Blog: http://www.antonio-anton-uam.es

SE HACE CAMINO AL ANDAR

Publicaciones (propias y ajenas) de interés sociopolítico

Selección mensual en el BOLETÍN INFORMATIVO: ver Boletín

Antonio Antón: Ver Presentación-UAM

 

Novedades

(último mes; anteriores en la entrada correspondiente)

Artículos ajenos (abajo)

Libros, Ensayos y Artículos destacados (abajo)  

ARTÍCULOS PROPIOS:

La derechización españolista. Antonio Antón, en Nueva Tribuna (17/01/2022)

A raíz de un artículo de Ignacio Sánchez-Cuenca donde expone la reacción del nacionalismo español y las limitaciones del Gobierno de coalición que conllevan un futuro incierto, expongo algunas reflexiones que matizan ese diagnóstico y, sobre todo, reclaman una respuesta para asegurar un proceso de avance progresista. Destaco varios párrafos:

“Por tanto, en las bases sociales de las derechas estatales sí existe su derechización y su movilización con su dinámica trumpista. Los fundamentos de su estrategia están claros: su nacionalismo españolista y su refuerzo autoritario y manipulador contra los tres ejes del cambio de progreso: una reforma socioeconómica y laboral progresiva; la regulación de la plurinacionalidad y la democratización del Estado, y un poder institucional representado por el actual Gobierno de coalición progresista, con la presencia de Unidas Podemos que representa una garantía para la firmeza y la continuidad de esos cambios, junto con sus apoyos de los nacionalismos periféricos…

La responsabilidad de la falta de acuerdo progresista en 2016 no es paritaria entre PSOE y Unidas Podemos, aunque hubo errores del segundo, particularmente por su incapacidad para mantener un conglomerado unitario. El motivo del fracaso fue la apuesta del aparato socialista y de todo el poder establecido por conformar un amplio consenso continuista con las derechas para neutralizar esa tendencia social y cultural de fondo que reclamaba ese cambio de progreso, y, en particular, deslegitimar y debilitar su representación política e impedir la colaboración progresista…

Pero junto con esas dificultades externas derivadas de la polarización reaccionaria de las derechas y otras constricciones estructurales, el problema principal para las izquierdas es el de la activación de sus propias bases sociales con un plan reformador unitario y realista pero firme y sustantivo. Ello permitirá generar otras expectativas políticas y culturales para fortalecer el cambio de progreso…

Por tanto se trata de superar las tentaciones centristas o paralizantes del propio Partido Socialista, con muchas presiones fácticas, contando con las desventajas (pandemia) y ventajas (políticas expansivas europeas). Así, en el plano de la reforma social es, precisamente, Yolanda Díaz y UP, quienes aparecen como los más firmes y consecuentes y les permite remontar su declive representativo, cosa que no le pasa a Pedro Sánchez y el PSOE. En el plano democratizador y territorial, en particular el conflicto en Cataluña, es sustancial avanzar aunque sea poco y lento, pero con una voluntad clara y persistente. Se trata de consolidar el bloque de la investidura y activar otro modelo de España plural…

Supone activar las bases electorales de las fuerzas progresistas y de izquierda, superar las actitudes timoratas y vacilantes y generar nuevas expectativas con una renovación del proyecto de país (de países). Es un empeño titánico, tal como dice Sánchez-Cuenca. Pero hay que intentarlo. La opción de un repliegue centrista y la división del campo progresista conducirá al fracaso del cambio de progreso, quizá para una etapa prolongada.”

Referencia web original: https://www.nuevatribuna.es/articulo/actualidad/derechizacion-espanolista/20220117161222194595.html

La izquierda social existe. Antonio Antón, en Público (14/01/2021)

Con los datos del estudio 3344 del CIS, en su Barómetro de diciembre de 2021 analizo dos dimensiones de la percepción ideológica con la que se ubican las personas, el eje izquierda / derecha y las opciones político-ideológicas. Destaco varios párrafos:

“En primer lugar, la constatación de la dimensión de los tres grandes bloques ideológicos en el convencional eje Izquierda (1) / Derecha 10), sobre el que se define el 94% de la población (sólo el 6% contesta que No sabe / No contesta); significa que, a pesar de ciertos cambios en la cultura política, sobre todo, en la menor densidad dada a esos conceptos, todavía esa referencia es relevante para definir las identificaciones culturales y sociopolíticas y su influencia en el comportamiento electoral…

Por tanto, es unilateral la identificación exclusiva de este espacio alternativo del cambio de progreso con la izquierda (economicista) y menos con una izquierda extrema o radical; pero también lo es la pretensión de que no tiene nada que ver con las izquierdas, que nace y se forma de cero, a la espera de su relleno por una élite discursiva, cuando es un componente relevante de su identificación múltiple y su experiencia relacional y sociohistórica.

La cuestión es que no hay una palabra que agrupe el sentido político-ideológico y cultural de esa nueva experiencia sociopolítica en este nuevo contexto de la última década, con elementos comunes pero diferenciada de la de otras épocas. Y su identificación no se resuelve bien añadiendo ‘nueva’ a izquierda o a socialdemocracia, así como es una solución falsa renunciar a su calificación ideológico-política y sustituirla con palabras ambiguas y genéricas, o con solo un significado sociodemográfico (como pueblo, gente o ciudadanía).

En definitiva, en términos de autoubicación ideológica o pertenencia colectiva tenemos una identificación múltiple a partir de tres características como se define, prácticamente, toda la población y que están interrelacionadas: una, en el eje ideológico izquierda / derecha; otra, a través de la pertenencia a dos corrientes sociopolíticas, ya que una sería excesivamente rígida y unilateral. Así, como mínimo habría que aludir a esos seis grandes rasgos político-ideológicos antedichos, con combinaciones variadas. Esa multiplicidad y combinación nos expresa un muestrario más acorde y multilateral con la realidad sociológica, particularmente de las bases sociales de progreso, aunque, por supuesto, más complejo e interactivo, lo que exige un pensamiento realista, abierto y crítico.”

Referencia web original: https://blogs.publico.es/otrasmiradas/55602/la-izquierda-social-existe/

Versión editada en Rebelión (22/01/2022): https://rebelion.org/la-izquierda-social-existe/

Frente Amplio: Ampliación, renovación y superación de la izquierda. Antonio Antón, en Nueva Tribuna (12/01/2022)

Aquí saco varias conclusiones para contribuir al debate sobre el proyecto de nueva articulación del llamado frente amplio, liderado por Yolanda Díaz que, a mi parecer, debería articular tres dinámicas combinadas respecto de la izquierda y su experiencia reciente: ampliación, renovación y superación. Selecciono los párrafos finales:

“Ante las dificultades para levantar una identificación ideológica nueva y aparte de echar mano, más o menos reactiva o utópica, de las identificaciones fragmentarias existentes, se ha solido sustituir el relativo vacío y la diversidad ideológica por menciones a su adscripción sociodemográfica (gente, pueblo…) a efectos de legitimación cívica sin una identificación ideológica fuerte, aunque la autoubicación mayoritaria era y sigue siendo de pertenencia a las izquierdas, aun en una densidad débil y con mezclas diversas de su identidad múltiple.

Esa desideologización o eclecticismo tiene su parte positiva, al adaptarse de forma pragmática y multilateral a la realidad, pero también su inconveniente de posibilismo adaptativo y disperso, al infravalorar un proyecto común, una articulación solidaria y una estrategia compartida, sustituidos, a veces, por un hiperliderazgo y un activismo discursivo. Sin avanzar en ese ámbito de perfil ideológico o proyecto estratégico de país, lo que queda es el utilitarismo inmediatista o la pelea por el ventajismo organizacional, que hay que superar por una dinámica progresiva, igualitaria-emancipadora e integradora, y un modelo social y democrático avanzado, lo que supone renovación y superación de lo existente.

La diferenciación de cultura política o identificación ideológica tiene su correspondencia con las tres grandes tendencias sociopolíticas: involución regresiva, reaccionaria y autoritaria en el caso de las derechas; continuismo centrista o socioliberal en gran parte del consenso europeo liberal-conservador-socialdemócrata, y de progreso o transformador, con el refuerzo de una estrategia democrática y de justicia social. El actual gobierno de coalición en España es un punto intermedio, con un consenso mínimo, entre las dos últimas y ante la amenaza de la primera. Junto con sus alianzas con el nacionalismo periférico tiene la tarea de ganar las elecciones generales e impulsar una siguiente legislatura de transformación progresista y democrática.

El eje articulador de las tendencias sociopolíticas de fondo, asociadas a esas tres grandes opciones ideológicas, es el alcance transformador de las políticas públicas y su orientación progresiva (o regresiva). Por tanto, el sentido real y sustantivo de los cambios político-institucionales se vincula a cómo se afrontan los problemas y las demandas persistentes de las mayorías ciudadanas, principalmente las condiciones vitales y sociolaborales de la ciudadanía, articuladas en un proyecto reformador democrático-igualitario de país. Problemas que el propio CIS también señala y que detallo en el libro “Cambios en el Estado de bienestar”, y cuya interpretación y conversión en políticas públicas y legitimación de actores están sometidas a fuerte pugna por su legitimación y gestión.

Su desarrollo dependerá del reequilibrio de fuerzas en el próximo gobierno progresista de coalición y el nivel de activación cívica y popular para empujar en ese proceso transformador. Es la perspectiva para la triple dinámica: reafirmación, renovación y superación de las izquierdas y avanzar en un cambio de progreso.”

Referencia web original: https://www.nuevatribuna.es/articulo/sociedad/frente-amplio-ampliacion-renovacion-superacion-izquierda-transversalidad/20220111183205194479.html

Espacios de la izquierda. Antonio Antón, en Público (7/01/2022)

Aquí, a partir de los datos del estudio 3344 del Barómetro del CIS de diciembre de 2021, voy a profundizar en la comparación entre los distintos líderes y corrientes en el seno de las izquierdas estatales: Partido Socialista, Unidas Podemos y sus confluencias y Más País-Mès Compromís. Se trata de valorar no solo quién está a la izquierda de quién y su paradójico significado, sino los rasgos diferenciadores entre ellas. Destaco los párrafos finales:

“Por otro lado, la estimación del CIS, sobre el voto válido refleja una representatividad muy desigual. El porcentaje del PSOE, 28%, duplica el de UP (y confluencias), 13,7%, y éste multiplica por seis el de MP/Compromís, 2,2%.

Hay que precisar que no existen dos bloques completamente diferenciados por su nivel de radicalidad o moderación (y rigidez o flexibilidad ideológica), tal Y como han expresado algunos dirigentes socialistas empeñados en adjudicar a las fuerzas del cambio solo una representatividad en la izquierda extrema y minoritaria, dando por supuesto que la izquierda (transformadora y moderada), mayoritaria, la ocupa el propio Partido Socialista.

Otro plano es el de la diferenciación de la gestión y las estrategias políticas entre las dos representaciones. Ahí es evidente la posición más firme y transformadora de las fuerzas del cambio de progreso y de la propia Yolanda Díaz, que la actitud del Partido Socialista y su representación gubernamental, más timoratos y ambivalentes respecto de ciertas políticas públicas que no hace falta mencionar, aunque haya un acuerdo compartido del Gobierno de coalición. Al igual que perciben sus electorados y he comentado antes, esa actitud práctica y no tanto discursiva de la representación de UP y MP, se traduce en la percepción de una posición a la izquierda de la de Sánchez y el PSOE, sin que conlleve el estigma de minoritaria e inoperativa sino la positiva valoración de una gestión con firmeza transformadora, con avances sustantivos para las mayorías sociales.

Por tanto, la palabra izquierda refleja una diversidad de posiciones que hay que valorar según los contextos, combinada con otras identificaciones, y que conlleva una triple dinámica: ampliación, renovación y superación.”

Referencia web original: https://blogs.publico.es/otrasmiradas/55441/espacios-de-la-izquierda/

Una versión se publica en Rebelión (14/01/2022): https://rebelion.org/espacios-de-la-izquierda/

Controversias sobre la transversalidad. Antonio Antón, en Rebelión (5/01/2022)

En esa versión ampliada y tras el ejemplo transversal del acuerdo tripartito sobre la reforma laboral, de máxima actualidad y debate, explico los fundamentos y las controversias sobre la transversalidad. En primer lugar, analizo la diversidad de sus interpretaciones, a veces contrapuestas en su sentido político y su desarrollo histórico. Diferencio dos tipos básicos. Una, la centrista o liberal; otra, la transversalidad popular e igualitaria. En segundo lugar, expongo sus principales características y su función como identificación política en el debate actual, y profundizo en su combinación con otra idea fuerza, la igualdad, para valorar su fundamentación teórica. Selecciono los primeros párrafos:

“La palabra transversalidad (y transversal) adquirió una nueva relevancia en el ámbito político, en particular entre representantes de Podemos y las fuerzas del cambio para definir uno de sus ejes estratégicos. Ahora, se ha vuelto a poner de actualidad en torno al nuevo proyecto de frente amplio propuesto por Yolanda Díaz, tal como expongo en el artículo “Contexto y debates sobre el frente amplio”. Está enmarcado en la renovación de las fuerzas del cambio, cuyos ejes y marco sociopolítico explico en mi último libro: “Perspectivas del cambio progresista”.

Su sentido no siempre queda claro, además de los matices y diferencias entre algunos de sus principales dirigentes sobre su importancia y significado. Pero, además, se ha ido utilizando por todo tipo de actores políticos y socioculturales con distintos contenidos. Se trata de clarificar y avanzar en un debate que debe ser riguroso y constructivo para fortalecer un proyecto de cambio.

El significado lingüístico de transversal es “que se halla o extiende atravesado de un lado a otro” (Diccionario de la RAE) o “que afecta o pertenece a varios ámbitos” (Diccionario María Moliner). Es decir, tiene que ver más con una pertenencia ambivalente, doble o mixta, que con una posición intermedia o centrista.

Detrás de esa palabra existen diferentes significados, se trata de clarificarlos. Avanzo mi valoración para desechar una idea unilateral, bastante común en el ámbito mediático: transversalidad no es consenso entre derechas e izquierdas, ni centrismo liberal o populismo centrista…”

Referencia web original: https://rebelion.org/controversias-sobre-la-transversalidad/

Acerca de la transversalidad. Antonio Antón, en Nueva Tribuna (4/01/2022)

En este artículo, a raíz del acuerdo tripartito sobre la reforma laboral, explico los fundamentos teóricos de los distintos tipos de transversalidad. Transcribo la introducción:

“Transversalidad es un concepto que ha vuelto a resurgir mediáticamente al calor del nuevo proyecto de Yolanda Díaz, tal como expongo en el artículo: “El sentido del frente amplio”. Está enmarcado en la renovación de las fuerzas del cambio, cuyos ejes y contexto explico en mi último libro: “Perspectivas del cambio progresista”.

Detrás de esa palabra existen diferentes significados, se trata de clarificarlos. Avanzo mi valoración para desechar una idea unilateral, bastante común en el ámbito mediático: transversalidad no es consenso entre derechas e izquierdas, ni centrismo liberal o populismo centrista.

Transversal es el sentido del diálogo social y la negociación colectiva como proceso cooperativo para conseguir beneficios para todas las partes implicadas, aunque haya dinámicas contrapuestas en otros aspectos, incluido el modelo social y laboral a implementar en el futuro.

Es el actual acuerdo tripartito para la reforma laboral que, aun con concesiones mutuas, supone un avance en los derechos de la gente trabajadora y la capacidad contractual de los sindicatos para reducir la precariedad laboral. Y la patronal ha preferido limitar algo su alcance transformador y no descolgarse ni seguir la estrategia de confrontación de las derechas. Sabía que las fuerzas progresistas tienen la prioridad de avanzar en la justicia social y democrática y que su transversalidad siempre debe estar orientada hacia la igualdad, objetivo conseguido.

Así, este acuerdo amplio o transversal es un paso relevante ya que supone una mejora sustantiva para los derechos sociolaborales, un cambio de la tendencia regresiva y, además, facilita su durabilidad. El pacto tripartito no supone la conformidad con todo el marco actual de precariedad y subordinación del trabajo, cada parte sigue teniendo unos intereses y una posición diferente o contrapuesta sobre el tipo de mercado de trabajo y de relaciones laborales a desarrollar, sino que el acuerdo es una reforma parcial y progresiva del mismo que es lo que hay que valorar en este contexto y con el actual equilibrio de fuerzas sociales y políticas. No es meramente cosmético; es un avance limitado pero sustancial y positivo para las capas trabajadoras y el sindicalismo.

En un reciente artículo “Significados de la transversalidad”, he analizado la diversidad de interpretaciones, a veces contrapuestas en su sentido político. En este texto diferencio dos tipos básicos de la transversalidad. Una, la centrista o liberal; otra, la transversalidad popular y para la igualdad y la emancipación. Así, expongo sus principales características y su función como identificación política en el debate actual, y profundizo en su combinación con otra idea fuerza, la igualdad, para valorar su significado histórico y su fundamentación teórica.”

Referencia web original: https://www.nuevatribuna.es/articulo/sociedad/transversalidad-politica-podemos-yolandadiaz/20220103182454194173.html

Frente amplio y transversalidad. Antonio Antón, en Mientras Tanto, nº 208 (enero de 2022)

Analizo tres aspectos interrelacionados: el marco y el sentido de la propuesta de frente amplio; la experiencia de qué se puede transformar por las fuerzas del cambio de progreso y sus alianzas, con la interacción entre el contexto estructural e histórico y la capacidad transformadora y de agencia de un sujeto sociopolítico alternativo, y el significado de la transversalidad y sus distintas interpretaciones como un eje identificador.

Referencia web original: http://www.mientrastanto.org/boletin-208/ensayo/frente-amplio-y-transversalidad

Transversalidad para la igualdad. Antonio Antón, en Público (26/12/2021)

Al calor de la reforma laboral y el frente amplio una reflexión sobre sus fundamentos teóricos. Selecciono varios párrafos:

"El concepto de transversal tiene una nueva relevancia. En un reciente artículo, “Transversalidad progresiva”, he expuesto sus principales características y su función como identificación política en el debate actual. Ahora profundizo en su combinación con otra idea fuerza, la igualdad, en el contexto del nuevo proyecto de Yolanda Díaz que analizo en “El sentido del frente amplio”.

Transversal es el sentido del diálogo social y la negociación colectiva como proceso cooperativo para conseguir beneficios para todas las partes implicadas. Es el actual acuerdo tripartito para la reforma laboral que, aun con concesiones mutuas, supone un avance en los derechos de la gente trabajadora y la capacidad contractual de los sindicatos para reducir la precariedad laboral. Y la patronal ha preferido limitar algo su alcance transformador y no descolgarse ni seguir la estrategia de confrontación de las derechas. Sabía que las fuerzas progresistas tienen la prioridad de avanzar en la justicia social y democrática y que su transversalidad siempre debe estar orientada hacia la igualdad, objetivo conseguido. Así, este acuerdo amplio o transversal es un paso relevante ya que supone una mejora sustantiva para los derechos sociolaborales, un cambio de la tendencia regresiva y, además, facilita su durabilidad. Veamos su significado histórico y su fundamentación teórica…

Desde una perspectiva progresista, el objetivo a conseguir es la mayor igualdad de posiciones, estatus y capacidades (más completa que la de oportunidades), el empoderamiento cívico, la no-dominación. Y ello de forma transversal, sin discriminación de sexo, etnia, condición social u orientación política, sexual o cultural.

En definitiva, la transversalidad es un enfoque positivo y sugerente para la ampliación de la base social y electoral de las fuerzas del cambio, el frente amplio, y sus alianzas sociales e institucionales, así como su desarrollo discursivo y sociopolítico. Se trata de avanzar en un marco unitario y constructivo de debate y definición programática y estratégica y evitar su uso confuso. Pero exige un esfuerzo suplementario para aclarar los malentendidos, huir del fetichismo de la eficacia de su simple enunciación y afinar el análisis de la complejidad de sus diversos componentes y equilibrios relacionales. Entre ellos su adecuada combinación con el otro elemento fundamental para una estrategia progresista: la apuesta por el cambio de progreso, por la oposición a las dinámicas regresivas y autoritarias y en favor de los derechos humanos y sociales, de la democracia y la igualdad.”

Referencia web original: https://blogs.publico.es/otrasmiradas/55053/transversalidad-para-la-igualdad/

Últimos libros destacados

Perspectivas del cambio progresista.  Antonio Antón Morón. Ediciones Dyskolo (224 pp.) (octubre, 2021)

Este texto tiene un hilo conductor, el análisis de las dinámicas sociopolíticas transformadoras que permiten evaluar las perspectivas progresistas del cambio social y político en España. Está compuesto por seis capítulos intercalados que conforman tres áreas temáticas interconectadas: procesos amplios de activación social y cívica, experiencias de acción política y electoral, reflexiones teóricas desde un enfoque social, realista y crítico. El libro analiza los dos grandes procesos de movilización sociopolítica en esta década: el movimiento 15M y la cuarta ola feminista (desde 2018); acontecimientos recientes significativos como la pugna político-electoral en la Comunidad de Madrid y las enseñanzas que para la izquierda deben tener las elecciones madrileñas del 4M, como inicio de una nueva etapa política caracterizada por la polarización y las tendencias e identificaciones ideológicas de los electorados, particularmente los progresistas. El autor también aborda, de un modo más teórico, los fallos del mercado, las insuficiencias del liberalismo y la necesidad de impulsar una teoría social crítica, la pugna interpretativa de la nueva cuestión social, y también cuatro aspectos relevantes para las fuerzas del cambio como son las guerras culturales, las características del espacio violeta, verde y rojo, la ambivalencia de las identidades y la relación del individuo y lo común, y el debate sobre las izquierdas.

Referencia web original: https://www.dyskolo.cc/cat%C3%A1logo/lib063

Identidades feministas y teoría crítica. Antonio Antón, Dyskolo (marzo, 2021) (266 pp.). (3ª edición ampliada, en digital y en abierto)

Este libro, Identidades feministas y teoría crítica, tiene un doble plano, analítico y teórico. Por una parte analiza las características de la nueva ola feminista en España, sus causas, el contexto sociopolítico y cultural y su impacto transformador. Por otra parte, explica los diferentes enfoques teóricos, en particular, los debates sobre el sentido de las identidades feministas y su relación con la formación del sujeto feminista. Los dos aspectos se entrecruzan en sus seis capítulos. El primero, Feminismos e identidades, detalla el refuerzo de la conciencia y la participación feministas y el significado de las identidades como procesos relacionales y de reconocimiento propio y ajeno. El segundo, Feminismos, interseccionalidad e identificaciones, parte de un análisis sociológico de los distintos electorados y su grado de afinidad feminista, así como de la activación feminista, para profundizar en los procesos de identificación y su interseccionalidad. El tercero, Acerca del pensamiento de Nancy Fraser, se centra en una valoración crítica de su feminismo y su teoría alternativa, con algunas conclusiones estratégicas y un anexo al final. El cuarto, Sujeto y cambio feminista, analiza las tendencias y el contexto del cambio feminista y las contrasta con la formación de las identidades feministas. El quinto, Sujeto feminista: ni esencialista ni posmoderno, explica los fundamentos teóricos que están detrás de los debates sobre el sujeto feminista, desde un enfoque crítico, relacional y sociohistórico. Y el sexto, Tendencias feministas, analiza el carácter de los feminismos, sus debates y su pugna sociopolítica e ideológica.

Referencia editorial del texto completo: https://drive.google.com/file/d/1TuUTb5PA_MaainPYF1g0VNUMeX5OiwMk/view

Cambios en el Estado de bienestar. Antonio Antón, libro editado en Rebelión, en abierto (2/01/2021) (346 pp.)

Resumen

“La realidad social es compleja y el horizonte para esta década es incierto, en particular, para la cohesión de sociedades como la española, la vertebración de la Unión Europea y el tipo de salida de esta crisis prolongada. Este libro analiza las características de la desigualdad social y las tendencias de las condiciones socioeconómicas y laborales así como de los sistemas de protección social y, más en general, de los cambios en el Estado de bienestar. Además, se valoran los discursos y teorías que explican esos hechos para clarificar los desafíos pendientes de nuestras sociedades e instituciones. La perspectiva deseable es una democracia social, un giro socioeconómico progresista y una democratización del sistema político, en el marco de una Unión Europea más social, solidaria, democrática e integrada. La conclusión es la necesidad del refuerzo del Estado de bienestar, con sus dimensiones distribuidora, reguladora y de protección pública. Los textos, revisados para esta edición, son investigaciones académicas presentadas en distintos encuentros, congresos y jornadas, fundamentalmente, de Sociología que tienen este hilo conductor: Cambios en el Estado de bienestar.”

Referencia web original del TEXTO COMPLETO: https://rebelion.org/download/cambios-en-el-estado-de-bienestarantonio-anton-moron/?wpdmdl=653380&refresh=5ff03e69ad9e81609580137

Ver más en: Libros destacados y Libros (todos)

Artículos ajenos con breves comentarios

Claridad en la perspectiva: ¡SE HACE CAMINO AL ANDAR!

 

Ver: todos 

Ver: Artículos destacados 

(Abajo, el último)

Artículos ajenos del último mes:

¿Se puede reparar la fractura abierta entre PSOE y Unidas Podemos por la crisis militar en Ucrania?. Gabriel Flores (25/01/2022)

Una defensa pacifista ante el apoyo apresurado de algunas fuerzas políticas a los preparativos militares de la OTAN. Selecciono la parte final:

“Aprovechar el conflicto abierto en Ucrania para obtener ventajas partidistas o electorales en nuestro país o como ocasión propicia para diferenciar a la verdadera izquierda de la falsa es el camino más corto para hacer inútil cualquier esfuerzo a favor de la paz, porque dividirían a la mayoría social pacifista y velarían la insignificancia social de la minoría belicosa que cree que no hay mejor defensa que una buena guerra.

En España, la fractura en el Gobierno de coalición progresista a propósito de la crisis militar abierta en Ucrania no atañe sólo a sus dos componentes, se traduce en división social y en disputas entre fuerzas políticas progresistas. El agravamiento de la crisis militar en Ucrania tendría nefastas consecuencias para Europa. Supondría, también, pésimas consecuencias para la continuidad de la experiencia de cooperación entre las dos principales fuerzas progresistas que conforman los soportes fundamentales de un Gobierno de progreso, impidiendo una nueva coalición gubernamental entre el PSOE que dirige el presidente Sánchez y el proyecto de confluencia que lidera la vicepresidenta Yolanda Díaz.

La guerra es evitable. También se puede evitar que la fractura que ya se ha producido entre PSOE y UP vaya a más y concluya, incluso en una evolución de la crisis militar en Ucrania que no acabe en guerra abierta, en una ruptura difícilmente reversible entre fuerzas progresistas y de izquierdas que serviría de puente de plata para la llegada al Gobierno de España de una coalición extremista de derechas.

La acción política de las fuerzas favorables a pacificar el conflicto militar en Ucrania debe orientarse a convencer al conjunto de la ciudadanía, más allá de diferencias políticas, ideológicas o culturales, de lo ineficaz y contraproducente de echar más leña al fuego de los preparativos de guerra. Y eso sólo se puede conseguir si las propuestas pacifistas no son percibidas por la ciudadanía como un nuevo escenario de pugnas partidistas, mecanismo para la obtención de ventajas electorales o herramienta de denuncia y desgaste de alguna de las dos patas del Gobierno de coalición progresista. Ese es el único camino para extender y reforzar las ideas pacifistas en la sociedad y para que la presión de la ciudadanía sea eficaz. A lo que hay que aspirar es a que el PSOE represente también las ideas pacifistas que asume la mayoría de la sociedad y trabaje conjuntamente con todas las fuerzas que en España y en Europa defienden una solución política y pacífica del conflicto y no preparan la guerra.

Hay que recordar que, como finaliza el “Manifiesto por la paz y para evitar una nueva guerra en Europa”, no hay camino para la paz, la paz es el camino.”

Referencia web original: https://www.nuevatribuna.es/articulo/actualidad/puede-reparar-fractura-abierta-psoe-up-crisis-militar-ucrania/20220125111934194826.html

Europa y la guerra de Ucrania. Boaventura de Sousa Santos (24/01/2022)

Clarificador y resaltando el papel de la ONU. Destaco un párrafo:

“Ante esto, la ONU sabe que Rusia no es la única potencia agresiva en el conflicto actual, y que bastaría con que Ucrania cumpliera los acuerdos de Minsk para que cesaran las hostilidades. ¿Por qué Ucrania no puede seguir siendo un país neutral como Finlandia, Austria o Suecia? Si hay guerra en esta región, el escenario de la guerra será Europa, no Estados Unidos. La misma Europa que hace poco más de setenta años salió del infierno de dos guerras mundiales que se saldaron con unos 100 millones de muertos. Si la ONU quiere ser la voz de la paz y la seguridad, que consta en su mandato, debe asumir una posición mucho más activa e independiente de los países involucrados. Hay que averiguar in situ qué está pasando en los territorios donde las grandes potencias se enfrentan y se preparan para guerras de hegemonía en las que probablemente los aliados menores sufrirán las consecuencias y pagarán con vidas (Taiwán o Ucrania) –las llamadas proxy wars–, incluso si la política agresiva de "cambio de régimen" apunta a Rusia y China, eventualmente con resultados similares a los que tuvo en Irak, Libia o Afganistán. El mundo necesita escuchar voces autorizadas que no repitan el guion impuesto por los rivales. La más autorizada de todas es la voz de la ONU.”

Referencia web original: https://blogs.publico.es/espejos-extranos/2022/01/24/europa-y-la-guerra-de-ucrania/

El conflicto OTAN/Rusia: una perspectiva europea. Manolo Monereo (24/01/2022)

Un análisis de los intereses geopolíticos de Europa, que debería adoptar una estrategia por su autonomía estratégica y por la paz, frente a la polarización interesada promovida por EEUU en el conflicto con Rusia (y con China). Selecciono varios párrafos:

“La pregunta hay que hacerla: ¿coinciden los intereses de Europa con los de EEUU? Esta es la cuestión decisiva que la Unión Europea no es capaz de hacerse, ni siquiera de plantearse. Para los norteamericanos la protección de su Estado y de su población le exige controlar estratégicamente el mundo. De ahí deviene esta específica habilidad de construir guerras y desarrollar conflictos lejos de sus fronteras. La península que es Europa ha sufrido dos guerras mundiales, conflictos militares recurrentes y siempre pendiente de una Rusia convertida, de una u otra forma, en el imperio del mal…

La característica tercera la tenemos delante de nuestros ojos, la nombramos pero no la definimos: las democracias realmente existentes ya no deciden lo fundamental, no tienen el poder de elegir entre grandes opciones públicas; gobierne quien gobierne, están obligadas a moverse, no solo en los límites de su propia constitución sino, y principalmente, de un ordenamiento jurídico -el de la UE- que actúa en la práctica como una constitución que prevalece sobre la legítimamente instituida en los Estados. Resumiendo, nuestras democracias son cada vez menos sociales, están estructuralmente limitadas y en proceso de creciente oligarquización…

La paz no tiene alternativa en Europa. La guerra es el mal absoluto. Lo que debería hacer realmente Europa es tomar iniciativas veraces para una salida diplomática a la crisis que reconozca los intereses comunes que tiene con Rusia; que promueva un gran acuerdo económico, político y militar en el marco del cual se debe resolver el conflicto ucraniano. La Europa de España a los Urales sigue siendo una necesidad. ¿Cuál es el problema? Que esta propuesta se opone a los intereses estratégicos de EEUU. La paz es demasiado importante para que la decidan solo los políticos y los militares.”

Referencia web original: https://blogs.publico.es/dominiopublico/42728/el-conflicto-otan-rusia-una-perspectiva-europea/

“Algunos debates niegan una realidad: la incorporación de las mujeres trans a la lucha feminista”: Justa Montero (20/01/2022)

Amplia entrevista a esta líder feminista que repasa la historia y las características del feminismo en España y su formación como sujeto sociopolítico. Destaco un par de respuestas:

“Claro. Yo creo que se parte de esa construcción del sujeto, de ese nosotras que era un nosotras inexistente, o sea, que había que construir y que además necesitábamos que tuviera legitimidad porque no la tenía, ya que la izquierda no le daba legitimidad al sujeto del feminismo. Era la idea de, bueno, primero la lucha por las libertades, luego vendrá lo otro. El feminismo sí, pero lo importante es la lucha de clases. Todo este movimiento tiene que poner en valor el sujeto protagónico de su lucha, su agenda, sus ritmos, todo. Entonces, se construye ese nosotras a partir de la confrontación ante la negación de la condición de sujetos y de ir construyendo a ese sujeto que va abriendo grietas, va abriendo nuevas puertas, va abriendo ventanas a muchas voces. Y esas nuevas voces cuestionan ese sujeto que parecía homogéneo de las mujeres en abstracto y así se van expresando otros feminismos, se va expresando el feminismo descolonial, el feminismo, digamos, popular, por decirlo de alguna forma, el feminismo trans, el ecofeminismo. Entonces, todo eso va abriendo enormemente y va también cuestionando. El primer cuestionamiento, aquí en el Estado español, es por parte de las feministas lesbianas. No es un cuestionamiento estrictamente de: “nómbreme a mí”, sino que es un cuestionamiento de: “tu idea de cuando hablas de mujer no me representa porque, además, no estás diciendo, no estás apelando a los problemas que yo tengo. Es decir, estás hablando de unos problemas como genéricos que no se expresan de la misma forma para todas las mujeres y hay algunos que ni tan siquiera aparecen”. Yo creo que eso es la grandeza, y la fuerza y la potencia. O sea, ¿cuál es la potencia de las huelgas feministas? La potencia de las huelgas feministas es que se plantea una propuesta que es totalmente inclusiva, en la que todas las mujeres y todos los feminismos pueden manifestar sus propuestas como parte de un todo, pero de un todo en el que se articula la diversidad, no un todo que acalla la diversidad y que habla en representación de, porque lo que hay son muchas voces. Yo creo que esa es la potencia del feminismo. Por eso a mí me resultan realmente incomprensibles algunos de los debates que hay ahora mismo, que lo que hacen precisamente es querer retrotraernos a una situación que, además, era enormemente dinámica y negar lo que es una realidad: la incorporación de las mujeres trans a la lucha feminista. Ya que esto es gracias a que ha habido un feminismo que ha hecho posible que emerjan otras desigualdades. Porque si el feminismo es un proyecto emancipador es imposible pensar en un proyecto emancipador... estanco y solo para algunas…

Entonces, yo creo que lo que sucedió en 2018 y 2019 es de gran importancia para el feminismo, porque nos ha situado de otra forma, en otro momento. Es algo impresionante, es de las mayores movilizaciones de este país que se recuerdan, después de la movilización contra la guerra, y supone una disputa por el sentido del feminismo y una disputa por el contenido cultural, el contenido formal y el contenido político del feminismo, que yo creo que es un poco el momento en el que estamos. No sé si opináis lo mismo.”

Referencia web original: https://ctxt.es/es/20220101/Politica/38478/feminismos-justa-montero-historia-aborto-maria-roson-maite-garbayo.htm

Evolución de la cohesión social y consecuencias de la Covi-19 en España. Estudio Fundación Foessa-Cáritas (enero 2022). Coords: Luis Ayala, Manuel Laparra y Gregorio Rodríguez Cabrero (Informe completo, 681 pp.). Conclusiones (42 pp.)

Exhaustivo e interesante Informe con cinco conclusiones generales sobre: 1) El impacto en el empleo cuando una economía baja la persiana; 2) Desigualdad social y pobreza antes y durante la pandemia; 3) Se amplía el espacio social de la exclusión y se intensifican los problemas: de nuevo la amenaza de fractura; 4) Estrategias familiares y relaciones sociales; 5) Las políticas públicas frente a la COVID-19: naturaleza, impactos y limitaciones.

Referencia web original: https://www.caritas.es/main-files/uploads/2022/01/Conclusiones-Informe-FOESSA-2022.pdf

Neorrancios sin fronteras. Jesús Santos (17/01/2022)

Una clarificación necesaria, con las similitudes en los campos nacional y feminista. Aunque no comparto totalmente el contenido de ese artículo, me parece de interés para debatir el tema de la disociación que a veces se produce en sectores que se autodefinen formalmente de izquierdas, con divergencias en los tres temas que se tratan: el conflicto económico, la cuestión nacional y la agenda feminista. Y en el último caso hay personas (socialistas y comunistas, por supuesto una minoría) que adoptan una posición puritana y punitivista, similar a posiciones conservadoras, y en el otro tema nacional que rezuman más nacionalismo españolista sin comprender la plurinacionalidad de España o una alternativa federalista. Hay que aquilatar la complejidad del debate, a ser posible abierto y sereno. En otro artículo, ¿Neorrancios cotra progres?" (8/01/2022), hay una descripción de esta polémica compleja. Por lo demás, he escrito críticas a las posiciones postmodernas en muchos campos que se pueden consultar en este blog. Cito su subtítulo:

‘Los rojipardos y las terfas se alinean con la derecha y la ultraderecha en las guerras culturales relativas al género y la cuestión nacional’.

Referencia web original: https://ctxt.es/es/20220101/Firmas/38452/Jesus-Santos-tribuna-rojipardismo-terfismo-feminismo-trasnfobia.htm

La reforma laboral en el marco social europeo. María Eugenia R. Palop (17/01/2022)

Una valoración positiva, teniendo en cuenta el contexto europeo. Selecciono un párrafo:

“Desde el marco europeo, hay dos aspectos fundamentales de la reforma que resultan especialmente virtuosos. El primero se refiere a la negociación colectiva, en la que se recupera la ultraactividad y la prevalencia de los convenios sectoriales en materia salarial, de manera que puedan corregirse los excesos del proceso de deflación salarial que siguió a la anterior crisis. En este punto puede hablarse sin problema de la derogación de uno de los tres pilares de la reforma de 2012, sustentada en el abaratamiento del despido, el aumento de la flexibilidad interna y el debilitamiento de la negociación colectiva. El segundo aspecto está relacionado con el intento de reducir la temporalidad mediante la modificación de los tipos contractuales, y con cambios en el régimen sancionador enfocados a combatir el incumplimiento generalizado de la normativa de contratación temporal. Es decir, se aborda un problema que nuestro país arrastra no ya desde 2012, sino desde la reforma de 1984.”

Referencia web original: https://elpais.com/opinion/2022-01-17/la-reforma-laboral-en-el-marco-social-europeo.html

La pandemia actual: lo que se dice y no se dice sobre ella. Vicenç Navarro (17/01/2022)

Una advertencia justificada a la que el poder establecido mundial (occidental) no hace caso y pagamos las consecuencias. Selecciono un par de párrafos:

“Y este riesgo continuará ocurriendo hasta que no se reduzca el nivel de contagio a nivel mundial. La gente no vacunada es un caldo de cultivo para que se vayan produciendo nuevas variantes. Y hay millones y millones de personas en el mundo que no están vacunadas, predominantemente en países de renta baja. El hecho de que haya una diferencia tan marcada entre el nivel de vacunación de los países ricos y los países de renta media y baja es un escándalo no solo moral sino también desde el punto de vista de salud pública. Contrario a lo que el pensamiento liberal, dominante en la mayoría de los países de renta alta promueve, las desigualdades no favorecen ni la eficiencia económica, ni la resolución de los grandes temas sociales, incluyendo la pandemia. Toda la evidencia científica muestra que la solidaridad es una condición para la resolución de la pandemia. La distribución de las vacunas que ha seguido una lógica comercial ha enlentecido y dificultado la resolución de este gran problema. Un tanto igual aparece en la distribución de las mascarillas y de las pruebas rápidas de antígenos, que se utilizan ampliamente para comprobar si una persona está o no contaminada. Ello explica que el acceso a estos y otros bienes de enorme importancia para controlar la pandemia esté determinado en gran manera por el nivel de renta de la persona y del país. Esta es una realidad de la que no se habla…

Debería considerarse como tema prioritario en los programas de recuperación económica, el cambio del sistema productivo para priorizar la manufacturación y suministro de los bienes y servicios de prevención y atención de salud pública, sanitarios y sociales, puesto que el déficit de tales bienes ha sido enorme durante la pandemia. Hoy el mundo de la producción sigue el criterio de la comercialización en la distribución de sus productos, lo cual, como he indicado en otras ocasiones, dificulta la resolución de la pandemia. Los gobiernos de los países ricos tenían que haber presionado para eliminar las patentes de las vacunas durante, al menos, durante la pandemia, y también presionar, por ejemplo, a sus empresas textiles a que produjeran materiales como mascarillas buenas y baratas y así muchos otros productos que han sido necesarios y que han tenido que importarse con grandes retrasos y excesivos costes. Su escasa valentía y servilismo a intereses particulares, anteponiéndolos al bien común, en esta "guerra contra el virus” ha sido una de las causas de la escasa popularidad de algunos de los gobiernos excesivamente laxos en su exigencia a los poderes económicos y financieros de contribuir al control de la pandemia, muchos de los cuales se han beneficiado enormemente de ella.”

Referencia web original: https://blogs.publico.es/vicenc-navarro/2022/01/17/6162/

La eterna lucha por la igualdad: a propósito del último libro de Piketty. Mario Ríos Fernández (14/01/2022)

Un comentario interesante sobre el pensamiento del autor francés con una visión multidimensional de la desigualdad, integrando los factores económicos y distributivos, el poder político y la labor ideológico-cultural en la acción por la igualdad. Selecciono un par de párrafos:

“Sin embargo, es necesario hacer hincapié en cómo el economista francés define la desigualdad ya que se aleja de lecturas economicistas de la misma. Para Piketty la desigualdad es un fenómeno multidimensional cuyas derivadas se relacionan con el poder político, el estatus social, los ingresos, el género, la etnia, las propiedades o el acceso a determinados bienes y servicios y afectan directamente al individuo. El autor considera la desigualdad, por lo tanto, como un conjunto de factores construidos políticamente que afectan al pleno desarrollo de las capacidades y a la autonomía de las personas. La desigualdad serían aquellos condicionantes estructurales que no nos permiten ser individuos autónomos y regir nuestros destinos. Unos condicionantes que emanan de decisiones políticas conscientes de determinados grupos que ostenta el poder y que se benefician de la situación…

Las izquierdas y todas las opciones políticas preocupadas por el aumento de la desigualdad en las últimas décadas deben aprovechar el contexto actual y tener en cuenta que la igualdad no solo se consigue con movilización y luchas, o con victorias electorales, por aplastantes que estas sean. Para combatir la desigualdad hace falta dar la batalla por las ideas. Producir marcos ideológicos coherentes que aúnen ambición política y posibilidades prácticas. El debate, la reflexión, la experimentación, la negociación y el acuerdo alrededor de qué instrumentos o mecanismos son los más justos para combatir la desigualdad son vitales para que estos sean considerados legítimos socialmente y eficaces en su cometido. Sin poder y sin alternativas ideológicas consistentes no hay cambio posible. La izquierda, por lo tanto, no debe olvidar la batalla cultural si quiere realmente reducir la desigualdad que rompe sociedades y deshumaniza al individuo. Una batalla ideológica que deben llevar a cabo las instituciones u organizaciones de intermediación como son los partidos o los sindicatos.”

Referencia web original: https://blogs.publico.es/otrasmiradas/55651/la-eterna-lucha-por-la-igualdad-a-proposito-del-ultimo-libro-de-piketty/

El orgullo herido del nacionalismo español (y las dificultades del Gobierno de coalición). Ignacio Sánchez-Cuenca (13/01/2022)

Este texto de Sánchez-Cuenca es muy sugerente. Son ciertos los hechos centrales que describe: la reacción del nacionalismo español y las dificultades del Gobierno de coalición. Más allá de matizar ese diagnóstico, ambos fenómenos reclaman una respuesta para asegurar un proceso de avance progresista. A partir de él me permito algunas reflexiones publicadas en otra parte. Destaco la conclusión final de su texto:

“No quiero sugerir, en absoluto, que toda la sociedad haya caído en el delirio nacional, pero este no ha dejado de crecer en los últimos años y aún no sabemos hasta dónde puede llegar. El caso es que, volviendo a la cuestión inicial, una coalición de izquierdas en el gobierno lo tiene muy difícil en este clima cultural. Hay un nuevo prestigio de la intransigencia, lo políticamente incorrecto y las actitudes desacomplejadas. Insertar en ese ambiente la negociación con el Gobierno de Cataluña, la transición energética, la memoria democrática, la reforma de la ley mordaza o leyes de género e igualdad resulta extremadamente difícil. No se trata solo de la oposición que surge de los altos funcionarios del Estado en múltiples ámbitos (fiscales, jueces, abogados del Estado, técnicos comerciales, militares, diplomáticos), ni de los medios derechistas y amarillistas que promueven el nacionalismo excluyente español, sino de amplios grupos sociales que quieren sentirse orgullosos de su país, reivindicar su historia y sus tradiciones y hacer oídos sordos a lo que ya caricaturizan como las monsergas izquierdistas de unos tipos artificiales, pedantes y aburridos que utilizan lenguaje inclusivo y hablan de temas absurdos. Con las bases sociales desanimadas y desmovilizadas (las del PSOE porque no les gusta Podemos ni los apoyos parlamentarios del Gobierno, las de Podemos porque no entienden que cada vez tengan menos votos), el Gobierno tiene pocos recursos para liderar proyectos ambiciosos de cambio y hacer frente a los Abascales y Díaz Ayusos. Nada está perdido aún y afortunadamente España sigue siendo un país muy plural y variado. Tal vez ese nacionalismo feroz acabe produciendo sus propios anticuerpos y quienes hoy se sienten desanimados o desengañados se reactiven. Ya veremos, pero es un empeño titánico.”

Referencia web original: https://ctxt.es/es/20220101/Firmas/38438/nacionalismo-orgullo-gobierno-coalicion-ignacio-sanchez-cuenca.htm

Transformaciones en las desigualdades de género en el trabajo en la era digital y pandémica. Paula Rodríguez Modroño (EsF, invierno 2022, pp. 38-42)

Una buena investigación. Selecciono varios párrafos:

“La mayoría de los empleos que desaparecerán están relacionados con tareas y procesos rutinarios, susceptibles de automatización, tales como tareas administrativas o procesos de fabricación, producción y distribución, entre muchos otros. Puesto que las mujeres suelen ocupar puestos de trabajo con más tareas rutinarias que los hombres en todas las ramas de actividad y ocupaciones, las trabajadoras se enfrentan a un mayor riesgo de verse afectadas por la automatización en comparación con los hombres…

Los estudios sobre la relación entre el teletrabajo, la conciliación y los roles de género en España en la pandemia muestran una doble tendencia. Por una parte, se observa que el aumento del trabajo de cuidados ha sido asumido principalmente por las mujeres y, por tanto, se han incrementado las desigualdades de género preexistentes. Por otro lado, la redistribución de las tareas durante el confinamiento ha acelerado una mayor equiparación en los roles de género, que puede permanecer en el largo plazo…

Por todo ello, la cuarta revolución industrial, con las profundas transformaciones del mercado laboral y la sociedad que conlleva, nos plantea enormes retos, siendo uno de los principales evitar el aumento en las desigualdades entre trabajadores según su sexo, edad, nivel educativo, país de origen, sector económico, ocupación profesional, estatus laboral, etc. Para que las oportunidades que ofrecen estas nuevas fórmulas de trabajo online o digital puedan conducir a la mejora en la calidad de vida y en el trabajo de todas las personas y a la disminución de las desigualdades, entre ellas la de género, es necesario analizar desde un enfoque de economía política feminista los impactos de estas transformaciones digitales sobre todos los trabajos de reproducción social y diseñar políticas transformadoras de género.”

Referencia web original: https://ecosfron.org/wp-content/uploads/2022/01/Dossieres-EsF-44-La-COVID-19-Efectos-sociales-y-economicos-y-politicas-de-respuesta.pdf

Crisis laboral en España: algunas evidencias. Albert Recio (EsF, invierno 2022, pp. 28-32)

Un análisis exhaustivo. Selecciono varios párrafos:

“Una de las cuestiones clave a preguntarse es porqué el mercado laboral español tiene un grado tan elevado de volatilidad, con fases de intensa creación de empleo y fases de una elevada destrucción. Considero que la respuesta tiene que ver fundamentalmente con las características del capitalismo español, en su tipo de especialización y en su modelo de gestión laboral… La otra cuestión relevante es la enorme extensión de los empleos temporales como forma de gestión de la flexibilidad…

En conjunto, la dinámica laboral hasta este momento ha seguido las pautas que podían esperarse de la estructura del mercado laboral español (y de la economía española). Un ajuste más rápido que en una crisis «normal», debido a las causas que lo han generado, y una recuperación más rápida, por el hecho de que el aparato productivo había quedado congelado y por la aplicación de políticas expansivas. Pero una recuperación lastrada en gran parte por la elevada dependencia de la actividad turística, que por sus propias características ha estado particularmente afectada por la pandemia. Lo que ocurrirá en el próximo futuro es incierto y depende de muchas causas. De cómo concluya la reforma laboral y de las políticas de empleo y de en qué medida puedan alterar el funcionamiento de las condiciones laborales. De qué políticas macroeconómicas se apliquen. De en qué medida se produzca un cambio en las estructuras de producción y de consumo que permitan hacer frente a las debilidades tradicionales de la economía española y dar una respuesta satisfactoria a la crisis ecológica. Muchas incógnitas en las que se juegan las condiciones de vida de millones de personas.”

Referencia web original: https://ecosfron.org/wp-content/uploads/2022/01/Dossieres-EsF-44-La-COVID-19-Efectos-sociales-y-economicos-y-politicas-de-respuesta.pdf

Los hombres en el feminismo. Josetxu Riviere Aranda (11/01/2022)

Una reflexión muy apropiada. Destaco varios párrafos:

“Al plantear si el feminismo también debería ser un espacio que incluyera la participación de los hombres surgen hoy debates que versan sobre el mismo carácter del espacio feminista. Esto es, si este es un espacio de lucha y cambio social exclusivo de las mujeres, es decir de quienes sufren fundamentalmente la opresión sexista y la desigualdad o si, por el contrario, entendemos que el sujeto político de una lucha emancipadora puede estar formado por todas aquellas personas que tienen la voluntad y el convencimiento de que los derechos humanos deben ser patrimonio del conjunto de la ciudadanía y están dispuestas a trabajar para que desaparezcan las desigualdades sexistas…

Muchos grupos sociales que luchan y se movilizan están compuestos por personas que participan en ellos desde posiciones éticas y políticas al margen de la manera en la que les afecta esa discriminación personal o colectivamente. La defensa de la igualdad debería ser un esfuerzo cívico al margen de si somos hombres o mujeres o si nos definimos como hetero o gay. Está claro que los colectivos afectados por una discriminación deben ser sus protagonistas principales, sus voces y referentes. En ese sentido no se trata de poner en cuestión a las organizaciones feministas, ni la necesidad de que existan espacios y acciones exclusivamente protagonizados por mujeres, ni de cuestionar el protagonismo y liderazgo de las mujeres, sino de explorar formas de trabajo y militancia que construyan una base social lo más amplia posible para lograr una sociedad sin discriminación de género…

Por ello la implicación de los hombres en la consecución de la igualdad deber ser como “parte interesada”, y no tanto desde una posición de “aliados” desde fuera, en una posición más pasiva, como si la igualdad fuera un asunto y una preocupación de las mujeres donde aportamos exclusivamente nuestra solidaridad. Debemos tomar parte en ella como sujetos activos que se involucran, se organizan y que asumen su responsabilidad en el cambio.”

Referencia web original: https://ctxt.es/es/20220101/Firmas/38422/hombres-feminismo-masculinidad-alianzas-rebeldes.htm

Por sus obras los conoceréis. Ignacio Sánchez-Cuenca (11/01/2022)

Análisis realista y razonable, advirtiendo de las inclinaciones centristas del PSOE y reforzando la necesidad transformadora de progreso y el acuerdo de coalición que beneficia a ambos partidos. Selecciono un par de párrafos:

“El Gobierno de coalición ha funcionado bien, el PSOE se ha legitimado como partido de izquierdas y Podemos se ha comportado con responsabilidad. Para revalidar sus resultados, tienen que cumplir lo acordado…

El PSOE, evidentemente, se sentiría más a gusto si pudiera gobernar en minoría. Pero creo que, en realidad, se beneficia tanto de la coalición como pueda hacerlo Podemos, si no más. Nadie puede afirmar seriamente que las políticas del actual Gobierno sean radicales, ni que se desvíen mucho de lo que se hace en otros países europeos. La presencia de Podemos en el Ejecutivo hace más creíbles las credenciales socialdemócratas del PSOE, pues, tanto con González como con Zapatero, la principal vía de agua en el partido fue el abandono del electorado de izquierdas (que se desmovilizaba o se iba a IU) ante la percepción de que el PSOE, una vez en el poder, hacía políticas más liberales que las prometidas estando en la oposición. Esa fue la principal causa de pérdida de votos para la socialdemocracia en el pasado. Y la coalición es una buena oportunidad para corregir ese problema.”

Referencia web original: https://elpais.com/opinion/2022-01-11/por-sus-obras-los-conocereis.html

La economía española en 2022. Gabriel Flores (10/01/2022)

Un pronóstico sobre el nivel de crecimiento económico, frente al catastrofismo de las derechas, y una propuesta de modernización económica inclusiva socialmente y sostenible ecológicamente. Selecciono un par de párrafos:

"El proyecto de país y las propuestas de las fuerzas progresistas y de izquierdas no pueden identificarse con crecer más o con reconstruir las estructuras productivas del pasado y, por tanto, una presión permanente a la baja sobre los costes laborales y fiscales de las empresas, además de altas tasas de paro y de empleos indecentes, inaceptables bolsas de pobreza y una creciente desigualdad de rentas y patrimonios. La tarea fundamental no es crecer más o de cualquier manera en el corto plazo, sino modernizar las estructuras y especializaciones productivas y construir un nuevo modelo de crecimiento que, a lo largo de esta década, permitan multiplicar el empleo decente, superar la baja gama de la oferta productiva y la escasez crónica de inversión innovadora y reducir la fragmentación territorial, las desigualdades sociales y de género o el consumo abusivo de materiales y energía. Y al servicio de esos objetivos hay que poner los fondos europeos Next Generation EU que llegarán hasta 2026, a los que habría que añadir un paulatino ensanchamiento de nuestra base fiscal y un sistema tributario más justo en el reparto de las cargas impositivas que permitan impulsar los cambios productivos con la imprescindible financiación nacional.

Que el PIB crezca unas décimas o dos puntos porcentuales de más o de menos no es lo decisivo. Lo determinante es si se dota a la economía española de las estructuras que permitan promover los empleos decentes, la productividad global de los factores y una competitividad sustentada en la innovación y el empleo cualificado. El objetivo no es crecer sin más matices ni cuanto más mejor, sino construir un nuevo modelo de crecimiento económico que sea a la vez inclusivo socialmente y compatible con el mantenimiento de los equilibrios ecológicos básicos.”

Referencia web original: https://www.nuevatribuna.es/articulo/actualidad/economia-espanola-2022-recuperacion-tras-pandemia/20220110101354194411.html

¿Por qué Polanyi apoyaría la reforma laboral de Yolanda Díaz?. Mario Ríos y Rodrigo Amírola (9/01/2022)

Interesantes estas notas sobre las políticas públicas en la post-pandemia, como análisis y como aspiración. Selecciono el párrafo final:

“Ante esto, las izquierdas deben aprovechar el marco intervencionista generado por el impacto de la pandemia en la sociedad y en la economía y dirigirlo hacía los retos que tenemos que afrontar. El combate contra la desigualdad socioeconómica, la necesaria transición ecológica que mitigue los efectos del cambio climático y el fortalecimiento de la democracia sólo podrán darse desde unas instituciones inclusivas y protectoras que demuestren su utilidad ante las derivas nihilistas o represoras que surgen como falsos atajos. Hace falta construir un proyecto cultural, social y político que avance desde el keynesianismo tecnocrático que ha hecho frente a la pandemia a un nuevo sentido de época que asiente las bases del contrato social del siglo XXI.”

Referencia web original: https://ctxt.es/es/20220101/Firmas/38417/Tribuna-Polanyi-Yolanda-Diaz-Vicepresidenta-reforma-laboral-sindicatos-patronal-pandemia-covid.htm

"Es peligroso equiparar el populismo de izquierdas con el de derechas": Jorge Tamames (8/01/2022)

Positiva esa diferenciación. La simple lógica populista de polarización política, pueblo-élites o abajo-arriba hay que relacionarla con su sentido, según el contexto y su orientación; por eso hay populismos de izquierda, de derecha... y de centro, y ese carácter de su papel sociopolítico es lo sustantivo para diferenciar unos de otros. Está bien vincularlo con la economía política, aunque no se aclara esa relación estructural ni el contexto de relación de fuerzas con las expectativas idealistas. Para avanzar en el debate estratégico y en una teoría critica, realista e interactiva, clave para el nuevo proyecto de frente amplio:

“Por sintetizar mucho, la definición de Laclau y Mouffe del populismo señala una estrategia política en la que se representa al pueblo enfrentado con las élites, con un componente de antagonismo, pero lo que pasa es que el pueblo no es una realidad ontológica que existe ahí fuera, sino que es un concepto a construir. En función de cómo construyas ese pueblo y a qué tipo de élites te opongas, puedes dar con un tipo de populismo de izquierdas u otro de derechas y reaccionario.”

Referencia web original: https://www.publico.es/entrevistas/jorge-tamames-peligroso-equiparar-populismo-izquierdas-derechas.html

¿Neorrancios contra progres? Libros para entender la guerra cultural que ha estallado. Berna González Harbour (8/01/2022)

Aproximación a un tema complejo con el repaso a diversos escritores de distintas tendencias. Selecciono varios párrafos:

“Y ésta, la cultura de la cancelación, es precisamente el denominador común que une a cierta derecha, a los nostálgicos, a los extremocentristas y a cierta izquierda moderada en contra de la corriente de determinación para excluir del terreno público a los autores (y sus obras) que han pisoteado valores, leyes y minorías con sus palabras o sus actos, demostrados o sin demostrar…

Lo más pesaroso para una buena parte de la izquierda es que otra esté situada en ese carril. El debate entre la izquierda identitaria y la materialista arreció cuando parte de esta votó a favor de Trump o Bolsonaro, cree Gómez Urzaiz. Ahora lo cree superado porque es compatible ser a la vez antirracista, feminista y reclamar condiciones laborales dignas. Aun así, la autora asegura que ese “rojipardismo, que forma parte de este repliegue neorrancio y el llamado extremo centro son fenómenos particularmente españoles” atravesados por el nacionalismo. “Hay quien se está tomando los vídeos de C. Tangana como un nuevo catequismo y anda entronizando la sobremesa con carajillos como solución a casi todo”.

Como se puede ver, las etiquetas vuelan según quién habla y, en el caso de Sergio del Molino, sobran. “Lejos de aclarar nada, esas taxonomías empobrecen terriblemente el panorama. Yo no busco el acuerdo cuando leo. Las etiquetas ayudan a gente hiperideologizada que no quiere leer nada que les desafíe. El debate intelectual no debería ponérselo fácil a esa clase de individuos.

En cualquier caso, mientras la guerra cultural se libre entre libros, estamos a salvo. Y en el peor de los casos, como concluye Del Molino, conviene no desanimarse: “Hay que reunir a traición a escritores que se dicen pestes en público, a ver si en privado y con unas cañas vuelven a la civilización”. ¿El carajillo?”

Referencia web original: https://elpais.com/babelia/2022-01-08/neorrancios-contra-progres-libros-para-entender-la-guerra-cultural-que-ha-estallado.html

Empleo, pobreza salarial y desigualdad. Fernando Luengo (7/01/2022)

Interesante, con acertadas conclusiones:

“En resumen, nuestra economía ha generado una notable cantidad de empleo, que, sin embargo, no es suficiente ni en cantidad ni, sobre todo, en calidad. El desempleo real, contando el infra empleo, se mantiene en niveles elevados, lo mismo que la pobreza y la desigualdad salarial. No estamos ante un desequilibrio coyuntural que se pueda resolver con un plus de crecimiento, que por lo demás ya muestra signos de debilitamiento y, quizá lo más importante, es insostenible e indeseable desde el punto de vista de la aceleración del cambio climático, la degradación de los ecosistemas y la inequidad que contribuye a generar. Tampoco cabe enfrentar este desafío con la reforma laboral consensuada entre el gobierno, las patronales más importantes y los sindicatos mayoritarios, que, pese a sus evidentes avances en relación a las precedentes, se ha quedado muy corta y deja un amplio margen para que las políticas de represión salarial se mantengan o incluso se intensifiquen.

La creación de empleo decente -salarios dignos y plena garantía de los derechos sindicales y ciudadanos-, la reducción de la pobreza y la desigualdad en el mundo del trabajo hace imprescindible y urgente un replanteamiento en profundidad e inaplazable de la política económica, social, laboral y medioambiental.”

Referencia web original: https://blogs.publico.es/fernando-luengo/2022/01/07/empleo-pobreza-salarial-y-desigualdad/

“El gran reto es generar diferentes formas comunitarias en unas culturas absolutamente individuales”: Yayo Herrero (6/01/2022)

Interesante y amplia entrevista en la que esta antropóloga y activista ecofeminista trata diversos problemas de actualidad. Selecciono varias respuestas:

“Hace falta aterrizar las grandes teorías, conectar con las palabras, con lo que pasa con los cuerpos, con lo que pasa con las relaciones, lo que pasa en las vidas cotidianas, que es donde se viven los grandes malestares y es donde se vive la injusticia, que es donde se vive la crisis ecológica más profunda y donde además podemos construir las salidas y unas culturas que se apoyen en la suficiencia, en el reparto de todo, en la generación de obligaciones y de derechos y en el cuidado. Y ahí el lenguaje me parece importantísimo, porque al final es una gran tarea de seducción…

Creo que el gran reto que tenemos por delante es generar diferentes dimensiones y formas comunitarias. Y eso hay que experimentarlo y hay que ponerlo en marcha en unas culturas absolutamente individuales. Y creo que el ponerte en marcha y experimentar el éxito colectivo da posibilidad y capacidad de organización. Desde lo pequeño no derogamos los tratados de libre comercio, que de alguna manera permiten ese blindaje de los privilegios de la gente más rica, no cambiamos algunas cosas que en términos de urgencias y en términos de escala es importante cambiar para conseguir esa resiliencia y esa capacidad de adaptación a las condiciones materiales. Ahí la capacidad de organización es clave y yo creo que es donde tenemos un escollo importante en este momento…

Y luego, esto es una opinión pero lo creo con firmeza, en los últimos años una parte importante de la política —y me refiero principalmente a las izquierdas— se ha centrado excesivamente, y a veces casi únicamente, en el tema de la comunicación. Creo que ya se ha interiorizado que hacer política es simplemente adueñarte del relato. Y me parece que desde luego, el relato que se hace de las cosas es muy importante. Me parece que la comunicación es absolutamente fundamental, pero no es ni lo único que hay en política, ni desde luego lo que deba determinar la política…

Entonces, creo que esa reducción de la política institucional a quién gana el relato, y el desvincular la política institucional de la organización, de la capacidad de crear personas cada vez más conscientes, de generar una especie de identidad y de ciudadanía terrícola, me parece que es un problema importante y creo que está también detrás de esa desafección y de esa desmovilización que hay.”

Referencia web original: https://www.elsaltodiario.com/ecofeminismo/yayo-herrero-gran-reto-generar-diferentes-formas-comunitarias-en-culturas-absolutamente-individuales

La transformación del modelo laboral español. Adoración Guamán y Raúl Lorente (6/01/2022)

Buen diagnóstico. Selecciono los párrafos finales:

“Ya existen abundantes artículos orientados a detallar el contenido de este nuevo marco normativo que modifica elementos esenciales del Estatuto de los Trabajadores, por ello, solo cabe recordar que la reforma incluye mecanismos para reducir la temporalidad, sobre todo respecto de las personas jóvenes; apuntalar la estabilidad de entrada devolviendo la centralidad al contrato de trabajo indefinido; controlar la externalización productiva, escenario particularmente proclive a las relaciones de trabajo precarias; y, entre otras cosas, devolver a la negociación colectiva un papel central en la regulación de las relaciones laborales, reconociendo así la importancia central de la democracia social en las relaciones de trabajo. Además, se integran mecanismos de flexibilidad capaces de ofrecer alternativas a la destrucción de empleo y la temporalidad en momentos de crisis, cuya eficacia ya está exenta de dudas.

Evidentemente, quedan muchos problemas por resolver que afectan al mercado laboral y que exceden de los márgenes de la reforma ahora aprobada mediante el Decreto Ley 32/2021, de hecho, reiteramos que esta puede ser considerada el primer paso hacia ese nuevo paradigma que debe acabar con la temporalidad y la precariedad de nuestro mercado de trabajo. Efectivamente, atrás queda, de momento, la propuesta de un nuevo Estatuto del Trabajo y otras medidas planteadas en un momento previo a la crisis del covid-19. Sin embargo, y sin dejar de reconocer la permanente necesidad de seguir mejorando las condiciones laborales, lo cierto es que la lectura de los datos de empleo en el marco de la reforma laboral recién adoptada nos permite vislumbrar con optimismo el futuro laboral en nuestro país, no solo en el corto sino en el medio y largo plazo.”

Referencia web original: https://blogs.publico.es/otrasmiradas/55432/la-transformacion-del-modelo-laboral-espanol/

Más allá de la reforma laboral (necesaria). Carlos Prieto (6/01/2022)

Una valoración ajustada de las condiciones estructurales e históricas de la temporalidad y la precariedad del empleo que hay que revertir, con este primer paso que significa la actual reforma laboral. Selecciono un par de párrafos:

“A la vez, la cultura corporativa empresarial, que asume la discriminación contractual como algo obvio y natural y un tejido productivo caracterizado por una presencia desproporcionada de microempresas con un porcentaje muy elevado de contratos temporales, se ha apoyado en –y a un mismo tiempo preformado– las tramas jerárquicas de reproducción social (género, inmigración, etnias, niveles educativos) más profundas que en la mayoría de los países de la UE/15. La injusta segmentación del empleo resultante es casi una obviedad…

La reforma laboral que acaba de pactarse no logrará el milagro de convertir el empleo precario en empleo decente de la noche a la mañana (hay muchas inercias en juego), pero supone un punto de inflexión imprescindible. Pone los mojones y marca la pauta de la senda que ha de seguirse y habrá que mantenerse firmes para seguir avanzando en la misma dirección. Si se hace así, de aquí a diez años la sociedad española se habrá convertido en una sociedad más cohesionada, inclusiva y justa por haber conseguido reducir el desempleo de un modo importante y logrado que las condiciones de trabajo de toda la ciudadanía trabajadora hayan dejado de ser precarias para convertirse en decentes. Ninguna otra cosa parece exigir la conciencia colectiva de la sociedad española y, más aún, la conciencia colectiva de la clase trabajadora.”

Referencia web original: https://blogs.publico.es/otrasmiradas/55410/mas-alla-de-la-reforma-laboral-necesaria/

Cambio climático y participación en un Frente Amplio. Tomás R. Villasante (5/01/2022)

Una apuesta por la democracia participativa y la economía solidaria. Destaco un párrafo:

“Los liderazgos (personales o colectivos) necesitan de “grupos motores” de base para entusiasmar y enraizarse. Podemos repasar la lección de la transición y del 15M, de los movimientos sociales desarticulados, o los que se articulan sin que conozcamos sus líderes, que funcionan con “grupos motores” muy pegados a sus bases sociales en cada caso, luchando por temas muy concretos. Para hacer frente a los retos del cambio climático, la pandemia o las crisis económicas, en un “frente amplio” se puede aprender con los talleres y consensos que facilitan las democracias participativas, las formas en que los liderazgos se adecúen a las estrategias construidas desde la base, con grupos por temas concretos, cercanos y visibles. Un programa sin referencias a ejemplos de sustentabilidad de base y democracias participativas, tiene muchas debilidades. Y además no genera entusiasmos en los “grupos motores”, que son la verdadera esperanza para un cambio viable. En algunas localidades debatimos la situación económica, climática y de salud, en talleres abiertos y concretos, y consensuamos algunas estrategias básicas, con técnicas apropiadas. ¿Es posible generalizar estas prácticas?”

Referencia web original: https://www.eldiario.es/ultima-llamada/cambio-climatico-participacion-frente-amplio_132_8613777.html

Correlación de fuerzas. Albert Recio (1/01/2022)

Un análisis realista que apunta a una orientación ambiciosa y necesaria. Destaco los párrafos finales:

“Hay que ser conscientes de ello, de que todas las demandas sociales igualitarias, de clase, de género y nacionalidad, que todas las exigencias de reorientar las sociedades humanas para evitar la catástrofe ecológica tienen frente a sí a una variopinta y resistente estructura defensiva. Y que frente a ella es necesario desarrollar una sofisticada estrategia de respuesta que, seamos sinceros, nos cuesta mucho descifrar.

Tenemos, eso sí, algunas pistas. Una es la enorme necesidad de acumular conciencia a base de un trabajo persistente de producción cultural, de denuncia, de seguimiento de los procesos. Algo que, por ejemplo, ha sabido realizar lo mejor del feminismo, del ecologismo e incluso de movimientos más “tradicionales” como el vecinal o el sindicalismo. Otra es la necesidad de generar estructuras estables de encuentro y relación, donde las personas se apoyan, intercambian ideas, participan de forma cotidiana (ahí está parte de la fuerza que ha mostrado el independentismo catalán y vasco, pero también puede encontrarse en algunos barrios y comunidades locales). Espacios en las que incluso es posible desarrollar propuestas alternativas de gestión social. Una tercera es la persistente presión, desde fuera y desde dentro, de las instituciones sociales para conseguir que avancen reformas y regulaciones. Si algo hemos constatado los últimos años es que no es verdad que todos los partidos sean iguales ni que las regulaciones sean inocuas. Aunque a menudo los avances sean pequeños (y hasta reversibles), no queda otra que seguir intentando cambios en leyes y políticas de gestión.

Y hay también algo que deberíamos haber aprendido. En negativo, para no repetir. Que las clásicas peleas en la izquierda, las denuncias de traiciones, las llamadas a la pureza, nunca aportan nada. Generan resquemores y tensiones. En positivo, que cuando buscamos a nuestro alrededor aliados encontramos a mucha gente diversa con la que desarrollar proyectos. Lo que falta es pensarlos bien, no generar expectativas infundadas y desarrollar proyectos hasta donde sea posible llegar.

La correlación de fuerzas es muy negativa. Cambiarla exige un esfuerzo titánico. Por eso sólo es posible si buscamos, y encontramos, las dinámicas que permitan que mucha más gente rompa con sus hábitos y forme parte de un proceso de cambio ambicioso, igualitario, inclusivo, ecológico, universalista.”

Referencia web original: http://www.mientrastanto.org/boletin-208/notas/correlacion-de-fuerzas

La reforma laboral, a debate. Albert Recio Andreu (1/01/2022)

Una excelente y equilibrada valoración que comparto plenamente. Selecciono varios párrafos:

“El balance que se puede hacer es que se trata de una reforma importante, orientada a reducir alguno de los aspectos más sangrantes de la regulación anterior, pero que sigue dejando mucho poder en manos de las empresas. No es una derogación total de la reforma del Partido Popular, pero tampoco es un mero maquillaje estético de lo existente.

Se le puede achacar al Gobierno, y especialmente a la gente de Unidas Podemos que ha pilotado el proceso, que no han cumplido su promesa de derogar toda la reforma. El error estuvo en lanzar un eslogan contundente que no se podría cumplir. La izquierda demasiadas veces tiende al trazo grueso y se olvida de explicar la complejidad de las situaciones, abriendo un enorme abanico de posibilidades a los demagogos profesionales y a los jugadores del todo o nada. Pero hay que entender su satisfacción tras conseguir un acuerdo que mejora unas cuantas cosas, que genera tensiones en la derecha (no sólo en la política, también en el seno de las organizaciones empresariales), que cumple plazos y abre posibilidades a la acción sindical. Y creo que con todas las limitaciones y salvedades hay que acogerlo cómo un relativo éxito. Así lo han acogido también UGT y CC. OO.; al leer las declaraciones de sus líderes se aprecia tanto la sensación de un avance como la conciencia de las cosas en las que no se ha avanzado…

¿Va a transformar las reglas del mercado laboral esta reforma? Es difícil de saber. Hay numerosos ejemplos que muestran que efectivamente los cambios en normativas y políticas acaban teniendo un efecto importante en comportamientos y dinámicas. Pero las normas no juegan en el vacío: dependen de la acción que se ejerce con ellas, de cómo funciona efectivamente el sector público, de cómo se moviliza la gente. Lo que es seguro es que la patronal se va a mover para neutralizar al máximo, tanto como pueda, sus efectos más relevantes. Cuenta para ello con muchos recursos…

Hay que esperar todo tipo de maniobras, empezando en el propio trámite parlamentario, para dilatar, bloquear, desalentar, retorcer y adulterar el funcionamiento de las normas más lesivas para sus intereses. Es lo esperable, pura lucha de clases.

Para contrarrestarlas es necesario que la Administración juegue a fondo la implementación de la medida poniendo a funcionar y dotando de recursos a la inspección de trabajo en materias de inspección y, en su caso sanción. Pero sobre todo es crucial que los sindicatos y las clases trabajadoras utilicen este nuevo marco para avanzar derechos laborales. Más que entrar en un debate estéril sobre la propia reforma es necesario encontrar propuestas estratégicas de acción que sirvan efectivamente para movilizar, motivar, organizar a unas clases asalariadas que llevan demasiado tiempo desconociendo sus fuerzas y sus derechos. Y aquí también, habría que tratar se superar el estéril debate sobre quién es el culpable de esta situación y buscar en cambio prácticas de acción que resulten positivas para todo el mundo. Cada vez que las organizaciones sindicales o cualquier movimiento social se enzarzan en discusiones sobre quién es el culpable de la mala correlación de fuerzas, se disipan enormes energías, se generan resquemores que impiden un trabajo más cooperativo e integrador. Deberíamos tomar está reforma, parcial, imperfecta, insuficiente, como un instrumento para conseguir que sea un punto de partida en la reconstrucción de identidades colectivas, derechos y propuestas utópicas. Trabajar para que la actual solo sea la primera de una sucesión de reformas en beneficio de la mayoría social.”

Referencia web original: http://www.mientrastanto.org/boletin-208/notas/la-reforma-laboral-a-debate

Reflexiones anticapitalistas sobre "No miren arriba". Federico Mare (31/12/2021)

Interesante crítica:

“En conclusión, Don’t Look Up suaviza un poco el conflicto naturaleza-capital, porque sugiere, en vez de un colapso civilizatorio endógeno, cierta «corresponsabilidad» entre la fatalidad externa de un meteorito y el ciego interés egoísta de la megacorporación BASH. Además, soslaya el conflicto trabajo-capital, porque no aborda la temática crucial de la explotación de clase y la precarización laboral, ni la resistencia sindical o política a las mismas. En este sentido, la película no va más allá del cine y las series de ideología progre, que navegan en la ambigüedad de una crítica más antineoliberal que radicalmente anticapitalista.”

Referencia web original: https://sinpermiso.info/textos/reflexiones-anticapitalistas-sobre-no-miren-arriba

Capitalismo y crisis ecológica: Una cuestión civilizatoria. Albert Recio Andreu, en ‘Revista de economía crítica’ (2º semestre de 2021) (pp. 49-54)

Un interesante ensayo sobre esta temática crucial para una alternativa transformadora realista y crítica. Expongo un amplio resumen:

“Mi hipótesis de trabajo es que la historia de las sociedades capitalistas está marcada por la combinación de tres procesos diferentes, aunque entrelazados, a veces enfrentados entre sí y a veces cómplices. Estos tres procesos son las propias instituciones y dinámicas de la economía capitalista, el desarrollo científico y tecnológico y las demandas democrático- igualitarias. Sin duda la primera, el capitalismo, es el elemento dominante, pero ni actúa en el vacío ni podemos dejar de analizar las dinámicas de los otros dos elementos…

Que el devenir de la ciencia ayude a construir racionalidad o, por el contrario, contribuya a reforzar el optimismo tecnológico que conduce al colapso no está decidido. Pero sugiero que la única vía para evitar que la ciencia no contribuya a reforzar las tendencias suicidas de la civilización actual pasa precisamente por defender su autonomía, por propiciar el debate racional, por fomentar un conocimiento científico interdisciplinar que ayude generar salidas y situar la gravedad de los problemas en su propia dimensión…

Estas demandas igualitarias tienen su punto débil en el hecho de no ser capaces de reconocer sus límites reales ni las condiciones medioambientales ni la jerárquica estructura social que requieren. Una sociedad igualitaria solo puede ser efectiva si basa su modo de vida en lo que podemos llamar "bienes comunistas" (aquellos de los que es posible disponer de forma sostenible para toda la población) y reconocer que hay otros bienes de los que no es posible garantizar una provisión universal y elaborar formas justas de racionamiento o acceso a los mismos. O dicho de otra forma, diferenciar entre necesidades básicas que pueden garantizarse, de lujos y caprichos a los que sólo se podrá acceder de forma restringida, y males sociales que deben evitarse. Esto vale también para el debate sobre la movilidad social donde el modelo organizativo que adopte cada sociedad restringe o amplía las posibilidades de la gente. Si el modelo es muy jerárquico es imposible garantizar un marco social igualitario y la igualdad de oportunidades se convierte en un trampantojo…

Uniendo los tres puntos anteriores considero que a la crisis ecológica hemos llegado claramente por la dinámica expansiva y depredadora de la economía capitalista, pero que la misma ha resultado en parte reforzada por el optimismo tecnológico emanado de la comunidad científica y por las demandas de los movimientos igualitarios formuladas en el contexto mental del progreso tecnológico y lo que podríamos llamar "el lujo democrático" alimentado por la publicidad. Esto sirve para entender la densidad de las fuerzas que impiden un giro radical en el modelo. No es sólo el puñado de grandes capitalistas cuyos intereses y privilegios están seriamente afectados si se adoptan políticas ecológicas duras. Es que ello choca también con una inmensa masa social cuya vida cotidiana quedaría alterada drásticamente…

La cuestión solo puede abordarse atendiendo a la complejidad de procesos que nos han conducido hasta aquí y que siguen operativos. Las denuncias pueden servir para generar sensibilidades, pero difícilmente para hacer frente a una crisis civilizatoria. Hacerle frente exige una enorme tarea que se puede realizar desde espacios diversos: trabajo científico, producción cultural, movimientos sociales, trabajo comunitario, acción política. Creo que también como economistas críticos hay un espacio de trabajo necesario que apunta a las tres cuestiones planteadas: el del análisis de las formas de interacción y organización económica que pueden favorecer un cambio, el del trabajo en la comunidad científica en aras a mejorar su interdisciplinaridad y su comprensión global de los procesos y el de generar reflexión que ayude a la construcción de un nuevo igualitarismo más comprensivo. Más allá de los eslóganes, lo que debemos aportar son buenas propuestas de cambio, algo que requiere un profundo y honesto trabajo de elaboración colectiva”

Referencia web original: http://www.revistaeconomiacritica.org/index.php/rec/article/view/576/551

Las nuevas caras de la derecha. Enzo Traverso (diciembre, 2021)

Un interesante ensayo sobre la particularidad ‘postfascista’ de la actual extrema derecha autoritaria y sus diferencias con el fascismo de entreguerras. Destaco varios párrafos:

“Esta es la señal de un retroceso, no de una derrota o una decadencia irreversible. Estamos en medio de un proceso de transición cuyos resultados aún son desconocidos y están abiertos: o bien un New Deal del siglo XXI, capaz de enfrentar el cambio climático y revertir las transformaciones producidas por cuarenta años de neoliberalismo, o un giro a la extrema derecha que arrojará a nuestro planeta a la catástrofe anunciada. En el contexto actual, los dos resultados son perfectamente posibles… Tras varias décadas de políticas neoliberales, las clases dominantes han incrementado enormemente su riqueza y su poder, pero también han sufrido una significativa pérdida de legitimidad y de hegemonía cultural. Estas son las premisas para el ascenso del neo posfascismo: por un lado, la creciente «caída en el salvajismo» de las clases dominantes y, por otro, las extendidas tendencias autoritarias que su dominación engendra…

Desde este punto de vista, los nuevos movimientos de la derecha radical tienen una relación diferente tanto con la violencia como con la democracia. Si bien pretenden defender al «pueblo» contra las élites y restablecer el orden, no quieren crear un nuevo orden político. En Europa, están más interesados en hacer valer tendencias autoritarias y nacionalistas dentro de la Unión Europea que en destruir sus instituciones… Los nuevos movimientos de extrema derecha carecen de todos esos pilares: son producto de una crisis de hegemonía que no puede compararse con el derrumbe europeo de la década de 1930; su radicalismo no incluye ni un asomo de «revolucionario», y su conservadurismo —una defensa de los valores y las culturas tradicionales, las «identidades nacionales» amenazadas y una respetabilidad burguesa opuesta a las «desviaciones» sexuales— está desprovista de la idea de futuridad que modeló de manera tan profunda las ideologías y utopías fascistas. Por eso, me parece más apropiado describirlos como posfascistas, no como neofascistas…

¿Esto significa que no existe un peligro fascista? De ningún modo. A decir verdad, si observamos el presente a través de un prisma histórico, no podemos descartar esa posibilidad. El impresionante ascenso de los movimientos, partidos y gobiernos de extrema derecha muestra con claridad que el fascismo puede convertirse en una alternativa. Pero aunque no cabe duda de que persiste la posibilidad de una nueva era posfascista, es importante señalar que la crisis económica desatada por la pandemia no la fortaleció. Así, la pretensión ultraderechista de encarnar una alternativa «antisistema» probablemente parezca menos convincente hoy en día que cinco años atrás. En última instancia, sin embargo, el futuro de los movimientos de extrema derecha no dependerá exclusivamente de su evolución interna, su orientación ideológica y sus decisiones estratégicas, ni tampoco del apoyo que puedan obtener de las élites globales. A fin de cuentas, dependerá de qué capacidad tenga la izquierda para delinear una alternativa.”

Referencia web original: https://jacobinlat.com/2021/12/14/las-nuevas-caras-de-la-derecha/

La economía en 2022: más nubes que claros. Juan Torres (31/12/2021)

Un pronóstico verosímil:

“Seguimos dejando las manos libres a quienes siembran el desorden; es verdad que los gobiernos y las grandes instituciones utilizan mayor munición, incluso negando sus propias doctrinas previas, como he dicho, pero no dejan de empujar a las economía por el mismo carril que destroza el planeta y multiplica la desigualdad. Se permite que las instituciones que deben defendernos se degraden y -¡seamos claros de una vez!- se fomenta el uso de la mentira y la confrontación civil como un instrumento más para consolidar el poder económico y financiero que domina el mundo.

Puesto que las cosas nunca son completamente blancas o negras, tendremos tendencias económicas contrarias y complejas en 2022, pues ni todos los gobiernos son iguales ni todos los sujetos o grupos sociales con más o menos poder económico se mueven en la misma dirección, o tienen el mismo interés. Pero me temo que la degradación paulatina, la inestabilidad, el desconcierto y el agravamiento de los problemas es lo que más probablemente puede ocurrir cuando no cambian los principios ni el encuadre general en que se mueve la economía.”

Referencia web original: https://blogs.publico.es/juantorres/2021/12/31/la-economia-en-2022-mas-nubes-que-claros/

El contrato de trabajo se presume concertado por tiempo indefinido. Begoña Marugán (30/12/2021)

Un análisis de los beneficios de la reforma laboral para las mujeres, con la idea de que ‘el acuerdo entre agentes en posiciones sociales diferentes como la patronal, el Gobierno y los sindicatos permite albergar la esperanza de la posible acción colectiva en busca del bien común’. Selecciono dos párrafos:

“Estos días la reforma laboral ha copado parte del debate público y político. La transcendencia del mismo no es para menos puesto que tiene una importante repercusión en la vida de muchas personas. En este sentido, creo que tiene interés plantearse cómo va a afectar a las mujeres puesto que sabemos que cuando la situación viene mal dada las primeras perjudicadas somos siempre las mujeres ¿Pero qué sucede cuando se logra un acuerdo positivo para la clase trabajadora?...

Por tanto, ¿qué sucede cuando se logra un acuerdo positivo para la clase trabajadora? Pues que, obviamente y como no puede ser de otra forma, son muchas las consecuencias positivas que la reforma laboral acometida tiene para las asalariadas.”

Referencia web original: https://www.eldiario.es/opinion/tribuna-abierta/contrato-trabajo-presume-concertado-tiempo-indefinido_129_8622305.html

Europa descentrada y el fin de la hegemonía occidental. José Antonio Pérez Tapias (30/12/2021)

Un amplio y sugerente ensayo para explicar el mundo actual con una Europa periférica, con un filtro crítico y un dialogo intercultural, sin falsos universalismos que esconden prepotencias neocolonialistas. Selecciono varios párrafos:

“La tozudez del principio de realidad, dicho al modo freudiano, no permite vivir en el autoengaño, a no ser que se imponga una suerte de inconsciente voluntad colectiva que no haría sino agravar ciertas “patologías de la razón”, como las señaladas por Axel Honneth, afectando gravemente a la razón política. Y la realidad emite señales de que la hegemonía cultural de Occidente llega a su fin, con lo cual la crisis de su modernidad, que hasta el día de hoy ha sido imperialista y colonialista, amén del reverso patriarcal del que no se desprendió, viene a solaparse con una situación en la que la occidentalización del mundo ya se ve frenada y contrarrestada desde “mundos” diversos –no implica que sea siempre de la mejor manera–…

Poner el dedo en la llaga de la herida colonial y exigir una descolonización total y efectiva no implica, hecha la crítica del eurocentrismo, abominar de toda herencia de Europa que sea asumible en clave emancipadora bajo parámetros de un nuevo universalismo…

No le falta razón a Enrique Dussel cuando insiste, con su propuesta de “transmodernidad”, en que la cuestión no estriba en prorrogar la modernidad eurocéntrica a base de posmodernidades que no lo son menos, sino en aplicarle el filtro crítico para configurar un mundo distinto, mediando ineludible diálogo intercultural, lo que indudablemente conlleva pensar el mundo de otra forma. Por lo que nos toca, se trata de pensarlo en función de un Occidente no dominante, sabiendo que en la misma ‘provincia Europa’ algunos no hemos dejado de ser internamente periféricos. En España haríamos bien en tenerlo presente para actuar lúcidamente en consecuencia.”

Referencia web original: https://ctxt.es/es/20211201/Firmas/38280/europa-hegemonia-occidente-biden-afganistan-pandemia-perez-tapias.htm

El desencanto. Daniel Bernabé (30/12/2021)

Una interpretación ajustada (aún con matices) sobre la dimensión de la presión derechista y sus bases sociohistóricas, junto con los riesgos de cierta desafección de capas trabajadoras si no se implementan por las izquierdas un profundo proceso democrático y social reformador. Destaco el párrafo final:

“La mejor respuesta contra el proyecto de involución pasa por desarrollar los aspectos sociales de nuestro ordenamiento, que siempre se han considerado derechos potenciales más que efectivos, siendo la UE en esta ocasión un campo de juego que repensar antes que austeridad innegociable. El problema, en el fondo, no son las fuerzas que la ultraderecha pueda movilizar, ni siquiera cómo movilizar la democracia, sino que la democracia resulte útil en la vida cotidiana de millones de personas que necesitan respuestas en asuntos tan concretos como el trabajo o la vivienda. Si no el desencanto, 40 años después, puede que juegue en nuestra contra.”

Referencia web original: https://elpais.com/opinion/2021-12-30/el-desencanto.html

Una reforma para la mayoría social. Héctor Illueca (30/12/2021)

Una valoración equilibrada. Destaca los cambios sustantivos y lo que supone de giro progresivo a la normativa sobre la temporalidad y las relaciones laborales, aunque quedaría mucho por hacer para reequilibrar el poder contractual de la gente trabajadora y su representación sindical ante la prepotencia empresarial impuesta en estas décadas y la imposición de la precariedad generalizada con la subordinación de amplias capas trabajadoras. El avance no es menor o cosmético, es significativo, y responde a los actuales equilibrios de fuerzas, pero sus límites también están claros. O sea, la nueva situación es mejor, hay que celebrarlo sin embellecerlo, ya que los derechos laborales necesitan todavía una mejora sustancial. Tarea para la nueva etapa. Selecciono un párrafo:

“Es evidente que el acuerdo alcanzado no resuelve todos los problemas del mercado de trabajo. Queda mucha tela por cortar, aspectos no menores de la gran reforma laboral progresivamente impuesta desde 1994, tanto en términos de flexibilidad interna (movilidad funcional y geográfica, modificación sustancial de las condiciones de trabajo, etc.), como en términos de flexibilidad externa (abaratamiento del despido). Pero no puede negarse que estamos ante un giro sustancial en la actividad desplegada por el poder público para regular las relaciones de trabajo, y que abre la puerta a un nuevo sistema institucional mucho más equilibrado desde el punto de vista de los trabajadores. Los procesos de segmentación social provocados por el neoliberalismo obtienen, esta vez sí, una respuesta firme y adecuada por parte del legislador, que dirige su mirada tanto a los trabajadores indefinidos que se encuentran protegidos por el poder sindical, como a los trabajadores temporales y precarios expuestos a un riesgo de exclusión y desintegración social.”

Referencia web original: https://blogs.publico.es/dominiopublico/42219/una-reforma-para-la-mayoria-social/

Todo lo que está pasando en la pandemia se sabía que pasaría y continuará pasando. Vicenç Navarro (29/12/2021)

La subordinación de las instituciones públicas al poder del monopolio farmacéutico frente al bien común, la salud, de la humanidad. Destaco varios párrafos:

“Todo lo que está ocurriendo durante la pandemia era predecible, y así lo indicaron muchas asociaciones científicas internacionales que gozan de gran credibilidad en salud pública. Y una de las situaciones más predecibles es que mientras no se tomen las medidas necesarias, promovidas por tales asociaciones (y conocidas desde hace bastante tiempo), tendremos pandemia para rato. Ya van tres inviernos y continuaremos otros más, si se continúan desoyendo lo que han estado proponiendo aquellas asociaciones. En realidad, lo que estamos viendo es la cronificación de la pandemia. Y lo que ha ocurrido en estas últimas tres semanas, continuará ocurriendo…

Las supuestas leyes del mercado son las leyes de los grupos de poder que monopolizan la producción y distribución de bienes que debían de estar al servicio del bien común…

La experiencia con la pandemia muestra claramente que la escasez de vacunas a nivel internacional o de medicamentos a nivel local, depende de la distribución de poder político, económico y mediático internacional y nacional, temas totalmente aparcados en el debate sobre la pandemia. Esta está mostrando el enorme coste que significa la mal distribución de tales poderes en los países tanto ricos como de renta media y baja. Las autoridades públicas deberían dar protagonismo a los sectores públicos sobre los privados acentuando la urgente necesidad de que los primeros antepongan el bien común por encima de los intereses particulares y privados de carácter comercial cuya lógica no puede reproducirse en la actividad y servicios públicos.”

Referencia web original: https://blogs.publico.es/vicenc-navarro/2021/12/29/todo-lo-que-esta-pasando-en-la-pandemia-se-sabia-que-pasaria-y-continuara-pasando/

De por qué la reforma laboral frena a la extrema derecha. Marga Ferré (28/12/2021)

Una opinión acertada, aunque no hay que infravalorar la necesaria contestación político-ideológica a la ofensiva cultural de la ultraderecha. Selecciono varios párrafos:

“La extrema derecha no es ni ha sido nunca un proyecto de la clase trabajadora… desde Europa hasta EEUU, a mayor nivel de sindicación, menos voto a la extrema derecha (dentro de la clase trabajadora). Es decir, reforzar a los sindicatos como herramienta de defensa, nos aleja de la barbarie. Y esto se produce porque la ideología de la clase dominante no es un ente abstracto, ni la extrema derecha un fenómeno cultural. Existen para garantizar la explotación, por eso discriminan y por eso la manera de combatirlas es mejorando las condiciones materiales de vida y la garantía de derechos…

Lo repito para quien me acuse de benevolencia: esta reforma no es la panacea ni la que a mí me gustaría, pero es un paso y no menor, para cambiar y mejorar el trabajo en España, algo absolutamente impensable sin Unidas Podemos en el gobierno y sin Yolanda Diaz en el Ministerio del ramo. Para guinda del pastel, esta reforma le amarga la vida a la extrema derecha que existe para defender una versión muy agresiva de la explotación y la discriminación humanas, y por eso la defiendo.”

Referencia web original: https://blogs.publico.es/otrasmiradas/55138/de-por-que-la-reforma-laboral-frena-a-la-extrema-derecha/

La búsqueda de la estabilidad en el empleo y los contratos temporales en la reforma laboral de diciembre de 2021. Antonio Baylos (28/12/2021)

Una buena explicación, centrada en la regulación de la temporalidad:

'El giro que impone la reforma laboral a la contratación temporal es especialmente significativo, puesto que rompe con una larga tradición en nuestro sistema en la que se ha estabilizado la precariedad en el empleo…

Con toda seguridad, la reforma de la contratación temporal efectuada principalmente mediante la remodelación del art. 15 del Estatuto de los Trabajadores es el elemento más valioso del conjunto de normas pactadas. Es además el eje de la propuesta que se trasladó a la Comisión Europea, sobre la base de corregir la insostenible tasa de temporalidad que caracteriza al sistema español de relaciones laborales, traducido en precariedad, rotación y sustitución de mano de obra y descualificación profesional en el llamado mercado de trabajo. El eje de la reforma en esta materia se sostiene sobre cuatro grandes principios.'

Referencia web original: https://baylos.blogspot.com/2021/12/la-busqueda-de-la-estabilidad-en-el.html

¿Es posible reformar las reglas fiscales europeas?. Jorge Tamames (28/12/2021)

Sobre las hipótesis de política económica, con la crisis social, la desafección política y la vertebración europea al fondo. Selecciono varios párrafos:

“La capacidad de la política española para generar frustración es tan monumental que a veces olvidamos cómo gran parte de las decisiones sobre nuestro futuro ni siquiera se toman aquí. La gestión económica es el ejemplo más claro. Nuestra política monetaria se decide en Frankfurt e incluso el resurgir del laborismo en España se inscribe dentro de un fenómeno global. Y a la política fiscal, de cuyo margen de maniobra depende la recuperación económica poscovid, le sucede lo mismo…

Hasta aquí, el vaso medio lleno. Pero también hay razones para verlo medio vacío. Si Scholz arrastra los pies a la hora de promover reformas europeas –como Angela Merkel hizo con Macron entre 2017 y 2020–, la coordinación entre España y Alemania podría convertirse en una oportunidad perdida. Las nuevas variantes del coronavirus amenazan al crecimiento económico y pueden hacer saltar las costuras de unos presupuestos españoles demasiado conservadores como para promover una recuperación sólida. Si ante un aumento sostenido de la inflación el BCE subiese los tipos de interés de manera precipitada, pondría en peligro la recuperación económica. Según los sondeos, la segunda vuelta de las elecciones presidenciales en Francia enfrentará a Macron contra candidatos más euroescépticos (Marine Le Pen), más conservadores en lo económico (Valérie Pécresse), o una combinación de ambas (Eric Zemmour). Un giro en falso en cualquiera de estos frentes puede hacer descarrilar el intento de dar con unas reglas fiscales más justas y eficaces. Si 2020 detonó una crisis sin precedentes, 2021 ha presenciado una estabilización relativa de la situación (aunque a nosotros, sumidos en los últimos coletazos de un año que se ha revelado agotador, difícilmente nos lo parezca). Pero no es el momento para bajar la guardia. En 2022 se decide a qué nueva normalidad nos asomamos cuando por fin dejemos atrás la pandemia.”

Referencia web original: https://blogs.publico.es/otrasmiradas/55095/es-posible-reformar-las-reglas-fiscales-europeas/

El neoliberalismo nace y muere en Chile. Jorge Lago (27/12/2021)

Más allá de la experiencia chilena en la que, prácticamente, no entra, es ilustrativo de una interpretación de la pugna sociopolítica de carácter idealista, al poner en primer plano la disputa entre palabras o imaginarios, distorsionando el sentido de la hegemonía ideológico-cultural al infravalorar las fuentes y experiencias del conflicto social. Me permito un sintético comentario.

Desde un enfoque realista hay que partir de la oposición por la gente subalterna a las relaciones de dominación, para conseguir la libertad (real) o no dominación, individual y colectiva, y de los procesos participativos para la igualdad (no la simple modernización) frente a la situación y trayectorias de desigualdad (socioeconómica, institucional y de poder). La confrontación con el neoliberalismo es sobre esas condiciones de poder y legitimidad, desde la desventaja estructural y con el arma de la democracia, y necesita renovar los discursos sin sobrevalorarlos. Ambas experiencias de acción colectiva, prolongadas y masivas, conforman unos sujetos y sus identidades múltiples y unitarias tras esos dos ejes igualitario-emancipadores.

Particularmente en Chile, esas fuerzas alternativas, con fuerte arraigo popular, ante la crisis de legitimidad del centrismo de la ‘concertación’ (Partido Socialista y Democracia cristiana) y un sistema electoral presidencialista y polarizado, han sabido concitar el apoyo social mayoritario.

No es el imaginario (la idea de un intelectual orgánico o un líder) el que genera la lucha, la identidad o el sujeto transformador, es la acción práctica, común y solidaria, la que genera la fuerza social transformadora que, por supuesto, necesita proyectos, credibilidad, capacidad articuladora y teoría crítica de un conglomerado organizado y una representación política. Por tanto, el combate popular chileno frente al neoliberalismo regresivo, con su oportuno liderazgo y vertebración unitaria, ha conseguido una mayoría electoral con ese esfuerzo colectivo y esa orientación progresiva. Habrá que seguir debatiendo y aprendiendo de las experiencias ajenas. Selecciono un párrafo:

“Es seguramente crucial entender que la forma de combatir esta circularidad entre neoliberalismo y reacción no es ni señalando un vínculo ideológico necesario entre el neoliberalismo y el autoritarismo (error cometido habitualmente en la política madrileña frente a Ayuso) ni, menos aún, disputando a la derecha el contenido de esa reacción (con formas de nostalgia por la familia, el pueblo, la clase, el orden regulado del fordismo). Creo que la disputa pasa, precisamente, por aquellos significantes o imaginarios en los que el neoliberalismo ya no puede seguir apoyándose (es decir, en las expectativas frustradas por el mismo neoliberalismo) pero que constituyeron la clave de su fuerza hegemónica: libertad (como liberación de las rutinas, del trabajo y la repetición de las distintas formas de poder burocrático y estatal, también de formas de familia, de deseo y de construcción de sí opresivas) y modernidad (el futuro como continente de posibilidades de vida aún no realizadas), sin renunciar, por supuesto, ni a las conquistas sociales heredadas ni a los imaginarios de igualdad, seguridad y necesidad de certezas en los en los que se asentaron.”

Referencia web original: https://www.infolibre.es/opinion/ideas-propias/neoliberalismo-nace-muere-chile_129_1215979.amp.html

Un apunte sobre la reforma laboral. José Luis Moreno Pestaña (26/12/2021)

Una valoración realista de una acción realmente transformadora (de sindicatos y Gobierno con la firmeza de UP), aunque sea limitada y contando con la relación de fuerzas, y con la acertada crítica a ciertas poses irreales de alguna gente supuestamente progre. Selecciono el párrafo final:

“Por supuesto sigue subsistiendo un bloque fuerte de apoyo a lecturas progresistas de la situación y potencialmente movilizadoras. Este comprende a buena parte de la clase trabajadora y a lo que Bourdieu llamaba la mano izquierda del Estado, esto es, los profesionales socioculturales, incluyendo en ellos a artistas e intelectuales. La violencia verbal contra el progre -fruto de un discurso extremadamente ambiguo en el que se une la visión sombría de la derecha à la Spengler, con fragmentos de la crítica de izquierda al neoliberalismo e, incluso, lo que hay que leer, con reverberaciones del stalinismo del tercer periodo de la Comintern ("clase contra clase")-, pretende dirigirse contra ese sector y hacerlo socialmente inaudible. La rehabilitación del progre es una tarea simbólica urgente, lo dice alguien a quien su educación bourdisiana le hizo criticar mucho ese modelo de izquierda. Pero quien quiera pensar sin coyuntura en política, olvida que lo que tenía sentido hace un tiempo puede dejar de tenerlo.”

Referencia web original: https://sinpermiso.info/textos/un-apunte-sobre-la-reforma-laboral

Reforma laboral: Contexto y texto. Antonio Baylos (24/12/2021)

Una valoración ponderada:

“El documento del Acuerdo impone modificaciones importantes en los puntos ya seleccionados como "más lesivos" para la acción sindical, que propician el bloqueo de la negociación colectiva -reconocimiento de la ultra actividad de los convenios y prohibición de rebajar los salarios del convenio sectorial por los de la empresa- junto con la aplicación del convenio colectivo del sector de actividad principal a las personas trabajadoras de las empresas contratistas y subcontratistas. Además, y este es el elemento crucial y novedoso de sus contenidos, aborda temas centrales para la estabilidad en el empleo a partir de una institución, la temporalidad del trabajo, diferente a la que había empleado la legislación del ciclo 2010-2012, centrada en la extinción y el despido colectivo, incorporando el mecanismo RED como un instrumento que pueda emplearse como fórmula de salvaguarda del empleo en momentos de crisis, evitando el recurso al ajuste externo de empleo. Aún es pronto para proceder al análisis del texto legislativo y de sus contenidos en concreto, pero sí resulta útil valorar el contexto de la reforma lograda.”

Referencia web original: https://blogs.publico.es/otrasmiradas/55032/reforma-laboral-contexto-y-texto/

Selección de publicaciones

Relación de publicaciones destacadas, propias y ajenas: Artículos destacados

Artículo ajeno destacado del mes anterior:

(Abajo, el propio)

Luz en la penumbra: ¡SE HACE CAMINO AL ANDAR!

Aire fresco para el progresismo latinoamericano. Pablo Stefanoni (20/12/2021)

Una interpretación esperanzadora sobre la necesaria transformación social y democrática, con radicalidad al mismo tiempo que con alianzas complejas y un talante renovador y cívico. Selecciono varios párrafos:

“En el caso de Boric, pese a ser el candidato de una alianza a la izquierda de la Concertación, su programa está lejos de ser radical. Es, más bien, la expresión de un proyecto de justicia social de tipo socialdemócrata en un país donde, pese a los avances en términos de lucha contra la pobreza, perviven formas de desigualdad social –y jerarquías étnicas y de clase– inaceptables junto a la mercantilización de la vida social. Por otro lado, pese a que Kast se presentaba como un candidato de “orden”, todos sabían que el postulante de la derecha habría sido un presidente potencialmente desestabilizador, por su seguro enfrentamiento con la Convención Constitucional en funciones, pero también por la previsible resistencia en las calles. El “orden” en un país que, como se vio en la campaña y en la elevada participación electoral, sigue profundamente movilizado, rima con el cambio y no con los retrocesos conservadores que prometía Kast.

Más que a un radical, muchos en la izquierda consideran a Boric, de 35 años, como demasiado “amarillo”, la forma clásica para referirse a las izquierdas reformistas. Y gran parte de su éxito en la segunda vuelta fue haber podido captar el apoyo de la Democracia Cristiana y del Partido Socialista, incluido el de la expresidenta Michelle Bachelet, hoy Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, que viajó a Santiago a votar y llamó, mediante un video, a votar por Boric. Como ocurrió con Podemos en España, el Frente Amplio (surgido de las movilizaciones estudiantiles) criticó duramente la transición post-dictadura, pero no podía ganar sin el apoyo de las fuerzas que la dirigieron (solo que, a diferencia de España, sí lograron dar el sorpasso frente a la vieja centroizquierda, al menos en la presidencia, no así en el Congreso). Y menos aún podría gobernar, una tarea cada vez más difícil en una América Latina revuelta…

Es posible que el posicionamiento del Frente Amplio en la Convención Constitucional, donde trabaja en coordinación con el PS y más que con el PC, anticipe algo de lo que viene: su lugar como pivote entre la izquierda del PC y la centroizquierda. En su campaña, Boric debió parecerse más a Bachelet que a Salvador Allende. Al final, el “reventón” no significó un giro hacia la izquierda tradicional ni añoranza hacia el pasado, y por eso el desafío del nuevo presidente será poder llevar adelante las banderas de transformación social, sobre todo la de un país más justo, pero sin sobreactuación…

Pero esta “segunda ola” es mucho más heterogénea que la primera y, en general, de menor intensidad programática. Frente a una izquierda latinoamericana desgastada después de la primera “marea rosa”, desde un país como Chile –más institucionalizado que otros en la región–, quizás Boric pueda mostrar una vía democrática radical e igualitaria capaz de construir instituciones de bienestar más sólidas (una agenda que tomó una nueva dimensión en la pandemia). Pero también puede significar aire fresco en términos de principios: el “populismo de izquierda” en la región terminó por quedar pegado a la decadencia política y moral del proyecto bolivariano. Y Boric tiene el desafío de mostrar que se puede avanzar en el campo social sin deteriorar la cultura cívica.”

Referencia web original: https://ctxt.es/es/20211201/Politica/38192/elecciones-chile-ganador-boric-kast-pablo-stefanoni-nuso.htm

Tejer ciudadanía social más allá del Estado de bienestar. Gemma Ubasart y Ricard Gomà (13/12/2021)

Interesante. Reforzar la ciudadanía social y ampliar su temática: predistribución, feminismo, interculturalidad, cuidados y lo común, democracia social y participativa… Selecciono un par de párrafos:

“1) Enlazar igualdad con diferencias y autonomía con vínculos. El tiempo nuevo viene cruzado por tensiones: ejes emergentes de desigualdad, discriminación, ausencia de libertad y exclusión relacional. La reconstrucción de derechos debería conducir a espacios de equidad (forjar igualdad), diversidad (reconocer diferencias), autodeterminación personal (generar autonomía) y comunidad (articular vínculos). La gramática de una ciudadanía social posible para el siglo XXI se escribe en la conexión de igualdad con diferencias y de autonomía con vínculos. Materializar la construcción de equidad en un marco de diversidades puede requerir, en clave de políticas, cuatro giros sobre los términos del viejo contrato social: hacia la predistribución, más allá de lógicas redistributivas clásicas; hacia los feminismos, más allá de las relaciones de género dominantes; hacia la interculturalidad, más allá de las concepciones tradicionales de integración; hacia las edades, más allá de enfoques adultocráticos…

Tejer ciudadanía social en el siglo XXI es una tarea tan compleja como necesaria. El cambio de época nos ubica en transiciones vitales donde crecen miedos y esperanzas, incertidumbres y oportunidades. Forjar contratos sociales, ecológicos y de género conectados a esas nuevas realidades implica superar muchas coordenadas del viejo modelo de bienestar. Supone vertebrar un campo de políticas y prácticas donde la igualdad pueda conversar con las diferencias; donde la autonomía personal pueda hacerlo con la fraternidad. Supone también vincular lógicas de protección con más y mejor democracia; conectar la transformación de las administraciones con la articulación de lo común. E implica, finalmente, fortalecer la dimensión de proximidad de los derechos sociales, con el municipalismo como motor de ciudadanía en marcos cooperativos de gobernanza multiescalar.”

Referencia web original: https://elpais.com/opinion/2021-12-13/tejer-ciudadania-social-mas-alla-del-estado-de-bienestar.html?mid=dm93536&bid=850301555?event_log=oklogin

Artículo propio destacado del mes anterior

El sentido del frente amplio. Antonio Antón, en Público (8/12/2021)

Expongo una reflexión sobre el carácter transformador de progreso del frente amplio propuesto por Yolanda Díaz. Transcribo los párrafos finales:

“Desde mi punto de vista, ese carácter transformador de progreso (igualitario-emancipador-solidario o espacio violeta, verde y rojo), más allá de las etiquetas y la dimensión de su base social, y ya ejemplificado en la propia gestión de Yolanda Díaz y su reconocido liderazgo por el grupo confederal de Unidas Podemos y sus confluencias, es la razón de ser de ese proyecto renovador.

Además, está subyacente no solo el freno al declive de Unidas Podemos y el reagrupamiento de todo el conglomerado de las fuerzas del cambio, sino el legítimo reequilibrio representativo de todo ese conjunto, y que su representatividad e influencia sea más favorable respecto del Partido Socialista, para garantizar mejor ese impulso reformador. Se trata de fortalecer de forma unitaria el conjunto del bloque progresista, incluido los sectores nacionalistas periféricos, tras un proyecto compartido de país y frente a las tentaciones centristas y los intentos reaccionarios.

Al mismo tiempo, supone recomponer sus respectivos papeles y su capacidad articuladora y representativa, con el resultante de un nuevo acuerdo programático y de gestión institucional, dando por supuesto que ambas formaciones del actual Gobierno de coalición son partidarias de renovar sus alianzas y se estabilizan los acuerdos de la actual mayoría parlamentaria progresista. Este es el contexto de este ilusionante proyecto. Queda pendiente analizar detenidamente las particularidades de la propuesta de frente amplio y sus distintas interpretaciones. Volveremos sobre ello.”

Referencia web original: Referencia web original: https://blogs.publico.es/otrasmiradas/54442/el-sentido-del-frente-amplio/

Respuestas a la reforma laboral del PP. Antonio Antón, en Mientras Tanto (1/12/2021)

Un amplio ensayo donde explico la respuesta cívica y sindical frente ella y su influencia en el proceso actual de su derogación”. Transcribo su introducción:

“Analizo desde un punto de vista sociológico e histórico la reforma laboral del PP del año 2012, todavía en vigor, así como la respuesta cívica y sindical frente ella. Se trataba de deslegitimar su carácter agresivo con la mayoría social y generar las condiciones sociopolíticas para su derogación, con la garantía de los derechos sociolaborales. Junto con la evidencia pública de sus efectos perniciosos, la experiencia de la movilización sindical para derogarla tuvo y sigue teniendo un impacto en su escasa legitimidad social.

Aquí se explican las características de aquel fuerte y masivo conflicto sociopolítico para destacar su influencia en el actual proceso de su derogación frente a la oposición de la patronal y las derechas, que presionan para su continuidad. Ese objetivo figura en el acuerdo del Gobierno de coalición, como cuestión fundamental de su agenda sociolaboral progresiva, y es un tema central en las negociaciones del diálogo social, dentro de la propuesta de las izquierdas y los sindicatos de iniciar un cambio profundo de las relaciones laborales y del mercado de trabajo, tan desiguales y precarias para la mayoría social. Fue la palanca que permite en la fase actual abordar un giro progresivo en el modelo laboral y de relaciones contractuales.

Está por ver la decisión definitiva del Ejecutivo en el marco del diálogo social y sus apoyos parlamentarios. Más allá del significado estricto de la palabra derogación como eliminación de esa norma y su sustitución por otra nueva que articule un nuevo marco normativo, se puede decir que ya existen algunos aspectos importantes que no están sujetos a cambio, como las condiciones discrecionales para el despido y la rebajada cuantía de su indemnización; es decir, parece que no va a ser ‘integral’, aun con el deseo de que se utilice más la flexibilidad interna (ERTES, movilidad…) respecto de la externa (despidos).

La cuestión es que, al menos, debería ser sustancial en dos ámbitos fundamentales: uno, reducir significativamente la precariedad laboral, con sus consecuencias de devaluación salarial, desprotección, inseguridad y subordinación de la gente trabajadora, y garantizar el empleo decente y de calidad; dos, recomponer el equilibrio en las relaciones laborales y contractuales con el refuerzo de la negociación colectiva sectorial (y la ultraactividad de los convenios) frente al enorme poder empresarial que deja más indefensas a las capas trabajadoras de las pymes y con mayores desventajas para el sindicalismo.

El riesgo es que solo se produzca una modificación descafeinada, que defienden sectores poderosos e influyentes en el propio Partido socialista, por mucho que la arropen de retóricas modernizadoras. La continuidad de elementos especialmente lesivos impediría el desarrollo de un nuevo modelo social, laboral y contractual, reto ineludible para dejar atrás esta nefasta etapa regresiva para la gente trabajadora y, en general, para las capas populares. Ese resultado conllevaría negativas consecuencias sociopolíticas para la legitimación cívica del cambio de progreso y la garantía de su continuidad como mayoría institucional.

Lo destacable ahora en este ensayo, además de señalar el profundo carácter antisocial y regresivo de la reforma laboral del PP, es explicar la amplitud e intensidad de la oposición social y sindical a la misma, que legitima la posición gubernamental, sindical y de la mayoría parlamentaria progresista para adoptar una posición de firmeza tras un cambio sociolaboral sustantivo.”

Referencia web original: http://www.mientrastanto.org/boletin-207/ensayo/respuestas-a-la-reforma-laboral-del-pp

Ensayos e investigaciones recientes

Porfiar a pesar de los nubarrones: ¡SE HACE CAMINO AL ANDAR!

 

Ver todas: Investigaciones

Ver: Ensayos destacados

Nueva ola feminista: tendencias e identificaciones. Antonio Antón (3/09/2021)

Esta investigación académica (31 pp.) tiene cinco partes: 1) Procesos de identificaciones feministas; 2) Carácter y tendencias de los feminismos; 3) El significado de la identidad feminista; 4) Identidades y sujetos feministas, 5) Conclusiones. Identidades y formación de sujetos. Es el desarrollo de la Comunicación (6 pp.), titulada “Desventajas de género y cuarta ola feminista”, presentada y debatida en el Comité de Investigación de Sociología del Género (15 y 16 de julio de 2021). Una versión inicial se presentó al Simposio de la Federación Española de Sociología, en el área temática “Estructura y desigualdad social, procesos de exclusión y grupos sociales”, del 5 al 13 de julio de 2021. Señalo el resumen introductorio:

“El feminismo ha adquirido una nueva relevancia sociopolítica y cultural, particularmente en España. Incluso se habla de otra ola feminista, la cuarta, por perfilar sus características específicas. La agenda feminista se ha reforzado para hacer frente a la nueva dimensión de las desventajas de las mujeres, en términos de desigualdad y prepotencia machista, sin suficiente protección pública. Todo ello ha consolidado la necesidad de la activación feminista para promover un cambio sustantivo y real, la llamada cuarta ola, junto con la emergencia de nuevas tendencias y élites feministas.

La reactivación feminista, con su dinámica expresiva, sus objetivos y sus procesos identificadores, en sus distintos niveles, ha cobrado una nueva dimensión los últimos años. Tiene un gran impacto en los ámbitos político-institucionales y culturales, en la transformación y legitimidad de los distintos actores, así como en la conformación de una dinámica más amplia y multidimensional de cambio de progreso frente a las tendencias machistas (o patriarcales).

La acción por la igualdad y la emancipación femenina se enfrenta a la discriminación, la desigualdad y la dominación de las mujeres, así como a los factores estructurales e institucionales que las mantienen, en particular a las tendencias conservadoras, reaccionarias o autoritarias.

Los fundamentos de la subordinación femenina están claros: gravedad de las desigualdades sociales, laborales y de estatus, con desventaja para las mujeres; persistencia de la violencia y las coacciones machistas, con mayor dependencia e inseguridad para ellas; insuficiente reconocimiento de las libertades para desarrollar las distintas opciones vitales, sexuales o de género.

Constituyen los tres ejes fundamentales expresados en la actual ola feminista: por la igualdad social, económico-laboral y relacional o de estatus de las mujeres; contra la presión y las agresiones machistas, y por la emancipación y la capacidad de decisión sobre sus trayectorias y preferencias personales.

A partir de ese diagnóstico se profundiza en los procesos de identificaciones feministas, el carácter y las tendencias de los feminismos, así como el significado de la identidad feminista y su relación con los sujetos feministas.”

Referencia web original: https://documentcloud.adobe.com/link/review?uri=urn:aaid:scds:US:96d610b7-d109-48d8-a61d-d447a38a3187

Desventajas de género y nueva ola feminista. Antonio Antón, en Mientras Tanto nº 203 (julio)

Comunicación al Encuentro Intercongresual del Comité de Investigación de Sociología del Género, julio de 2021, de la que extraigo varios párrafos:

“En los últimos años, el principal proceso de movilización social progresista ha sido el feminista, dentro de un marco más amplio de cambio social y político-electoral. Se produce en un contexto de agravamiento de la situación de desigualdad y dominación de las mujeres y, específicamente, ante un crecimiento de la conciencia de su injusticia y un deterioro de las mentalidades machistas y conservadoras.

La crisis sanitaria y socioeconómica derivada de la pandemia, añadida a los efectos de la crisis social y económica iniciada en 2008, ha agudizado esas desventajas de las mujeres en un triple sentido: un mayor el sobreesfuerzo en la función de cuidados y garantía en la reproducción social y de la vida; un mayor impacto de paro y precarización en sus empleos, y una mayor desigualdad percibida como injusta en su estatus social y vital.

Por otro lado, persiste el bloqueo institucional a las mejoras en ese campo, sobre todo por los Gobiernos anteriores del Partido Popular cuyas políticas han perdido legitimidad social. Tras quince años de limitada y contraproducente gestión institucional, centrada en la inacción trasformadora, preventiva y de recursos prácticos, el desvío punitivista y la reacción puritana, se ha percibido la impotencia institucional y de esas políticas.

Se ha reforzado la agenda feminista para hacer frente a la nueva dimensión de las desventajas de las mujeres, en términos de desigualdad y prepotencia machista, sin suficiente protección pública, así como de todas las personas discriminadas por la desigualdad de género y entre los géneros o por su opción sexual. Todo ello ha consolidado la necesidad de la presión movilizadora feminista para promover un cambio sustantivo y real, la llamada cuarta ola, junto con la emergencia de nuevas tendencias y élites feministas…

En conclusión, la identidad feminista es positiva y legítima no solo porque expresa un compromiso liberador de un grupo social discriminado sino porque está inscrita en un proceso igualitario-liberador de la humanidad. La activación feminista se enlaza con la articulación más amplia y compleja de un campo sociopolítico y cultural de progreso. La pertenencia al feminismo la da la interacción social frente al machismo como orden estructural, el comportamiento personal y colectivo frente a la desigualdad de género, reforzada por una subjetividad emancipadora. En ese sentido, hay que fortalecerla, no diluirla.”

Referencia web original: http://www.mientrastanto.org/boletin-203/ensayo/desventajas-de-genero-y-nueva-ola-feminista

Movimiento 15-M: Expresión colectiva de una ciudadanía indignada. Antonio Antón, en Rebelión (13/05/2021)

Este ensayo (34 pp.) es un extracto (revisado y sin citas) de los libros “Resistencias frente a la crisis. De la huelga general del 29-S al movimiento 15-M” (Germanía, 2011) y “Ciudadanía activa. Opciones sociopolíticas frente a la crisis sistémica” (Sequitur, 2013). Cito su presentación:

‘El movimiento 15-M simboliza el conjunto de protestas sociales y cívicas de todo el lustro de 2010 a 2014, que es mucho más variado. Después de una década conviene este recordatorio para valorar con perspectiva histórica este amplio proceso de indignación popular y acción colectiva progresista y su impacto sociopolítico. Se trata de evaluar esta experiencia de la ciudadanía crítica y sacar enseñanzas para los retos presentes y futuros de los movimientos sociales y el espacio del cambio de progreso.’

Referencia web original: https://rebelion.org/wp-content/uploads/2021/05/Movimiento-15M-REB.pdf

Feminismos y derechos humanos. Antonio Antón, en Mientras Tanto nº 199 (marzo, 2021)

Desarrollo de mi intervención en un debate, junto con Violeta Assiego, en Acción en Red el 29/01/2021. Trato las siguientes cuestiones: La nueva ola feminista, Carácter y ejes de los feminismos, Las distintas corrientes feministas y sus fundamentos ideológicos, Algunas definiciones sobre la clasificación de los feminismos, La unidad y la pugna interna en el feminismo, Identidades y formación de actores y sujetos colectivos, La pertenencia al feminismo, Diferenciar identidad de género de identidad feminista, El carácter relacional del feminismo, Pelea por la orientación feminista, Movimientos sociales y movimientos globales (post o trans) y La reafirmación feminista.

Referencia web original: http://www.mientrastanto.org/boletin-199/ensayo/feminismos-y-derechos-humanos

Reeditado por Rebelión (18/03/2021): https://rebelion.org/feminismos-y-derechos-humanos/

Feminismos y derechos humanos. Ver debate telemático (118’) entre Antonio Antón y Violeta Assiego, a quien acaban de nombrar Directora General en el Ministerio de Derechos sociales: https://www.youtube.com/watch?v=IrEV_CYW210

Nueva cuestión social y teoría crítica. Antonio Antón, en Rebelión (4/02/2021)

Cito una parte de la introducción de mi Comunicación al reciente X Congreso andaluz de Sociología (texto completo de 15 pp.):

“Un pensamiento crítico se distingue por estos tres rasgos fundamentales: realismo analítico (objetividad y procedimientos científicos), finalidad transformadora (ética y sociopolítica) y función identificadora (cohesionadora y legitimadora) para la formación de un actor o sujeto colectivo. Los tres están en tensión, en una interacción compleja respecto de las prioridades y necesidades de la acción colectiva. No se pueden valorar en abstracto, cada uno tiene sus propias reglas y su integración es difícil.

Existe la dificultad para mantener el rigor (principios, valores y procedimientos) de la ciencia y evitar su subordinación al poder, neoliberal o liberal, así como es necesario defender su autonomía y su papel. Aunque sea difícil la neutralidad de la llamada ciencia, especialmente, en las ciencias sociales, hay que reafirmarse en el valor de la ciencia (auténtica) y desenmascarar la pseudo-ciencia, con el irracionalismo y el subjetivismo. Después es cuando viene la complejidad de su relación con el comportamiento social y los intereses materiales de la gente, así como con la psicología, la ética y las teorías sociales, más o menos científicas y/o utópicas.

Aquí, analizo varios aspectos relevantes, como el debate sobre los errores del liberalismo económico y la crisis ideológica de las izquierdas y la forma de abordarla. Así, se exponen tres aspectos concretos relacionados con cuestiones teóricas y culturales, con un claro impacto para las estrategias de transformación social y la renovación de las izquierdas y fuerzas alternativas de progreso: 1) los errores de los fundamentos del liberalismo económico, en particular la existencia de los fallos del mercado y cómo hacer frente a la ofensiva neoliberal; 2) las insuficiencias del liberalismo como respuesta a la crisis ideológica de las izquierdas y la necesidad de elaborar una teoría social alternativa; 3) la importancia de un enfoque y una actividad críticos en el terreno de las ideas.

Son cuestiones ya tratadas hace siete años en mi libro Ciudadanía activa. Opciones sociopolíticas frente a la crisis sistémica (Antón, 2013), en el contexto del primer lustro de la protesta social en España (2010/2014). Las he reelaborado ante la experiencia de este segundo lustro (2015/2020) de consolidación de un espacio político-electoral e institucional, democrático, crítico y popular, diferenciado de la socialdemocracia y con responsabilidades gubernamentales compartidas con el Partido Socialista, con los correspondientes desafíos inmediatos para su unidad y un cambio real de progreso.”

Referencia web original: https://rebelion.org/nueva-cuestion-social-y-teoria-critica/

Feminismos: Procesos identificadores y formación de sujetos. Antonio Antón, en Rebelión (3/02/2021)

Comunicación al X Congreso andaluz de Sociología, Jaén, 21, 22 y 23 de enero de 2021 (17 pp.). Transcribo varios párrafos de su introducción:

“Este texto estudia las características del cambio feminista y sus tendencias y las enlaza con los procesos identificadores y la conformación de un sujeto sociopolítico feminista. Tiene tres partes. La primera, “Identificaciones y tendencias feministas”, analiza los tres niveles de identificación feminista y explica el carácter social, con un gran componente cultural, del movimiento feminista. La segunda, “Identidades y sujetos feministas”, señala dos aspectos complementarios de carácter teórico: el sentido de la pertenencia feminista como proceso de identificación y la formación de actores y sujetos colectivos, en particular el movimiento feminista. La tercera, “Sujeto feminista: ni esencialista ni posmoderno”, critica los fundamentos teóricos deterministas o esencialistas y los postmodernos o culturalistas, que predominan en las élites feministas y expone las características de un enfoque social, realista, crítico, relacional, multidimensional y sociohistórico, más fructífero para explicar la formación de los sujetos colectivos, en particular, los procesos de identificaciones feministas… Por tanto, junto con la explicación los procesos movilizadores e identificadores y sus vínculos con la dinámica interseccional, aquí se señalan diversas cuestiones teóricas para contribuir al desarrollo de un feminismo crítico, popular y unitario con un eje sustantivo democrático-igualitario-emancipador.

Tiene un doble plano metodológico, analítico y teórico. Valora datos empíricos de diversas encuestas de opinión y considera aportaciones teóricas de diversas personas feministas de distintas corrientes: socialista, estructuralista y posmoderna. Junto con la explicación de los procesos identificadores feministas, se señalan diversas cuestiones teóricas para contribuir al desarrollo de un feminismo crítico, popular y unitario con un eje sustantivo democrático-igualitario-emancipador, que define el enfoque del texto. El análisis se realiza desde la teoría crítica, en particular de la sociología de los movimientos sociales, la acción colectiva y el cambio social, con un enfoque realista, relacional y sociohistórico. El contexto del que parte deriva de la conformación de la nueva ola de activación feminista, su pluralidad asociativa e interpretativa y los debates surgidos para definir e influir en ese amplio conglomerado sociopolítico del movimiento feminista y su influencia política y cultural. No se entra en una valoración más amplia de la historia del feminismo y sus aportaciones sociales y teóricas, sino de su actual impacto sociopolítico y cultural, la pugna interpretativa y los recientes debates por influir en su dinámica y orientación. En definitiva, evalúa el sentido de las identidades feministas y su relación con la formación del sujeto feminista y su influencia transformadora en el contexto actual.”

Referencia web original: https://rebelion.org/feminismos-procesos-identificadores-y-formacion-de-sujetos/

Pugna interpretativa sobre la nueva cuestión social. Antonio Antón Morón (diciembre de 2020) (15 pp.)

Comunicación al V Encuentro Intercongresual del Comité de Investigación de Sociología del Trabajo de la Federación Española de Sociología (FES). Universidad Complutense de Madrid - 10 y 11 de diciembre de 2020. Transcribo su resumen:

“En estos años de crisis socioeconómica, y sin que la mayoría social hubiera salido de ella, se han visto incrementadas sus graves consecuencias por la actual crisis sanitaria y económica y, particularmente, se ha ampliado la conciencia cívica de su injusticia. Paralelamente, ha tomado mayor relevancia teórica y sociopolítica el tema ya clásico de la cuestión social. Según las interpretaciones modernizadoras (y postmodernas) estaba superada y desaparecida, aunque siempre ha estado presente; ahora resurge como una realidad grave para la población y la principal preocupación para la ciudadanía.

Partiendo de la relevancia de la nueva cuestión social, esta investigación analiza los fundamentos de la interpretación liberal y socioliberal sobre los fallos del mercado y explica la tradición reguladora, redistribuidora y protectora vinculadas al keynesianismo y las izquierdas democráticas. Por tanto, expone las insuficiencias del liberalismo y la necesidad de un esfuerzo analítico y reflexivo para desarrollar una teoría social crítica que dé soporte a un cambio social y político de progreso.”

Referencia web original: https://www.antonio-anton-uam.es/448011661

La Introducción, con el mismo título, se publica en Nueva Tribuna, 29/12/2010: 

Las reformas de las pensiones (2011 y 2013). Antonio Antón, en Rebelión (19/11/2020)

Amplio ensayo (44 pp. en PDF) donde explico, de forma exhaustiva, el carácter regresivo y el contexto sociopolítico de las anteriores reformas de las pensiones, como referencia para evaluar las medidas recientes aprobadas en el Pacto de Toledo. Transcribo su introducción:

“Se acaban de aprobar (27/10/2020) las nuevas recomendaciones sobre el sistema de pensiones en el marco de la comisión parlamentaria de seguimiento del Pacto de Toledo. Han sido avaladas por la gran mayoría del arco parlamentario, con el voto en contra de VOX y la abstención de ERC y EH-Bildu. Supone un giro positivo particularmente respecto a la reforma regresiva del Partido Popular (2013), aunque limitado y con claroscuros.

El nuevo acuerdo parlamentario, que debe desarrollarse en medidas legislativas, garantiza el incremento de las pensiones según el IPC real, eliminando el Índice de revalorización que las limitaba y se compromete, entre otras cosas, al aumento del poder adquisitivo de las pensiones mínimas y las no contributivas. Por otro lado, refuerza el sostenimiento del sistema público, con la participación de los ingresos del Estado en la garantía de la suficiencia de las pensiones públicas y genera certidumbre sobre su sostenibilidad a largo plazo. No obstante, no modifica el carácter problemático del grueso de las medidas de la reforma de 2011, promovida por el Partido Socialista, en particular el alargamiento de la edad legal de jubilación con la correspondiente penalización, que se mantienen.

Este texto se centra en la evaluación del carácter regresivo respecto de los derechos adquiridos y el contexto sociopolítico de cada una de dos reformas anteriores (2011 y 2013), así como de los distintos procesos de legitimación social y parlamentaria y el amplio descontento popular surgido frente a ellas. Este ensayo, aparte de esta Introducción, lo he distribuido en cuatro capítulos: 1) Fuertes recortes de las pensiones públicas futuras. 2) Un pacto sin legitimidad social. 3) El aval sindical crea un nuevo problema sociopolítico. 4) La reforma de 2013: recorte injusto e injustificado.

Son una reelaboración de dos investigaciones publicadas en su día tituladas “Pacto social: recortes impopulares de las pensiones” y “Pensiones: recorte injusto e injustificado”. La primera, sobre la reforma de 2011, se editó en el libro Resistencias frente a la crisis. De la huelga general del 29-S al movimiento 15 M (Germanía, 2011). La segunda, sobre la reforma del 2013, figura en el libro Ciudadanía activa. Opciones sociopolíticas frente a la crisis sistémica (Sequitur, 2013). Se editan ahora, convenientemente revisadas, como referencia para evaluar el alcance de la continuidad y la reversión de los recortes de esas reformas, así como para evaluar el distinto contexto social y político en que están incardinadas. Por tanto, queda abierta la necesidad de valorar detenidamente las medidas concretas de este último acuerdo y su desarrollo legislativo.

Respecto de la reforma de 2013, aprobada por la mayoría absoluta del PP, al igual que en la reforma del año 2011, se produjo un amplio desacuerdo popular, en este caso con mayor indignación y movilización cívica y la oposición de la izquierda política y los sindicatos. Se generó una significativa deslegitimación hacia esa contrarreforma y sus firmantes que ha permitido, a la vuelta de estos años y con el impulso de la propia movilización de pensionistas desde el año 2018 y en el marco del nuevo Gobierno de coalición progresista, abordar su derogación.

Sin embargo, la reforma del año 2011 contaba y cuenta con el aval del PSOE y las cúpulas sindicales que la avalaron, sin que haya suficientes fuerzas sociales, políticas y parlamentarias capaces de imponer su anulación. Existe, por tanto, el riesgo evidente de que se consolide a pesar de la exigencia democrática de amplios sectores sociales y de pensionistas, descontentos también con aquellas medidas injustas.

El sistema público de pensiones queda, por tanto, pendiente de la evolución futura de los equilibrios de fuerza social y parlamentaria y las perspectivas o no de un refuerzo general del Estado de bienestar y los servicios públicos y prestaciones sociales en el marco de una salida progresista de la crisis socioeconómica e institucional.”

Referencia web original: https://rebelion.org/wp-content/uploads/2020/11/Las-reformas-de-las-pensiones-REB.pdf

Por una teoría social crítica. Antonio Antón, en Mientras Tanto nº 194 (octubre/2020)

“Desde una perspectiva transformadora hay dos aspectos fundamentales en los que profundizar y, específicamente, explicar su interacción para promover un cambio social progresivo o alternativo: avanzar en una teoría social crítica y definir e implementar los proyectos y las estrategias de progreso, por un modelo social y democrático avanzado…

Se trata de aportar algunos elementos de reflexión para elaborar un pensamiento social crítico, superador de los esquemas liberales, las inercias deterministas o esencialistas y los enfoques posestructuralistas, predominantes en muchos ámbitos progresistas. Una amplia valoración la he tratado en tres libros recientes: Movimiento social y cambio político. Nuevos discursos (UOC, 2015), Clase, nación y populismo (Dyskolo, 2019) e Identidades feministas y teoría crítica (Dyskolo, 2020).

Parto, por tanto, desde la tradición de la teoría crítica, superadora a mi modo de ver del bloqueo producido por la prevalencia y la polarización entre dichas corrientes. Solo cito dos autores, especialistas en movimientos sociales en el marco más general del cambio social: E. P. Thompson y Ch. Tilly.

Un pensamiento crítico se distingue por estos tres rasgos fundamentales: realismo analítico (objetividad y procedimientos científicos), finalidad transformadora (ética y sociopolítica) y función identificadora (cohesionadora y legitimadora) para la formación de un actor o sujeto colectivo. Los tres están en tensión, en una interacción compleja respecto de las prioridades y necesidades de la acción colectiva. No se pueden valorar en abstracto, cada uno tiene sus propias reglas y su integración es difícil.

Existe la dificultad para mantener el rigor (principios, valores y procedimientos) de la ciencia y evitar su subordinación al poder, neoliberal o liberal, así como es necesario defender su autonomía y su papel. Aunque sea difícil la neutralidad de la llamada ciencia, especialmente, en las ciencias sociales, hay que reafirmarse en el valor de la ciencia (auténtica) y desenmascarar la pseudo-ciencia, con el irracionalismo y el subjetivismo. Después es cuando viene la complejidad de su relación con el comportamiento social y los intereses materiales de la gente, así como con la psicología, la ética y las teorías sociales, más o menos científicas y/o utópicas.

Aquí, de forma complementaria a la crítica al liberalismo realizada en dos artículos recientes, Los fallos del mercado e Insuficiencias del liberalismo, explico un aspecto particular: la importancia de un enfoque y una actividad críticos en el terreno de las ideas, la importancia de la nueva cuestión social y las implicaciones prácticas de la reflexión y el debate críticos.”

Referencia web original: http://www.mientrastanto.org/boletin-194/ensayo/por-una-teoria-social-critica

Reeditado en Rebelión (13/10): https://rebelion.org/por-una-teoria-social-critica/ 

Últimos libros:

(Arriba están los tres más recientes)

Altura de miras ¡SE HACE CAMINO AL ANDAR!

Feminismo crítico. Un enfoque relacional e igualitario. Antonio Antón. Libro publicado por la Editorial Académica Española -EAE- (2020) (304 pp.). ISBN: 978-620-3-03320-5

Resumen

Este libro, Feminismo crítico. Un enfoque relacional e igualitario, tiene un doble plano, analítico y teórico. Por una parte analiza las características de la nueva ola feminista en España, sus causas, el contexto sociopolítico y cultural y su impacto transformador. Por otra parte, explica los diferentes enfoques teóricos, en particular, los debates sobre el sentido de las identidades feministas y su relación con la formación del sujeto feminista. Los dos aspectos se entrecruzan en sus seis capítulos. Tras la Introducción, el primero, Feminismos e identidades, detalla el refuerzo de la conciencia y la participación feministas y el significado de las identidades como procesos relacionales y de reconocimiento propio y ajeno. El segundo, Feminismos, interseccionalidad e identificaciones, parte de un análisis sociológico de los distintos electorados y su grado de afinidad feminista, así como de la activación feminista, para profundizar en los procesos de identificación y su interseccionalidad. El tercero, Acerca del pensamiento de Nancy Fraser, se centra en una valoración crítica de su feminismo y su teoría alternativa, con algunas conclusiones estratégicas. El cuarto, Pugna interpretativa sobre la nueva cuestión social, explica el marco teórico y la emergencia actual del conflicto social. El quinto, Contexto y pluralidad del feminismo, señala el marco actual, los ejes feministas y sus distintas corrientes. Y el sexto, Feminismos: procesos identificadores y formación de sujetos, explica los fundamentos teóricos que están detrás de los debates sobre el sujeto feminista, desde un enfoque crítico, relacional y sociohistórico.

Referencia web de la Introducción: https://www.antonio-anton-uam.es/448043917

Identidades feministas y teoría crítica. Nueva edición ampliada. Antonio Antón. Ed. Dyskolo (18/09/2020) (Con acceso al texto completo: 207 pp.)

Este libro, Identidades feministas y teoría crítica, tiene un doble plano, analítico y teórico. Por una parte analiza las características de la nueva ola feminista en España, sus causas, el contexto sociopolítico y cultural y su impacto transformador. Por otra parte, explica los diferentes enfoques teóricos, en particular, los debates sobre el sentido de las identidades feministas y su relación con la formación del sujeto feminista. Los dos aspectos se entrecruzan en sus cinco capítulos. El primero, Feminismos e identidades, detalla el refuerzo de la conciencia y la participación feministas y el significado de las identidades como procesos relacionales y de reconocimiento propio y ajeno. El segundo, Feminismos, interseccionalidad e identificaciones, parte de un análisis sociológico de los distintos electorados y su grado de afinidad feminista, así como de la activación feminista, para profundizar en los procesos de identificación y su interseccionalidad. El tercero, Acerca del pensamiento de Nancy Fraser, se centra en una valoración crítica de su feminismo y su teoría alternativa, con algunas conclusiones estratégicas y un anexo al final. El cuarto, Sujeto y cambio feminista, analiza las tendencias y el contexto del cambio feminista y las contrasta con la formación de las identidades feministas. Y el quinto, Sujeto feminista: ni esencialista ni posmoderno, desde el análisis de los tres ejes de la acción feminista y la existencia de dos grandes corrientes del movimiento feminista, la socioliberal o formalista y la crítica o transformadora, explica los fundamentos teóricos que están detrás de los debates sobre el sujeto feminista, desde un enfoque crítico, relacional y sociohistórico.

Referencia web original: https://rebelion.org/nueva-edicion-ampliada-del-libro-identidades-feministas-y-teoria-critica/

Acceso al texto completo en PDF: https://rebelion.org/download/identidades-feministas-y-teoria-critica-antonio-anton-moron/?wpdmdl=611799&refresh=5f6382d62112c1600357078

Libros propios recientes:

- (2020): Identidades feministas y teoría crítica, en Editorial Dyskolo (150 pp.). Publicado en digital y en abierto, con licencia Creative Commons. Referencia web: https://www.dyskolo.cc/cat%C3%A1logo/lib061/

Reeditado por Rebelión (sección LIBROS LIBRES), mayo de 2020, en PDF: https://rebelion.org/download/identidades-feministas-y-teoria-critica-antonio-anton-moron/?wpdmdl=611799&refresh=5ec6196ad869d1590040938

- (2019): Clase, pueblo, nación. Pensamiento crítico y estrategias politicas, en Editorial Académica Española. ISBN: 978-613-9-43600-2. (Hay una edición en abierto con Licencia de Creative Commons, en Editorial Dyskolo, con el título Clase, nación y populismo: Referencia web: https://www.dyskolo.cc/cat%C3%A1logo/lib055/ )

- (2019): Movimientos sociales, acción colectiva y cambio social en perspectiva. Continuidades y cambios en el estudio de los movimientos sociales. Rubén Díez García y Gómez Betancor Nuez (eds.). Fundación Betiko y Federación Española de Sociología-FES. Interesante libro de las aportaciones sociológicas en el Encuentro del Comité de Investigación sobre Movimientos sociales, Acción colectiva y Cambio social de la FES. Se incluye mi comunicación titulada Valoración de la interpretación populista (pp. 31-42). ISBN: 978-84-09-09287-1

- (2019): El futuro del trabajo: realidades e implicaciones, en Sociedades en la encrucijada, compromisos de la sociología. LIBRO DE ACTAS del XIII Congreso Español de Sociología, Valencia, julio (7 pp.). ISBN: 978-84-09-12839-6. Hay una versión periodística en CTXT (8/05/2019: https://ctxt.es/es/20190508/Politica/26017/Antonio-Anton-empleo-economia-trabajo-calidad-temporalidad-precariedad.htm

- (2019): Carácter de los sujetos colectivos, en Sociedades en la encrucijada, compromisos de la sociología. LIBRO DE ACTAS del XIII Congreso Español de Sociología, Valencia, julio (7 pp.). ISBN: 978-84-09-12839-6. Hay una versión periodística en Nueva Tribuna (12/07/2019): https://www.nuevatribuna.es/opinion/antonio-anton/caracter-de-los-sujetos/20190712110616164436.html

- (2018): “Qué salida de la crisis: tendencias y percepciones contradictorias”, en ¿Cómo estamos ‘saliendo’ de la crisis?, Andreu Lope Peña (coord.). Libro Memoria del IV Encuentro del Comité de Sociología del Trabajo (pp. 94-124). Editado por la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB): https://ddd.uab.cat/pub/poncom/2018/197218/Memoria_IV_Encuentro_final.pdf

- (2018): Frente a la crisis social y nacional ¿QUÉ PAÍS?, ed. Rebelión (166 pp.). Versión digital en abierto licencia de Creative Commonshttp://rebelion.org/docs/246267.pdf

- (2018): "El sujeto de cambio", en La clase trabajadora ¿Sujeto de cambio en el siglo XXI?, Adrián Tarín y José Manuel Silva (coords), Madrid, Siglo XXI (pp. 71-102). ISBN: 978-84-323-1922-8. 

 

- (2018): "La interpretación populista del movimiento popular", en Una mirada desde la Sociología actual: análisis y propuestas del contexto actual,  Mª José Diaz Santiago y Francisco-Javier García-Castilla (coordinadores), editado por la Asociación Madrileña de Sociología (AMS) (pp. 369-401). ISBN:  978-84-09-02524-4 (e-book, 584 pp.). Ver texto: Populismo y pueblo

-- (2018): "La teoría populista: Lógica política y ambigüedad ideológica", Comunicación en libro de Actas del X Congreso Vasco de Sociología y Ciencia política (2015): Sociedades en constante cambio: realidad social y reto científico (pp. 70-83). ISBN. 978-84-9082-923-3 (920 pp.). Una versión inicial de la Comunicación se publica en Rebelión (30/09/2015): https://rebelion.org/la-teoria-populista-logica-politica-y-ambiguedad-ideologica/.

 - (2017): El populismo a debate, libro digital editado por Rebelión (2-12), sección "Libros libres" (125 pp.) licencia de Creative Commonshttp://www.rebelion.org/docs/234831.pdf

Ver más: Libros destacados

Ver todos los: Libros

Amanecer: ¡SE HACE CAMINO AL ANDAR!

Caminos por recorrer: ¡SE HACE CAMINO AL ANDAR!