selecciono una respuesta de la entrevista:

“Todo este escenario a lo que nos lleva es a una cuestión fundamental: la equidad en salud. Si observamos que hay zonas en Madrid en las que sus habitantes tienen una peor salud, tendremos que darles más. En el caso de coronavirus es todavía más grave porque ahora mismo estamos viendo hasta cinco veces más casos en unos barrios que en otros. Así que lo que tendremos que hacer allí es tener cinco veces más servicios de Atención Primaria, salud pública, rastreadores, servicios sociales, capacidad de aislamiento o cuidados en las aulas y escuelas. La provisión de servicios públicos que incluyen sanidad, vivienda y servicios sociales es fundamental que se haga en unos lugares más que en otros. Eso es lo que Madrid no ha hecho, ni ahora ni nunca. El otro día, en hora y media que duró la rueda de prensa del gobierno de la Comunidad de Madrid para anunciar las medidas, no se mencionó la palabra desigualdad. Si no somos conscientes de ella, no somos capaces de nombrarla, entenderla y medirla, nunca vamos a actuar. Es que además si no entendemos la desigualdad con el coronavirus, no vamos a controlarlo porque si tu dejas un porcentaje de población que lo sigue teniendo, va a volver.”

Referencia web original: https://www.eldiario.es/sociedad/manuel-franco-barrios-cinco-veces-contagios-deberian-cinco-veces-servicios-primaria-salud-publica-rastreadores_128_6247423.html

"Los Presupuestos llevarán hasta el final el acuerdo de coalición, y eso pondrá difícil su aprobación a Cs": Ione Belarra (25/09)

Entrevista a la Secretaria de Estado de la Agenda 2030, con un repaso sobre la actualidad.

Referencia web original: https://www.publico.es/entrevistas/entrevista-secretaria-agenda-2030-ione-belarra-presupuestos-llevaran-final-acuerdo-coalicion-pondra-dificil-aprobacion-cs.html

En el 80º aniversario de la muerte de Walter Benjamin. Diez tesis sobre su aportación a la Teoría crítica. Michael Löwy (23/09)

Un comentario recordatorio del ilustre y poco reconocido pensador crítico. Selecciono un par de párrafos:

“Walter Benjamin forma parte de la Teoría crítica en sentido amplio, es decir, de esa corriente de pensamiento que se inspira en Karl Marx y que, a partir o en el entorno de la Escuela de Fráncfort, cuestiona no solo el poder de la burguesía, sino también los fundamentos de la racionalidad y de la civilización occidentales. Buen amigo de Theodor Adorno y Max Horkheimer, no cabe duda de que influyó en los escritos de ambos, sobre todo en la obra capital que es la Dialéctica de la Ilustración, donde encontramos numerosas ideas suyas e incluso, ocasionalmente, citas sin referencia a la fuente. Él también fue a su vez sensible a los principales temas de la Escuela de Fráncfort, pero se diferencia de ella por determinados rasgos que le son propios, y que constituyen su aportación específica a la Teoría crítica…

El pensamiento de Benjamin está profundamente arraigado en la tradición romántica alemana y en la cultura judía centroeuropea; responde a una coyuntura histórica precisa, la de la época de las guerras y revoluciones, entre 1914 y 1940. Sin embargo, los temas principales de su reflexión, y particularmente sus tesis Sobre el concepto de la historia, son de una asombrosa universalidad: nos proporcionan los instrumentos para comprender realidades culturales, fenómenos históricos, movimientos sociales en otros contextos, otros periodos, otros continentes.”

Referencia web original: https://vientosur.info/en-el-80o-aniversario-de-la-muerte-de-walter-benjamin-diez-tesis-sobre-su-aportacion-a-la-teoria-critica/

Barómetro Jóvenes y Expectativa Tecnológica 2020. Madrid. Fad: Centro Reina Sofía sobre adolescencia y juventud. Ballesteros, J.C., Calderón, D., Kuric, S., Megías, I. y Sanmartín, A. (2020)

Un amplio estudio (113 pp.), sobre la actitud juvenil ante las tecnologías de la información y comunicación (TIC). Transcribo su presentación:

“Hablar de futuro siempre implica cierto grado de elucubración, pero lo que parece innegable es que éste lo percibimos asociado a la tecnología. Otra cosa es saber cómo se concretará este binomio, qué rumbo, qué matices y qué formas adoptará la tecnología aplicada a múltiples aspectos de nuestras vidas. Ese ha sido el punto de partida del barómetro que presentamos en este informe, conocer las expectativas de jóvenes y adolescentes sobre la tecnología. Hemos querido analizar qué esperan de ella, qué necesidades querrían que cubriese y cuáles creen que se harán realidad en un futuro a medio plazo; qué usos e ideas manejan chicos y chicas, y qué brechas existen en función de otras variables como el nivel de estudios o la clase social; cómo de confiados se mueven en el mundo digital y cómo se capacitan en un ámbito tan dinámico y cambiante, así como qué oportunidades y qué retos perciben en los desarrollos tecnológicos. Los datos nos permiten ver que, además de identificar oportunidades de transformación asociadas a la tecnología, de tipo estructurales (como la mejora de la calidad de vida de las personas) o a nivel personal (como el aumento de oportunidades o de la libertad), también se identifican grandes retos relacionados con la privacidad, la actualización constante de dispositivos y destrezas necesarias, o con los desfases entre las necesidades del mercado laboral y la adecuación de los centros educativos para impartir los conocimientos necesarios. Estos son solo algunos de los resultados que se derivan de un barómetro que tendrá un carácter periódico, lo que nos permitirá replicar y comparar algunos indicadores, así como ir incorporando nuevas preguntas que se adapten a los cambios de la realidad estudiada. Cambios tan significativos como los que se pueden haber producido respecto a la expectativa tecnológica tras la crisis de la COVID-19. Estamos convencidos, por tanto, de la necesidad y pertinencia de un barómetro y un observatorio que permitan medir qué esperan los y las jóvenes de la tecnología, cómo valoran la mediación tecnológica en tantas de sus actividades cotidianas (desde las relaciones interpersonales, hasta el teletrabajo o el ciberactivismo) así como, en un sentido más amplio, qué imagen proyectan de sus vidas en un futuro a medio y largo plazo.”

Referencia web original: https://www.adolescenciayjuventud.org/wp-content/uploads/2020/06/Bar%C3%B3metro-J%C3%B3venes-y-Expectativa-Tecnol%C3%B3gica-2020-FINAL_compressed.pdf

Un arraigo sobre el alambre. La integración social de la población de origen inmigrante en España. Fundación FOESSA (2020) 

Un extenso, interesante y documentado estudio (224 pp.). Selecciono varios párrafos ilustrativos de sus conclusiones:

“La población de origen inmigrante (POI), en definitiva, se ha integrado en la estructura social española de forma segmentada o dual. La gran mayoría de los inmigrantes —aproximadamente 8 de cada 10— se han integrado en la sociedad española como obreros o trabajadores manuales, y, dentro de ellos, el bloque mayoritario —6 de cada 10 inmigrantes— como obreros precarios que trabajan, todos, fuera de la norma social de empleo, es decir, bajo una intensa inestabilidad laboral, y con un salario promedio menor del SMI español. Un grupo que expresa, a la perfección, la intensidad del proceso de etno-estratificación y segregación que ha sufrido la POI en nuestro país.

Un bloque «obrero» étnico y precario, además, que sigue cumpliendo un papel esencial en el modelo de crecimiento de la economía española, al proporcionar una parte de los salarios baratos y flexibles que mantienen sus condiciones de competitividad y rentabilidad en economías globalizadas. La POI, pues, se ha integrado mayoritariamente, en términos socio-económicos, dentro de las clases populares nativas y, en concreto, dentro de sus escalones más precarizados e inestables, aquellos que expresan la última frontera del precariado dentro de nuestro país. Unos sectores populares con los que comparte, cada vez más, barrios, servicios sociales y espacios vitales, y, en última instancia, un similar «destino» estructural marcado por la creciente precariedad laboral, el crecimiento de la pobreza y la exclusión, el progresivo retroceso de los servicios sociales básicos y la debilidad creciente del factor educativo como ascensor social. Al tiempo, solo una minoría de los inmigrantes —2 de cada 10— se han integrado en la sociedad española como empleados cualificados de servicios y, por tanto, en los sectores medios o medios-altos de la sociedad española…

En términos de integración socio-política, los datos muestran que los niveles de participación socio-política de la POI son, aún, limitados, lo que trunca su reconocimiento como ciudadanos y, por tanto, la expresión de sus legítimos intereses dentro de la sociedad. La POI, así, tiene un nivel reducido de participación en organizaciones socio-políticas, menor, incluso, que el que tiene la población española. Al tiempo, si sumamos aquellos que no tienen derecho a voto, y aquellos que, aunque lo tienen, de hecho, no lo hacen, los abstencionistas, el resultado es que solo un reducido bloque de inmigrantes participan activamente en el proceso político en España —entre 1 y 2 de cada 10 inmigrantes, dependiendo de la consulta electoral—. La gran mayoría, por tanto, se mantiene alejada o excluida de la participación electoral. Un patrón que se encuentra muy alejado, en este caos, de los estándares medios de participación de la sociedad española.

Frente al extendido estereotipo de que la inmigración vive encerrada en un mundo relacional y cultural propio, hay que señalar que la mayoría de la POI en España ha desarrollado un patrón de integración cultural mixto. Así, en ámbitos básicos de la vida cotidiana —forma de comer, de vestir, normas familiares, relación con los hijos y celebración de fiestas—, la POI utiliza tanto los patrones y costumbres culturales propias, como las costumbres o pautas nativas, adquiridas a lo largo de su proceso de inserción en el país. Los comportamientos asimilacionistas, donde los inmigrantes abandonan sus patrones de origen para seguir solamente la costumbre «española», y los comportamientos multiculturalistas, donde los inmigrantes «viven de espaldas» a la sociedad local, siguiendo en su vida cotidiana solamente las costumbres propias de su país, son, ambos, claramente minoritarios dentro de la POI…

En línea con los resultados obtenidos hasta el momento, la ENPOI vuelve a reflejar que las relaciones entre ambas poblaciones, a pesar de la crisis y de la persistencia del prejuicio étnico, son buenas y cordiales. Relaciones marcadas por el contacto directo y habitual entre ambos grupos en la vida cotidiana, y por la creciente, presencia de nativos en las redes sociales de los inmigrantes. Ahora bien, se trata de un contacto, amplio y extenso, pero todavía distante, o poco significativo, en términos interpersonales…

Finalmente, hay que señalar que, en los últimos años, y a pesar del contexto de precariedad generalizada, las acciones de discriminación —trato hostil, desigual y excluyente— hacia la POI, aunque siguen siendo relevantes y significativas, se mantienen en unos niveles cuantitativos moderados…

Los datos, al tiempo, han mostrado las profundas divisiones étnicas y de género que tiene el proceso de integración social de los inmigrantes en España. Como hemos visto, las mujeres inmigrantes presentan mayores niveles de arraigo personal, familiar y comunitario que los hombres en la sociedad española. Un mayor arraigo que se concreta en una mayor tasa de nacionalización, un mayor tiempo de estancia, una mayor apuesta por proyectos de permanencia, una mayor competencia en el dominio del idioma, y una mejor percepción subjetiva de integración, aceptación y pertenencia a la sociedad española…

En términos de integración socio-económica, por el contrario, las mujeres inmigrantes, aunque comparten con los hombres el mismo, e intenso, proceso de segregación, presentan peores condiciones laborales y materiales, o, si se quiere, se encuentran, aún más concentradas y segregadas que los varones en la parte baja de dicha estructura social… Las mujeres inmigrantes, al igual que las nativas, por tanto, no solo se ven negativamente afectadas por procesos de discriminación étnica o institucional, sino también por procesos de desigualdad basados en el género…

La población refugiada, en términos de arraigo social e inserción socio-económica vendría a representar el «furgon de cola» del proceso de integración de la población migrante en España…

Como consecuencia de ello, la inmigración, a día de hoy, esta firmemente arraigada y establecida en el país, siendo, ya, una parte indisoluble de la «España» presente y futura. De lo que somos y vamos a ser. Un país y, especialmente, unas clases populares, que aglutinan en su interior un «nuevo» nosotros, más diverso y múltiple en términos étnicos y raciales, que es producto de la inclusión de la población inmigrante…

Quizás, en este marco —fuerte arraigo social en condiciones de intensa segregación socio-económica y fuerte asociación estructural— es donde deberían ser colocadas las discusiones sobre las políticas migratorias y de integración más adecuadas para los próximos años. Unas políticas que, si nos dejamos llevar por los datos, deberían tener dos elementos centrales. En primer lugar, un nuevo relato sobre la población inmigrante… Y, en segundo lugar, un nuevo ciclo en políticas de integración social.”

Referencia web original: https://caritas-web.s3.amazonaws.com/main-files/uploads/2020/09/9788484407935.pdf

La posverdad es más peligrosa que la mentira. Agustín Arrieta Urtizberea (23/09)

Una reflexión crítica contra el engaño, la mentira y el menosprecio a la verdad:

“Hemos subido un escalón en la vía del engaño. Se menosprecia la verdad misma y toda una serie de conceptos (denominados "conceptos epistémicos") que son satélites de aquella: la objetividad, la consistencia, la imparcialidad, la sinceridad, contrastar las creencias (hipótesis o teorías), el respeto a las evidencias, la precisión, el reconocimiento de la falibilidad y la búsqueda de la minimización de errores, la autocorrección…

En la actualidad hay más medios que nunca para el despliegue masivo de un ambiente de posverdad. Entre otros elementos, las nuevas tecnologías y las redes sociales proporcionan un hábitat adecuado para su desarrollo. ¿Qué hacer? Recordando a Arendt, protejamos los repositorios de la verdad. ¿Cómo? Siendo fieles a los valores arriba mencionados, por lo menos en las actividades humanas donde esos valores son requeridos. Por supuesto, esa fidelidad está acompañada de numerosos obstáculos y fracasos. La posverdad ignora todo ello, juega (o pretende jugar) en otro terreno.”

Referencia web original: HTTPS://BLOGS.PUBLICO.ES/OTRASMIRADAS/37863/LA-POSVERDAD-ES-MAS-PELIGROSA-QUE-LA-MENTIRA/

Negacionismo abolicionista. Marta Jiménez Jaén (23/09)

Buena argumentación. Hay que reconocer (no negar) la realidad para encarar las soluciones:

“El movimiento PRO DERECHOS de las trabajadoras sexuales realmente lo único que plantea es que la gestión y el activismo político feminista haga suyas las reivindicaciones de las trabajadoras sexuales que demandan el reconocimiento de su condición laboral (como empleadas o como autónomas) y el desarrollo de un marco garantista de sus derechos como trabajadoras. Yo diría que, en realidad, se trata de hacerse eco de la consigna de la propia OIT en su defensa de la universalización del “Trabajo Decente”, para lo que se requiere “respetar los principios y derechos laborales fundamentales”, acceder a un “ingreso justo y proporcional al esfuerzo realizado sin discriminación de género o de otro tipo”, que se tiene que llevar a cabo bajo “protección social”, y con “diálogo social y tripartismo” (es decir, con negociación colectiva en la que se reconozcan las organizaciones de las trabajadoras sexuales y que estas las representen en la negociación de sus condiciones de trabajo). En este momento, es el negacionismo abolicionista el que impide a estas trabajadoras situarse en la posición de acceder a un trabajo “decente”.”

Referencia web original: http://lacolectivacanarias.org/2020/09/23/negacionismo-abolicionista/

Sobre las guerras culturales, JK Rowling y vivir en tiempos intelectuales. Judith Butler (22/09)

Interesante entrevista. Solo un matiz significativo. Su criterio de pertenencia al feminismo es inclusivo al considerar partícipes a todas las personas, incluido hombres, que se ‘aferran a las proposiciones básicas de libertad e igualdad’. Así se supera la interpretación biologicista y excluyente de que solo pueden ser feministas las mujeres. No obstante, es insuficiente por tener un sesgo idealista (posestructuralista) al poner el énfasis en lo discursivo, o sea, en las ideas o propuestas, con su sobrevaloración de su influencia en la formación de la identidad, feminista en este caso. Desde la sociología crítica la pertenencia e identificación colectivas se van formado a través de las relaciones sociales, sobre la base de una práctica social prolongada, una interacción relacional solidaria tras esos objetivos de libertad e igualdad. Es decir, el hacerse e identificarse feminista es una conformación social y supone comportamientos duraderos igualitarios-emancipadores y solidarios, interrelacionados con esa subjetividad. Es la experiencia vital, convenientemente interpretada, la participación en la pugna social y cultural en sentido amplio (incluyendo hábitos, estereotipos y costumbres además de subjetividad) frente a la desigualdad y discriminación, la que va formando la identidad feminista (o cualquier otra de capas subalternas y su intersección, combinación y multiplicidad). Selecciono varios párrafos:

"Mi sensación es que tenemos que renovar el compromiso feminista con la igualdad de género y la libertad de género para afirmar la complejidad de las vidas de género tal y como se viven actualmente…

Dependemos del género como una categoría histórica, y eso significa que aún no conocemos todas las formas en que puede llegar a significar, y estamos abiertos a nuevas comprensiones de sus significados sociales. Sería un desastre para el feminismo volver a una comprensión estrictamente biológica del género o reducir la conducta social a una parte del cuerpo o imponer fantasías temerosas, sus propias ansiedades, a las mujeres trans…

Su permanente y muy real sentido del género debe ser reconocido social y públicamente como una cuestión relativamente simple de otorgar otra dignidad humana. La posición feminista radical trans-excluyente ataca la dignidad de las personas trans…

Según recuerdo el argumento en El género en disputa (escrito hace más de 30 años), el punto era más bien otro. Primero, uno no tiene que ser mujer para ser feminista, y no debemos confundir las categorías. Los hombres que son feministas, las personas no binarias y trans que son feministas, forman parte del movimiento si se aferran a las proposiciones básicas de libertad e igualdad que forman parte de cualquier lucha política feminista. Cuando las leyes y las políticas sociales representan a las mujeres, toman decisiones tácitas sobre quién cuenta como mujer, y muy a menudo hacen suposiciones sobre lo que es una mujer. Hemos visto esto en el ámbito de los derechos reproductivos. Así que la pregunta que yo estaba haciendo entonces es: ¿necesitamos tener una idea establecida de las mujeres, o de cualquier género, para avanzar en los objetivos feministas? …

Creo que vivimos en tiempos anti-intelectuales, y que esto es evidente en todo el espectro político. La rapidez de los medios de comunicación social permite formas de virulencia que no apoyan exactamente el debate reflexivo. Necesitamos apreciar las formas más prolongadas. Mi punto en el reciente libro es sugerir que repensemos la igualdad en términos de interdependencia. Tendemos a decir que una persona debe ser tratada igual que otra, y medimos si la igualdad se ha logrado o no comparando casos individuales. ¿Pero qué pasa si el individuo – y el individualismo – es parte del problema? Es diferente entenderse a sí mismo como viviendo en un mundo en el que somos fundamentalmente dependientes de los demás, de las instituciones, de la Tierra, y ver que esta vida depende de una organización sustentadora de varias formas de vida. Si nadie escapa a esa interdependencia, entonces somos iguales en un sentido diferente. Somos igualmente dependientes, es decir, igualmente sociales y ecológicos, y eso significa que dejamos de entendernos sólo como individuos demarcados…"

Referencia web original: https://www.newstatesman.com/international/2020/09/judith-butler-culture-wars-jk-rowling-and-living-anti-intellectual-times

Hacerse cargo del miedo o alimentar la alarma social. Violeta Assiego (22/09)

Buena reflexión. Una salida colectiva basada en las necesidades humanas, la solidaridad cívica y el apoyo institucional, no en la segregación, la desigualdad, el individualismo y el control policial. Destaco dos párrafos:

“Cuando el representante político en medio de una crisis social –máxime si tiene responsabilidades de gobierno y, por tanto, obligación de garantizar el respeto a los derechos humanos sin distinción ninguna– alivia el miedo colectivo con análisis falaces basados en tesis propias del racismo, la xenofobia o la aporofobia es que ha optado por vaciar de sentido ético su gestión para potenciar relaciones vecinales basadas en filias y fobias.

Usar la fragilidad y la vulnerabilidad que provoca el miedo colectivo en medio de una pandemia como excusa para profundizar en la desigualdad, el individualismo, el control policial y la deshumanización es una de las respuestas más peligrosas que puede ofrecer un gobernante (y me refiero a Díaz Ayuso) a una ciudadanía que necesita que se hagan cargo de su miedo y sus necesidades desde la humanidad y no desde el enfrentamiento. La salida a la crisis de la COVID-19 será colectiva o será otra crisis mucho peor y mayor. Esto lo sabe bien la extrema derecha.”

Referencia web original: https://www.eldiario.es/opinion/zona-critica/hacerse-cargo-miedo-alimentar-alarma-social_129_6238978.html

La derogación de la reforma laboral de Rajoy ya está en marcha. Antonio Baylos (22/09)

Una clarificación del carácter procesual y gradualista del cambio normativo, aunque sin precisar el resultado sustantivo final:

“Las reformas del marco normativo laboral se están efectuando de forma paulatina y fragmentaria, trabajando sobre nuevas condiciones laborales que exigen la existencia de nuevos instrumentos, a la vez que se sustituyen las viejas reglas de la reforma de 2012. Estos cambios se van produciendo en una serie de intervenciones encadenadas y no concentradas en un único acto de revocación normativa. En el horizonte aparece el compromiso de lograr un nuevo estatuto para las personas trabajadoras del siglo XXI, diseñado a partir de un enfoque complejo y de amplio alcance. Para ello se deberá contar con la reflexión y el análisis de los sujetos sociales implicados, así como de los académicos y expertos en el área laboral. Este nuevo texto regulador supondrá un punto de llegada de una derogación legal planteada, equívocamente, en términos absolutos.”

Referencia web original: https://blogs.publico.es/otrasmiradas/37791/la-derogacion-de-la-reforma-laboral-de-rajoy-ya-esta-en-marcha/

Un estado frágil. Ignacio Sánchez-Cuenca (19/09)

Un punto clave: La política, la clase política y el Estado como el instrumento político y administrativo fundamental han sido incapaces de gestionar las políticas públicas necesarias, menos las protectoras e igualitarias. Junto con la orientación neoliberal (prioridad al beneficio privado y al mercado económico-financiero) y regresiva (reducción de derechos democráticos y sociolaborales y déficit del Estado de bienestar) está su debilidad estructural para ejecutar una estrategia modernizadora y social. El nuevo Gobierno de coalición progresista tiene un enorme reto por delante, no solo discursivo y de orientación sino, sobre todo, ejecutivo para reforzar las políticas de progreso y legitimarse:

“En la medida en que la capacidad del Estado es una precondición para poder poner en práctica políticas de uno u otro signo, los gobiernos deberían tener como prioridad reconstituir el aparato administrativo después de tantos años de maltrato. Sin un Estado en buena forma, la política se queda en una tarea más simbólica que otra cosa. Para las izquierdas, la preocupación tendría que ser aún mayor: sus políticas sociales y redistributivas no pasarán de ser buenas intenciones si no consigue antes recaudar más y mejor y si no obtiene recursos organizativos para poner dichas políticas en práctica.

Aunque haya retos que parezcan más importantes (la transición ecológica, sin ir más lejos), necesitaremos primero un ¬Estado con capacidad suficiente para poder canalizar y organizar el cambio social y económico. Ojalá que el fracaso del Es¬tado en la lucha contra la pandemia (a nivel nacional, autonómico y local) sirva al menos para persuadirnos de que no podemos seguir así.”

Referencia web original: https://www.lavanguardia.com/opinion/20200919/483539277600/un-estado-fragil.html

Lo que no se dice sobre la privatización y fusión de Bankia con CaixaBank. Vicenç Navarro (17/09)

Un contundente alegato en defensa de una banca pública, tal como se recogía en el programa del Gobierno de coalición:

“Hoy la necesidad de bancos públicos es fundamental para poder realizar la transformación industrial del país (y otros sectores productivos de la economía). El New Deal Verde (al cual habría que añadir el New Deal Social) requiere una gran inversión, urgente y necesaria, para la propia supervivencia de la sociedad y el bienestar de la población. Este New Deal Social y Verde requiere una banca pública que anteponga los intereses del bien común sobre los intereses partidistas de los accionistas de la banca privada. Las insuficiencias de la banca privada son hoy claramente visibles. Si se desea una muy necesaria reforma profunda de la economía española, hay que impulsar los instrumentos (como la banca pública) que la faciliten.

Privatizar Bankia ahora va en la dirección contraria, significando el fin de la posibilidad de una banca pública estatal, lo cual ya ocurrió en la década de los años noventa con la creación de Argentaria y su absorción por parte del BBV, resultando como producto final el BBVA. Tales privatizaciones han convertido España en el país de la UE donde el Estado tiene menor capacidad de incidencia en el sector financiero y, por lo tanto, en la economía del país. Ello explica muchos fenómenos, incluyendo la profundidad que alcanzan las recesiones económicas en el Estado, al no haber instrumentos que permitan incidir en los enormes vaivenes que caracterizan el sector financiero español. Centrarse, como están haciendo la mayoría de medios de información, en cómo se haría tal privatización es olvidar las enormes consecuencias negativas de esta, mostrando un sesgo neoliberal, reproduciendo una ideología -la neoliberal- en la cultura económica y financiera del país que, repito, ha hecho un enorme daño al bienestar de la población en general, y al de las clases populares en particular.

El programa del nuevo gobierno de coalición de izquierdas en España incluye la creación de una banca pública. La privatización de Bankia no ayuda a ir en esa dirección. Todo lo contrario, lo dificulta. Hay que insistir, pues, en la necesidad de una movilización popular que resalte que para defender los intereses de tales clases así como para mejorar la eficiencia económica del país, la promesa del gobierno debe cumplirse, no permitiendo que la banca privada de siempre gane una vez más a costa de la pública.”

Referencia web original: https://blogs.publico.es/vicenc-navarro/2020/09/17/lo-que-no-se-dice-sobre-la-privatizacion-y-fusion-de-bankia-con-caixabank/

Por qué China es capitalista. Eli Friedman (16/09)

Un interesante análisis de la economía, el papel del Estado y la sociedad china, con la subordinación de la mayoría trabajadora, las insuficiencias de sus derechos sociolaborales y el enorme crecimiento de la desigualdad socioeconómica, junto con el gran crecimiento económico y la reconfiguración de las clases sociales. Selecciono varios párrafos ilustrativos:

“Ocurre que la economía china no solamente es capitalista, sino que además el Estado opera favoreciendo el interés general del capital. Igual que cualquier otro país capitalista, el Estado chino goza de una relativa autonomía. Y sí, uno puede objetar qué Estados tienen más autonomía, pero es bastante obvio que el Estado se ha aferrado al valor capitalista, lo cual ha efectuado un profundo cambio en el modo de gobernar el país…

Si entendemos el capital no solamente como una relación económica basada en la explotación, sino como una relación política en la que el trabajo permanece subordinado, afloran otras maneras importantes en las que la acción del Estado parece consistente con la lógica del capital. Coincidiendo con el inicio de la transición de la RPC hacia el capitalismo, Deng Xiaoping decidió, en 1982, eliminar el derecho a huelga de la constitución, una restricción a los derechos laborales a la que cabe sumar las continuas prohibiciones a la autoorganización. El único sindicato legal es la Federación Nacional de Sindicatos de China, una organización explícitamente subordinada al PCCh, así como implícitamente subordinada, dentro del lugar de trabajo, al capital…

No hay duda de que la intervención del Estado chino en la economía es más extensiva de lo que lo es en la mayor parte de países capitalistas. Pero si nos centramos en el capitalismo en general, no solo en su relativamente reciente versión neoliberal, China no parece, de ninguna forma, excepcional…

La estructura social de China se ha visto sustancialmente alterada por la filtración de la lógica capitalista en la economía y el Estado. Aún así, comprender las relaciones de clase en la China contemporánea es solamente un primer paso. Para formular una respuesta política adecuada a la profunda crisis actual, es necesario incluir en el análisis una evaluación de la compleja configuración mutua de la clase y otras formas de jerarquía social basadas en el género, la geografía o la ciudadanía. Existe una larga serie de cuestiones prácticas urgentes que no pueden ser resueltas únicamente a través de análisis de clase, y ya no digamos a través de los marcos de referencia liberales o etnonacionalistas que imperan en la actualidad.”

Referencia web original: https://ctxt.es/es/20200901/Politica/33392/china-capitalismo-hukou-huelgas-eli-friedman.htm

Comprender la irracionalidad y a los irracionales. Violeta Assiego (15/09)

Una visión lúcida y una actitud crítica frente al irracionalismo en que se basan los discursos segregadores de la ultraderecha:

“Llegados a este punto, la pregunta que me hago es cuál es la mejor forma de frenar esa irracionalidad racional de quienes secundan esos patrones de pensamiento de la extrema derecha. Sobre todo, al observar que estos van ganado terreno, especialmente, entre la población más joven, precarizada, criminalizada y frágil. Tengo muchas reticencias a que sea desde el juicio social, la ridiculización o el señalamiento, entre otras cosas porque me suena a punitivismo adultocéntrico que solo sirve para reforzar las lógicas irracionales de la crueldad y los prejuicios. Tampoco sirve la simplificación, la relativización o la negación de que detrás de muchas de esas inquietantes palabras y comportamientos que hieren, hostigan, amenazan y agreden hay racismo, machismo, homofobia, xenofobia, transfobia...

Sin embargo, limitarlo a eso es perdernos parte del problema y, por tanto, obviar parte de la solución, quién sabe si la más eficaz. En cualquier caso, creo que debemos tener claro que al igual que la extrema derecha no está improvisando su estrategia de expandirse entre las distintas clases sociales y transversalizar su ideología totalitaria, tampoco es posible que hagamos frente a este reto desde la emocionalidad y la misma lógica irracionalidad. Creo firmemente que solo nos queda un abordaje sistémico, integral, social, feminista, interseccional, empático y transformativo que nos permita comprender los porqués de tanta deshumanización.”

Referencia web original: https://www.eldiario.es/opinion/zona-critica/comprender-irracionalidad-irracionales_129_6223752.html

La brecha salarial de género persiste. Carmen Heredero (15/09)

Un diagnóstico acertado con una propuesta de refuerzo de la acción por la igualdad retributiva y laboral y, en particular, en la tarea de cuidados:

“Pero ya hemos señalado que en la brecha salarial repercuten todos los aspectos en que se manifiesta la discriminación femenina en el mercado laboral, por lo que, sin negar el valor de lo señalado, los principales cambios para la corrección de la desigualdad retributiva deberán promoverse con otro tipo de medidas. Y, de entre ellas, hay que destacar las que están relacionadas con los cuidados y, por tanto, con la consideración social que aún pervive y, por supuesto, está perfectamente instalada en las relaciones laborales, de que son las mujeres quienes tienen que asumirlos sin excusa, es decir, que la división sexual del trabajo, que sitúa a los hombres en la esfera pública y a las mujeres en la privada, si bien se está rompiendo por el lado de lo público, ya que las mujeres acceden a él, no ocurre así en el ámbito de lo privado y los hombres, en la mayor parte de los casos, solo “echan una mano” en las tareas domésticas y el cuidado. Esa obligación, además de implicar jornadas de trabajo mucho más largas que las de los hombres, dificulta a las mujeres su formación y su promoción y las coloca en inferioridad de condiciones para la obtención de un empleo, relegándolas a los empleos temporales, a las jornadas parciales…, al empleo precario, en definitiva.”

Referencia web original: https://www.nuevatribuna.es/articulo/actualidad/igualdad-brecha-salarial-genero-avances-legislacion-estatutotrabajadores/20200915120039179160.html

Los enormes costes de la desmemoria histórica. Vicenç Navarro (14/09)

Las implicaciones de esa desmemoria, que junto con la versión embellecida de la Transición, afectan a la insuficiente calidad democrática, particularmente la de los aparatos del Estado y las grandes oligarquías económico-financieras:

“El profundamente conservador aparato jurídico del Estado fue el encargado de asegurar el orden establecido, interpretando la Constitución y reduciendo aquellos elementos progresistas conquistados por las fuerzas progresistas. El hecho de que algunos derechos sociales tan importantes como el acceso a la sanidad, a la educación y a los servicios de ayuda a las familias no fueran definidos como derechos fundamentales es una consecuencia de ello. Pero el elemento fundamental que posibilitó el continuismo fue precisamente la desmemoria histórica, es decir, la ausencia de corrección de la historia falseada y sesgada del país, promovida por los vencedores del golpe militar de 1936 y sus herederos. La protección de la Monarquía y la presentación de la Transición como modélica jugaron un papel clave en la consolidación de esta desmemoria y en el lamentable espectáculo de personalidades protagonistas de la Transición, defendiendo a Martín Villa. Un intento de mantener la imagen supuestamente "modélica" de aquella Transición, que nos dejó una democracia muy incompleta con un bienestar muy insuficiente.”

Referencia web original: https://blogs.publico.es/vicenc-navarro/2020/09/14/los-enormes-costes-de-la-desmemoria-historica-2/

“Los triunfadores tienden a creer que su éxito es obra suya”: Michael J. Sandel (12/09)

Interesante entrevista a este profesor de filosofía política, crítico con el liberalismo desde posiciones comunitaristas, que dirige su nuevo libro a los popes progresistas estadounidenses. Les acusa de abrazar la meritocracia, que llevó a un legítimo resentimiento de las clases trabajadoras. Selecciono varias respuestas:

"P. ¿Por dónde empezar a repensar el significado del éxito?

R. En un ámbito cultural. De actitudes, no de políticas. Los exitosos deben preguntarse si es verdad que su éxito es atribuible enteramente a ellos, o si eso olvida hasta qué punto están en deuda con su comunidad, sus profesores, su país, las circunstancias de su vida y, en suma, la suerte que los ha ayudado en su camino. Apreciar el valor de la suerte en la vida puede dar pie a una necesaria humildad. Parte del problema es que las élites meritocráticas de hoy sufren una falta de humildad. Es lo que llamo la arrogancia meritocrática, y desafiarla es un primer paso importante.

P. ¿Pero cómo hacerlo?

R. Debemos reconstruir los espacios comunes de la ciudadanía democrática compartida. Reconstruir la infraestructura cívica del modo de vida democrático, donde personas de clases y condiciones de vida diferentes se encuentran. Debemos renovar y revigorizar la sociedad civil. Hay que pinchar las burbujas para crear una experiencia democrática compartida.

P. ¿Cómo vive la reciente conversación de su país con su sustrato racista?

R. Con gran esperanza. Black Lives Matter se ha convertido en la principal fuerza de energía civil e idealismo de nuestro tiempo.

P. ¿Puede ser una forma de tejer esas conexiones que reivindica?

R. Sí, podría ser una forma de construir conexiones a través de generaciones y de clases. Podría empezar a sanar nuestra vida civil. Es el movimiento cívico más esperanzador que hemos visto en mucho tiempo. Es el rayo de esperanza dentro de lo que, por lo demás, es una situación oscura e incierta."

Referencia web original: https://elpais.com/ideas/2020-09-11/michael-j-sandel-los-exitosos-tienden-a-creer-que-el-exito-es-obra-suya.html

Macroencuesta de violencia contra la mujer 2019. Delegación del Gobierno contra la Violencia de Género (09/2020). Principales resultados (30 pp.) (Informe completo 341 pp.)

Amplísimo estudio realizado cada cuatro años. Transcribo un párrafo del Informe Ejecutivo sobre sus características y destaco uno de los datos generales:

“Como principales novedades con respecto a la edición de 2015 cabe destacar: 1) introducción de un módulo de preguntas para medir el acoso sexual y otro módulo para medir el acoso reiterado o stalking, 2) ampliación del módulo de violencia sexual fuera de la pareja para preguntar por todas las formas posibles de violencia sexual, conocer las denuncias, la petición de ayuda formal e informal, la satisfacción con la ayuda recibida, etc. (preguntas que hasta ahora solo se hacían para la violencia en la pareja), y saber detalles sobre los episodios de violencia sexual como las agresiones en grupo o el lugar de la agresión, 3) ampliación de los ítems para medir la violencia sexual, psicológica y económica en la pareja, 4) nuevas preguntas para saber si la discapacidad, de aquellas mujeres que la tienen, es consecuencia de los episodios de violencia, 5) nuevas preguntas sobre lesiones, ingreso hospitalario, bajas laborales y diversas consecuencias físicas o psicológicas de la violencia. Con este trabajo se pretende proporcionar una visión detallada y actual de la extensión y las formas de la violencia contra la mujer, así como de diversos aspectos relacionados con la misma.”

“1 de cada 2 mujeres ha sufrido violencia por ser mujer: 57,3%, 11.688.411 mujeres de 16 o más años. 1 de cada 5 (19,8%) la ha sufrido en los últimos 12 meses: 4.048.273 mujeres de 16 o más años. (Nos referimos a todas las violencias medidas en la encuesta, desde una mirada lasciva a una violación, violencias cotidianas que las mujeres experimentan)”

Referencia web original: https://violenciagenero.igualdad.gob.es/violenciaEnCifras/macroencuesta2015/pdf/Principales_Resultados_Macroencuesta2019.pdf

Referencia web del Informe completo: https://violenciagenero.igualdad.gob.es/violenciaEnCifras/macroencuesta2015/pdf/Macroencuesta_2019_estudio_investigacion.pdf 

El engaño permanente sobre el futuro de las pensiones. Juan Torres (11/09)

Un alegato contra el cinismo del Banco de España y los economistas neoliberales y por la defensa de la sostenibilidad del sistema público de pensiones, quitando gastos que no le corresponden (llegan a unos 20.000 millones anuales) e incrementando los ingresos. Selecciono varios párrafos:

“Para abordar el problema que plantea la financiación de un sistema público de pensiones lo que hay que hacer es responder en primer lugar a dos preguntas cruciales y previas: ¿queremos que el conjunto de la sociedad -en función de un principio de solidaridad o de reparto- garantice un ingreso digno a las personas que han dejado de trabajar o preferimos que cada persona se las arregle como pueda, mientras esté trabajando, para garantizarse por su cuenta, mediante su propio ahorro, un patrimonio suficiente para cuando se jubile?

Si la sociedad decide -como se decidió en España y así está plasmado en nuestra Constitución- que la sociedad será solidaria con la población jubilada, hay que responder a otra segunda pregunta: ¿qué parte de nuestros ingresos queremos dedicar, quienes ahora estamos obteniéndolos, a proporcionar una pensión a las personas que ya no trabajan?

La respuesta a ambas preguntas es política pues depende de nuestras preferencias y lo que hace el Banco de España es arrogarse la facultad de tomar una decisión puramente política como si fuese una cuestión técnica que no admite discusión. Está engañando a la población.

Si se está en democracia y se quiere respetar la preferencia mayoritaria (en este caso la existencia de un sistema de pensiones públicas basado en la solidaridad y digno) lo que hay que hacer no es ir cortándole capas como a una cebolla hasta hacerlo desparecer (como viene proponiendo el Banco de España y los economistas que siguen su doctrina) sino encontrar la forma de aumentar sus ingresos y, por supuesto, hacer que sus gastos sean los que tengan que ser y no otros. Es decir, por un lado, evitar que el sistema se sobrecargue con gastos inadecuados, como está pasando en España con las pensiones no contributivas, ciertos gastos sanitarios, complementos de pensiones o gastos asociado a políticas laborales fraudulentas, por ejemplo. Y, por otro, que aumente la masa salarial o que se diversifiquen las fuentes de ingresos del sistema, pues en ningún lugar está escrito que las pensiones públicas se tengan que financiar solo con las cotizaciones sociales.”

Referencia web original: https://blogs.publico.es/juantorres/2020/09/11/el-engano-permanente-sobre-el-futuro-de-las-pensiones/

Mejora del sistema educativo y modernización productiva. Gabriel Flores (7/09)

La importancia de la educación para la modernización económica:

“Que lo esencial se vaya a jugar en la inversión productiva modernizadora y, por tanto, en el largo plazo no significa que no sean también muy importantes las tareas relacionadas con el fortalecimiento de un potente escudo de protección social que, además de no dejar a nadie atrás, sirva para sostener la demanda interna e impedir que la recesión aumente su capacidad destructiva; de igual modo que sigue siendo muy importante ayudar a empresas solventes para que sus problemas de liquidez no profundicen la recesión con cierres y despidos evitables. Esa importancia debe plasmarse en los Presupuestos Generales del Estado de 2021 (PGE-2021) para evitar sufrimientos, costes y retrasos innecesarios y para abrir puertas a un optimismo social realista y razonable que es imprescindible para sostener en el tiempo el esfuerzo modernizador y reformista. Pero lo decisivo es que los PGE-2021 y los posteriores sostengan y concreten esos esfuerzos de modernización productiva. La mejora de la educación no es solo una potente inversión social y económica que facilitará los cambios productivos necesarios, es también la mejor inversión posible.”

Referencia web original: https://www.nuevatribuna.es/articulo/actualidad/mejora-sistema-educativo-modernizacion-productiva/20200907110002178902.html

Los elevados costes del "procés" independentista para Catalunya y el resto de España. Vicenç Navarro (7/09)

Una crítica a la falta de realismo político de los dirigentes independentistas, algunos de los cuales lo van reconociendo, aunque sin valorar las consecuencias graves que ha tenido el procés y las políticas neoliberales sobre la situación social de la mayoría de las clases populares catalanas y españolas.

“De ahí que la toma de conciencia de que el independentismo no es viable por las causas que indica Mas-Colell (que, por cierto, no cita la causa principal de que la secesión no sea posible y que es que tal objetivo no ha tenido nunca el apoyo mayoritario en Catalunya durante el período democrático) debería forzar un nuevo planteamiento en el que el punto central de su estrategia debería ser no solo cambiar Catalunya, sino también cambiar España, de la cual es parte, dos objetivos que están íntimamente relacionados. Y en este sentido, habría que recuperar las raíces de las fuerzas progresistas que en la lucha antifascista tuvieron una visión plurinacional (defendiendo incluso el derecho de autodeterminación), aliándose con las fuerzas españolas que así lo desearan. Es posible, en contra de lo que dicen los dirigentes independentistas, que España cambie. Pero, para ello, se requiere un cambio en Catalunya, y viceversa. Los enormes problemas que tiene España - y algunos incluso más graves en Catalunya - hacen urgente e imprescindible esta transformación.”

Referencia web original: https://blogs.publico.es/vicenc-navarro/2020/09/07/los-elevados-costes-del-proces-independentista-para-catalunya-y-el-resto-de-espana/

Quiénes y cómo brutalizaron Europa. Julián Casanova (4/09)

Una introducción ilustrativa del libro Una violencia indómita: El siglo XX europeo (Crítica) del historiador Julián Casanova que explica quiénes y cómo gestaron ese odio imperialista y colonialista así como los sistemas totalitarios y la represión militar o paramilitar.

Referencia web original: https://elpais.com/cultura/2020-09-03/quienes-y-como-brutalizaron-europa.html

La segmentación laboral durante la recuperación económica: empleo atípico y rotación. Luis Cárdenas del Rey (septiembre)

Un interesante estudio académico en el último número, 38(1)2020, de la revista Cuadernos de Relaciones Laborales de la UCM: Se ha intensificado la precariedad e inseguridad laboral, con mayor segmentación. Selecciono varios párrafos:

“De esta manera, el principal objetivo del trabajo es utilizar la teoría de la segmentación para explicar la evolución en el patrón de empleo, aportando evidencia sobre sus principales rasgos, y analizar cómo han cambiado las prácticas de gestión de la fuerza de trabajo en el empleo temporal tras las reformas laborales de 2010 y 2012.

La primera hipótesis a testar es si la introducción de esas políticas “flexibilizadoras” del mercado laboral han reducido la segmentación laboral y la inestabilidad, tal y como defendían sus proponentes y defensores (MEYSS, 2013) o, por el contrario, la reducción del empleo atípico se debió a factores coyunturales y se ha recuperado.

La segunda hipótesis que cabe plantear es si la flexibilización ha traído una mayor estabilidad (como se suele afirmar desde los planteamientos que identifican la dualidad con una excesiva rigidez contractual) o si, en realidad, han implicado un incremento de la rotación como consecuencia de una mayor intensidad en las prácticas de gestión de la fuerza de trabajo orientadas al uso de mano de obra “flexible” para ajustar las condiciones de la producción con menores costes y que se concentra en determinadas ocupaciones.

De confirmarse el aumento del empleo en figuras atípicas y una mayor rotación, existirá evidencia de que el impacto de las reformas laborales de 2010 y 2012 consistiría en haber propiciado un clima social en que las empresas tienen mayor influencia sobre la determinación de los salarios, la contratación y el despido, y la organización y contenido de los puestos de trabajo, y gracias a ese mayor control pueden imponer de forma más fácil un uso de la fuerza de trabajo en la teoría flexible y en la práctica inestable…

En conclusión, el perfil de la creación de empleo es claro, el empleo atípico tiene un fuerte carácter procíclico (crece en las expansiones y se reduce en las recesiones) y su tendencia es creciente. Asimismo, los cambios legislativos realizados en la última década no parecen ir asociados a una mejora de la estabilidad. Al contrario, en el período analizado (2006-2018) la rotación muestra haberse incrementado significativamente como consecuencia de una intensificación en las prácticas previas de gestión de la fuerza de trabajo en el segmento secundario.”

Referencia web original: https://revistas.ucm.es/index.php/CRLA/article/view/68871/4564456553372

Lo vernáculo y lo utópico. Boaventura de Sousa Santos (2/09)

Un repaso a esta aparente paradoja, con una revisión de las teorías sociales:

“Consultar cualquier diccionario moderno de lenguaje escrito nos lleva a concluir que lo vernáculo y lo utópico son conceptos opuestos. Mientras que lo vernáculo (del latín, vernaculus,) significa que es propio de un lugar o una región, lo utópico (de Utopía, título del famoso libro de Thomas More [1516]) significa lo que caracterizaría a un gobierno imaginario en ningún lugar específico. En sentido figurado, mientras que lo vernáculo es lo correcto, puro, de la tierra; lo utópico es lo fantasioso, imaginario, quimérico. En este texto, trato de demostrar que, contrariamente a esta aparente contradicción y al consenso de los diccionarios al respecto, hay más complicidad entre los dos términos de lo que se puede imaginar, y que estas complicidades se han hecho más visibles en los últimos tiempos…

Este tipo de debate, sobre la necesidad de buscar en las tradiciones las energías y pistas para mejorar el futuro y, en general, sobre las dificultades de la teoría pura, sea la que sea, para dar cuenta de la realidad siempre rebelde y siempre en movimiento, ha acompañado todo el siglo pasado, y creo que nos acompañará en el siglo actual…

Esta tensión creativa entre lo vernáculo y lo utópico no terminó con las experiencias históricas que acabo de mencionar. Me atrevo a pensar que nos acompañará en este siglo, ciertamente fortalecido por las alternativas que se abren en el período post-pandemia. Cada vez es más evidente que si las sociedades y las economías no adoptan formas de vida distintas de las basadas en la explotación injusta e ilimitada de los recursos naturales y los recursos humanos, la vida humana en el planeta estará en riesgo de extinción.”

Referencia web original: https://blogs.publico.es/espejos-extranos/2020/09/02/lo-vernaculo-y-lo-utopico/

Reconstrucción y presupuestos. Albert Recio (1/09)

Una buena valoración de los criterios para encarar los presupuestos y la recuperación económica con una respuesta inmediata a los problemas sociales y productivos, y desde una estrategia sostenible social y ecológicamente. Selecciono varios párrafos:

“Es entendible que, en este contexto, se defienda que el objetivo básico sea el de aprobar un presupuesto que favorezca una recuperación económica lo menos traumática posible. Pero este planteamiento tiene dos puntos débiles. Uno de ellos es de sobras conocido: la cuestión de los apoyos políticos necesarios para que el presupuesto pueda tirar adelante…

El segundo problema es aún más estructural. En una situación como la actual, casi todo el mundo ha perdido, y las demandas de recuperación se traducen en tratar de recuperar lo perdido. Ningún presupuesto público estará en condiciones de garantizarle a todo el mundo la cobertura de sus pérdidas, lo que abre un enorme conflicto distributivo en torno al presupuesto. A corto plazo, parte de este conflicto ―dada la actual política monetaria― puede desplazarse hacia el endeudamiento público (lo que constituye una nueva amenaza futura), pero éste tiene unos límites. Y, por ello, se plantearán debates de peso sobre hacia dónde orientar el gasto adicional y si se recortan o se incrementan determinados impuestos…

No se trata sólo de una crítica que tiene que ver con la posibilidad de un modelo social alternativo. Se trata también de considerar con realismo muchos de los problemas prácticos que ya conocíamos y que la pandemia y el confinamiento han puesto en evidencia. Si algo se ha puesto de manifiesto en esta crisis es, por una parte, la incapacidad del modelo actual para articular de forma adecuada la vida de la gente. Una sociedad sofisticada que, sin embargo, se ha demostrado incapaz de garantizar los cuidados a mayores y niños, de ofrecer un equilibrio entre las diferentes actividades humanas, y de ofrecer a todo el mundo condiciones básicas para una vida saludable…

Las sociedades que mejor pueden encarar el futuro son las que aborden de frente estas cuestiones y desarrollen cuanto antes respuestas tecnológicas, sociales, organizativas, culturales capaces de reorientarse en aras a la sostenibilidad ecológica y social. Esta debería ser la orientación de fondo de una estrategia económica a largo plazo. Ello no debe tomarse sólo como una orientación ideológica, sino que tiene muchas implicaciones prácticas, sobre qué sectores, actividades, líneas de investigación potenciar…

El presupuesto no es el instrumento para pensar un cambio estratégico que requiere un trabajo sostenido en el tiempo. Pero sí es un medio para cubrir necesidades perentorias y marcar una cierta orientación. Es necesario que se apruebe un presupuesto que permita algún respiro y que incluya cuando menos políticas que minimicen el desastre social en el que ya estamos inmersos.”

Referencia web original: http://www.mientrastanto.org/boletin-193/notas/reconstruccion-y-presupuestos

Política en tiempos confusos. Albert Recio (1/09)

Una oportuna reflexión sobre las dificultades y tareas de las fuerzas alternativas. Selecciono varios párrafos:

“Si analizamos la acción de Gobierno de Unidos Podemos (y más allá de la experiencia de los Ayuntamientos del cambio), creo que es obvio que su intervención ha permitido introducir cuestiones que seguramente hubieran quedado relegadas de no haber estado ellos y ellas en el Gobierno, especialmente en la introducción de un conjunto de políticas laborales y sociales diseñadas para paliar los costes sociales del parón económico. Aunque, también en ello, es necesario reconocer un aprendizaje necesario de los últimos meses: una cosa es legislar y promover políticas, y otra es definir cómo éstas se concretan en la práctica. Gran parte de las medidas decretadas (por ejemplo los ERTES, la renta mínima…) han quedado encalladas en un inadecuado funcionamiento de la administración, en problemas estructurales de la misma. Las mejores ideas pueden naufragar si no se piensa con realismo en cómo llevarlas a la práctica. Y la defensa de lo público exige también pensar en cómo organizarlo y hacerlo funcionar…

Donde hay un fallo clamoroso es en la organización de todo lo demás, en saber desarrollar un discurso comprensible de lo que se propone y de lo que inevitablemente se transige, de los problemas estructurales que impiden cambios, en desarrollar un discurso propio, en articular una verdadera fuerza social capaz de sostener una presión cultural y social adecuada…

La trayectoria seguida hasta ahora, desde el ciclo que inauguraron las municipales de 2015, resulta inadecuada para los tiempos presentes. Todo el mundo del activismo político y social de la izquierda debería tomar conciencia de ello, y trabajar para cambiar el rumbo organizativo, cultural y político. Empezando por reconocer tanto las limitaciones como los logros alcanzados, generando marcos de diálogo y reflexión a diversos niveles y buscando el desarrollo de proyectos que sirvan para presionar y transformar.”

Referencia web original: http://www.mientrastanto.org/boletin-193/notas/politica-en-tiempos-confusos

Selección de publicaciones

Relación de publicaciones destacadas, propias y ajenas: Artículos destacados

Artículos ajenos destacados del mes anterior:

(Abajo, los propios)

Luz en la penumbra: ¡SE HACE CAMINO AL ANDAR!

Las contradicciones del capital y de los cuidados. Nancy Fraser (19/08)

Interesante libro ‘Los talleres ocultos del capital: Un mapa para la izquierda’ de esta ilustre feminista. Merece la pena su estudio y debate. Destaca la interacción entre la crisis de la producción y la de la reproducción social y de los cuidados. Apunta, en forma de interrogantes finales, a un cambio global del orden social bajo el objetivo de la emancipación en alianza con la protección social. Selecciono varios párrafos significativos del avance editorial del cap. 4 (pp. 74/91):

“Los cuidados, que comprenden tanto trabajo afectivo como material y a menudo se realizan sin remuneración, son indispensables para la sociedad. Sin ellos no podría haber cultura, ni economía, ni organización política. Ninguna sociedad que sistemáticamente debilite su reproducción social logra perdurar mucho. Hoy en día, sin embargo, una nueva forma de sociedad capitalista está haciendo exactamente eso. El resultado es una enorme crisis no solo de los cuidados, sino también de la reproducción social en su sentido más amplio.

La «crisis de los cuidados» es mejor interpretarla como una expresión más o menos aguda de las contradicciones sociorreproductivas del capitalismo financiarizado Entiendo esta crisis como uno de los componentes de una «crisis general», que incluye también vectores económicos, ecológicos y políticos, que se entrecruzan y exacerban mutuamente. El aspecto de la reproducción social forma una dimensión importante de esta crisis general, pero a menudo queda olvidado en los actuales debates, que se centran principalmente en los peligros económicos o ecológicos. Este «separatismo crítico» es problemático; el aspecto social es tan fundamental en la crisis general que ninguno de los otros puede entenderse adecuadamente haciendo abstracción de él. Sin embargo, también puede afirmarse lo contrario. La crisis de la reproducción social no es un elemento independiente y no puede entenderse adecuadamente por sí sola. ¿Cómo deberíamos interpretarla, entonces? Yo sostengo que la «crisis de los cuidados» es mejor interpretarla como una expresión más o menos aguda de las contradicciones sociorreproductivas del capitalismo financiarizado. Esta formulación sugiere dos ideas. En primer lugar, las actuales tensiones a las que están sometidos los cuidados no son accidentales, sino que tienen unas profundas raíces sistémicas en la estructura de nuestro orden social, que yo denomino aquí capitalismo financiarizado. No obstante, y este es el segundo punto, la actual crisis de la reproducción social indica que hay algo podrido no solo en la actual forma financiarizada del capitalismo, sino en la sociedad capitalista per se...

Los déficits de cuidados que experimentamos hoy son la forma que esta contradicción adopta en esta tercera fase, la más reciente, del desarrollo capitalista. Para desarrollar esta tesis, propongo explicar primero la contradicción social del capitalismo como tal, en su forma general. En segundo lugar, esbozo su evolución histórica en las dos fases anteriores del desarrollo capitalista. Por último, sugiero interpretar los «déficits de los cuidados» de hoy en día como expresiones de la contradicción social del capitalismo en su actual fase financiarizada…

Como cada uno de sus regímenes predecesores, el capitalismo financiarizado institucionaliza la división producción-reproducción sobre una determinada base de género. A diferencia de sus predecesores, sin embargo, su imaginario dominante es el individualismo liberal y la igualdad de género: las mujeres se consideran iguales a los hombres en todas las esferas y merecen igualdad de oportunidades para realizar sus talentos, también –quizá en especial– en la esfera de la producción. La reproducción, por el contrario, se percibe como un residuo retrógrado, un obstáculo que impide el avance en el camino hacia la liberación y del que, de un modo u otro, hay que prescindir. A pesar de su aura feminista, o quizá debido a ella, esta concepción ejemplifica la actual forma de contradicción social del capitalismo, que asume una nueva intensidad. Además de disminuir la provisión pública y atraer a las mujeres al trabajo asalariado, el capitalismo financiarizado ha reducido los salarios reales, aumentando así el número de horas de trabajo remunerado que cada hogar necesita para sostener a la familia y provocando una desesperada pelea por transferir el trabajo de cuidados a otros. Para llenar el «vacío de los cuidados», el régimen importa trabajadores migrantes de los países más pobres a los más ricos. Típicamente, son mujeres racializadas, a menudo de origen rural, de regiones pobres, las que asumen el trabajo reproductivo y de cuidados antes desempeñado por mujeres más privilegiadas. Pero para hacerlo, las migrantes deben transferir sus propias responsabilidades familiares y comunitarias a otras cuidadoras aún más pobres, que deben a su vez hacer lo mismo, y así sucesivamente, en «cadenas de cuidados globales» cada vez más largas. Lejos de cubrir el vacío de los cuidados, el resultado neto es desplazarlo de las familias más ricas a otras más pobres, del Norte global al Sur global…

Las luchas en torno a los límites referentes a la reproducción social son tan centrales para la actual coyuntura como las luchas de clase en el ámbito de la producción económica. Responden, sobre todo, a una «crisis de los cuidados», que tiene sus raíces en la dinámica estructural del capitalismo financiarizado. Globalizado e impulsado por la deuda, este capitalismo está expropiando sistemáticamente las capacidades disponibles para sostener las conexiones sociales. Proclamando el nuevo ideal de familia con dos proveedores, atrae a los movimientos de emancipación, que se unen con los defensores de la mercantilización para oponerse a los partidarios de la protección social, ahora cada vez más resentidos y chovinistas…

¿Qué sigue a todo ello en la actual coyuntura? ¿Son las actuales contradicciones del capitalismo financiarizado suficientemente graves como para considerarse una crisis general y deberíamos, por consiguiente, prever otra mutación de la sociedad capitalista? ¿Galvanizará la presente crisis luchas de suficiente amplitud y visión como para transformar el régimen actual? ¿Podría una nueva forma de feminismo socialista romper el idilio del movimiento feminista predominante con la mercantilización y, al mismo, tiempo forjar una nueva alianza entre la emancipación y la protección social? Y de ser así, ¿con qué fin? ¿Cómo podría reinventarse hoy la división entre reproducción y producción y qué puede sustituir a la familia de dos proveedores?...

La senda de su resolución solo puede avanzar mediante una profunda transformación estructural de este orden social. Lo que hace falta, ante todo, es superar el rapaz sometimiento de la reproducción a la producción que tiene lugar en el capitalismo financiarizado, pero esta vez sin sacrificar ni la emancipación ni la protección social. Esto, a su vez, exige reinventar la distinción entre producción y reproducción y reimaginar el orden de género. Queda por ver si el resultado de todo ello será compatible con el capitalismo.”

Referencia web original: https://ctxt.es/es/20200801/Firmas/31887/Nancy-Fraser-covid-capitalismo-crisis-feminismo-socialismo.htm

Acceso al libro en abierto y PDF: https://www.traficantes.net/sites/default/files/pdfs/PC_21_Talleres%20ocultos_web_baja_0.pdf

Laicidad, federación y república. José Antonio Pérez Tapias (12/08)

Una apuesta decidida por la democracia radical:

“La monarquía está hundida, y con ella pueden quedar hundidas las fuerzas políticas que aten su futuro a esa rueda de molino. España necesita república para su Estado… Laicidad para nuestra política y federación para nuestro Estado son propuestas en torno a lo importante que se inscriben en la órbita de esa democracia radical que necesitamos, susceptible de entenderse para su coherencia como propia de un republicanismo puesto al día.”

Referencia web original: https://ctxt.es/es/20200801/Firmas/33125/Jose-Antonio-Perez-Tapias-monarquia-laicidad-federacion-republica.htm

Último artículo propio destacado

El carácter social del feminismo. Antonio Antón, en Público (8/08)

Destaco en este artículo el sentido social y transformador de las relaciones sociales del movimiento feminista, acompañado por el cambio cultural:

“En conclusión, los feminismos, como pertenencia grupal e identificación colectiva, se constituyen a través de una acción práctica y solidaria de carácter igualitario-emancipador por cambiar las relaciones desiguales e injustas que sufren las mujeres, las situaciones de desventaja que padecen. Su cultura emancipadora, en sentido amplio, incluye el cambio de hábitos, estereotipos y costumbres discriminatorios, y es consustancial a los feminismos. Conlleva la crítica y la oposición a los privilegios de género, los discursos y políticas machistas y las estructuras sociales dominadoras. Su implicación práctica democrático-igualitaria consolida una nueva subjetividad que, a su vez, refuerza sus valores solidarios y su motivación liberadora. Considerar al movimiento feminista como exclusivamente cultural relega la prioridad por el cambio de las relaciones reales desventajosas u opresivas y dificulta una acción crítica, popular, realista y transformadora. Es, sobre todo, un movimiento social, aunque con un gran componente cultural. El cambio feminista, además de las subjetividades, debe transformar las relaciones sociales de desigualdad y dominación; debe ser relacional.”

Referencia web original: https://blogs.publico.es/otrasmiradas/35772/el-caracter-social-del-feminismo/

Publicado en Rebelión (13/08): https://rebelion.org/el-caracter-social-del-feminismo/

ÚLTIMO ENSAYO DESTACADO

Sujeto feminista: ni esencialista ni posmoderno, Antonio Antón, en Mientras Tanto nº 193, septiembre

Un amplio ensayo en el que expongo varias reflexiones teóricas complementarias a las de mi reciente libro 'Identidades feministas y teoría crítica'. Selecciono los primeros párrafos:

“El sentido del feminismo es combatir el sometimiento de las mujeres, superar su situación impuesta de desigualdad y opresión para que puedan ser personas libres. La situación y la identidad de género mujer conlleva una posición de subordinación derivada de la desigual división sexual del trabajo productivo y reproductivo, público y privado, que el feminismo pretende superar mediante un proceso igualitario-emancipatorio que configura la identidad feminista de las mujeres. Se replantean las feminidades y las masculinidades y su interacción.

Por tanto, la clave del feminismo es conseguir la igualdad de género o entre los géneros, superar las desventajas relativas y la discriminación de las mujeres. Dicho de otro modo, el objetivo es que la diferenciación de géneros y su construcción sociohistórica no supongan desigualdad real y de derechos y, por tanto, no tengan un peso sustantivo en la distribución y el reconocimiento de estatus y poder.

En ese sentido, se rompen los géneros como funciones sociales desiguales impuestas por el orden establecido, patriarcal-capitalista, que se ve favorecido por esa segregación por sexo. Supone un largo y persistente proceso individual y colectivo para superar las profundas causas estructurales y de dominación en que se basan esa segmentación. Igualdad y emancipación están entrelazadas frente a una realidad de género ambivalente.

A partir de esa posición compartida mayoritariamente en los feminismos, en el contexto de la polémica suscitada estas semanas en torno al proyecto de ley gubernamental sobre la libertad sexual y los derechos de las personas transexuales, desde la sociología crítica expongo algunas reflexiones sobre las insuficiencias teóricas esencialistas y posestructuralistas y su influencia en la concepción de la identidad y la formación del sujeto feminista. Además, en continuidad con un ensayo reciente (Sujeto y cambio feminista), destacaré el carácter social, no solo cultural, del movimiento feminista y el sentido del debate actual.

Desde mi punto de vista, la diferenciación principal en el seno del feminismo hay que plantearla en función de su actividad y capacidad transformadora de las relaciones de desigualdad y subordinación de las mujeres. Así, respecto del avance real en la igualdad y la emancipación, existen dos grandes corrientes: el feminismo crítico, popular y transformador, y el feminismo socioliberal, retórico y formalista. No obstante, el debate de ideas es importante y se entrecruza con las alternativas y las prácticas sociopolíticas y culturales del movimiento feminista.”

Referencia web original: http://www.mientrastanto.org/boletin-193/ensayo/sujeto-feminista-ni-esencialista-ni-posmoderno

Ensayos e investigaciones recientes

Porfiar a pesar de los nubarrones: ¡SE HACE CAMINO AL ANDAR!

 

Ver todas: Investigaciones

Ver: Ensayos destacados

Sujeto feminista: ni esencialista ni posmoderno, Antonio Antón, en Mientras Tanto nº 193, septiembre

Un amplio ensayo en el que expongo varias reflexiones teóricas complementarias a las de mi reciente libro Identidades feministas y teoría crítica. Selecciono los primeros párrafos:

“El sentido del feminismo es combatir el sometimiento de las mujeres, superar su situación impuesta de desigualdad y opresión para que puedan ser personas libres. La situación y la identidad de género mujer conlleva una posición de subordinación derivada de la desigual división sexual del trabajo productivo y reproductivo, público y privado, que el feminismo pretende superar mediante un proceso igualitario-emancipatorio que configura la identidad feminista de las mujeres. Se replantean las feminidades y las masculinidades y su interacción.

Por tanto, la clave del feminismo es conseguir la igualdad de género o entre los géneros, superar las desventajas relativas y la discriminación de las mujeres. Dicho de otro modo, el objetivo es que la diferenciación de géneros y su construcción sociohistórica no supongan desigualdad real y de derechos y, por tanto, no tengan un peso sustantivo en la distribución y el reconocimiento de estatus y poder.

En ese sentido, se rompen los géneros como funciones sociales desiguales impuestas por el orden establecido, patriarcal-capitalista, que se ve favorecido por esa segregación por sexo. Supone un largo y persistente proceso individual y colectivo para superar las profundas causas estructurales y de dominación en que se basan esa segmentación. Igualdad y emancipación están entrelazadas frente a una realidad de género ambivalente.

A partir de esa posición compartida mayoritariamente en los feminismos, en el contexto de la polémica suscitada estas semanas en torno al proyecto de ley gubernamental sobre la libertad sexual y los derechos de las personas transexuales, desde la sociología crítica expongo algunas reflexiones sobre las insuficiencias teóricas esencialistas y posestructuralistas y su influencia en la concepción de la identidad y la formación del sujeto feminista. Además, en continuidad con un ensayo reciente (Sujeto y cambio feminista), destacaré el carácter social, no solo cultural, del movimiento feminista y el sentido del debate actual.

Desde mi punto de vista, la diferenciación principal en el seno del feminismo hay que plantearla en función de su actividad y capacidad transformadora de las relaciones de desigualdad y subordinación de las mujeres. Así, respecto del avance real en la igualdad y la emancipación, existen dos grandes corrientes: el feminismo crítico, popular y transformador, y el feminismo socioliberal, retórico y formalista. No obstante, el debate de ideas es importante y se entrecruza con las alternativas y las prácticas sociopolíticas y culturales del movimiento feminista.”

Referencia web original: http://www.mientrastanto.org/boletin-193/ensayo/sujeto-feminista-ni-esencialista-ni-posmoderno

Sujeto y cambio feminista. Antonio Antón, en Rebelión (9/07) (17 pp.)

“En este texto explico, desde la sociología crítica, las características del cambio feminista y las enlaza con los procesos identificadores y la conformación de un sujeto sociopolítico feminista. Tiene tres partes. La primera, “El cambio feminista”, analiza los tres niveles de identificación feminista, la pugna entre los distintos feminismos, el agotamiento del feminismo socioliberal y formalista y la expectativa del cambio institucional. La segunda, “El contexto del impulso feminista”, analiza la persistencia de la desigualdad, la discriminación y la violencia hacia las mujeres, junto con el insuficiente reconocimiento público de su aportación, los límites de las políticas públicas y las reformas regresivas que perjudican más a las mujeres, diferencio la identidad feminista de la identidad de género y destaco el choque entre el avance de la conciencia feminista y la persistencia de las desventajas relativas de las mujeres. La tercera, “Identidades y sujetos feministas”, señala dos aspectos complementarios de carácter teórico: el sentido de la pertenencia feminista como proceso de identificación y la formación de actores y sujetos colectivos, en particular el movimiento feminista.”

Referencia web original: https://rebelion.org/sujeto-y-cambio-feminista/

Desafíos para el Gobierno. Antonio Antón, en Mientras Tanto nº 192 (julio)

En este ensayo explico los tres rasgos distintivos de la actual coyuntura sociopolítica: las estrategias (confrontativa y centrista) de las derechas contra el Gobierno progresista de coalición, el fuerte consenso social progresista, que constituye una amplia base para apoyar su programa, y los retos a corto y medio plazo del Gobierno y las fuerzas de progreso.

Referencia web original: http://www.mientrastanto.org/boletin-192/ensayo/desafios-para-el-gobierno

Polémicas sobre las rentas básicas. Antonio Antón, en Mientras Tanto nº 191 (junio)

En este ensayo pretendo clarificar los fundamentos teóricos y éticos de los distintos modelos de rentas básicas o sociales y las principales controversias y polémicas. Está dividido en tres partes. La primera explica los “Tres modelos de rentas básicas” y enmarca el criterio de su incondicionalidad; la segunda analiza “La reciprocidad en las rentas sociales”, y la tercera profundiza en “Los debates sobre las rentas básicas”, desde un enfoque social, relacional y contractualista.

Referencia web original: http://www.mientrastanto.org/boletin-191/ensayo/polemicas-sobre-las-rentas-basicas

Rentas sociales: igualdad, libertad y reciprocidad. Antonio Antón, en Rebelión (14/05)

En este amplio ensayo (35 pp.) abordo los fundamentos teóricos y éticos de los distintos modelos de rentas básicas o sociales.

Referencia web original: https://rebelion.org/wp-content/uploads/2020/05/Rentas-sociales-igualdad-libertad-y-reciprocidad.pdf

Pactos de la Moncloa y estrategias sindicales. Antonio Antón, en Rebelión (10/04) (23 pp.)

Este texto es un fragmento del libro El devenir del sindicalismo y la cuestión juvenil (ed. Talasa, 2006). Corresponde a la etapa de la transición política y los primeros años de la etapa democrática (1976/1984). Es un análisis de la política de pactos sociales, cuyo primer y gran eslabón fue los Pactos de la Moncloa (1977), y del modelo de relaciones laborales que se implantó y, básicamente, sigue vigente. Habiendo pasado ya catorce años desde su redacción, que he revisado, considero que la interpretación expresada sigue siendo válida en lo fundamental y puede contribuir para fijar una posición más madurada ante los desafíos inmediatos derivados de la crisis actual.

Referencia web original: https://rebelion.org/wp-content/uploads/2020/04/Pactos-de-la-Moncloa-y-estrategias-sindicales-REB.pdf

Feminismos, interseccionalidad e identificaciones. Antonio Antón, en Rebelión -sección Libros Libres- (4/03)

Este ensayo (38 pp. en PDF) tiene un hilo conductor: La conformación de nuevos procesos identificadores, en particular, el feminismo, así como su interacción en una dinámica interseccional o común, en el marco de una tendencia más amplia de formación de un nuevo progresismo de izquierdas.

Referencia web original: https://rebelion.org/download/feminismos-interseccionalidad-e-identificaciones/?wpdmdl=598301&refresh=5e5f69ff214df1583311359

LA BASE SOCIAL DE PROGRESO (II): progresista, feminista, ecologista y de izquierdas. Antonio Antón, en Nueva Tribuna (28/12)

Segunda parte del Informe donde analizo la cultura sociopolítica de la base social de progreso y la comparo con la del PSOE y de la sociedad en general.

Referencia web original: https://www.nuevatribuna.es/articulo/actualidad/base-social-progreso-progresista-feminista-ecologista-izquierdas/20191228090938169546.html

LA BASE SOCIAL DE PROGRESO (I): Joven, trabajadora y progresista. Antonio Antón, en Nueva Tribuna (19/12)

Este informe, basado en el estudio aludido del CIS, se sitúa en un doble plano. Por un lado, explica las principales variables sociodemográficas y de cultura política del conjunto de la sociedad según las opciones político-electorales. Por otro lado, detalla la particularidad de la base electoral de las fuerzas del cambio y la compara con la del Partido Socialista, para interpretar las bases sociales que pueden condicionar la evolución política y la gestión gubernamental y modificar las expectativas sociales y la legitimidad de ambas formaciones. Al mismo tiempo, precisaré el significado de algunas expresiones utilizadas, así como la justificación de varias opciones metodológicas… En la primera parte, expongo las variables sociodemográficas de los diversos electorados. En la segunda parte, analizo sus características político-ideológicas.”

Referencia web original: https://www.nuevatribuna.es/articulo/actualidad/joven-trabajadora-progresista/20191219161837169323.html

La crisis persiste para la mayoría social. Antonio Antón en Pensamiento Crítico, diciembre (2019)

Informe completo y documentado donde explico la persistencia de la crisis socioeconómica para las capas populares.

Referencia web original: http://www.pensamientocritico.org/la-crisis-persiste-para-la-mayoria-social/

Últimos libros:

Altura de miras ¡SE HACE DAMINO AL ANDAR!

Identidades feministas y teoría crítica. Nueva edición ampliada. Antonio Antón. Ed. Dyskolo (18/09/2020) (Con acceso al texto completo: 207 pp.)

Este libro, Identidades feministas y teoría crítica, tiene un doble plano, analítico y teórico. Por una parte analiza las características de la nueva ola feminista en España, sus causas, el contexto sociopolítico y cultural y su impacto transformador. Por otra parte, explica los diferentes enfoques teóricos, en particular, los debates sobre el sentido de las identidades feministas y su relación con la formación del sujeto feminista. Los dos aspectos se entrecruzan en sus cinco capítulos. El primero, Feminismos e identidades, detalla el refuerzo de la conciencia y la participación feministas y el significado de las identidades como procesos relacionales y de reconocimiento propio y ajeno. El segundo, Feminismos, interseccionalidad e identificaciones, parte de un análisis sociológico de los distintos electorados y su grado de afinidad feminista, así como de la activación feminista, para profundizar en los procesos de identificación y su interseccionalidad. El tercero, Acerca del pensamiento de Nancy Fraser, se centra en una valoración crítica de su feminismo y su teoría alternativa, con algunas conclusiones estratégicas y un anexo al final. El cuarto, Sujeto y cambio feminista, analiza las tendencias y el contexto del cambio feminista y las contrasta con la formación de las identidades feministas. Y el quinto, Sujeto feminista: ni esencialista ni posmoderno, desde el análisis de los tres ejes de la acción feminista y la existencia de dos grandes corrientes del movimiento feminista, la socioliberal o formalista y la crítica o transformadora, explica los fundamentos teóricos que están detrás de los debates sobre el sujeto feminista, desde un enfoque crítico, relacional y sociohistórico.

Referencia web original: https://rebelion.org/nueva-edicion-ampliada-del-libro-identidades-feministas-y-teoria-critica/

Acceso al texto completo en PDF: https://rebelion.org/download/identidades-feministas-y-teoria-critica-antonio-anton-moron/?wpdmdl=611799&refresh=5f6382d62112c1600357078

Libros propios recientes:

- (2020): Identidades feministas y teoría crítica, en Editorial Dyskolo (150 pp.). Publicado en digital y en abierto, con licencia Creative Commons. Referencia web: https://www.dyskolo.cc/cat%C3%A1logo/lib061/

Reeditado por Rebelión (sección LIBROS LIBRES), mayo de 2020, en PDF: https://rebelion.org/download/identidades-feministas-y-teoria-critica-antonio-anton-moron/?wpdmdl=611799&refresh=5ec6196ad869d1590040938

- (2019): Clase, pueblo, nación. Pensamiento crítico y estrategias politicas, en Editorial Académica Española. ISBN: 978-613-9-43600-2. (Hay una edición en abierto con Licencia de Creative Commons, en Editorial Dyskolo, con el título Clase, nación y populismo: Referencia web: https://www.dyskolo.cc/cat%C3%A1logo/lib055/ )

- (2019): Movimientos sociales, acción colectiva y cambio social en perspectiva. Continuidades y cambios en el estudio de los movimientos sociales. Rubén Díez García y Gómez Betancor Nuez (eds.). Fundación Betiko y Federación Española de Sociología-FES. Interesante libro de las aportaciones sociológicas en el Encuentro del Comité de Investigación sobre Movimientos sociales, Acción colectiva y Cambio social de la FES. Se incluye mi comunicación titulada Valoración de la interpretación populista (pp. 31-42). ISBN: 978-84-09-09287-1

- (2019): El futuro del trabajo: realidades e implicaciones, en Sociedades en la encrucijada, compromisos de la sociología. LIBRO DE ACTAS del XIII Congreso Español de Sociología, Valencia, julio (7 pp.). ISBN: 978-84-09-12839-6. Hay una versión periodística en CTXT (8/05/2019: https://ctxt.es/es/20190508/Politica/26017/Antonio-Anton-empleo-economia-trabajo-calidad-temporalidad-precariedad.htm

- (2019): Carácter de los sujetos colectivos, en Sociedades en la encrucijada, compromisos de la sociología. LIBRO DE ACTAS del XIII Congreso Español de Sociología, Valencia, julio (7 pp.). ISBN: 978-84-09-12839-6. Hay una versión periodística en Nueva Tribuna (12/07/2019): https://www.nuevatribuna.es/opinion/antonio-anton/caracter-de-los-sujetos/20190712110616164436.html

- (2018): “Qué salida de la crisis: tendencias y percepciones contradictorias”, en ¿Cómo estamos ‘saliendo’ de la crisis?, Andreu Lope Peña (coord.). Libro Memoria del IV Encuentro del Comité de Sociología del Trabajo (pp. 94-124). Editado por la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB): https://ddd.uab.cat/pub/poncom/2018/197218/Memoria_IV_Encuentro_final.pdf

- (2018): Frente a la crisis social y nacional ¿QUÉ PAÍS?, ed. Rebelión (166 pp.). Versión digital en abierto licencia de Creative Commonshttp://rebelion.org/docs/246267.pdf

- (2018): "El sujeto de cambio", en La clase trabajadora ¿Sujeto de cambio en el siglo XXI?, Adrián Tarín y José Manuel Silva (coords), Madrid, Siglo XXI (pp. 71-102). ISBN: 978-84-323-1922-8. 

 

- (2018): "La interpretación populista del movimiento popular", en Una mirada desde la Sociología actual: análisis y propuestas del contexto actual,  Mª José Diaz Santiago y Francisco-Javier García-Castilla (coordinadores), editado por la Asociación Madrileña de Sociología (AMS) (pp. 369-401). ISBN:  978-84-09-02524-4 (e-book, 584 pp.). Ver texto: Populismo y pueblo

-- (2018): "La teoría populista: Lógica política y ambigüedad ideológica", Comunicación en libro de Actas del X Congreso Vasco de Sociología y Ciencia política (2015): Sociedades en constante cambio: realidad social y reto científico (pp. 70-83). ISBN. 978-84-9082-923-3 (920 pp.). Una versión inicial de la Comunicación se publica en Rebelión (30/09/2015): https://rebelion.org/la-teoria-populista-logica-politica-y-ambiguedad-ideologica/.

 - (2017): El populismo a debate, libro digital editado por Rebelión (2-12), sección "Libros libres" (125 pp.) licencia de Creative Commonshttp://www.rebelion.org/docs/234831.pdf

Ver más: Libros destacados

Ver todos los: Libros

Amanecer: ¡SE HACE CAMINO AL ANDAR!

Caminos por recorrer: ¡SE HACE CAMINO AL ANDAR!