Blog: http://www.antonio-anton-uam.es

SE HACE CAMINO AL ANDAR

Publicaciones (propias y ajenas) de interés sociopolítico

Selección mensual en el BOLETÍN INFORMATIVO: ver Boletín

Antonio Antón: Ver Presentación-UAM

Novedades

Año 2021

Año 2020Año 2019

Artículos ajenos (abajo)

Artículos, Ensayos y Libros destacados (abajo)  

Artículos propios (último mes):

Respuestas a la reforma laboral del PP. Antonio Antón, en Mientras Tanto (1/12/2021)

Un amplio ensayo donde explico la respuesta cívica y sindical frente ella y su influencia en el proceso actual de su derogación”. Transcribo su introducción:

“Analizo desde un punto de vista sociológico e histórico la reforma laboral del PP del año 2012, todavía en vigor, así como la respuesta cívica y sindical frente ella. Se trataba de deslegitimar su carácter agresivo con la mayoría social y generar las condiciones sociopolíticas para su derogación, con la garantía de los derechos sociolaborales. Junto con la evidencia pública de sus efectos perniciosos, la experiencia de la movilización sindical para derogarla tuvo y sigue teniendo un impacto en su escasa legitimidad social.

Aquí se explican las características de aquel fuerte y masivo conflicto sociopolítico para destacar su influencia en el actual proceso de su derogación frente a la oposición de la patronal y las derechas, que presionan para su continuidad. Ese objetivo figura en el acuerdo del Gobierno de coalición, como cuestión fundamental de su agenda sociolaboral progresiva, y es un tema central en las negociaciones del diálogo social, dentro de la propuesta de las izquierdas y los sindicatos de iniciar un cambio profundo de las relaciones laborales y del mercado de trabajo, tan desiguales y precarias para la mayoría social. Fue la palanca que permite en la fase actual abordar un giro progresivo en el modelo laboral y de relaciones contractuales.

Está por ver la decisión definitiva del Ejecutivo en el marco del diálogo social y sus apoyos parlamentarios. Más allá del significado estricto de la palabra derogación como eliminación de esa norma y su sustitución por otra nueva que articule un nuevo marco normativo, se puede decir que ya existen algunos aspectos importantes que no están sujetos a cambio, como las condiciones discrecionales para el despido y la rebajada cuantía de su indemnización; es decir, parece que no va a ser ‘integral’, aun con el deseo de que se utilice más la flexibilidad interna (ERTES, movilidad…) respecto de la externa (despidos).

La cuestión es que, al menos, debería ser sustancial en dos ámbitos fundamentales: uno, reducir significativamente la precariedad laboral, con sus consecuencias de devaluación salarial, desprotección, inseguridad y subordinación de la gente trabajadora, y garantizar el empleo decente y de calidad; dos, recomponer el equilibrio en las relaciones laborales y contractuales con el refuerzo de la negociación colectiva sectorial (y la ultraactividad de los convenios) frente al enorme poder empresarial que deja más indefensas a las capas trabajadoras de las pymes y con mayores desventajas para el sindicalismo.

El riesgo es que solo se produzca una modificación descafeinada, que defienden sectores poderosos e influyentes en el propio Partido socialista, por mucho que la arropen de retóricas modernizadoras. La continuidad de elementos especialmente lesivos impediría el desarrollo de un nuevo modelo social, laboral y contractual, reto ineludible para dejar atrás esta nefasta etapa regresiva para la gente trabajadora y, en general, para las capas populares. Ese resultado conllevaría negativas consecuencias sociopolíticas para la legitimación cívica del cambio de progreso y la garantía de su continuidad como mayoría institucional.

Lo destacable ahora en este ensayo, además de señalar el profundo carácter antisocial y regresivo de la reforma laboral del PP, es explicar la amplitud e intensidad de la oposición social y sindical a la misma, que legitima la posición gubernamental, sindical y de la mayoría parlamentaria progresista para adoptar una posición de firmeza tras un cambio sociolaboral sustantivo.”

Referencia web original: http://www.mientrastanto.org/boletin-207/ensayo/respuestas-a-la-reforma-laboral-del-pp

Liderazgos para la nueva etapa. Antonio Antón, en Nueva Tribuna (24/11/2021)

Artículo en el que trato, a partir de la experiencia pasada, algunas características para forjar nuevos liderazgos del llamado frente amplio. Transcribo su introducción:

“Yolanda Díaz, ministra de Trabajo y vicepresidenta segunda del Gobierno progresista de coalición, representa y coordina en el Ejecutivo a Unidas Podemos y sus confluencias (Catalunya en Comú Podem y Galicia en común, de la cual es diputada). Ha sido propuesta por esas formaciones para encabezar la candidatura compartida para las próximas elecciones generales, a través de un frente amplio. Tenemos, por tanto, la perspectiva de una renovada plataforma política y la conformación de nuevos liderazgos, aunque ella solo está dando los primeros pasos y no ha comunicado su compromiso definitivo.

He tenido ocasión de analizar el abandono de la política institucional de Pablo Iglesias, anterior líder de Podemos y representante del espacio político confederal de Unidas Podemos y sus aliados, así como la tarea de conformar nuevos liderazgos en el marco más general explicado en el libro “Perspectivas del cambio progresista”. Retomando ese diagnóstico sintetizo aquí las aportaciones e insuficiencias de la controvertida gestión política y organizativa del liderazgo anterior para exponer algunos ejes a tener en cuenta en la nueva etapa política que comienza.

Se trata de explicar los elementos de continuidad, de renovación y de adecuación a la nueva problemática socioeconómica y política y, particularmente, con vistas al impulso del espacio del cambio de progreso. Discernir y combinar las tres tareas y su contenido es, a veces, complejo y tiene impacto para la orientación, en este caso, de las fuerzas del cambio. No entro en los matices de su denominación, llámese frente amplio, izquierda del PSOE, espacio alternativo o violeta, verde y rojo, plataforma de progreso, bloque histórico...

Queda un camino democrático, de consulta y participación, para la elaboración programática y del perfil del proyecto de país, así como para la articulación política, plural y democrática, con la negociación de los distintos niveles organizativos y su papel y composición, partiendo de la realidad representativa y la experiencia reciente: los liderazgos (llámense representación político-institucional, coordinación confederal, núcleo dirigente o rector…), la vertebración partidaria y personal con sus reequilibrios y la consolidación y ensanchamiento de una amplia base sociopolítica y electoral.

Me voy a referir, sobre todo, a dos aspectos interrelacionados que la propia Yolanda Díaz, desde su propia tradición política, ya ha avanzado como dificultades a superar: evitar el ‘ruido’ en la acción política, y desechar los ‘egos’ en la vertebración organizativa. Veamos, de forma más profunda y desde la sociología política crítica, el sentido y la dimensión de esos dos problemas internos para encauzar su tratamiento más adecuado y colectivo.”

Referencia web original: https://www.nuevatribuna.es/articulo/actualidad/liderazgos-nueva-etapa/20211124170314192970.html

Hacia el giro sociolaboral. Antonio Antón, en Nueva Tribuna (15/11/2021)

La experiencia de la movilización sindical para derogar la reforma laboral del PP de 2012 tuvo y sigue teniendo un impacto en su escasa legitimidad social, tal como he señalado en un reciente artículo, La oposición social a la reforma laboral del PP. Aquí se explica las características de aquel fuerte y masivo conflicto sociopolítico para destacar su impacto en el actual proceso de su derogación frente a la oposición de la patronal y las derechas, que presionan para su continuidad. Ese objetivo figura en el acuerdo del Gobierno de coalición, como cuestión fundamental de su agenda sociolaboral progresiva, y es un tema central en las negociaciones del diálogo social, dentro de la propuesta de las izquierdas y los sindicatos de iniciar un cambio profundo de las relaciones laborales y del mercado de trabajo, tan desiguales y precarias para la mayoría social. Fue la palanca que permite en la fase actual abordar un giro progresivo en el modelo laboral y de relaciones contractuales.

Referencia web original: https://www.nuevatribuna.es/articulo/actualidad/giro-sociolaboral/20211115134851192720.html

Una versión inicial se publica en Rebelión (10/11/2021): https://rebelion.org/la-apuesta-por-el-giro-social-y-laboral/

La experiencia frente a la reforma laboral del PP. Antonio Antón, en Público (10/11/2021)

Analizo desde un punto de vista sociológico e histórico la respuesta cívica y sindical frente a la reforma laboral del PP, en el año 2012, para deslegitimar su carácter agresivo con la mayoría social y generar las condiciones sociopolítica para su derogación, con la garantía de los derechos sociolaborales. Esa experiencia tiene un impacto en la legitimidad social para derogarla, y explica por qué ese objetivo figura en el acuerdo del Gobierno de coalición y la propuesta de iniciar un cambio profundo de las relaciones laborales y del mercado de trabajo.

Referencia web original: https://blogs.publico.es/otrasmiradas/53464/la-experiencia-frente-a-la-reforma-laboral-del-pp/

La apuesta por el giro social y laboral. Antonio Antón, en Rebelión (10/11/2021)

Selecciono varios párrafos de esta valoración de esa experiencia de la movilización social contra la reforma laboral del PP del año 2012, que tiene un impacto en la legitimidad social para derogarla e iniciar ahora un cambio profundo de las relaciones laborales y del mercado de trabajo:

“A pesar de estar en el momento más álgido de la activación cívica representada por el movimiento 15-M (2010/2014), existen muchas dificultades para la movilización social generalizada que representaba la huelga general del 29 de marzo de 2012 contra la reforma laboral del PP y su política regresiva. En primer lugar, por el fuerte bloque de poder de la derecha y el mundo económico, su inmenso aparato institucional y mediático y su renovado apoyo electoral (aunque no para esas medidas restrictivas). En segundo lugar, hay que tener en cuenta factores estructurales (fragmentación del tejido productivo, capacidad coactiva empresarial, fragilidad de las capas trabajadoras…) y contextuales (imponente poder institucional a favor de estas políticas restrictivas, dificultades del sindicalismo, debilidad de las izquierdas…) …

Esta apuesta no consiguió la total paralización productiva del país ni una participación generalizada de toda la población, pero tiene los apoyos sociales necesarios en los dos planos fundamentales: participación activa suficiente (en los paros y todas las actividades y manifestaciones de apoyo), y amplia legitimidad social, al contar con el rechazo de la mayoría ciudadana a esta reforma laboral. Fue un acto de reafirmación democrática y estímulo de la participación ciudadana, de freno a la involución social y exigencia de otra política socioeconómica, laboral y de empleo…

En resumen, este proceso de huelga general constituyó una prueba de la acción colectiva progresista y la reafirmación democrática de una amplia izquierda social o ciudadanía crítica. Al tercio de esa ciudadanía indignada, más implicada activamente en la movilización contra los recortes sociales, se sumó la simpatía y la solidaridad del tercio intermedio, entonces más pasivo y ambivalente. La persistencia y el refuerzo de la resistencia cívica de ese primer bloque social fue determinante para ensanchar la oposición social a esta política regresiva y restarle credibilidad ciudadana. Fue una respuesta contundente de una ciudadanía activa y un paso sustancial para fortalecer la oposición popular a esas políticas antisociales y deslegitimar a sus gestores. Se extendió una mayor comprensión ciudadana hacia los justos objetivos de este conflicto social, factor clave para debilitar y revertir esta política socioeconómica y laboral regresiva.

Pese a las dificultades evidentes para forzar la retirada inmediata de la reforma laboral, se le redujo su legitimidad y credibilidad social, y reforzó las condiciones sociopolíticas para obtener su derogación. Fue un paso clave para frenar la ofensiva liberal y regresiva del nuevo Gobierno del PP, y supuso ya una importante erosión de su plan antisocial. Fue un fuerte impulso social para exigir un giro social de la política socioeconómica y laboral. Necesitaba continuidad y una estrategia progresista de firmeza para consolidar y ampliar los apoyos sociales y generar una dinámica de cambio social profundo hacia una salida de la crisis económica más democrática y equitativa.

Todo este proceso de indignación popular progresista y activación cívica de esos años (2010/2014) conformó las bases sociopolíticas para el desarrollo del cambio de progreso en el siguiente lustro, tal como explico en el libro “Perspectivas del cambio progresista” Ahora, con una nueva mayoría parlamentaria progresista, se pone en marcha la implementación del giro social hacia un nuevo modelo de empleo y relaciones laborales.”

Referencia web original: https://rebelion.org/la-apuesta-por-el-giro-social-y-laboral/

La oposición social a la reforma laboral del PP. Antonio Antón, en Nueva Tribuna (8/11/2021) y Rebelión (17/11/2021)

Análisis de la resistencia cívica y sindical para deslegitimar una reforma laboral agresiva con la mayoría social y generar las condiciones sociopolítica para su derogación, con la garantía de los derechos sociolaborales. Selecciono varios párrafos:

“Las direcciones confederales de CCOO y UGT convocaron una huelga general para el día 29 de marzo de 2012 contra la reforma laboral del Gobierno del PP y su política de recortes sociales. Tal como he explicado en un artículo reciente, La reforma laboral del PP, es una norma que facilita y abarata el despido, empeora las condiciones laborales y precariza el empleo; no crea empleo y prolonga la crisis; perjudica a la mayoría de la sociedad y desequilibra las relaciones laborales con un fuerte incremento del poder empresarial. Junto con las medidas de restricción del gasto público y el recorte de prestaciones y servicios públicos, trata de imponer una fuerte regresión en los derechos sociolaborales y consolidar unas condiciones de vida y empleo precarias para la mayoría y, especialmente, para los sectores más vulnerables.

Hay, por tanto, una motivación clara para una fuerte y masiva oposición social que, vista desde ahora, conviene recordar. Es la base de su deslegitimación actual y el emplazamiento cívico que tiene el actual Gobierno progresista de coalición, el conjunto de fuerzas progresistas y, particularmente, el sindicalismo para derogarla y aprobar un nuevo modelo de empleo y relaciones laborales.

La amplitud y la profundidad de esa política regresiva liberal-conservadora, su pretensión de generalización y persistencia, en una situación de agravamiento del desempleo y las consecuencias sociales de la crisis económica, exigían una respuesta social masiva y contundente. Era preciso un amplio respaldo popular, una firme participación ciudadana. Había que poner un freno consistente a estas medidas antisociales para forzar su cambio.

Se trataba de una acción de reafirmación democrática y de progreso que, tras todo el proceso de protesta social, la formación de un espacio sociopolítico de cambio y la configuración de un acuerdo progresista entre el Partido Socialista y Unidas Podemos, terminó por desalojar del Gobierno al Partido Popular. Se abrió un periodo de cambio de progreso, en el que la agenda social y laboral era fundamental, tal como detallo en el libro “Perspectivas del cambio progresista”.

Referencia web original: https://www.nuevatribuna.es/articulo/actualidad/oposicion-social-reforma-laboral-pp/20211108175758192555.html

Referencia web de la versión en Rebelión: https://rebelion.org/la-oposicion-social-a-la-reforma-laboral-del-pp/

Retos feministas. Antonio Antón, en Mientras Tanto nº 206-noviembre

Expongo aquí dos temas controvertidos que suponen desafíos para el feminismo, los colectivos LGTBI y las fuerzas progresivas: la dimensión de la violencia machista y, más en general, del machismo, en el contexto del avance feminista y sus estrategias emancipadoras, y el reconocimiento de los derechos de las personas trans, en un debate con fuerte contenido simbólico y teórico.

Referencia web original: http://www.mientrastanto.org/boletin-206/ensayo/retos-feministas

La reforma laboral del PP. Antonio Antón, en Público (29/10/2021), y en Rebelión (3/11/2021)

Artículo con mi valoración crítica, del que extraigo su introducción:

“El Gobierno del PP, a primeros del año 2012, a comienzos de la legislatura y tras sus primeras medidas de restricción presupuestaria aprueba e impone, con su mayoría parlamentaria y sin diálogo social con los agentes sociales, una reforma laboral profundamente regresiva: abarata y facilita el despido, recorta derechos y condiciones laborales, precariza el empleo y debilita la regulación laboral y la negociación colectiva.

Sus objetivos son dobles: por un lado, la subordinación de trabajadores y trabajadoras, el abaratamiento de los costes laborales y asegurar una inserción laboral en la inseguridad, y, por otro lado, el incremento de los beneficios empresariales y el fortalecimiento de la capacidad empresarial para disponer arbitrariamente de las personas empleadas y en paro. El resultado es un fuerte desequilibrio en las relaciones laborales: por una parte, mayor indefensión para las capas trabajadoras y marginación de sus representantes sindicales y, por otra parte, mayor poder y control empresarial.

Lejos de constatar el fracaso de las anteriores reformas laborales para crear empleo, asegurar su calidad y atender las demandas ciudadanas de superar el paro y garantizar la protección al desempleo, aquella contrarreforma laboral del PP desarrolla su contenido regresivo y profundiza su impacto antisocial.

Esta valoración global ya la escribí y publiqué en aquel momento. Apenas he tenido que reelaborar la crítica; sigue plenamente vigente. La actualidad del debate en el propio Ejecutivo progresista de coalición para concretar el plan para su derogación me ha llevado a volver sobre el significado real de su inmediata aplicación. Se trata de transformar en profundidad el modelo regresivo de relaciones laborales y del mercado de trabajo que todavía está en vigor y cuyo compromiso es un punto central del acuerdo de Gobierno entre PSOE y Unidas Podemos. Entro en el análisis de los principales componentes de la reforma laboral del Partido Popular, que insiste en mantener.”

Referencia web original: https://blogs.publico.es/otrasmiradas/53203/la-reforma-laboral-del-pp/

Referencia web de la versión de Rebelión: https://rebelion.org/la-reforma-laboral-del-pp/

Perspectivas del cambio progresista (reseña). Antonio Antón, en Nueva Tribuna (26/10/2021), en Rebelión (27/10/2021) y en la Federación Española de Sociología (3/11/2021)

El libro, “Perspectivas del cambio progresista” (224 pp.), de Antonio Antón, tiene un hilo conductor, el análisis de las dinámicas sociopolíticas transformadoras que permiten evaluar las perspectivas progresistas del cambio social y político en España. Está compuesto por seis capítulos intercalados que conforman tres áreas temáticas interconectadas: procesos amplios de activación social y cívica (movimiento 15-M y nueva ola feminista); experiencias de acción política y electoral (enseñanzas del 4-M y el espacio violeta, verde y rojo y las perspectivas de las izquierdas), y reflexiones teóricas desde un enfoque social, realista y crítico (debates de las izquierdas y nueva cuestión social).

Referencia web original: https://www.nuevatribuna.es/articulo/sociedad/ensayo-perspectivas-cambio-progresista/20211026100235192163.html

Referencia de la versión en Rebelión: https://rebelion.org/presentacion-del-libro-perspectivas-del-cambio-progresista/

Referencia de la versión en la Federación Española de Sociología: https://fes-sociologia.com/noticia/Perspectivas-del-cambio-progresista-1635161630

Últimos libros destacados

Perspectivas del cambio progresista.  Antonio Antón Morón. Ediciones Dyskolo (224 pp.) (octubre, 2021)

Este texto tiene un hilo conductor, el análisis de las dinámicas sociopolíticas transformadoras que permiten evaluar las perspectivas progresistas del cambio social y político en España. Está compuesto por seis capítulos intercalados que conforman tres áreas temáticas interconectadas: procesos amplios de activación social y cívica, experiencias de acción política y electoral, reflexiones teóricas desde un enfoque social, realista y crítico. El libro analiza los dos grandes procesos de movilización sociopolítica en esta década: el movimiento 15M y la cuarta ola feminista (desde 2018); acontecimientos recientes significativos como la pugna político-electoral en la Comunidad de Madrid y las enseñanzas que para la izquierda deben tener las elecciones madrileñas del 4M, como inicio de una nueva etapa política caracterizada por la polarización y las tendencias e identificaciones ideológicas de los electorados, particularmente los progresistas. El autor también aborda, de un modo más teórico, los fallos del mercado, las insuficiencias del liberalismo y la necesidad de impulsar una teoría social crítica, la pugna interpretativa de la nueva cuestión social, y también cuatro aspectos relevantes para las fuerzas del cambio como son las guerras culturales, las características del espacio violeta, verde y rojo, la ambivalencia de las identidades y la relación del individuo y lo común, y el debate sobre las izquierdas.

Referencia web original: https://www.dyskolo.cc/cat%C3%A1logo/lib063

Identidades feministas y teoría crítica. Antonio Antón, Dyskolo (marzo, 2021) (266 pp.). (3ª edición ampliada, en digital y en abierto)

Este libro, Identidades feministas y teoría crítica, tiene un doble plano, analítico y teórico. Por una parte analiza las características de la nueva ola feminista en España, sus causas, el contexto sociopolítico y cultural y su impacto transformador. Por otra parte, explica los diferentes enfoques teóricos, en particular, los debates sobre el sentido de las identidades feministas y su relación con la formación del sujeto feminista. Los dos aspectos se entrecruzan en sus seis capítulos. El primero, Feminismos e identidades, detalla el refuerzo de la conciencia y la participación feministas y el significado de las identidades como procesos relacionales y de reconocimiento propio y ajeno. El segundo, Feminismos, interseccionalidad e identificaciones, parte de un análisis sociológico de los distintos electorados y su grado de afinidad feminista, así como de la activación feminista, para profundizar en los procesos de identificación y su interseccionalidad. El tercero, Acerca del pensamiento de Nancy Fraser, se centra en una valoración crítica de su feminismo y su teoría alternativa, con algunas conclusiones estratégicas y un anexo al final. El cuarto, Sujeto y cambio feminista, analiza las tendencias y el contexto del cambio feminista y las contrasta con la formación de las identidades feministas. El quinto, Sujeto feminista: ni esencialista ni posmoderno, explica los fundamentos teóricos que están detrás de los debates sobre el sujeto feminista, desde un enfoque crítico, relacional y sociohistórico. Y el sexto, Tendencias feministas, analiza el carácter de los feminismos, sus debates y su pugna sociopolítica e ideológica.

Referencia editorial del texto completo: https://drive.google.com/file/d/1TuUTb5PA_MaainPYF1g0VNUMeX5OiwMk/view

Cambios en el Estado de bienestar. Antonio Antón, libro editado en Rebelión, en abierto (2/01/2021) (346 pp.)

Resumen

“La realidad social es compleja y el horizonte para esta década es incierto, en particular, para la cohesión de sociedades como la española, la vertebración de la Unión Europea y el tipo de salida de esta crisis prolongada. Este libro analiza las características de la desigualdad social y las tendencias de las condiciones socioeconómicas y laborales así como de los sistemas de protección social y, más en general, de los cambios en el Estado de bienestar. Además, se valoran los discursos y teorías que explican esos hechos para clarificar los desafíos pendientes de nuestras sociedades e instituciones. La perspectiva deseable es una democracia social, un giro socioeconómico progresista y una democratización del sistema político, en el marco de una Unión Europea más social, solidaria, democrática e integrada. La conclusión es la necesidad del refuerzo del Estado de bienestar, con sus dimensiones distribuidora, reguladora y de protección pública. Los textos, revisados para esta edición, son investigaciones académicas presentadas en distintos encuentros, congresos y jornadas, fundamentalmente, de Sociología que tienen este hilo conductor: Cambios en el Estado de bienestar.”

Referencia web original del TEXTO COMPLETO: https://rebelion.org/download/cambios-en-el-estado-de-bienestarantonio-anton-moron/?wpdmdl=653380&refresh=5ff03e69ad9e81609580137

Ver más en: Libros destacados y Libros (todos)

Artículos ajenos con breves comentarios

Claridad en la perspectiva: ¡SE HACE CAMINO AL ANDAR!

 

Ver: todos 

Ver: Artículos destacados 

(Abajo, el último)

Artículos ajenos del último mes:

Neolaborismo. Albert Recio (1/12/2021)

Una visión realista de la renovación de las izquierdas alternativas, basada en un nuevo contrato social-laboral y verde, así como con nuevos liderazgos y las expectativas optimistas levantadas,  junto con una valoración de sus dificultades para abordarlas con seriedad y poder superarlas. Selecciono los párrafos finales:

‘Una transición verde exige tener ideas y propuestas que ayuden a la transición de las plantas y centros de trabajo y de las pautas de consumo. Ahí es donde un proyecto serio basado en la gente corriente debe trabajar más. Y donde hay más puntos que hacen posible que el conflicto interno pueda generar rupturas y tensiones.

Hay muchos otros focos de tensión. La complejidad y jerarquización de las clases asalariadas, donde persisten condiciones laborales y sociales muy diversas, —por ejemplo entre empleados públicos, técnicos y obreros manuales— apunta a otro tipo de conflictos que explican en gran parte la explosión del sentimiento de clase. No es solo una cuestión de generación de identidades más o menos culturales o psicológicas: es, sobre todo, una cuestión de base material, de los procesos de socialización (en base a la experiencia familiar y educativa, de la pertenencia a una determinada comunidad nacional) y de las condiciones de la vida laboral. Que están también presentes en las percepciones que predominan en los debates políticos.

Dirigir y orientar una organización de izquierdas requiere un nivel de sofisticación intelectual y político mayor que el de cualquier tiempo pasado. Las propuestas simples como la que plantea el neolaborismo y el Green New Deal tienen la ventaja de que su simplicidad las hace comprensibles. Tienen el peligro de descalabrarse en cuanto se materialice alguna de sus limitaciones.

Hay que aprovechar las olas de optimismo. Animan a la participación, a la movilización, generan energías. Lo vivimos en la transición, donde al menos se consiguió bloquear el proyecto neofranquista. Lo vivimos tras el 15-M, cuando no sólo se consiguieron triunfos importantes en las municipales sino que también se consolidó un suelo electoral de izquierdas mayor que en el pasado. Hay por tanto que alentar que este repunte actual tome fuerza. Destacar sus peligros y contradicciones sirve para preverlas y tratar de esquivarlas. Por esto es tan necesario que seamos capaces de combinar las buenas sensaciones con un debate racional, pausado, que permita afinar el proyecto.”

Referencia web original: http://mientrastanto.org/boletin-207/notas/neolaborismo

Tres consideraciones sobre el laborismo. Jorge Tamames (30/11/2021)

Sugerente reflexión sobre la conveniencia y los límites de la acción en el marco laboral y su función identificadora para conformar un perfil alternativo y transformador y diferenciado de la socialdemocracia tradicional, que sea fundamento de la renovación del conglomerado de las fuerzas del cambio y su nuevo liderazgo. Selecciono un par de párrafos:

“La tercera consideración tiene que ver la idoneidad de estructurar un modelo de sociedad en torno al empleo. Mi impresión es que esta es una manera contraproducente de entender el laborismo. El principal lastre socio-económico en España es, en efecto, un mercado laboral disfuncional. Pero al margen de las narrativas que presentan la vida laboral como una fuente de realización, trabajar es con demasiada frecuencia una actividad tediosa, enajenante y absurda. La prevalencia de lo que el antropólogo David Graeber denominó "trabajos de mierda" ha causado que una enorme parte de nuestras sociedades no se sienta particularmente dignificada a través de su empleo. Esta realidad guarda relación con la crisis de intermediación mencionada antes. El mundo del trabajo contemporáneo –más segmentado y feminizado, precario, dominado por el sector servicios, con menor peso de los sindicatos– no genera algo que en el pasado otorgaba de forma muy eficaz: una identidad obrera, capaz de trascender las propias condiciones materiales de los trabajadores y convertirlos en un vector poderoso de cambio social…

Hoy el PSOE monopoliza la denominación "socialdemócrata", mientras que Podemos y su populismo de izquierdas atraviesan horas bajas. Reivindicar el laborismo en este contexto es una maniobra semántica inteligente, que enfatiza el principal activo de Yolanda Díaz como candidata. Consagrar el trabajo como clave de bóveda de nuestro bienestar, no obstante, acarrea riesgos considerables. El laborismo tiene un futuro prometedor, siempre que no lo apueste todo a recrear idearios del pasado.”

Referencia web original: https://blogs.publico.es/otrasmiradas/54154/tres-consideraciones-sobre-el-laborismo/

Construir un nosotros. Joan Subirats (29/11/2021)

Muy interesante Subirats, en especial su enfoque sobre las identidades nacionales. Así, valora los acuerdos de la mayoría parlamentaria progresista (188 diputados de once partidos) entre el gobierno del PSOE y Unidas Podemos y, particularmente, los nacionalismos vasco y catalán, que posibilita un proyecto de país integrador de la plurinacionalidad y la diversidad territorial frente a las derechas y su nacionalismo centralizador con la crisis social al fondo. Destaco el párrafo final:

“Lo de la "España posible" puede ser solo un destello momentáneo y pasajero, o puede acabar siendo el inicio de algo distinto. Escribí hace tiempo que estamos en tiempos difíciles para identidades simples. Si en esta España plurinacional, lo mires por donde lo mires, se quiere avanzar en la posibilidad de construir un nosotros que nos permita avanzar como país plural y diverso, hemos de ser capaces de trabajar sobre nuestras identidades básicas con la vista puesta en la aceptación de las identidades de los demás. Y ello exige consideración y reconocimiento mutuo, con las necesarias expresiones en la arquitectura y el lenguaje formal e institucional. Entendiendo que la complejidad y la heterogeneidad que nos rodea no va a reducirse. Que cada vez habrá menos espacios para lo identitariamente puro, y que necesitamos lealtad mutua, conciencia de que los equilibrios son siempre precarios y que su continuidad exige atención y respeto por los demás.”

Referencia web original: https://www.eldiario.es/opinion/zona-critica/construir_129_8536271.html

Cádiz como síntoma: desindustrialización, deslocalización, rentismo y la España vaciada. Juan Laborda (28/11/2021)

Buena aproximación sobre el lastre social y económico de la deficiente modernización económica de las elites patrias, funcional para su control del poder a costa de una democracia social, económica y territorialmente más integrada. Selecciono dos párrafos:

“La desindustrialización masiva, la tercerización de la economía y una bancarización excesiva, que aceleró e infló la burbuja inmobiliaria, devino en un modelo productivo sustentado o en actividades intensivas en mano de obra o en otras rentistas…

El diseño económico, sectorial, y geográfico del modelo productivo patrio ha supuesto, en definitiva, y como corolario, que el sector privado sea incapaz de generar empleo suficiente, mientras las autoridades económicas abandonaban, a su vez, salvo en el País Vasco, el uso de la política industrial activa.”

Referencia web original: https://www.elsaltodiario.com/desindustrializacion/juan-laborda-cadiz-como-sintoma-desindustrializacion-deslocalizacion-rentismo-espana-vaciada

Notas sobre el frente amplio de las derechas y el momento político. Gabriel Flores (26/11/2021)

Un repaso a la actualidad política: la estrategia de ingobernabilidad del PP, la autonomía de la patronal y la necesidad de cooperación del Gobierno de coalición y entre las fuerzas progresistas. Selecciono varios párrafos:

“El frente amplio de las derechas tiene posibilidades ciertas de ganar las próximas elecciones generales. Los partidos que conforman el Gobierno de coalición progresista también tienen posibilidades de revalidar su primacía electoral. Nada está decidido. El curso político en 2022 tendrá mucho de imprevisible e inmanejable, lo que no nos exime de la tarea de reflexionar sobre los escenarios más probables y el tipo de acción política que conviene a los intereses y aspiraciones de la mayoría social.

La persistencia del PP en su estrategia de ingobernabilidad está obstaculizando el avance del proyecto de país que está contenido en el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, pero no puede impedir que ese plan siga avanzando…

Reforzar la experiencia de cooperación gubernamental entre PSOE y UP, dejar de tropezar a diario en la misma piedra de los relatos justificativos de parte, centrar la atención en resolver los problemas de la mayoría social y ensanchar el campo de las alianzas y el trabajo en común de las fuerzas progresistas serán los factores claves que determinen las posibilidades de avance de un proyecto progresista de país. Están en juego el bien común, los bienes públicos y el carácter abierto y democrático de una sociedad que se reconozca en su pluralidad y se afane en el bienestar de todos sus componentes y en el dejar vivir.”

Referencia web original: https://www.nuevatribuna.es/articulo/actualidad/frente-amplio-derechas-pp-vox-ingobernabilidad/20211126124142193000.html

El eclecticismo ideológico chino. Xulio Ríos (26/11/2021)

Una interpretación multilateral de las características y la evolución del pensamiento de las élites chinas, que busca legitimar su proceso de modernización económica y la persistencia del PCCH en el poder, por el mayor experto español sobre ese país. Selecciono un párrafo:

“La combinación de los principios fundamentales del marxismo, la realidad concreta de China y su cultura constituyen un magma complejo que se aleja de los prototipos imaginados por los clásicos y representan una versión innovadora que se fundamenta en la exigencia de la autodecisión, sin concesiones al internacionalismo de viejo cuño. Por otra parte, los más de 95 millones de militantes comunistas chinos se adscriben así a un ideario ecléctico que integra visiones universales como nacionales para fundamentar el rechazo de cualquier invocación de alternativas externas, también, naturalmente, las de signo liberal.”

Referencia web original: https://ctxt.es/es/20211101/Firmas/37928/Xi-Jinping-China-eclecticismo-marxismo-PCCh-modernizacion.htm

Igualdad y violencia contra las mujeres en la adolescencia en España. El papel de la escuela. María José Díaz-Aguado, Rosario Martínez Arias, Javier Martín Babarro y Laia Falcón (25/11/2021) (371 pp.)

Amplia e interesante investigación publicada por el Ministerio de Educación que, tras el análisis del marco teórico, la situación y relaciones en la adolescencia y el papel de la escuela, explica la ‘Evolución de la igualdad y la prevención de la violencia de género en la adolescencia en España’, así como las ‘Condiciones de riesgo y de protección. Tipología en violencia de género en la pareja y en función de la exposición a la violencia contra la madre’, junto con unas conclusiones y propuestas.

Referencia web original: https://documentcloud.adobe.com/link/review?uri=urn:aaid:scds:US:2d9c2dd2-3dcb-40eb-acef-5963765658d4

¿Existe la clase trabajadora? Las consecuencias del abandono político. Vicenç Navarro (25/11/2021)

Una explicación de que sigue existiendo la clase trabajadora, tanto en EEUU como en Europa, y sus demandas redistribuidoras, protectoras de servicios públicos y derechos sociolaborales a pesar de la desconsideración de las tendencias centristas de tercera vía y su giro hacia la prevalencia de los intereses de las clases medias y las políticas neoliberales. El riesgo es la desafección popular abstencionista y la derechización política. Destaco varios párrafos:

“La vocación redistribuidora de recursos, rentas y propiedades, del Partido Demócrata de entonces y su expansión de los derechos sociales y laborales (estableció la Seguridad Social) explica que, sin ser un partido fundado por la clase trabajadora, contó con un apoyo electoral de la mayoría de los trabajadores estadounidenses votantes…

La evidencia muestra pues que este voto a las izquierdas por parte de la clase trabajadora ha ido disminuyendo a partir del abandono o distanciamiento de los partidos de izquierda (en la Europa Occidental) y del Partido Demócrata (en EEUU) de su compromiso redistributivo y reversión de las crecientes desigualdades de renta y propiedad. En la medida que esta distinción entre los partidos de izquierda (favorables a la redistribución) y los partidos de derechas (contrarios a ella) se ha ido diluyendo, han ido aumentando la desafección de la clase trabajadora con los partidos de izquierda. La evidencia de la popularidad de las políticas redistributivas, tanto económicas como sociales (predominantemente expansión de derechos a toda la población, de carácter universal, y no solo asistencial) es contundente…

Las encuestas realizadas en gran número de estos países muestran, en altos porcentajes, que las clases trabajadoras de cada país (definidas estadísticamente como los ciudadanos y residentes del país que tiene ingresos por debajo de la mediana del país) consideran que las desigualdades de renta y propiedad son excesivas; que los impuestos a las rentas del capital y de las clases más pudientes deberían aumentarse; que debería ser responsabilidad de las instituciones públicas representativas el redefinir el nivel de desigualdades de renta y capital existentes en el país; que los derechos de acceso a la sanidad pública debían ser universales, así como el acceso a los servicios de ayuda a las familias (escuela de infancia y servicios de dependencia) y así una larga lista de derechos económicos y laborales. Estas son las prioridades económicas y sociales de la mayoría de la clase trabajadora…

La recuperación de la tradición New Deal por Biden es el intento de revertir este abandono y recuperar el apoyo a las clases populares, y muy en particular de la clase trabajadora.”

Referencia web original: https://blogs.publico.es/vicenc-navarro/2021/11/25/existe-la-clase-trabajadora-las-consecuencias-del-abandono-politico/

Huelgas en la industria y negociación colectiva. Antonio Baylos (24/11/2021)

Una crónica completa de los actuales conflictos laborales, en el contexto de la prepotencia empresarial y la firmeza de la gente trabajadora por sus derechos salariales y contra la precariedad laboral. Selecciono varios párrafos:

“Este tardío otoño está trayendo una ola creciente de conflictividad. En el reflujo de la pandemia, se ha producido un importante repunte de los precios, insuflados por el aumento de los costes de la energía. Las asociaciones empresariales se enrocan en una defensa de los márgenes de ganancia que aseguren su rápida recuperación en un contexto dominado por la esperanza de grandes inversiones de dinero provenientes de los fondos europeos. La reforma de la negociación colectiva, anunciada y prometida al menos desde la Navidad del 2018, no se ha producido, y la legislación de la crisis sigue vigente, con su potente carga antisocial…

Por eso, el eje decisivo que explica estas movilizaciones está determinado directamente por el intercambio salarial básico. Es la determinación del salario y, de forma complementaria, la calidad del empleo y la necesaria restricción de la precariedad del mismo lo que sostiene el conflicto. Los sindicatos confederales no pueden esperar a la adopción de acuerdos que modifiquen las reglas a las que se somete la negociación colectiva para defender con ahínco estos elementos mínimos de defensa de la condición básica del trabajo subordinado, la remuneración suficiente y un empleo de calidad.

La situación es especial. El desbloqueo de los convenios condiciona la posibilidad de una recuperación económica que no puede basarse en la percepción de ayudas y subvenciones a los empresarios que no se repercutan en el aumento de salarios y por tanto en un cierto esquema redistributivo de los beneficios económicos. Importantes sectores de la representación institucional del empresariado español demuestran una actitud prepotente y hostil frente las reivindicaciones del colectivo de los trabajadores, empeñados en mantener a través de los bajos salarios su diferencial de ganancia.”

Referencia web original: https://baylos.blogspot.com/2021/11/huelgas-en-la-industria-y-negociacion.html

Nuevos consensos económicos. Nacho Álvarez (24/11/2021)

Una posición clara y firme. Selecciono varios párrafos:

“No habrá una verdadera reconstrucción económica si salimos de esta crisis sin enfrentar la inseguridad laboral y sin reducir la desigualdad. Y eso no será posible si fiamos esta tarea únicamente a la capacidad redistributiva y de protección social del Estado, a través de impuestos y prestaciones. Si realmente queremos restaurar el contrato social que la austeridad quebró, debemos reformar nuestro mercado laboral para que asegure un reparto equitativo de las mejoras productivas… No obstante, esta transformación no se puede sustentar sobre la mera voluntad. Precisa de una nueva regulación que, en el caso de España, termine con el injustificado abuso de la temporalidad, favorezca la estabilidad laboral y promueva el equilibrio en la negociación colectiva…

Una nueva regulación laboral debe buscar asimismo nuevas fórmulas de flexibilidad en el tejido productivo que aseguren la protección, y no la destrucción, del empleo, los salarios y las empresas cuando se reduce la demanda. Frente a los ajustes por la vía de los despidos —mecanismo tradicional en la economía española—, o por la vía de la devaluación salarial —mecanismo que impuso la reforma del 2012—, un instrumento de flexibilidad interna similar a los ERTE resultará mucho más útil para mantener el empleo y los niveles de actividad de las empresas en tiempos de crisis.”

Referencia web original: https://elpais.com/opinion/2021-11-24/nuevos-consensos-economicos.html

Anatomía del olvido. José A. Martín Pallín (23/11/2021)

Un enfoque democrático y justo, con amplia argumentación jurídica. Destaco dos párrafos:

“La interpretación de los efectos de la Ley de Amnistía por todos nuestros órganos judiciales y el Tribunal Constitucional la convirtieron en una ley de punto final incompatible con los compromisos internacionales asumidos por España…

Pretender pasar la esponja del olvido sobre la sangre derramada está generando un tumor en la convivencia democrática que me parece necesario extirpar. Por supuesto, también es necesario erradicar el rencor.”

Referencia web original: https://ctxt.es/es/20211101/Firmas/37931/

La protesta en la calle sale del letargo con el empuje de la ira acumulada, la desigualdad y la lucha por los recursos. Ángel Munárriz (23/11/2021)

Interesante análisis del alcance del malestar social, diversos conflictos sociales y su compleja y contradictoria expresión. Cuenta con la opinión de varios expertos en movimiento sociales. Destaco varios párrafos y la opinión de Imanol Zubero:

“Se mueve la calle. Y esta vez no es la movilización espasmódica de febrero, cuando el encarcelamiento del rapero Pablo Hasél desencadenó protestas que reunían a colectivos “antifascistas” con precarios sin base ideológica, en un cóctel que sorprendió por su rabia. Esta vez –aunque el contexto de incertidumbre pueda ser el mismo, y la crispación estuviera presente entonces y ahora– se trata de trabajadores y sectores levantando la mano y reclamando lo suyo… Los consultados coinciden en una idea: aún está por ver contra qué o quién se dirige un malestar evidente, que tiene causas profundas, arrastradas desde la Gran Recesión y agudizadas por la pandemia, y que encuentra ahora unas circunstancias propias para expresarse…

La izquierda puede tener motivos de preocupación, a tenor del análisis del sociólogo Imanol Zubero, profesor de la Universidad del País Vasco, que cree que el ciclo de la movilización iniciado con la Gran Recesión no ha terminado, pero sí ha mutado. «La dirección de la indignación ante la injusticia ha cambiado. Esos que se han llamado ‘colectivos perdedores de la globalización’ han dejado de mirar hacia arriba a la hora de buscar responsables», señala Zubero, que afirma que lo que define esta época es una «sensación de desamparo» que es fácil de rentabilizar por los instigadores del malestar.

«La xenofobia o el nativismo no son más que formas falaces y perversas de protegerse del desamparo. El ciclo de indignación abierto en 2008 sigue vigente, pero está siendo capitalizado por planteamientos xenófobos y de extrema derecha, que se alimentan del mismo caldo de cultivo pero dirigen la indignación a un lugar diferente», explica. ¿Qué rumbo tomarán los conflictos? ¿Dónde pondrán el foco? Esas son las preguntas clave, señala Zubero.”

Referencia web original: https://rebelion.org/la-protesta-en-la-calle-sale-del-letargo-con-el-empuje-de-la-ira-acumulada-la-desigualdad-y-la-lucha-por-los-recursos/

Trabajadoras del hogar, esenciales... pero invisibles y discriminadas. Pere J. Beneyto (22/11/2021)

La constatación detallada de una realidad a transformar. Buena investigación sociológica de la que selecciono un párrafo:

“La sobre-representación cuantitativa e infra-protección cualitativa del trabajo doméstico en nuestro país correlaciona con la debilidad y sesgo familiarista del modelo español de Estado de Bienestar, en el que los hogares y, fundamentalmente, las mujeres, se han hecho cargo tradicionalmente de las tareas de cuidados, invisibles e infravaloradas, absorbiendo los riesgos vitales con un menor apoyo del Estado que en otros países europeos. Y cuando han querido o necesitado salir al mercado laboral el reparto ha sido de nuevo desigual, subcontratando a bajo coste dichas tareas a otras mujeres (pobres, emigrantes, vulnerables), ante la insuficiente corresponsabilidad de los hombres y cobertura del Estado, generando un servicio doméstico privado sobredimensionado (3,2% del empleo total, cuando la media en la Unión Europea apenas alcanza el 0,9%) que contrasta inversamente con el menor peso de los servicios sociales públicos (2,7 y 4,8 por cien, respectivamente).”

Referencia web original: https://www.eldiario.es/comunitat-valenciana/opinion/trabajadoras-hogar-esenciales-inservibles-discriminadas_129_8512925.html

No, el marxismo no es determinismo económico. Lillian Cicerchia (21/11/2021)

Valoración crítica de la filósofa alemana sobre la tendencia al ‘idealismo pragmático’ del director (2001-2018) de la Escuela de Frankfurt, Axel Honneth, referencia de cierta teoría crítica de vuelta a Hegel frente a Marx, que pone el acento en la acción por el reconocimiento como superación del marxismo economicista o el reduccionismo de clase y la reinterpretación normativa como marco para una política emancipadora. La autora destaca sus límites idealistas y moralistas al infravalorar los constreñimientos de las injusticias estructurales de las relaciones de dominación, no solo económicas, y distintas opresiones, al mismo tiempo que defiende un marxismo crítico, materialista pero no determinista. Es una continuación de debate convencional entre distribución y reconocimiento que ha tenido fuerte impacto en la teoría feminista. Selecciono varios párrafos de la introducción y del final:

“El teórico crítico Axel Honneth acusa al marxismo de tener una concepción económica y estrecha de la emancipación humana. Esto es falso, y su propia obra podría valerse de un entendimiento más estructural del conflicto social y de cómo se desenvuelve realmente el progreso.

La Escuela de Frankfurt ha renovado su interés en el socialismo. Después de un hiato de cuarenta años, sus descendientes tienen el propósito de confrontarse con el hecho de que tiene que haber una alternativa al capitalismo por la que los movimientos emancipadores puedan apostar. Tal y como Axel Honneth afirma en ‘La idea del socialismo’, “el descontento generalizado ha permanecido extrañamente mudo e introvertido... simplemente carece de la capacidad de pensar más allá del presente e imaginar una sociedad más allá del capitalismo”. Hay un consenso emergente en torno a la necesidad de que la teoría crítica invierta esta tendencia.

El giro de Honneth es bienvenido, por supuesto. De hecho, él es uno de los teóricos críticos más influyentes, habiendo seguido los pasos de Max Horkheimer como director del afamado Instituto de Investigación Social en Frankfurt, desde 2001 hasta 2018. Esta influencia debería darnos también alguna indicación a la hora de evaluar la dirección en la que Honneth está conduciendo a la teoría crítica. Su legado se ha traducido principalmente en apartar a esta tradición de Karl Marx y acercarla a Hegel. También llevó a cabo uno giro pragmatista en los últimos años, pero bajo ningún concepto ha reconsiderado su trayectoria general, que consistió en basar la teoría critica en el idealismo. Aunque aquellos que quieran enfrentarse el inmenso desafío de imaginar una sociedad no capitalista deberían reconsiderar este enfoque.

Las razones del rechazo de Honneth a una vuelta a Marx son las que hemos encontrado en distintos círculos académicos durante generaciones (acusaciones de reduccionismo, economicismo, determinismo, productivismo, homogeneidad, etc.). Aquí nuestra preocupación no es refutar a Honneth en estos puntos sino criticarle en un nivel diferente y metodológicamente más fundamental. Lo más importante es la forma en que Honneth utiliza al marxismo como una opción teórica más pobre con la que compararse (lo que le lleva al mismo tiempo a oscurecer la realidad de la dominación y desechar la cuestión de qué hacer con ésta).

Honneth retrata al marxismo como una teoría cuyo economicismo ciega los amplios horizontes emancipatorios que su propia visión ilumina. Con todo, la virtud del marxismo contemporáneo reside precisamente en la insistencia en analizar los constreñimientos institucionales. Tales análisis no están tan alejados del pragmatismo, como Honneth imagina, y también nos dicen algo políticamente más relevante que lo que él nos ofrece sobre los obstáculos que enfrentamos a la hora de cambiar el mundo…

En resumen, el desarrollo de las estructuras sociales no es reducible a una lucha por el reconocimiento. Al realizar tal reducción, se perderá gran parte de la textura del conflicto social (contradicción, coacción, dominación) a costa de alejarse cada vez más de los debates significativos sobre la estrategia política. Sin eso, el socialismo seguirá estando fuera de nuestro alcance, tanto en nuestra imaginación como en los hechos. El lugar que le corresponde a Hegel es, pues, darle la vuelta.”

Referencia web original: https://www.sinpermiso.info/textos/no-el-marxismo-no-es-determinismo-economico

Weimar y el optimismo de la voluntad. Pablo Iglesias (21/11/2021)

Un análisis realista, particularmente, para articular la plurinacionalidad, con una voluntad transformadora nivel estatal. Selecciono varios párrafos: “Pensar que se pueden lograr avances democráticos y un replanteamiento de la estructura territorial o una reorganización de las soberanías compartidas sin asumir el propio Estado como terreno de combate político es, a mi juicio, ingenuo…

El resultado de enfrentarse abiertamente al Estado lo conocen bien los independentistas vascos y lo han conocido en los últimos años los independentistas catalanes. Pensar que se pueden lograr avances democráticos y un replanteamiento de la estructura territorial o una reorganización de las soberanías compartidas sin asumir el propio Estado como terreno de combate político es, a mi juicio, ingenuo. Precisamente las mayores resistencias a los avances democráticos y a la superación del Estado autonómico vienen de los viejos poderes asentados en el propio Estado (particularmente la magistratura pero también las Fuerzas de Seguridad y el Ejército) y de los poderes económico-mediáticos con sede en Madrid. Por eso, la lucha política será en el seno del Estado o no será.

¿Cuál es el problema? Que el PSOE sigue viviendo al día y está aún lejos de plantear un proyecto de país que asuma los retos de la plurinacionalidad, asumiendo que el diálogo necesario para armar ese proyecto de país no se puede compartir hoy con una derecha vampirizada por la ultraderecha. La pregunta es si el PSOE está hoy dispuesto a recorrer ese camino. Visto su último congreso, no lo parece. ¿Soy pesimista? Rotundamente no. Soy simplemente un voluntarioso optimista bien informado.”

Referencia web original: https://www.naiz.eus/eu/blogs/pablo-iglesias/posts/weimar-y-el-optimismo-de-la-voluntad

El poder crudo y el poder cocido (II). Boaventura de Sousa Santos (20/11/2021)

nda parte del interesante ensayo del prestigioso sociólogo portugués donde trata la hiperdiscrepancia entre principios y prácticas en varios campos: La recomposición geopolítica a nivel mundial con la emergencia de China frente a EEUU, Occidente en la nueva guerra fría; El crecimiento global de la extrema derecha; La lucha global contra la corrupción, instrumentalizada por los grandes poderes económicos multinacionales para imponer sus privilegios; la captura de bienes públicos, comunes o globales por parte de actores privados, y la conclusión de la ampliación del poder crudo (autoritario) frente a la democracia liberal. Selecciono los dos párrafos finales sobre esto último:

“La prevalencia y la mayor visibilidad del poder crudo sobre el poder cocido –el creciente llamado a la eliminación del enemigo interno y la hiperdiscrepancia entre principios y prácticas– representa un desafío decisivo para la democracia. La democracia liberal siempre fue una de las expresiones fundamentales del poder cocido en las sociedades capitalistas, colonialistas y patriarcales. Por eso la democracia liberal se redujo al espacio público, dejando todos los demás espacios de relaciones sociales, como la familia, la comunidad, los negocios, el mercado y las relaciones internacionales, en manos del poder más o menos despótico del más fuerte, lo que llamé fascismo social. De ahí mi conclusión de que mientras existan el capitalismo, el colonialismo y el patriarcado, estamos condenados a vivir en sociedades políticamente democráticas y socialmente fascistas. Sin embargo, se debe tener en cuenta que, aunque limitada, la democracia liberal no es una ilusión. Especialmente en los últimos cien años, la existencia de la democracia en el espacio político ha permitido la adopción de políticas públicas en materia de protección social (salud, educación, bienestar público) y derechos laborales, sociales y culturales que se tradujeron en importantes conquistas y mejoras concretas en la vida de las clases populares y grupos sociales sometidos a la dominación capitalista, racista y sexista. En otras palabras, en su mejor expresión, la democracia liberal ha hecho posible disminuir la brutalidad del poder crudo del fascismo social.

La prevalencia actual del poder crudo trae consigo un pésimo presagio y un enorme desafío para la democracia liberal. En la raíz del poder crudo contemporáneo están el neoliberalismo y la extrema derecha, una mezcla tóxica que está llegando al núcleo mismo de la democracia liberal, los derechos civiles y políticos, después de haber reducido al mínimo la protección social y los derechos sociales. Es un proceso de destrucción de la democracia, a veces lento y otras rápido, que va inyectando componentes y lógicas dictatoriales en la práctica concreta de los regímenes democráticos. Está surgiendo un nuevo tipo de régimen político, un régimen híbrido que combina discursos y prácticas dictatoriales (apología de la violencia, creación caótica y oportunista de enemigos, insulto impune a los órganos soberanos electos, desobediencia activa de las decisiones judiciales, llamado a la intervención golpista de las Fuerzas Armadas) con prácticas democráticas. ¿Un monstruo? Una cosa es cierta: la democracia liberal no es la democracia real, pero es una condición necesaria (aunque no suficiente) para lograr la democracia real.”

Referencia web original: https://blogs.publico.es/espejos-extranos/2021/11/21/el-poder-crudo-y-el-poder-cocido-ii/

¿Reforma, derogación de la reforma, modernización? Antonio Baylos (19/11/2021)

Con enfoque acertado y clarificador. Expongo los párrafos finales:

“En la opinión pública, estas vicisitudes no son entendidas y se perciben de forma distorsionada a través de mensajes muy simples que por tanto no son capaces de mostrar la relativa complejidad del fondo del asunto. El saber experto que requiere explicar el contenido de la reforma se comparte difícilmente en un marco informativo en el que los medios de comunicación no hacen ningún esfuerzo por divulgar la problematicidad que revisten las opciones regulativas en juego. A ello se une una profunda divergencia entre los propios saberes que se divulgan, de forma que lo que para el pensamiento hegemónico en economía implica una decisión equivocada, sobre la base de muchos de los postulados que vulgarizan el pensamiento neoliberal frente a otras corrientes críticas del mismo, para la cultura de los juristas del trabajo son exigencias derivadas de la cohesión social y del compromiso por la igualdad material presente en nuestra constitución, como de la necesaria promoción de los derechos colectivos a que está obligado el poder público. Ambas perspectivas se confrontan en la propuesta de reforma dentro de la posición que representa el poder público, y se replica en las posiciones de los interlocutores sociales a lo largo del proceso de diálogo social. A la hora de escribir esta entrada, el Gobierno ha cerrado un acuerdo importante en materia de pensiones con los sindicatos confederales, sin la participación de la CEOE, y se afana en acelerar la negociación sobre la reforma laboral en la que se sigue afirmando la conveniencia de llegar a un acuerdo tripartito, aunque todavía, como es lógico, no se tenga ninguna seguridad sobre este asunto y tampoco se conozca el desenlace del mismo.

En cualquier caso es tiempo de reformas. Que deben dar resultados satisfactorios, alejando el espectro de una legislación sobre el trabajo que degrada los derechos individuales y colectivos de las personas. Estaremos atentos a la conclusión de este proceso de negociación de gran importancia para el inmediato futuro de nuestras relaciones laborales.”

Referencia web original: https://baylos.blogspot.com/2021/11/reforma-derogacion-de-la-reforma.html

El cambio de naturaleza del conflicto. Christophe Guilluy (18/11/2021)

Sugerente interpretación sobre la evolución y el papel de Macron en Francia, desde su inicial perfil socialdemócrata hasta un trumpismo progresista. Es decir, se trata de un populismo centrista con un elitismo retórico que pierde legitimidad social, mientras se refuerza la ultraderecha y se fragmentan las izquierdas, aun con el pronóstico optimista de un futuro bloque popular; el reto es su articulación. Selecciono un par de párrafos:

“Este mundo sin perspectivas, este ámbito de la comunicación sin contenido, es en el que Emmanuel Macron afila su estrategia electoral, cuyo objetivo no es agrupar sino dividir. Se niega a asumir ninguna culpa por su gestión y no busca el consenso, sino que impone una postura autoritaria. En un contexto de abstención masiva y falta de oferta política, el futuro candidato a la reelección no fomenta la tranquilidad sino la tensión y quiere enardecer a su base electoral, compuesta por las burguesías de derecha e izquierda y por los mayores de 60 años. Esta estrategia de la tensión recuerda extrañamente a la de un tal Donald Trump, que no dejó de exaltar y radicalizar a sus votantes para ser protagonista en cada elección. En 2017, los franceses creyeron haber elegido a un socialdemócrata europeo; en 2021 han descubierto que quien ejerce el poder en el Elíseo es un Trump progresista.

Al hablar para un electorado envejecido y burgués, anestesiado por el miedo, y sobreactuar desde su posición elitista y despreciativa, el futuro presidente-candidato está tratando de eliminar a los candidatos de izquierdas y de derechas y garantizarse así la victoria. Las fuerzas políticas tradicionales, relegadas, dejarán su sitio a un duelo que ya hemos visto, en el que la primera opción vence inevitablemente a la segunda: la pugna entre Emmanuel Macron y Marine Le Pen o Eric Zemmour. El segundo mandato de Emmanuel Macron corre peligro de comenzar sobre ese paisaje en ruinas, ese desastre democrático e intelectual. Ahora bien, al día siguiente de su reelección, el nuevo presidente tendrá que volver a hacer frente a un bloque popular que no tiene ninguna intención de morir.”

Referencia web original: https://elpais.com/opinion/2021-11-18/el-cambio-de-naturaleza-del-conflicto.html?event_log=oklogin

Política en tiempos de miedo. Pablo Bustinduy (18/11/2021)

Buen diagnóstico, aunque se queda corto en las propuestas finales. La palanca inmediata es el giro sociolaboral y articular un nuevo plan social y económico. Selecciono el último párrafo:

“¿Cómo hacer política en estas condiciones? Ya hemos debatido muchas veces sobre la necesidad de disputar esos valores, de dotarlos de otros contenidos: orden, seguridad, protección. Pero ese debate quiere decir más bien poco si permanece en el ámbito de lo abstracto. Es frustrante en ese sentido ver los titubeos con los que la socialdemocracia española aborda temas decisivos de la agenda política y social: las políticas de garantía de rentas mínimas, la intervención del mercado de la vivienda, la reformulación del marco de relaciones laborales. Es incomprensible, especialmente, porque estas medidas afectan apenas a la parte sintomática del ciclo que se avecina. Para proteger el bienestar del país, para ofrecer horizontes de certidumbre y seguridad a nuestra sociedad, es necesario abordar las causas de este ciclo de sacudidas. Eso conduce a una reorientación profunda de nuestro modelo productivo, a una política industrial ambiciosa, a una verdadera refundación de la división del trabajo y del contrato social. Esa es la única dirección posible, la única manera de defender un horizonte democrático y de bienestar real para estos tiempos de turbulencia. No es posible hacer otra cosa. No bastará con el miedo a quienes viven del miedo.”

Referencia web original: https://blogs.publico.es/dominiopublico/41248/politica-en-tiempos-de-miedo/

No, mujeres y feminismo no son sinónimo. Luca Chao (18/11/2021)

Buena reflexión. Destaco el párrafo final:

“El derecho efectivo de las mujeres a la participación política es también el derecho a ser juzgadas por sus decisiones y actividades. Que sean sus resultados los que se sometan a la crítica. Así, asisto estupefacta a la proliferación de epítetos y estereotipos femeninos acerca de lo que pasó el sábado, como si apenas fuera una reunión de amigas que quedaron a tomar el té. La misma que como feminista gallega, me producen los repetidos análisis comparados acerca de la trayectoria de dos mujeres de la talla política de Yolanda Díaz y Ana Pontón, por su coincidencia biológica y, si quieren, por lo azaroso de su nacimiento. Por eso, como feminista, tengo también que saludar con optimismo la oportunidad de que mujeres de izquierda y feministas jueguen un papel clave en la política de nuestro tiempo. Que sean capaces de imponer una agenda política feminista, centrada en mejorar la vida de todas las personas, en la equidad, en la justicia social, los cuidados, el medioambiente y la lucha contra las violencias machistas, será lo que acabe por darnos la razón.”

Referencia web original: https://blogs.publico.es/otrasmiradas/53785/no-mujeres-y-feminismo-no-son-sinonimos/

No más palabrería sobre el medioambiente: hacen falta restricciones y sanciones. Jean-Luc Mèlenchon (17/11/2021)

Firmeza ecologista. Aunque se refiere, sobre todo, a la responsabilidad de Francia vale también para España y la UE: Selecciono varios párrafos:

"Ningún nuevo orden ecológico mundial podrá nacer sin poner fin a la impunidad de quienes contravienen el interés general de la humanidad. Es importante recordar que los gobiernos tienen los medios necesarios para actuar. De hecho, a través de las empresas estatales controlan más de la mitad de la producción mundial de combustibles fósiles. Y su uso está generosamente subvencionado con 11 millones de dólares por minuto de dinero público en todo el mundo. Además, para 2030, las previsiones de producción mundial de carbón, petróleo y gas duplicarán aquellas que son compatibles con el cumplimiento del Acuerdo de París.

Es inútil confiar en la buena voluntad de los intereses implicados en estas prácticas devastadoras. Frente a eso, es legítimo crear un derecho vinculante con el amparo de las Naciones Unidas. Las propuestas y los medios legales están ahí…

Francia debe tratar de ganarse el respeto y el apoyo de una nueva diplomacia climática. Una diplomacia altermundialista: es decir, una diplomacia que milite por otro orden mundial y otras normas jurídicas que sirvan al interés general humano. Tendría multitud de aliados, porque la mayoría de los pueblos y naciones saben que la diplomacia global que sigue impulsando el G7 es un irrisorio callejón sin salida ante la gravedad de la amenaza que se cierne sobre toda la civilización humana.”

Referencia web original: https://blogs.publico.es/dominiopublico/41205/no-mas-palabreria-sobre-el-medioambiente-hacen-falta-restricciones-y-sanciones/

Disputas feministas en torno a la libertad sexual. Clara Serra (16/11/2021)

Una entrevista de la que entresaco dos respuestas sobre el punitivismo y el consentimiento sexual:

“Creo, como algunos autores están subrayando en la actualidad, que la fase actual del neoliberalismo se caracteriza por una deriva fuertemente punitiva. Es el efecto del retraimiento del estado de bienestar y las políticas sociales. Ante el empobrecimiento masivo y la precarización de nuestras vidas hay una creciente incertidumbre y aumenta la sensación de inseguridad, riesgo y peligro social. Las políticas punitivas ponen como causa de ese riesgo a determinados individuos, o determinados grupos, en lugar de las políticas estructurales de empobrecimiento que generan fractura social. La paz social y el orden se prometen, así, a través de soluciones punitivas. Esto genera que, en las últimas décadas, los Estados liberales hayan aumentado el recurso de endurecer sus códigos penales. No solo en Estados Unidos, también en Europa. Obviamente esto es incompatible, a mi entender, con las agendas de las izquierdas, que deben apostar por políticas sociales y económicas que enfrenten el neoliberalismo. Creo que determinadas izquierdas y también algunos feminismos están dejándose seducir por estas políticas punitivas y están siendo incautos colaboradores en este reforzamiento penal de las democracias liberales de nuestro presente…

Creo que las actuales políticas sobre el consentimiento están construyéndose sobre una peligrosa confusión entre voluntad y deseo por la que no se sabe muy bien si consentir es lo mismo que elegir una cosa o que desearla. Y no son lo mismo. Una mujer puede elegir tener una relación sexual sin desearla y puede consentir sin deseo, no solo en el marco del trabajo sexual, sino también, en muchas situaciones de la vida cotidiana. Obviamente me parece positivo que aspiremos a que las relaciones sexuales sean deseadas, pero me parece muy peligroso hacer del “sexo deseado” el criterio del derecho penal para delimitar la violencia sexual. Se puede consentir sin deseo y eso ha de ser respetado como una elección del sujeto, pero, además, es que se puede desear algo y, a la vez, oponerse a ello y decir que “no”. Estos feminismos actuales que confunden voluntad y deseo y hablan de “consentimiento entusiasta”, o de que una violación es una relación “no deseada”, me parece que conllevan inevitablemente una visión moralista sobre el sexo en la que, al final, se está volviendo al modelo tradicional y patriarcal del amor y del sexo amoroso como sexo típicamente propio de las mujeres.”

Referencia web original: https://enfant-terrible.info/feminismos/disputas-feministas-en-torno-a-la-libertad-sexual-una-entrevista-con-clara-serra-sanchez/

La (re)formación de la clase obrera. Beverly J. Silver (16/11/2021)

Sugerente ensayo, aun con diversos matices de enfoque y de lenguaje, de esta socióloga estadounidense desde una óptica neomarxista sobre este importante tema de la formación del sujeto transformador en el ámbito mundial y partiendo de las grandes transformaciones existentes. En particular, es destacable el papel del personal docente en la conformación de las nuevas clases trabajadoras. Transcribo su introducción:

“Los teóricos de la globalización escribieron innumerables obituarios para la clase obrera, pero ignoraron el hecho de que el capitalismo crea sucesivamente nuevas clases obreras con nuevas fuentes de poder, padecimientos y reivindicaciones.

Cuando los especialistas en ciencias sociales se refieren al período 2019-2021, destacan tres signos de crisis sistémica profunda: en primer lugar, la incapacidad de la mayoría de los Estados para responder adecuadamente a la pandemia de COVID-19, ese gran revelador de las falencias sociales y gubernamentales. En segundo lugar, la aceptación de Estados Unidos del fracaso de la guerra en Afganistán, que dejó en claro que la «guerra contra el terrorismo» no logró revertir la pérdida de poder de Estados Unidos a nivel mundial. Por último, pero no menos importante, el tsunami de protestas sociales a nivel mundial, que empezó en 2010-2011 —como consecuencia de la crisis financiera de 2008— y no dejó de crecer hasta 2019.

Si ponemos la mirada en el futuro, está claro que cualquier estrategia obrera y socialista deberá tener en cuenta el terreno en el que se despliegan las luchas, es decir, la inestabilidad hegemónica de Estados Unidos en el marco de una crisis capitalista mundial sin parangón luego de los años 1930. Como sucedió durante la primera mitad del siglo veinte, la crisis actual del capitalismo global adopta la forma de una enorme crisis de legitimidad: la consigna «socialismo o barbarie» vuelve a plantearse con urgencia.”

Referencia web original: https://rebelion.org/la-reformacion-de-la-clase-obrera/

Por qué la ultraderecha está creciendo a los dos lados del Atlántico Norte. Vicenç Navarro (15/11/2021)

La respuesta: Por el incremento de las desigualdades y el desamparo de las clases populares derivado de las políticas neoliberales de las derechas, junto con su ofensiva político-mediática, y el giro centrista de la socialdemocracia con su abandono de las políticas redistribuidoras y protectoras. Además, señala el riesgo para España de perder las elecciones generales las izquierdas por las insuficiencias transformadoras del gobierno de coalición por la prevalencia del ala socioliberal del PSOE y la frustración social progresista consecuente, aprovechadas por las derechas. La vía centrista no incrementaría el apoyo electoral socialista, frente a la hipótesis de su ensanchamiento, y perjudicaría la activación y expectativas del electorado progresivo. Selecciono el párrafo final:

“En España las medidas tomadas por el Gobierno de Coalición de izquierdas tienen una clara vocación redistribuidora, muy necesaria (pero todavía insuficiente) para corregir las enormes desigualdades existentes en el país. Pero una tensión existe dentro del Gobierno de coalición, que no es solo entre la UP (Unidas Podemos) y el PSOE, sino que atraviesa también el PSOE, y es definitorio de lo que pase en el futuro (incluyendo la continua expansión de las ultraderechas), tensión que tiene elementos comunes con lo que está pasando ahora con las propuestas New Deal en Estados Unidos del Presidente Biden. La resistencia del establishment económico y financiero español, siempre muy influyentes en los equipos económicos del PSOE, se está sistemáticamente oponiendo a los elementos más impactantes de las políticas redistributivas, tales como las propuestas fiscales y la eliminación de la reforma laboral del PP. Esta resistencia está enlenteciendo la propuesta de cambio, que como en Estados Unidos está desalentando y debilitando el apoyo popular al cambio propuesto por el Gobierno. Estos frenos al necesario cambio son la causa de la desmotivación y falta de apoyo al Gobierno Demócrata de Estados Unidos y podría ocurrir también aquí con el Gobierno de Coalición en España. Es frustrante que la dirección del PSOE parece no ser consciente de ello lo cual puede significar un enorme coste para el país. Imagínense por un momento que el trumpismo gobernara en EEUU y la coalición de los partidos de ultraderecha gobernaran en España. Esto podría ocurrir y la responsabilidad de que ello ocurriera seria la excesiva moderación y complicidad de sectores importantes de las izquierdas gobernantes con los poderes económicos, financieros y mediáticos del país, máximos beneficiarios de las enormes desigualdades que existen a los dos lados del Atlántico Norte y que harán todo lo posible para mantener sus privilegios. La historia de España está llena de ejemplos de ello.”

Referencia web original: https://blogs.publico.es/vicenc-navarro/2021/11/15/por-que-la-ultraderecha-esta-creciendo-a-los-dos-lados-del-atlantico-norte/

Papeles 155: Ritmos Autoritarios. FUHEM (10/11/2021)

Interesante número semi-monográfico de Papeles de Relaciones Ecosociales y Cambio Global que analiza las complejidades del ascenso ultraderechista, sus matices, semejanzas y diferencias, a fin de hallar claves para interpretar el fenómeno. A destacar dos artículos: Riesgo de cierre autoritario de Santiago Álvarez Cantalapiedra, y Sobre autoritarismo y discursos de odio de Javier de Lucas:

“En los últimos años se acumulan evidencias de un giro autoritario alrededor del mundo. Las formaciones de la ultraderecha ganan terreno apelando a un nacionalismo excluyente. No son ajenas a estas dinámicas los grandes desafíos contemporáneos, con el marco de fondo de la crisis ecosocial. Estas fuerzas de la derecha nacional populista avanzan en un contexto de complejidad e incertidumbres de gran envergadura, mientras se profundizan las desigualdades, la precariedad y el señalamiento de ciertos grupos. La verdad y la confianza, puntales de cualquier sociedad y, especialmente, de las democracias sufren el embate autoritario.”

Referencia web original (10/11/2021): https://www.fuhem.es/2021/11/10/papeles-155-ritmos-autoritarios/

Yolanda Díaz y la brecha en el electorado del PSOE. Alejandro Solís (9/11/2021)

Un exhaustivo análisis de los datos del CIS sobre la recomposición de los nuevos liderazgos en las izquierdas y el ascenso de la legitimidad popular de Yolanda Díaz para una parte del electorado socialista. Destaco el párrafo final:

“En definitiva, cuando se habla del peligro que representa Yolanda Díaz para algunos sectores del PSOE, esto es, en última instancia, a lo que se está haciendo referencia. Unos datos que son sólo un comienzo, pero que muestran cómo, de nuevo, una líder a la izquierda del PSOE está sabiendo abrir una nueva brecha entre una parte importante del electorado socialista –nada menos que entre uno de cada cuatro–, atrayendo no a sus votantes más fieles, sino a quiénes, potencialmente, han podido verse ya atraídos por lo que Podemos –o Unidas Podemos– significó hace unos años. Una muestra del desgaste que puede estar sufriendo la figura de Pedro Sánchez tras varios años al frente del Gobierno y que, por el contrario, Yolanda Díaz aún no achaca. Esta situación, de consumarse, podría suponer que en unos meses volvamos a hablar de quién se hace con el liderazgo del bloque progresista. Sin embargo, la maquinaria electoral del PSOE ya ha comenzado a funcionar. Una muestra de que hay quienes no están dispuestos a tolerar esto. En definitiva, cuando se habla del peligro que representa Yolanda Díaz para algunos sectores del PSOE, esto es, en última instancia, a lo que se está haciendo referencia. Unos datos que son sólo un comienzo, pero que muestran cómo, de nuevo, una líder a la izquierda del PSOE está sabiendo abrir una nueva brecha entre una parte importante del electorado socialista –nada menos que entre uno de cada cuatro–, atrayendo no a sus votantes más fieles, sino a quiénes, potencialmente, han podido verse ya atraídos por lo que Podemos –o Unidas Podemos– significó hace unos años. Una muestra del desgaste que puede estar sufriendo la figura de Pedro Sánchez tras varios años al frente del Gobierno y que, por el contrario, Yolanda Díaz aún no achaca. Esta situación, de consumarse, podría suponer que en unos meses volvamos a hablar de quién se hace con el liderazgo del bloque progresista. Sin embargo, la maquinaria electoral del PSOE ya ha comenzado a funcionar. Una muestra de que hay quienes no están dispuestos a tolerar esto.”

Referencia web original: https://blogs.publico.es/otrasmiradas/53442/yolanda-diaz-y-la-brecha-en-el-electorado-del-psoe/

Cómo ser una aguafiestas: ciencias sociales para la vida pública. Zira Box (6/11/2021)

Buena defensa del rigor científico, respetando la pluralidad ideológica:

“La sociología, la historia, la ciencia política o la antropología muestran que el origen social condiciona nuestra vida y aportan datos que estaría bien no negar dentro de la legítima discusión ideológica sobre la búsqueda de soluciones.”

Referencia web original: https://elpais.com/opinion/2021-11-06/como-ser-una-aguafiestas-ciencias-sociales-para-la-vida-publica.html

El escudo social frente a la pandemia. Francisca María Ferrando García, Antonio Megías-Bas y María Monserrat Rodríguez Egio (coords.) (noviembre 2021)

Un libro amplio y detallado (586 pp.) de variada y complementaria autoría que trata los aspectos principales de este trascendental tema.

Referencia editorial: https://editorialbomarzo.es/comprar/titulo/el-escudo-social-frente-a-la-pandemia/

Unión Europea: Charley el "oxidado". Wolfang Streeck (06/11/2021)

Entresijos de la UE, por el prestigioso sociólogo alemán Wolfgang Streeck, con las tensiones entre la tecnocracia europea y las soberanías nacionales (incluidas las de Alemania y Francia); todo ello a propósito de la actitud comunitaria ante las tendencias soberanistas iliberales de ultradercha de los gobiernos de Polonia y Hungría. Expongo su primer párrafo:

“Están sucediendo cosas raras en Bruselas, y cada día son más raras. La Unión Europea, un futuro superestado internacional con un déficit democrático impresionante, se está preparando para castigar a dos de sus Estados miembros democráticos y a sus gobiernos electos, junto con los ciudadanos que los han elegido, por lo que considera un déficit democrático. La UE es gobernada por una tecnocracia no electa, una constitución sin pueblo, formada por tratados internacionales ininteligibles y sentencias acumuladas de un tribunal internacional, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) -es decir, unos tratados que en la práctica no pueden ser revisados y unos fallos que sólo el Tribunal mismo puede revisar-, con un parlamento que no está autorizado a legislar y no conoce oposición.”

Referencia web original: https://sinpermiso.info/textos/union-europea-charley-el-oxidado

"Si ganan las izquierdas en Portugal, habrá paz social; si son las derechas, crisis social": Boaventura de Sousa (5/11/2021)

La experiencia del país vecino bien interpretada en esta entrevista del prestigioso sociólogo portugués. Selecciono un par de respuestas:

“Respecto a las medidas, las demandas del Bloco y el PCP eran prácticamente las mismas: salarios, reforma laboral y del Sistema Nacional de Salud. El PS tendría que haber negociado más, y lo va a tener que hacer tras las elecciones si las izquierdas vuelven a sumar. Tras esta crisis, que es muy negativa, puede salir algo positivo: que las izquierdas negocien en términos de programa político y no de presupuestos. Al PS ahora le toca aclarar si quiere acabar con las leyes laborales de la troika, como siempre ha dicho, y si quiere cambiar el sistema de salud de manera que el sector privado no siga buscando médicos en el público, que se está quedando sin sanitarios por esto. Si el PS hace estas dos cosas, hay condiciones para un nuevo acuerdo…

Todos nosotros prestamos mucha atención a lo que pasa en España porque ambos países siguieron diferentes estrategias. En Portugal fue un acuerdo de incidencia parlamentaria y en España un Gobierno de coalición, que muestra un acuerdo político más grande pero, a la vez, parecía más inestable. Como sociólogo debo decir que entonces fallé porque yo pensaba que un Gobierno socialista tiene más estabilidad porque si una coalición no se entiende, colapsa el Gobierno. Y nunca pensé que la crisis de Presupuestos llegaría a ser tan fatal. Así, lo que vemos ahora, es que la opción de articulación política más humilde fracasa y la solución más osada y avanzada sigue en España.”

Referencia web original: https://www.publico.es/entrevistas/boaventura-sousa-ganan-izquierdas-portugal.html

Un debate cuarteado sobre pensiones que solo beneficia a la banca. Juan Torres (5/11/2021)

Una crítica a medidas insuficientes o errática del ministro Escrivá. Se necesita un plan serio sobre el incremento de ingresos al sistema de pensiones (empezando por las mejoras de los salarios, el destope de los salarios altos y la ampliación del empleo decente), frente a la tendencia a rebajar las pensiones públicas y facilitar las privadas para las clases acomodadas. Tras la reforma laboral es el tema central para asegurar un giro social y el Gobierno se la juega. Selecciono los párrafos finales:

“En resumen, subir las cotizaciones no tiene por qué perjudicar al empleo si aumentan la actividad y la productividad general de la economía y es en hacer que esto último ocurra donde debe centrarse el debate. Aunque, como he dicho, no hay por qué limitarse a subirlas sin modificar su actual definición ni se puede soslayar que hay otras fuentes para financiar el sistema o, al menos, algunas de las pensiones, como las de viudedad, por ejemplo.

Abordar la reforma de las pensiones garantizando simplemente lo que dice nuestra Constitución no es fácil porque la banca y los fondos de inversión más poderosos del mundo vienen luchando desde hace años para que se adopten medidas que debiliten poco a poso al sistema y parezca así que es imprescindible que la gente deposite su ahorro en sus oficinas para asegurarse ingresos en el momento de la jubilación.

Como es lógico, su influencia es grandísima y han logrado que los poderes públicos, las instituciones y organismos internacionales y el mundo académico hayan hecho suyo el relato falso que vienen difundiendo sobre la supuesta insostenibilidad de las pensiones públicas (en mi último libro, Econofakes, dedico precisamente un capítulo para demostrar la falsedad de estos argumentos). Por eso, es un error que un gobierno progresista cuartee el debate para plantear las medidas de reforma a cuenta gotas. No se hace pedagogía y se permite que la gente se siga dejando llevar por el relato falso que ha impuesto la banca.”

Referencia web original: https://blogs.publico.es/juantorres/2021/11/05/un-debate-cuarteado-sobre-pensiones-que-solo-beneficia-a-la-banca/

Igualada, Pamplona, tu pueblo o el mío; el lugar no importa, el miedo es el mismo. Ana Requena (4/11/2021)

Buen reportaje sobre la lacra de la violencia machista:

“La Agencia de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea publicó hace unos años la mayor encuesta a nivel mundial sobre violencia de género. De los 186 millones de mujeres adultas que viven en Europa, 62 millones, es decir, una de cada tres, ha sufrido violencia física o sexual durante la adultez. Una de cada 20 ha sido violada. La mitad de las mujeres evitan 'situaciones de riesgo', como viajar en transporte público, salir solas de casa o caminar por lugares poco concurridos… El miedo puede ser un mecanismo adaptativo: nos ayuda a saber cuándo tenemos que huir o pelear para salir adelante. Pero es también una poderosa herramienta de control.”

Referencia web original: https://www.eldiario.es/opinion/zona-critica/igualada-pamplona-pueblo-lugar-no-importa-miedo_129_8458410.html

Yolanda Díaz: ¿una forma-partido del mundo del trabajo?. Manolo Monereo (3/11/2021)

Una reflexión interesante para debatir. Un par de matices. 1) El PSOE busca la centralidad o hegemonía frente a las derechas e intentando achicar el espacio de Unidas Podemos, pero su política tiene que ser ambivalente, no solo defender al poder establecido sino legitimarse ante amplios sectores populares con un perfil progresista, es decir, está condicionado por un campo sociopolítico a su izquierda; su pretensión para la siguiente legislatura puede ser la vieja idea de gobernar solos, con un giro centrista (como en Portugal), y mayor subalternidad de UP (y los nacionalismos de izquierda), pero habrá que ver; ahí está su doble posición respecto del nuevo proyecto de UP con Yolanda Díaz.

2) Mejor que base social de la clase trabajadora, hablaría de clases populares (mayoritariamente de clase trabajadora y clases medias estancadas o descendentes), pero sobre todo desde un enfoque sociopolítico. Está bien lo de ‘volver a engarzar cuestión social y de clase, democracia sustancial, feminismo y ecologismo político’. Pero su articulación tiene que ser integradora, sin jerarquías previas que induzcan a protagonismos unilaterales. En ese sentido lo central no es solo el mundo del trabajo, que es fundamental como nueva cuestión social prioritaria, sino que lo violeta y verde junto con lo nacional-territorial, la democratización institucional y el refuerzo del Estado de bienestar y la regulación económica y productiva son ejes que afectan a las propias clases populares, no son aspectos ajenos a ellas (o meros asuntos culturales o de clases medias) y, desde luego, con una pugna sobre su orientación y representación transformadora y crítica respecto de las corrientes liberales (y postmodernas), retóricas y adaptativas. Son elementos constitutivos en la formación de un sujeto sociopolítico popular igualitario-emancipador y diferenciado de la inclinación centrista de la socialdemocracia existente. Por tanto, la identificación de la nueva formación política es más abierta y multidimensional que el mundo del trabajo, aunque sea positivo su nueva relevancia de la mano de Yolanda Díaz y la acción política y sindical contra la precariedad, los derechos sociales y laborales y la democracia económico-social.

Referencia web original: https://www.nortes.me/2021/11/03/yolanda-diaz-una-forma-partido-del-mundo-del-trabajo/

Las redes globales de la extrema derecha 2.0. Steven Forti (2/11/2021)

Preocupante. Hay que afinar el análisis y neutralizar la involución democrática:

“Los que siguen pensando que la nueva ultraderecha es un fenómeno nacional o limitado solo a algunos países están muy equivocados. Vale la pena aclararlo una vez más: la extrema derecha 2.0 es una gran familia global con lazos transatlánticos y un sinfín de think tanks, fundaciones, institutos y asociaciones que en las últimas dos décadas han ido tejiendo una tupida red que promueve una agenda compartida, además de mover sumas ingentes de dinero...

La extrema derecha 2.0 lleva tiempo rearmándose a nivel discursivo e ideológico. Y para hacerlo ha ido creando un sinfín de asociaciones, fundaciones, organizaciones, think tanks y revistas. Las que he mencionado en este artículo son solo la punta del iceberg. Debajo de las olas del océano, sin que nos demos cuenta, hay una red inmensa, poderosa y bien financiada. Si no queremos que el mundo progresista acabe como el Titanic, al descubrir la entidad real de esta red, hay que hacer dos cosas: investigar más cómo se mueve la nueva extrema derecha a nivel internacional y rearmarse mejor que ellos para frenar su avance y vencerlos. El tiempo apremia. Pongámonos las pilas.”

Referencia web original: https://ctxt.es/es/20211101/Politica/37762/redes-globales-extrema-derecha-fundaciones-integristas-cristianos.htm

Por qué no hacen nada contra el cambio climático: la destrucción creativa y el experimento de Ash. Marga Ferré (2/11/2021)

Una mirada crítica a un problema acuciante para la gran mayoría de la población, cuya alternativa está distorsionada por los grandes poderes fácticos que con solo sus cambios cosméticos y retóricos agrava su impacto desigual:

“Pero quizá la clave de bóveda de esta teoría de la inacción climática esté más allá de la confianza suicida en la "destrucción creativa" del capitalismo, y la encontremos en la irracionalidad dogmática con la que el poder político y económico defiende el libre mercado sobre todas las cosas, planeta incluido. Es obvio que para frenar el cambio climático hay que cambiar el modelo productivo a través de acuerdos globales vinculantes, pero para quienes hoy negocian por nosotros la libertad sin responsabilidad de las empresas es el dogma a proteger. No exagero, el último Eurobarómetro nos dice que el 93% de los europeos consideran el cambio climático el mayor problema del mundo y que la reducción de emisiones de CO2 al mínimo ha de ser una prioridad.”

Referencia web original: https://blogs.publico.es/otrasmiradas/53283/por-que-no-hacen-nada-contra-el-cambio-climatico-la-destruccion-creativa-y-el-experimento-de-ash/

Economía mundial: El riesgo de una tormenta perfecta. Juan Torres (2/11/2021)

Un diagnóstico sobre los problemas de fondo de la economía mundial, más allá del impacto de la pandemia. Destaco los párrafos finales:

“Lo que está sobre la mesa y genera los problemas que están sufriendo las empresas y las economías en su conjunto no es la normalización del sistema de aprovisionamiento anterior a la crisis de la Covid. Este no va a volver a ser lo que era. Ahora se trata de algo más importante. La globalización ya no se va a seguir guiando por la misma lógica de competencia anterior. El coste y el precio van a dejar de ser determinantes de la ganancia y pasarán a serlo la inmediatez y la seguridad y las empresas han de modificar sus estrategias de producción, aprovisionamiento y localización. Este es el desorden en el nos empezamos a mover y el que provoca la escasez y subidas de precios y por eso es ingenuo creer que se va a resolver en cuestión de unos meses.

Lo que está en juego es el rediseño y el control del nuevo sistema logístico global digitalizado y automatizado gracias a la inteligencia artificial que está en proceso de desarrollo y la readaptación productiva y espacial de las empresas para adaptarse al cambio. La nueva guerra fría tendrá allí uno de sus escenarios principales Quien lo domine, dominará el mundo en la nueva fase de la historia cuyo nacimiento ha acelerado la Covid-19.

Muy pronto vamos a ver cómo este tema pasa a primer plano de las agendas internacionales, aunque de manera cada día más conflictiva entre las dos grandes potencias y sin solución a corto plazo para los bloqueos en el suministro y la subida de precios. Estos van a ir a más porque ni los gobiernos ni los bancos centrales están en condiciones de poner orden para aliviarlos sin quebrar la lógica que guía a un capitalismo neoliberal herido por su fracaso para hacerse sostenible (concentrando la renta y la riqueza ha triunfado plenamente). De hecho, han agudizado el problema al no haber tenido presente el cambio que se estaba produciendo a la hora de inyectar los recursos tan cuantiosos que han proporcionado a las economías. Si se siguen equivocando y desatan una crisis de deuda tendremos la combinación que provocará una tormenta perfecta.”

Referencia web original: https://www.eldiario.es/opinion/tribuna-abierta/riesgo-tormenta-perfecta_129_8452474.html

Las izquierdas ante la reforma laboral. Ignacio Sánchez-Cuenca (2/11/2021)

Acertado diagnóstico (a profundizar) sobre el declive de la socialdemocracia por su inclinación centrista (desde la Tercera Vía británica, el Nuevo Centro alemán o el felipismo español) y su reticencia para corregir las desigualdades sociales y laborales (incluso su adhesión a políticas neoliberales y la marginación de su izquierda), con la necesidad de una apuesta firme por un nuevo modelo de relaciones laborales (y una estrategia igualitaria frente al poder neoliberal). Faltaría su implementación para consolidar la alianza del gobierno progresista de coalición y garantizar una fase de cambio de progreso. Pero ahí están los límites de la dirección socialista y su carácter ambivalente, con su ala liberal y sus vínculos con los poderes económicos, a superar con un espacio sociopolítico fuerte a su izquierda. Destaco un par de párrafos:

“Hay buenas razones para pensar que la precariedad e inseguridad laboral, así como la titubeante respuesta de los gobiernos progresistas a este problema, es una de las causas de la crisis que vive la socialdemocracia europea, crisis que, es importante recordar, comenzó antes de la recesión de 2008. El paulatino declive de los partidos socialdemócratas tiene mucho que ver con su reticencia o incapacidad para frenar o corregir las desigualdades laborales. Entre los años 2000 y 2020, los partidos socialdemócratas de Europa occidental perdieron, por término medio, 12 puntos porcentuales de voto, pasando del 32% del voto al 20% dos décadas después. En España, el PSOE cayó del 43,9% en 2008 al 22% en 2015. Desde entonces ha habido una cierta recuperación, con el 28% del voto en las últimas elecciones. Si quiere consolidar esa recuperación, el PSOE, como socio mayoritario de la coalición, no puede dejarse llevar por una visión tecnocrática y cortoplacista consistente en algún cambio cosmético de la reforma del PP. Es un asunto que afecta al núcleo duro de la propuesta socialdemócrata.

Lo lógico es que un Gobierno progresista aborde los problemas laborales con visión de futuro. Resulta evidente que tendrá que enfrentarse a fuertes resistencias, económicas e ideológicas (en una parte del empresariado, la derecha política y mediática, los think-tanks liberales). Esas resistencias serán tanto mayores cuanto que la nueva regulación no se limite a limar los elementos más lesivos de la reforma de 2012, sino que plantee un verdadero cambio de rumbo en un marco de relaciones laborales que resulta ineficiente e injusto. Si no se intenta seriamente, lo más probable, además, es que la coalición acabe rompiéndose.”

Referencia web original: https://elpais.com/opinion/2021-11-02/las-izquierdas-ante-la-reforma-laboral.html

Al menos 63 colegios concertados mantienen la segregación por género. Cristina Alonso (2/11/2021)

Un interesante reportaje con la opinión de personas expertas en coeducación. Destaco varios párrafos:

“La nueva ley educativa supone que los, al menos, 63 centros educativos concertados con segregación por género en España tienen que cumplir con el principio de coeducación para recibir fondos públicos…

Carmen Heredero, miembro del Consejo Escolar del Estado por CCOO, también se muestra en contra de la educación diferenciada, y considera que los colegios de este tipo “no buscan la igualdad entre los sexos”. Heredero se pregunta cómo puede ser inconstitucional “no dar dinero público a una educación que va en contra de los supuestos ideológicos aprobados por la ley”, ya que la Constitución señala que “hay que buscar la igualdad entre los sexos y que es discriminatoria la desigualdad”, dice a Newtral.es.

En un informe del Observatorio de Igualdad de Género de la Fundación Sindical de Estudios de CCOO Madrid, Heredero calculaba que en 2011 había 24 centros educativos en la Comunidad de Madrid que segregaban a su alumnado por sexo, incluyendo a concertados y privados. Allí apuntaba a diferentes razones para justificar su postura, entre las que citaba una oferta diferente de ciclos formativos para chicos y chicas y el uso de un uniforme distinto, entre otros argumentos.”

Referencia web original: https://www.newtral.es/colegios-concertados-segregacion-genero-lomloe/20211102/

La creación del enemigo. Albert Recio (1/11/2021)

Una reflexión para evitar las tendencias sectarias y corporativas habituales en algunos grupos populares, acompañadas de cierto dogmatismo identitario o fanatismo competitivo, que favorecen la disgregación sociopolítica y la desorientación estratégica frente a los poderosos y la dificultad para un debate argumentado y plural y una articulación social unitaria. Reproduzco el párrafo final;

“La izquierda corre el peligro de ser arrastrada a una dinámica donde tiene todas las de perder. Los otros siempre serán más brutos y tendrán más medios para anonadarnos. Y seguramente el primer lugar donde se desarrollarán estas dinámicas será (en algunos casos ya ocurre) el del enfrentamiento interno. Siempre es más fácil pelearse con el que tienes al lado y tiene fuerzas parecidas que con un poderoso lejano. Por eso es tan esencial entender la necesidad de romper con esta dinámica. De optar por formas de acción que neutralicen las agresivas políticas de la derecha y que no destruyan componentes valiosos del tejido social. La situación social y la crisis ecológica son fuentes de grandes tensiones a las que solo se puede responder si existe una fuerte cohesión entre amplios sectores sociales. Y eso es lo contrario de la lógica amigo-enemigo, que solo apunta al fraccionamiento y a la lucha tribal. Hace falta un esfuerzo cultural y la busca de mediaciones institucionales que impidan que avance la construcción de un enemigo al que se puede exterminar.”

Referencia web original: http://www.mientrastanto.org/boletin-206/notas/la-creacion-del-enemigo

¿Por qué el “género” provoca tantas reacciones en todo el mundo?. Judith Butler (octubre)

Una alerta frente a las dinámicas reaccionarias ultraconservadoras, autoritarias y de ultraderecha ante el avance de la igualdad de género y los derechos LGTBI, con un llamamiento a una actitud unitaria antifascista ante los desacuerdos existentes en el feminismo. Selecciono varios párrafos:

“Los movimientos anti-género no son sólo reaccionarios, sino que son tendencias fascistas, que apoyan a gobiernos cada vez más autoritarios. La incoherencia de sus argumentos y su enfoque de igualdad de oportunidades con respecto a las estrategias retóricas de la izquierda y la derecha, producen un discurso confuso para algunos y convincente para otros. Pero son típicos de los movimientos fascistas que retuercen la racionalidad para adaptarla a los objetivos hipernacionalistas…

En cuanto tendencia fascista, el movimiento anti-género apoya formas de autoritarismo cada vez más fuertes. Sus tácticas animan a los poderes del Estado a intervenir en los programas universitarios, a censurar el arte y la programación televisiva, a prohibir a las personas trans sus derechos legales, a prohibir a las personas LGBTQI los espacios públicos, a socavar la libertad reproductiva y la lucha contra la violencia dirigida a las mujeres, los niños y las personas LGBTQI. Amenaza con ejercer violencia contra aquellas personas, incluidas las migrantes, que se han convertido en fuerzas demoníacas y cuya supresión o expulsión promete restaurar un orden nacional amenazado.

Por eso no tiene sentido que las feministas “críticas con el género” se alíen con los poderes reaccionarios para atacar a las personas trans, no binarias y genderqueer. Seamos todas verdaderamente críticas ahora, porque no es el momento de que ninguno de los blancos de los ataques de este movimiento anti-género se ponga en contra de los demás. Hoy es el momento de la solidaridad antifascista.”

Referencia web original: https://www.revistaposiciones.cl/2021/10/24/por-que-el-genero-provoca-tantas-reacciones-en-todo-el-mundo/

Selección de publicaciones

Relación de publicaciones destacadas, propias y ajenas: Artículos destacados

Artículos ajenos destacados del mes anterior:

(Abajo, los propios)

Luz en la penumbra: ¡SE HACE CAMINO AL ANDAR!

Horizonte 2023: territorialidad, política y Estado. Xavier Domènech (7/10/2021)

Interesante y acertada reflexión sobre las perspectivas políticas deseables, aun con la incomodidad del PSOE al haberse frustrado la posibilidad de su acuerdo por el centro con el hundido Ciudadanos y tener que contar necesariamente con Unidas Podemos y sus aliados (con la nueva convergencia que resulte y su liderazgo), así como con los nacionalismos de izquierda. La disputa vendrá, a partir del equilibrio político-representativo resultante, sobre el alcance de esa agenda social, democrática y de articulación de la plurinacionalidad. Destaco esa opción:

“En la segunda posible opción, las fuerzas implicadas en las alianzas con el PSOE, construyen una agenda común y compartida. Una agenda que, más allá de la mera reivindicación y del horizonte de resistencia, se transforma en un horizonte de transformación compartido. Éste afecta tanto al modelo social y económico, como al territorial y plurinacional y a la propia conformación del Estado (una agenda de este tipo no es posible sin la modificación, por la misma mayoría absoluta que puede dar una investidura en primera vuelta, de leyes orgánicas como las del Poder Judicial, Financiación, del Tribunal Constitucional, de referéndums, etc., y la producción de nuevas).

En este caso, las mutuas debilidades –producidas por la fragmentación que tiene como único polo central la capacidad de negociación con el PSOE– devienen fortaleza conjunta con capacidad de desborde. Evidentemente los distintos proyectos políticos implicados en este proceso no consuman, por su misma diversidad, sus objetivos últimos, pero les dan una mayor condición de posibilidad y, sobre todo, muestran la capacidad de transformar la vida de las mayorías. Es un paso de la reivindicación a la propuesta global, de sufrir el Estado a transformarlo, de la subordinación ante el mismo a su dirección, pero, sobre todo, es el único paso que asegura a la larga que no gobiernen, no el Estado, sino nuestras vidas, las versiones más extremas de las derechas. Al final sólo se resiste avanzando.”

Referencia web original: https://blogs.publico.es/dominiopublico/40195/horizonte-2023-territorialidad-politica-y-estado/

ARTÍCULO PROPIO DESTACADO DEL ÚLTIMO MES

El individuo y lo común. Antonio Antón, en Público (2/09/2021)

Reflexiono sobre varias ideas de actualidad y trasfondo teórico a raíz de una reseña de Carlos Prieto sobre Andrés Bilbao: El individuo es el sujeto sobre el que se ha construido la modernidad; el doble sentido de la individualización; el individuo (y el Estado) la base liberal del orden social, y lo común, eje imprescindible para la sociabilidad. Selecciono varios párrafos:

“El individuo es el sujeto sobre el que se ha construido la modernidad. El talante prometeico impulsado desde el Renacimiento permitirá el desborde de la naturalización del orden social derivado del pensamiento tradicional y su fundamentación religiosa. El concepto de individuo, inédito en la historia anterior, a lo largo de los siglos XVII y XVIII entrará en pugna con las referencias colectivas de Dios, Patria y Rey del Antiguo Régimen para constituirse en soporte de la sociabilidad. Legitimará la nueva dinámica de la economía de mercado, basada en el beneficio propio, y garantizará la inserción laboral de la nueva fuerza de trabajo a través del nuevo contrato (supuestamente) libre. La cobertura ideológica dominante es el liberalismo.

La particularidad actual es que, dado el desenfrenado individualismo, base del consumismo compulsivo y la competitividad instrumental frente al ‘otro’, en el marco de las fuertes desigualdades sociales de la actual etapa neoliberal, se han generado reafirmaciones populares en lo común, en el interés general. Y es preciso valorar su significado según su función social de acuerdo con los otros dos ejes valorativos: el respeto individual y los valores universales progresistas de libertad, igualdad y solidaridad.

En la actual experiencia de la pandemia, con la crisis de los sistemas de protección social, sanitaria y de cuidados, la exigencia feminista por evitar el sobreesfuerzo femenino en la reproducción vital y la mayor necesidad de apoyo público y colectivo se ha revalorizado la importancia de lo común; a lo que habría que complementar con la sostenibilidad medioambiental, base material para la reproducción de la humanidad…

El proceso de individualización tiene un carácter doble como la propia modernidad. Por un lado, libera a los individuos de las ataduras de las rigideces estamentales y las estructuras sociales y de poder premodernas, poniendo el énfasis en la libertad y la igualdad de los individuos. Por otro lado, tiende a destruir los vínculos sociales y comunitarios que reforzaban las experiencias y las costumbres comunes de las capas populares que se enfrentan a los nuevos poderes emergentes (económicos e institucionales) que constriñen las bases para su libertad y su igualdad reales… Bilbao encadena los tres procesos: individualización, fuerza de trabajo (libre e igual en lo formal) y economía de mercado como nueva relación de dominación de las nuevas élites (burguesas). Es en ese marco en el que explica la justificación liberal de la relación del nuevo individuo como fundamento de la sociabilidad, entendida como nuevo orden social… capitalista. Es una profunda crítica a los fundamentos del liberalismo que apunta a generar otras bases de la sociabilidad, que no pueden ser las de la sociedad tradicional desigualitaria y dominadora de las viejas élites que pretendían representar su particular bien común…

La experiencia y el significado de lo común, al igual que la individualización, tampoco son unívocas. La solución no está en la premodernidad comunal; tampoco en una postmodernidad con acentuación del individualismo. La interacción y el reequilibrio de los dos componentes, individual y colectivo, es imprescindible para una nueva modernidad más equilibrada y justa…

Se trata de respetar al individuo, al ser humano con sus derechos, y combinarlo con el bien común, ambos siempre en disputa por su sentido, su representación y su equilibrio. Pero ello supone volver a los fundamentos de la sociabilidad (u orden social), es decir, a valorar el carácter doble del individuo en su componente individual y su carácter social, de vínculo colectivo y pertenencia a unas redes sociales. Es un proceso que no es natural sino construido de forma sociocultural, estructural e histórica en el que importa la agencia humana y la subjetividad, empezando por la propia ética progresiva y los valores de libertad, igualdad y solidaridad.”

Referencia web original: https://blogs.publico.es/otrasmiradas/51819/el-individuo-y-lo-comun/

Ensayos e investigaciones recientes

Porfiar a pesar de los nubarrones: ¡SE HACE CAMINO AL ANDAR!

 

Ver todas: Investigaciones

Ver: Ensayos destacados

Nueva ola feminista: tendencias e identificaciones. Antonio Antón (3/09/2021)

Esta investigación académica (31 pp.) tiene cinco partes: 1) Procesos de identificaciones feministas; 2) Carácter y tendencias de los feminismos; 3) El significado de la identidad feminista; 4) Identidades y sujetos feministas, 5) Conclusiones. Identidades y formación de sujetos. Es el desarrollo de la Comunicación (6 pp.), titulada “Desventajas de género y cuarta ola feminista”, presentada y debatida en el Comité de Investigación de Sociología del Género (15 y 16 de julio de 2021). Una versión inicial se presentó al Simposio de la Federación Española de Sociología, en el área temática “Estructura y desigualdad social, procesos de exclusión y grupos sociales”, del 5 al 13 de julio de 2021. Señalo el resumen introductorio:

“El feminismo ha adquirido una nueva relevancia sociopolítica y cultural, particularmente en España. Incluso se habla de otra ola feminista, la cuarta, por perfilar sus características específicas. La agenda feminista se ha reforzado para hacer frente a la nueva dimensión de las desventajas de las mujeres, en términos de desigualdad y prepotencia machista, sin suficiente protección pública. Todo ello ha consolidado la necesidad de la activación feminista para promover un cambio sustantivo y real, la llamada cuarta ola, junto con la emergencia de nuevas tendencias y élites feministas.

La reactivación feminista, con su dinámica expresiva, sus objetivos y sus procesos identificadores, en sus distintos niveles, ha cobrado una nueva dimensión los últimos años. Tiene un gran impacto en los ámbitos político-institucionales y culturales, en la transformación y legitimidad de los distintos actores, así como en la conformación de una dinámica más amplia y multidimensional de cambio de progreso frente a las tendencias machistas (o patriarcales).

La acción por la igualdad y la emancipación femenina se enfrenta a la discriminación, la desigualdad y la dominación de las mujeres, así como a los factores estructurales e institucionales que las mantienen, en particular a las tendencias conservadoras, reaccionarias o autoritarias.

Los fundamentos de la subordinación femenina están claros: gravedad de las desigualdades sociales, laborales y de estatus, con desventaja para las mujeres; persistencia de la violencia y las coacciones machistas, con mayor dependencia e inseguridad para ellas; insuficiente reconocimiento de las libertades para desarrollar las distintas opciones vitales, sexuales o de género.

Constituyen los tres ejes fundamentales expresados en la actual ola feminista: por la igualdad social, económico-laboral y relacional o de estatus de las mujeres; contra la presión y las agresiones machistas, y por la emancipación y la capacidad de decisión sobre sus trayectorias y preferencias personales.

A partir de ese diagnóstico se profundiza en los procesos de identificaciones feministas, el carácter y las tendencias de los feminismos, así como el significado de la identidad feminista y su relación con los sujetos feministas.”

Referencia web original: https://documentcloud.adobe.com/link/review?uri=urn:aaid:scds:US:96d610b7-d109-48d8-a61d-d447a38a3187

Desventajas de género y nueva ola feminista. Antonio Antón, en Mientras Tanto nº 203 (julio)

Comunicación al Encuentro Intercongresual del Comité de Investigación de Sociología del Género, julio de 2021, de la que extraigo varios párrafos:

“En los últimos años, el principal proceso de movilización social progresista ha sido el feminista, dentro de un marco más amplio de cambio social y político-electoral. Se produce en un contexto de agravamiento de la situación de desigualdad y dominación de las mujeres y, específicamente, ante un crecimiento de la conciencia de su injusticia y un deterioro de las mentalidades machistas y conservadoras.

La crisis sanitaria y socioeconómica derivada de la pandemia, añadida a los efectos de la crisis social y económica iniciada en 2008, ha agudizado esas desventajas de las mujeres en un triple sentido: un mayor el sobreesfuerzo en la función de cuidados y garantía en la reproducción social y de la vida; un mayor impacto de paro y precarización en sus empleos, y una mayor desigualdad percibida como injusta en su estatus social y vital.

Por otro lado, persiste el bloqueo institucional a las mejoras en ese campo, sobre todo por los Gobiernos anteriores del Partido Popular cuyas políticas han perdido legitimidad social. Tras quince años de limitada y contraproducente gestión institucional, centrada en la inacción trasformadora, preventiva y de recursos prácticos, el desvío punitivista y la reacción puritana, se ha percibido la impotencia institucional y de esas políticas.

Se ha reforzado la agenda feminista para hacer frente a la nueva dimensión de las desventajas de las mujeres, en términos de desigualdad y prepotencia machista, sin suficiente protección pública, así como de todas las personas discriminadas por la desigualdad de género y entre los géneros o por su opción sexual. Todo ello ha consolidado la necesidad de la presión movilizadora feminista para promover un cambio sustantivo y real, la llamada cuarta ola, junto con la emergencia de nuevas tendencias y élites feministas…

En conclusión, la identidad feminista es positiva y legítima no solo porque expresa un compromiso liberador de un grupo social discriminado sino porque está inscrita en un proceso igualitario-liberador de la humanidad. La activación feminista se enlaza con la articulación más amplia y compleja de un campo sociopolítico y cultural de progreso. La pertenencia al feminismo la da la interacción social frente al machismo como orden estructural, el comportamiento personal y colectivo frente a la desigualdad de género, reforzada por una subjetividad emancipadora. En ese sentido, hay que fortalecerla, no diluirla.”

Referencia web original: http://www.mientrastanto.org/boletin-203/ensayo/desventajas-de-genero-y-nueva-ola-feminista

Movimiento 15-M: Expresión colectiva de una ciudadanía indignada. Antonio Antón, en Rebelión (13/05/2021)

Este ensayo (34 pp.) es un extracto (revisado y sin citas) de los libros “Resistencias frente a la crisis. De la huelga general del 29-S al movimiento 15-M” (Germanía, 2011) y “Ciudadanía activa. Opciones sociopolíticas frente a la crisis sistémica” (Sequitur, 2013). Cito su presentación:

‘El movimiento 15-M simboliza el conjunto de protestas sociales y cívicas de todo el lustro de 2010 a 2014, que es mucho más variado. Después de una década conviene este recordatorio para valorar con perspectiva histórica este amplio proceso de indignación popular y acción colectiva progresista y su impacto sociopolítico. Se trata de evaluar esta experiencia de la ciudadanía crítica y sacar enseñanzas para los retos presentes y futuros de los movimientos sociales y el espacio del cambio de progreso.’

Referencia web original: https://rebelion.org/wp-content/uploads/2021/05/Movimiento-15M-REB.pdf

Feminismos y derechos humanos. Antonio Antón, en Mientras Tanto nº 199 (marzo, 2021)

Desarrollo de mi intervención en un debate, junto con Violeta Assiego, en Acción en Red el 29/01/2021. Trato las siguientes cuestiones: La nueva ola feminista, Carácter y ejes de los feminismos, Las distintas corrientes feministas y sus fundamentos ideológicos, Algunas definiciones sobre la clasificación de los feminismos, La unidad y la pugna interna en el feminismo, Identidades y formación de actores y sujetos colectivos, La pertenencia al feminismo, Diferenciar identidad de género de identidad feminista, El carácter relacional del feminismo, Pelea por la orientación feminista, Movimientos sociales y movimientos globales (post o trans) y La reafirmación feminista.

Referencia web original: http://www.mientrastanto.org/boletin-199/ensayo/feminismos-y-derechos-humanos

Reeditado por Rebelión (18/03/2021): https://rebelion.org/feminismos-y-derechos-humanos/

Feminismos y derechos humanos. Ver debate telemático (118’) entre Antonio Antón y Violeta Assiego, a quien acaban de nombrar Directora General en el Ministerio de Derechos sociales: https://www.youtube.com/watch?v=IrEV_CYW210

Nueva cuestión social y teoría crítica. Antonio Antón, en Rebelión (4/02/2021)

Cito una parte de la introducción de mi Comunicación al reciente X Congreso andaluz de Sociología (texto completo de 15 pp.):

“Un pensamiento crítico se distingue por estos tres rasgos fundamentales: realismo analítico (objetividad y procedimientos científicos), finalidad transformadora (ética y sociopolítica) y función identificadora (cohesionadora y legitimadora) para la formación de un actor o sujeto colectivo. Los tres están en tensión, en una interacción compleja respecto de las prioridades y necesidades de la acción colectiva. No se pueden valorar en abstracto, cada uno tiene sus propias reglas y su integración es difícil.

Existe la dificultad para mantener el rigor (principios, valores y procedimientos) de la ciencia y evitar su subordinación al poder, neoliberal o liberal, así como es necesario defender su autonomía y su papel. Aunque sea difícil la neutralidad de la llamada ciencia, especialmente, en las ciencias sociales, hay que reafirmarse en el valor de la ciencia (auténtica) y desenmascarar la pseudo-ciencia, con el irracionalismo y el subjetivismo. Después es cuando viene la complejidad de su relación con el comportamiento social y los intereses materiales de la gente, así como con la psicología, la ética y las teorías sociales, más o menos científicas y/o utópicas.

Aquí, analizo varios aspectos relevantes, como el debate sobre los errores del liberalismo económico y la crisis ideológica de las izquierdas y la forma de abordarla. Así, se exponen tres aspectos concretos relacionados con cuestiones teóricas y culturales, con un claro impacto para las estrategias de transformación social y la renovación de las izquierdas y fuerzas alternativas de progreso: 1) los errores de los fundamentos del liberalismo económico, en particular la existencia de los fallos del mercado y cómo hacer frente a la ofensiva neoliberal; 2) las insuficiencias del liberalismo como respuesta a la crisis ideológica de las izquierdas y la necesidad de elaborar una teoría social alternativa; 3) la importancia de un enfoque y una actividad críticos en el terreno de las ideas.

Son cuestiones ya tratadas hace siete años en mi libro Ciudadanía activa. Opciones sociopolíticas frente a la crisis sistémica (Antón, 2013), en el contexto del primer lustro de la protesta social en España (2010/2014). Las he reelaborado ante la experiencia de este segundo lustro (2015/2020) de consolidación de un espacio político-electoral e institucional, democrático, crítico y popular, diferenciado de la socialdemocracia y con responsabilidades gubernamentales compartidas con el Partido Socialista, con los correspondientes desafíos inmediatos para su unidad y un cambio real de progreso.”

Referencia web original: https://rebelion.org/nueva-cuestion-social-y-teoria-critica/

Feminismos: Procesos identificadores y formación de sujetos. Antonio Antón, en Rebelión (3/02/2021)

Comunicación al X Congreso andaluz de Sociología, Jaén, 21, 22 y 23 de enero de 2021 (17 pp.). Transcribo varios párrafos de su introducción:

“Este texto estudia las características del cambio feminista y sus tendencias y las enlaza con los procesos identificadores y la conformación de un sujeto sociopolítico feminista. Tiene tres partes. La primera, “Identificaciones y tendencias feministas”, analiza los tres niveles de identificación feminista y explica el carácter social, con un gran componente cultural, del movimiento feminista. La segunda, “Identidades y sujetos feministas”, señala dos aspectos complementarios de carácter teórico: el sentido de la pertenencia feminista como proceso de identificación y la formación de actores y sujetos colectivos, en particular el movimiento feminista. La tercera, “Sujeto feminista: ni esencialista ni posmoderno”, critica los fundamentos teóricos deterministas o esencialistas y los postmodernos o culturalistas, que predominan en las élites feministas y expone las características de un enfoque social, realista, crítico, relacional, multidimensional y sociohistórico, más fructífero para explicar la formación de los sujetos colectivos, en particular, los procesos de identificaciones feministas… Por tanto, junto con la explicación los procesos movilizadores e identificadores y sus vínculos con la dinámica interseccional, aquí se señalan diversas cuestiones teóricas para contribuir al desarrollo de un feminismo crítico, popular y unitario con un eje sustantivo democrático-igualitario-emancipador.

Tiene un doble plano metodológico, analítico y teórico. Valora datos empíricos de diversas encuestas de opinión y considera aportaciones teóricas de diversas personas feministas de distintas corrientes: socialista, estructuralista y posmoderna. Junto con la explicación de los procesos identificadores feministas, se señalan diversas cuestiones teóricas para contribuir al desarrollo de un feminismo crítico, popular y unitario con un eje sustantivo democrático-igualitario-emancipador, que define el enfoque del texto. El análisis se realiza desde la teoría crítica, en particular de la sociología de los movimientos sociales, la acción colectiva y el cambio social, con un enfoque realista, relacional y sociohistórico. El contexto del que parte deriva de la conformación de la nueva ola de activación feminista, su pluralidad asociativa e interpretativa y los debates surgidos para definir e influir en ese amplio conglomerado sociopolítico del movimiento feminista y su influencia política y cultural. No se entra en una valoración más amplia de la historia del feminismo y sus aportaciones sociales y teóricas, sino de su actual impacto sociopolítico y cultural, la pugna interpretativa y los recientes debates por influir en su dinámica y orientación. En definitiva, evalúa el sentido de las identidades feministas y su relación con la formación del sujeto feminista y su influencia transformadora en el contexto actual.”

Referencia web original: https://rebelion.org/feminismos-procesos-identificadores-y-formacion-de-sujetos/

Pugna interpretativa sobre la nueva cuestión social. Antonio Antón Morón (diciembre de 2020) (15 pp.)

Comunicación al V Encuentro Intercongresual del Comité de Investigación de Sociología del Trabajo de la Federación Española de Sociología (FES). Universidad Complutense de Madrid - 10 y 11 de diciembre de 2020. Transcribo su resumen:

“En estos años de crisis socioeconómica, y sin que la mayoría social hubiera salido de ella, se han visto incrementadas sus graves consecuencias por la actual crisis sanitaria y económica y, particularmente, se ha ampliado la conciencia cívica de su injusticia. Paralelamente, ha tomado mayor relevancia teórica y sociopolítica el tema ya clásico de la cuestión social. Según las interpretaciones modernizadoras (y postmodernas) estaba superada y desaparecida, aunque siempre ha estado presente; ahora resurge como una realidad grave para la población y la principal preocupación para la ciudadanía.

Partiendo de la relevancia de la nueva cuestión social, esta investigación analiza los fundamentos de la interpretación liberal y socioliberal sobre los fallos del mercado y explica la tradición reguladora, redistribuidora y protectora vinculadas al keynesianismo y las izquierdas democráticas. Por tanto, expone las insuficiencias del liberalismo y la necesidad de un esfuerzo analítico y reflexivo para desarrollar una teoría social crítica que dé soporte a un cambio social y político de progreso.”

Referencia web original: https://www.antonio-anton-uam.es/448011661

La Introducción, con el mismo título, se publica en Nueva Tribuna, 29/12/2010: 

Las reformas de las pensiones (2011 y 2013). Antonio Antón, en Rebelión (19/11/2020)

Amplio ensayo (44 pp. en PDF) donde explico, de forma exhaustiva, el carácter regresivo y el contexto sociopolítico de las anteriores reformas de las pensiones, como referencia para evaluar las medidas recientes aprobadas en el Pacto de Toledo. Transcribo su introducción:

“Se acaban de aprobar (27/10/2020) las nuevas recomendaciones sobre el sistema de pensiones en el marco de la comisión parlamentaria de seguimiento del Pacto de Toledo. Han sido avaladas por la gran mayoría del arco parlamentario, con el voto en contra de VOX y la abstención de ERC y EH-Bildu. Supone un giro positivo particularmente respecto a la reforma regresiva del Partido Popular (2013), aunque limitado y con claroscuros.

El nuevo acuerdo parlamentario, que debe desarrollarse en medidas legislativas, garantiza el incremento de las pensiones según el IPC real, eliminando el Índice de revalorización que las limitaba y se compromete, entre otras cosas, al aumento del poder adquisitivo de las pensiones mínimas y las no contributivas. Por otro lado, refuerza el sostenimiento del sistema público, con la participación de los ingresos del Estado en la garantía de la suficiencia de las pensiones públicas y genera certidumbre sobre su sostenibilidad a largo plazo. No obstante, no modifica el carácter problemático del grueso de las medidas de la reforma de 2011, promovida por el Partido Socialista, en particular el alargamiento de la edad legal de jubilación con la correspondiente penalización, que se mantienen.

Este texto se centra en la evaluación del carácter regresivo respecto de los derechos adquiridos y el contexto sociopolítico de cada una de dos reformas anteriores (2011 y 2013), así como de los distintos procesos de legitimación social y parlamentaria y el amplio descontento popular surgido frente a ellas. Este ensayo, aparte de esta Introducción, lo he distribuido en cuatro capítulos: 1) Fuertes recortes de las pensiones públicas futuras. 2) Un pacto sin legitimidad social. 3) El aval sindical crea un nuevo problema sociopolítico. 4) La reforma de 2013: recorte injusto e injustificado.

Son una reelaboración de dos investigaciones publicadas en su día tituladas “Pacto social: recortes impopulares de las pensiones” y “Pensiones: recorte injusto e injustificado”. La primera, sobre la reforma de 2011, se editó en el libro Resistencias frente a la crisis. De la huelga general del 29-S al movimiento 15 M (Germanía, 2011). La segunda, sobre la reforma del 2013, figura en el libro Ciudadanía activa. Opciones sociopolíticas frente a la crisis sistémica (Sequitur, 2013). Se editan ahora, convenientemente revisadas, como referencia para evaluar el alcance de la continuidad y la reversión de los recortes de esas reformas, así como para evaluar el distinto contexto social y político en que están incardinadas. Por tanto, queda abierta la necesidad de valorar detenidamente las medidas concretas de este último acuerdo y su desarrollo legislativo.

Respecto de la reforma de 2013, aprobada por la mayoría absoluta del PP, al igual que en la reforma del año 2011, se produjo un amplio desacuerdo popular, en este caso con mayor indignación y movilización cívica y la oposición de la izquierda política y los sindicatos. Se generó una significativa deslegitimación hacia esa contrarreforma y sus firmantes que ha permitido, a la vuelta de estos años y con el impulso de la propia movilización de pensionistas desde el año 2018 y en el marco del nuevo Gobierno de coalición progresista, abordar su derogación.

Sin embargo, la reforma del año 2011 contaba y cuenta con el aval del PSOE y las cúpulas sindicales que la avalaron, sin que haya suficientes fuerzas sociales, políticas y parlamentarias capaces de imponer su anulación. Existe, por tanto, el riesgo evidente de que se consolide a pesar de la exigencia democrática de amplios sectores sociales y de pensionistas, descontentos también con aquellas medidas injustas.

El sistema público de pensiones queda, por tanto, pendiente de la evolución futura de los equilibrios de fuerza social y parlamentaria y las perspectivas o no de un refuerzo general del Estado de bienestar y los servicios públicos y prestaciones sociales en el marco de una salida progresista de la crisis socioeconómica e institucional.”

Referencia web original: https://rebelion.org/wp-content/uploads/2020/11/Las-reformas-de-las-pensiones-REB.pdf

Por una teoría social crítica. Antonio Antón, en Mientras Tanto nº 194 (octubre/2020)

“Desde una perspectiva transformadora hay dos aspectos fundamentales en los que profundizar y, específicamente, explicar su interacción para promover un cambio social progresivo o alternativo: avanzar en una teoría social crítica y definir e implementar los proyectos y las estrategias de progreso, por un modelo social y democrático avanzado…

Se trata de aportar algunos elementos de reflexión para elaborar un pensamiento social crítico, superador de los esquemas liberales, las inercias deterministas o esencialistas y los enfoques posestructuralistas, predominantes en muchos ámbitos progresistas. Una amplia valoración la he tratado en tres libros recientes: Movimiento social y cambio político. Nuevos discursos (UOC, 2015), Clase, nación y populismo (Dyskolo, 2019) e Identidades feministas y teoría crítica (Dyskolo, 2020).

Parto, por tanto, desde la tradición de la teoría crítica, superadora a mi modo de ver del bloqueo producido por la prevalencia y la polarización entre dichas corrientes. Solo cito dos autores, especialistas en movimientos sociales en el marco más general del cambio social: E. P. Thompson y Ch. Tilly.

Un pensamiento crítico se distingue por estos tres rasgos fundamentales: realismo analítico (objetividad y procedimientos científicos), finalidad transformadora (ética y sociopolítica) y función identificadora (cohesionadora y legitimadora) para la formación de un actor o sujeto colectivo. Los tres están en tensión, en una interacción compleja respecto de las prioridades y necesidades de la acción colectiva. No se pueden valorar en abstracto, cada uno tiene sus propias reglas y su integración es difícil.

Existe la dificultad para mantener el rigor (principios, valores y procedimientos) de la ciencia y evitar su subordinación al poder, neoliberal o liberal, así como es necesario defender su autonomía y su papel. Aunque sea difícil la neutralidad de la llamada ciencia, especialmente, en las ciencias sociales, hay que reafirmarse en el valor de la ciencia (auténtica) y desenmascarar la pseudo-ciencia, con el irracionalismo y el subjetivismo. Después es cuando viene la complejidad de su relación con el comportamiento social y los intereses materiales de la gente, así como con la psicología, la ética y las teorías sociales, más o menos científicas y/o utópicas.

Aquí, de forma complementaria a la crítica al liberalismo realizada en dos artículos recientes, Los fallos del mercado e Insuficiencias del liberalismo, explico un aspecto particular: la importancia de un enfoque y una actividad críticos en el terreno de las ideas, la importancia de la nueva cuestión social y las implicaciones prácticas de la reflexión y el debate críticos.”

Referencia web original: http://www.mientrastanto.org/boletin-194/ensayo/por-una-teoria-social-critica

Reeditado en Rebelión (13/10): https://rebelion.org/por-una-teoria-social-critica/ 

Últimos libros:

Altura de miras ¡SE HACE CAMINO AL ANDAR!

Feminismo crítico. Un enfoque relacional e igualitario. Antonio Antón. Libro publicado por la Editorial Académica Española -EAE- (2020) (304 pp.). ISBN: 978-620-3-03320-5

Resumen

Este libro, Feminismo crítico. Un enfoque relacional e igualitario, tiene un doble plano, analítico y teórico. Por una parte analiza las características de la nueva ola feminista en España, sus causas, el contexto sociopolítico y cultural y su impacto transformador. Por otra parte, explica los diferentes enfoques teóricos, en particular, los debates sobre el sentido de las identidades feministas y su relación con la formación del sujeto feminista. Los dos aspectos se entrecruzan en sus seis capítulos. Tras la Introducción, el primero, Feminismos e identidades, detalla el refuerzo de la conciencia y la participación feministas y el significado de las identidades como procesos relacionales y de reconocimiento propio y ajeno. El segundo, Feminismos, interseccionalidad e identificaciones, parte de un análisis sociológico de los distintos electorados y su grado de afinidad feminista, así como de la activación feminista, para profundizar en los procesos de identificación y su interseccionalidad. El tercero, Acerca del pensamiento de Nancy Fraser, se centra en una valoración crítica de su feminismo y su teoría alternativa, con algunas conclusiones estratégicas. El cuarto, Pugna interpretativa sobre la nueva cuestión social, explica el marco teórico y la emergencia actual del conflicto social. El quinto, Contexto y pluralidad del feminismo, señala el marco actual, los ejes feministas y sus distintas corrientes. Y el sexto, Feminismos: procesos identificadores y formación de sujetos, explica los fundamentos teóricos que están detrás de los debates sobre el sujeto feminista, desde un enfoque crítico, relacional y sociohistórico.

Referencia web de la Introducción: https://www.antonio-anton-uam.es/448043917

Identidades feministas y teoría crítica. Nueva edición ampliada. Antonio Antón. Ed. Dyskolo (18/09/2020) (Con acceso al texto completo: 207 pp.)

Este libro, Identidades feministas y teoría crítica, tiene un doble plano, analítico y teórico. Por una parte analiza las características de la nueva ola feminista en España, sus causas, el contexto sociopolítico y cultural y su impacto transformador. Por otra parte, explica los diferentes enfoques teóricos, en particular, los debates sobre el sentido de las identidades feministas y su relación con la formación del sujeto feminista. Los dos aspectos se entrecruzan en sus cinco capítulos. El primero, Feminismos e identidades, detalla el refuerzo de la conciencia y la participación feministas y el significado de las identidades como procesos relacionales y de reconocimiento propio y ajeno. El segundo, Feminismos, interseccionalidad e identificaciones, parte de un análisis sociológico de los distintos electorados y su grado de afinidad feminista, así como de la activación feminista, para profundizar en los procesos de identificación y su interseccionalidad. El tercero, Acerca del pensamiento de Nancy Fraser, se centra en una valoración crítica de su feminismo y su teoría alternativa, con algunas conclusiones estratégicas y un anexo al final. El cuarto, Sujeto y cambio feminista, analiza las tendencias y el contexto del cambio feminista y las contrasta con la formación de las identidades feministas. Y el quinto, Sujeto feminista: ni esencialista ni posmoderno, desde el análisis de los tres ejes de la acción feminista y la existencia de dos grandes corrientes del movimiento feminista, la socioliberal o formalista y la crítica o transformadora, explica los fundamentos teóricos que están detrás de los debates sobre el sujeto feminista, desde un enfoque crítico, relacional y sociohistórico.

Referencia web original: https://rebelion.org/nueva-edicion-ampliada-del-libro-identidades-feministas-y-teoria-critica/

Acceso al texto completo en PDF: https://rebelion.org/download/identidades-feministas-y-teoria-critica-antonio-anton-moron/?wpdmdl=611799&refresh=5f6382d62112c1600357078

Libros propios recientes:

- (2020): Identidades feministas y teoría crítica, en Editorial Dyskolo (150 pp.). Publicado en digital y en abierto, con licencia Creative Commons. Referencia web: https://www.dyskolo.cc/cat%C3%A1logo/lib061/

Reeditado por Rebelión (sección LIBROS LIBRES), mayo de 2020, en PDF: https://rebelion.org/download/identidades-feministas-y-teoria-critica-antonio-anton-moron/?wpdmdl=611799&refresh=5ec6196ad869d1590040938

- (2019): Clase, pueblo, nación. Pensamiento crítico y estrategias politicas, en Editorial Académica Española. ISBN: 978-613-9-43600-2. (Hay una edición en abierto con Licencia de Creative Commons, en Editorial Dyskolo, con el título Clase, nación y populismo: Referencia web: https://www.dyskolo.cc/cat%C3%A1logo/lib055/ )

- (2019): Movimientos sociales, acción colectiva y cambio social en perspectiva. Continuidades y cambios en el estudio de los movimientos sociales. Rubén Díez García y Gómez Betancor Nuez (eds.). Fundación Betiko y Federación Española de Sociología-FES. Interesante libro de las aportaciones sociológicas en el Encuentro del Comité de Investigación sobre Movimientos sociales, Acción colectiva y Cambio social de la FES. Se incluye mi comunicación titulada Valoración de la interpretación populista (pp. 31-42). ISBN: 978-84-09-09287-1

- (2019): El futuro del trabajo: realidades e implicaciones, en Sociedades en la encrucijada, compromisos de la sociología. LIBRO DE ACTAS del XIII Congreso Español de Sociología, Valencia, julio (7 pp.). ISBN: 978-84-09-12839-6. Hay una versión periodística en CTXT (8/05/2019: https://ctxt.es/es/20190508/Politica/26017/Antonio-Anton-empleo-economia-trabajo-calidad-temporalidad-precariedad.htm

- (2019): Carácter de los sujetos colectivos, en Sociedades en la encrucijada, compromisos de la sociología. LIBRO DE ACTAS del XIII Congreso Español de Sociología, Valencia, julio (7 pp.). ISBN: 978-84-09-12839-6. Hay una versión periodística en Nueva Tribuna (12/07/2019): https://www.nuevatribuna.es/opinion/antonio-anton/caracter-de-los-sujetos/20190712110616164436.html

- (2018): “Qué salida de la crisis: tendencias y percepciones contradictorias”, en ¿Cómo estamos ‘saliendo’ de la crisis?, Andreu Lope Peña (coord.). Libro Memoria del IV Encuentro del Comité de Sociología del Trabajo (pp. 94-124). Editado por la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB): https://ddd.uab.cat/pub/poncom/2018/197218/Memoria_IV_Encuentro_final.pdf

- (2018): Frente a la crisis social y nacional ¿QUÉ PAÍS?, ed. Rebelión (166 pp.). Versión digital en abierto licencia de Creative Commonshttp://rebelion.org/docs/246267.pdf

- (2018): "El sujeto de cambio", en La clase trabajadora ¿Sujeto de cambio en el siglo XXI?, Adrián Tarín y José Manuel Silva (coords), Madrid, Siglo XXI (pp. 71-102). ISBN: 978-84-323-1922-8. 

 

- (2018): "La interpretación populista del movimiento popular", en Una mirada desde la Sociología actual: análisis y propuestas del contexto actual,  Mª José Diaz Santiago y Francisco-Javier García-Castilla (coordinadores), editado por la Asociación Madrileña de Sociología (AMS) (pp. 369-401). ISBN:  978-84-09-02524-4 (e-book, 584 pp.). Ver texto: Populismo y pueblo

-- (2018): "La teoría populista: Lógica política y ambigüedad ideológica", Comunicación en libro de Actas del X Congreso Vasco de Sociología y Ciencia política (2015): Sociedades en constante cambio: realidad social y reto científico (pp. 70-83). ISBN. 978-84-9082-923-3 (920 pp.). Una versión inicial de la Comunicación se publica en Rebelión (30/09/2015): https://rebelion.org/la-teoria-populista-logica-politica-y-ambiguedad-ideologica/.

 - (2017): El populismo a debate, libro digital editado por Rebelión (2-12), sección "Libros libres" (125 pp.) licencia de Creative Commonshttp://www.rebelion.org/docs/234831.pdf

Ver más: Libros destacados

Ver todos los: Libros

Amanecer: ¡SE HACE CAMINO AL ANDAR!

Caminos por recorrer: ¡SE HACE CAMINO AL ANDAR!